Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Animales   Humanidad   Creaciones  

Fuego

"Y llamar a los injustos por su nombre". José Miguel Mangas
Raúl Galache
@RaulGalache
lunes, 24 de febrero de 2020, 10:09 h (CET)

Empezaría como un leve rumor, un susurro, un ronroneo. Los pájaros huirían los primeros. Las ratas abandonarían las alcantarillas y los negros sótanos. Los perros ladrarían dentro de las casas y atacarían a sus dueños. Las ardillas del parque se arrojarían al estanque y morirían ahogadas. Ningún humano intuiría qué iba a ocurrir. Cuando empezaran a sentir el temblor de la tierra, ya sería demasiado tarde. Pronto, sin gradación alguna, el gran rodillo de fuego entraría por el norte. Avanzaría con la indiferencia de la destrucción y la justicia; sin excusas ni remordimientos; sordo a las súplicas y a las mentiras. El contacto con el fuego y la desaparición serían un mismo acto. El dueño del perro que nunca va atado; la mujer que cuenta a gritos su operación de apendicitis en el autobús; el que grita a su esposa por el móvil; el que golpea en el hombro al pasar y no se disculpa; el adolescente del altavoz y el que lanza a voces su hombría; el jubilado que se salta la cola; el niño que berrea en el restaurante; el que conduce con abrigo; la que se maquilla en el atasco; la choni del paso de cebra. Todos: los maleducados, los ególatras, los vigoréxicos, los intrigantes, los canallas y los traidores. Ninguno escaparía del fuego.

Quedaría entonces un suave olor a tierra quemada. Y, después, por fin, el silencio.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Novela: Alejandra Alejandra, mujer sonde las haya. Sí Señor.

​Alejandra creía en la dignidad humana, sabía que existía el cielo y estaba allí, esperando por todos aquellos que quisieran ir a el y establecerse en el

​Graham Greene. El revés de la trama

Esta meditación en voz alta de Louise, la mujer del comandante Henry Scobie, es reflejo fiel de la atmósfera turbadora hasta la propia angustia de la historia

“El Eterno Príncipe Rubén Darío” grupo literario de Facebook

“El Eterno Príncipe Rubén Darío”, deseo recomendarlo como abono al intelecto y enriquecimiento a nuestra cultura universal

Acortando distancias como antídoto a la hiperconexión

Uno de nuestros colaboradores acaba de publicar su primer libro

Árboles

Un poema de Aurora Varela
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris