Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Internacional
Etiquetas:   Lencería fina  

Cerdeña, paraíso en el Mediterráneo

Aguas turquesas entre otras ofertas
Teresa Berengueras
@berealsina
lunes, 18 de agosto de 2014, 10:49 h (CET)
El paraíso en la tierra existe, la isla de Cerdeña, la segunda en importancia del Mediterráneo, ofrece la posibilidad de poder disfrutar de ella durante todo el año. Su temperatura se mantiene estable durante el año en los 17 grados. Siempre tiene ese clima tan típico de las riberas del Mediterráneo.

180814cerdena1

Si alguien busca para sus días de descanso una isla con aguas transparentes y turquesas tiene lo que busca en Cerdeña que siempre es mucho más que una isla en la que zambullirse en sus aguas cristalinas y tostarse sobre su fina arena. Son muchas las ofertas que se ofrecen al turista cuando recala en esta isla de sorpresas mágicas. La oferta es abundante y hay para todos los gustos como vamos a ir desgranando.

Cerdeña esconde tesoros que animan al visitante a descubrirlos pateando esos senderos que se adentran en las montañas y esas ciudades llenas de historia que han ido creciendo al borde de los acantilados.

El buscador de vuelos Jetcost (w.w.w.jetcost.es) este año ofrece vuelos desde Madrid a Cagliari, la capital de la isla, por 262 euros y desde Barcelona por 102 euros, y hoteles de cuatro estrellas desde 70 euros. Antes esta conexión no existía y para llegar a la isla deseada era mucho más complicado y largo el viaje. Y también se ofrecen cursos de italiano con alojamiento en casas particulares, cursos de cocina, rutas en bicicleta, senderismo, una auténtica y placentera inmersión en la cultura italiana.

Al visitante español le sorprende especialmente encontrar abundantes referencias a España y la corona catalano-aragonesa... Cerdeña fue propiedad de la corona catalano-aragonesa desde 1323, luego pasó a depender del Reino de España, tras la unificación de los Reyes Católicos en 1479 por el matrimonio entre los reyes de Castilla y Aragón, Isabel y Fernando. Allí permanecieron hasta 1708 cuando, tras la Guerra de Sucesión, pasó a manos del imperio austríaco y después a la Casa de Saboya.

Es importante conocer que la Italia actual tiene sus raíces en tierras de Cerdeña ya que desde esta tierra partió Garibaldi en 1861 para conseguir la unión de Italia.

Arquitectura española, catalán en Alghero
La presencia de la vieja Corona de Aragón y de los catalanes se observa en la arquitectura y en el catalán que se habla en Alghero. Los especialistas distinguen en la isla un estilo arquitectónico propio, deudor del gótico catalán y con influencias de la Italia continental. Los mejores ejemplos se encuentran en el norte. La catedral de Sassari o el casco viejo de Alghero en el que podemos admirar el Palazzo Machín o la iglesia y el claustro de San Francesco.

El barroco español dejó su poso en las ciudades más importantes del período colonial. Destaca la catedral de Cagliari, pese a la fachada remozada por Mussolini a imagen y semejanza del Duomo de Pisa. En su cripta reposa el rey de la Corona de Aragón Martín el Joven que murió de paludismo.

El catalán que se habla en Alghero también aparece en los rótulos del casco viejo de la ciudad. Se conservan fiestas populares relacionadas con los caballos que fueron introducidos por soldados de la Corona catalano- aragonesa muy parecidas a las fiestas que se celebran en Menorca por Sant Joan.

Para Jetcost la más curiosa de esas cabalgatas es la Sartiglia, se celebra en la población de Oristano durante el carnaval. Los jinetes enmascarados deben ensartar al galope una estrella de hierro introduciendo sus espadas en un pequeño orificio. Durante años en el País Valencià se celebraron las llamadas “corregudes de joies” donde el premio se lo llevaba quien cabalgando a pelo, sin montura, ensartaba un palo en un anillo colgado sobre la meta de la carrera. Tal vez es una prueba más de las afinidades existentes entre los antiguos pueblos de la corona de Aragón de la cual se dice que durante años todos los peces que surcaban el Mediterráneo llevaban en sus espaldas grabadas las cuatro barras de la bandera del viejo reino.

Pero además de las facilidades de hacer turismo histórico también hay rincones secretos donde disfrutar de la soledad sin agobios, son aquellos lugares de los que hasta que uno no visita la isla y bucea en ella no sabe, nadie le explica nada de ellos hasta que se da de bruces con estos rincones mágicos.

Baño termal en plena naturaleza
El pueblo de Fordongiànus brinda a sus visitantes la posibilidad de tomar un baño termal al aire libre, en plena naturaleza. Se trata de las antiguas termas romanas de Forum Traiani. Y si se quiere disfrutar de un balneario con todas las comodidades actuales se puede disfrutar de ello en Via Tigellio, en el centro de la capital de Cagliari.

En unas cinco horas se pueden descubrir paisajes inolvidables si se toma el tren que recorre la región de la Barbagia. Tampoco hay que perderse la visita a la Iglesia de San Giovanni di Sinis, un templo del siglo X vecino de la ciudad de Tharros dominada sucesivamente por fenicios, cartagineses y romanos.

Los que practican senderismo tienen un montón de propuestas como la ascensión a la Punta la Marmona con 1834 metros, se puede hacer este paseo en cuatro horas, su premio, sensacional, descubrir un paisaje soberbio.

Los amantes de las aguas y las arenas de las playas descubrirán una larga lista de lugares en los poder gozar en solitario de la paz de las mejores y desérticas playas de la isla, especialmente en la costa este, y muy en particular en Capo Camino y sus dunas.

Desde Alghero es muy recomendable la excursión en barco a la Grutta di Nettuno con espectaculares formaciones de tipo calcáreo, también se puede dar un buen chapuzón en la antigua ciudad cartaginesa de Tharros. Sus muros llegan al borde del agua donde no es difícil encontrar restos de ánforas.

Sardos muy amables
Los sardos son amables, mucho, aman a las personas que les visitan, les tienen un trato excepcional, sin pasarse, los sardos lo que más quieren es su isla, sus formaciones, su arqueología, su forma de vida, sus calles, su historia, y por lo que más han luchado es por cuidarla, es su pequeño paraíso en el Mediterráneo.

Es difícil ver en esta isla edificaciones que no concuerden con su historia y su idiosincrasia, es imposible contemplar construcciones que destrocen su particular fisonomía y su manera de ser.

Cuando el Aga Khan quiso construir aquí una exclusiva zona para personas de alto nivel económico y para disfrutar de un paraíso en sus vacaciones e intentó “rehacer” un trozo de la bella Costa Esmeralda, los sardos, por suerte, dieron la espalda a los deseos del gran capital y por eso ahora todas sus bellezas están a disposición de todos los que ansíen admirarlas.

Costa Esmeralda es el destino de muchos adinerados que atracan sus barcos en este espacio marítimo, algunas de las salas de fiestas y restaurantes son los más caros de la isla, Porto Cervo, es hoy una cita mundial de ricos y acaudalados, de esos que aprendieron que esta isla de ensueño está puesta en el Mediterráneo para gozarla todos. Y nadie tocó más allá de lo que los sardos se dejaron.

Por suerte la isla ofrece espacio para todo tipo de turistas y visitantes, siempre y cuando se respeten las normas de los sardos. Ellos quieren su isla tal y como ha sido siempre, los visitantes también.

Cestos, alfombras, joyas de coral
Esta isla es un paraíso para los que quieran llevar regalos especiales a la vuelta, aquí sus artesanos tienen una mano especial para sus creaciones. Elaboran chales y alfombras de lana, todo tejido a mano, tallas de madera, joyería tradicional con filigranas doradas, joyería de coral y especialmente tejen cestas de colores, una preciosidad. En Tonara se pueden encontrar caramelos especiales de miel y turrón.

En la mesa sarda se sirve pescado, especialmente marisco, pero su cocina se ha adaptado a los visitantes y en su carta se encuentra carne (ternera, cordero, y sobre todo cochinillo al horno) y se puede comer paella, bullabesa o cuscús, éstas se ofrecen junto a las pastas propias de la isla como los malloreddus, macarrones de busa y los culingiones (raviolis) y queso curado que se acompaña con el delgado y crujiente pan de la isla llamado carta di música.

Vinos tinto y blanco, el primero es muy fuerte, los blancos son más ligeros y se aconseja pedir el “vernaccia” que es de color ámbar y sabor seco.

Las carreteras de Cerdeña son tranquilas, hay poco tráfico, todo es muy tranquilo.

En pleno verano hay playas desiertas como ya he dicho antes, algunas aconsejables son Cala Luna y Cala Sisina, muy escondidas, paraíso total y algo más accesibles son las de Santa Margherita di Pula (Cerca de Cagliari), Villasimiús y la Costa del Rey o las calas de arena entre rocas graníticas en la costa del norte o el archipiélago de la Magdalena.

Mucho para escoger, vario, para todos, para los más exigentes y para los que les gusta descubrir bellos parajes. Y siempre para disfrutar una desconexión del estrés anual.

Cerdeña es un paraíso pero no solo ofrece aguas transparentes, no, esta isla del Mediterráneo nos da un mucho de todo para hacernos más felices, aunque sea solo para unas pocas horas. Mejor, imposible, ¿se lo perderán?
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cinco países emergentes por los que apostar en 2019

Bulgaria, Indonesia, Vietnam, Perú y Marruecos mantienen buenas perspectivas de crecimiento y una vulnerabilidad limitada frente a los riesgos globales

Crecen los riesgos de desaceleración en Estados Unidos

Relacionados con la evolución de su política fiscal y comercial

Unos 25.000 venezolanos cruzan cada día la frontera con Colombia

Se estima que hay una gran parte de migrantes no registrados

Dos años del acuerdo migratorio de Libia: miles de personas ahogadas en el Mediterráneo y acoso a las organizaciones de rescate

Carta conjunta de más de 50 organizaciones a los estados miembros de la UE

Líbano sufre el colapso de los sistemas de saneamiento básicos de los refugiados sirios tras las tormentas

Los refugiados han excavado canales, pero no lo suficientemente profundos para desviar el agua
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris