Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Columna humo  

Diego Valderas, el supermán de los desahuciados

La angelical cara que nos han presentado se cae a pedazos día tras día
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
lunes, 8 de julio de 2013, 07:00 h (CET)
Nos lo han vendido durante años con intensidad, con tanta insistencia como los anuncios de colonias antes del día de la madre o los de obras encuadernables cuando va llegando septiembre. La izquierda es honesta, inconformista, rebelde, obrera, favorable a los desheredados… Pesados, reiterativos, cargantes, plúmbeos. Y resultó, se descubre poco a poco pero incesantemente que no es verdad, que la izquierda es tan poco ética como la derecha… que ser de izquierdas no asegura esa limpieza moral que nos habían vendido. Que nos habían querido vender.

Que la derecha es capitalista, cavernícola, fascista, franquista, retrógrada y podridamente corrupta nos lo habían dicho también en infinidad de ocasiones. Cierto que en buena parte es verdad… los acontecimientos recientes así parecen querer demostrarlo… ¿cuánta ética hay en esos sobresueldos, por muy legales que sean, que recibían algunos de las generosas manos de Bárcenas? ¿De dónde salía tanta liquidez? Ya, claro, si estoy seguro de que limpios y generosos los hay en todas partes. Pero de estereotipos hablo.

El caso es que la angelical cara que nos han presentado se cae a pedazos día tras día. La de la derecha es irrecuperable, de ello se encarga la izquierda y sus convincentes medios de comunicación. La de la izquierda… Mire, por no hablar de “mihenmano” o de Roldán, tan antiguos ya, la actualidad nos habla de los ERE’s fraudulentos, por ejemplo. Un ejemplo de corrupción colectiva… Aunque si es mal de muchos…

Pero ahora, ese candoroso estereotipo de ética obrera, anticapitalista, de la lucha a favor de los marginados, de los parias de la vida, de los desahuciados… salta hecho añicos por el caso del superobrero, del superaltruista, del superentregado a los más pobres, del supercontrabanqueros… Diego Valderas, el supermán de los desahuciados. Su procedimiento para quedarse con el piso de su vecino, ahorrándose unos milloncejos de pesetas es penosamente reprobable y manifiestamente sucio.

Eso sí, los pregoneros de la derecha no sacarán tajada, nunca han sabido. Y además ahora tienen las dos manos ocupadas, tapándose por delante y por detrás. Una alternativa ha de ser posible, la suciedad social está llegando a cotas inaceptables y las encuestas ponen en el disparadero a los dos grandes culpables. Quieren liderar la vida en España. Líder es el que va delante, señalando el camino... ¡Pues buen trabajo, oiga!.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Sánchez con síndrome de Diógenes

Como siempre, la culpa no será del Gobierno sino del PP y de la extrema derecha por atreverse a hacer preguntas incómodas al Gobierno

​¿Urgencias económicas a costa de más coronavirus? ¿Una imprudencia más?

““El que camina a grandes zancadas no irá muy lejos.” Lao Tsé

La alienación de las masas

​Los cambios de criterio de este hombre respecto a una cosa tan seria como es la salud de las personas y la contención de la epidemia son dignos de la veleta más voluble de cualquier campanario

​¿Creen ustedes en algo?

Ya sé que no se lleva hablar de Dios ni recitar el Credo. Vivimos convencidos de que el mundo está en nuestras manos y Dios sobra

​Confinamiento, sana distancia, otredad e individualidad

“Soy lo que soy por el otro. Soy yo por lo que soy”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris