Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   Eurobasket 2013 / Jornada 5   -   Sección:   Baloncesto

(59-83) Paliza para encontrar sensaciones

España, al contraataque, pasa por encima de Georgia en su último partido de la primera fase
Victor Diaz
@victordiaz79
lunes, 9 de septiembre de 2013, 15:00 h (CET)
FICHA TÉCNICA
59- Georgia: Hickman (7), Tsintsadze (6), Patsatsia (3), Sanikidze (8), Shermadini (10) -cinco inicial- Metreveli (4), Sanadze (7), Pkhaladze (-), Burjanadze (2), Lezhava (7) y Tskitishvili (5).
83- España: Calderón (3), Ricky Rubio (16), Rudy Fernández (11), Aguilar (2), Marc Gasol (4) -cinco inicial- Llull (11), Sergio Rodríguez (15), Xavi Rey (6), San Emeterio (3), Mumbrú (3), Claver (4) y Gabriel (5).
Parciales: 17-17, 12-24, 10-21 y 20-21.
La selección española ha cerrado su primera liguilla en el Eurobasket 2013 con una contundente victoria sobre Georgia, en un encuentro intrascendente en lo deportivo, pero que ha servido para que, al menos, los de Orenga se hayan gustado, y hayan podido lucir su juego de transiciones ante un rival algo más serio que Polonia. 

Eso ha sido, sin duda, lo más positivo de la tarde -33 puntos en las contras- junto con el buen partido hecho por los menos habituales. Lo negativo es que, mientras ha habido partido –casi hasta el descanso-, España no hacía sino repetir en ataque los mismos errores de la mayor parte de los partidos anteriores. 

Así, con el juego interior ofensivo tan atascado como casi siempre –los rivales no tienen pudor alguno en cerrarse sobre Marc Gasol-, la selección volvió a contestar en la primera mitad con lanzamientos exteriores muy mal seleccionados. Sólo Ricky Rubio aportaba algo de acierto, en ese sentido. 

Georgia, con Shermadini y el veterano Tskitishvili, aprovechó para dar la cara y cobrar una máxima renta de tres puntos (23-20) al inicio del segundo cuarto, con un triple de Hickman. Pero su resistencia terminó con su última ventaja, 27-26 en el minuto 16, con dos tiros libres de Shermadini. 

España encuentra las contras...

Fue entonces cuando España sí que pudo empezar a correr, merced a que gracias a su buena defensa pudo enlazar varios contragolpes consecutivos. Un 2+1 inicial de Rudy dio paso a dos canastas tan rápidas como fulminantes en su ejecución, de Ricky –bandeja- y Marc –mate-; y antes del descanso, sendos triples de Rudy y de Mumbrú completaron el parcial de 2-15 (del 27-26 al 29-41) con el que el partido casi quedó visto ya para sentencia. 

En la segunda mitad, Orenga dejó en cancha durante casi todo el tiempo a los interiores menos habituales, Xavi Rey, Germán Gabriel y, últimamente, Víctor Claver, junto a Pablo Aguilar. Con ellos y con los “Sergios” Llull y Rodríguez –más San Emeterio- por fuera, la defensa siguió funcionando ante una cansada Georgia –con una rotación habitual muy corta-; y los triples empezaron a entrar de verdad. 

...y también el tiro exterior

No en vano, se pasó del 3 de 11 de finales de la primera parte, hasta el 12 de 30 que acabó reflejando la estadística. Cierto es que la bajada de brazos georgiana también ayudó algo a que los nuestros lanzaran con algo más de comodidad y eficacia. 

Hasta Germán Gabriel acabó sumándose a la fiesta exterior, en unos minutos finales que sirvieron para que Xavi Rey cogiera también algo de confianza en labores ofensivas, con canastas bajo el aro y culminando transiciones, además de 8 interesantes rebotes, 4 en cada aro. 

Así, la ventaja llegó hasta los 30 puntos (53-83) a dos minutos del final, para quedarse en los 24 que ha terminado reflejando el electrónico. En definitiva, un partido que ni mucho menos asegura nada de cara a la segunda fase, pero que debería servir para que España –con una victoria acumulada en su casillero- afronte la próxima ronda con un poco más de alegría. 

Italia, Finlandia y Grecia –que pasa sorprendentemente con cero victorias, al perder ante los nórdicos- ni mucho menos lo pondrán fácil, pero todos esperamos y deseamos que la selección, asentada en defensa, empiece a dar ofensivamente, ante los grandes, la medida real de una aspirante cuanto menos a la medalla. 

Aunque para ello, en vista de que los próximos rivales no van a dar tantas facilidades para ejecutar el basket de transición, se debería mejorar de una vez el juego interior en ataque estático, para no depender casi exclusivamente de un lanzamiento exterior que, al final, no es sino una moneda al aire.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El Madrid destierra las dudas ante un desacertado Andorra

Los de Laso ponen el 1-0 en cuartos con una victoria sanadora tras Estambul

Los Spurs de Pau Gasol vuelven a caer

Los Warriors se quedan a un triunfo de la final

El Betis EPlus sigue vivo (76-59)

Los verdiblancos consiguen ante Andorra el triunfo más amplio de la temporada, y la derrota de Zaragoza le da una jornada más de vida

Pau Gasol y los Spurs recuperan el factor cancha

LeBron pone a Ibaka contra las cuerdas

El Real Madrid recupera el liderato en Manresa

Baskonia sufre para ganar en Tenerife
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris