Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Navidad   Lotería   Suerte  

Asuntos irracionales

Las opciones son de un 0,00001%
ZEN
lunes, 17 de diciembre de 2018, 00:00 h (CET)

Hermanos: Solo quedan dos días para que me toque el Gordo en el sorteo del 22 de diciembre. Tengo décimos de todos los colores, con números feos y bonitos. Y eso que todos los años me conjuro con mi mujer a que no compraremos papeletas o décimos más que a los compromisos.


Pero, aun así, quien no va a Madrid y, después de acercarse a las colas de la administración de lotería de Doña Manolita, no se compra un numero en cualquier otra administración madrileña (que las hay). Porque me niego a hacer una cola de horas si aplico la racionalidad.


A no ser un dirigente político de aquellos que les tocaba la lotería un día sí y otro también, tu y yo tenemos posibilidades muy remotas. En este caso, las opciones son de un 0,00001% (1 entre 100.000) para cada uno de los premios.

Las matemáticas dicen que recuperar algo del dinero jugado en el Sorteo de Navidad supone un 9% de probabilidades de que toque el reintegro. El sorteo del Niño triplica la cantidad destinada a reintegros. 37.812 números de entre los 100.000 de cada serie obtienen premio (casi un 38%). Sin embargo, en la Lotería de Navidad sólo 13.334 números de entre 85.000 resultan premiados (menos del 16%) y 71.666 números no obtienen nada. Pero yo erre que erre año tras año.


Para más colmo según un estudio realizado por el Harvard College y el Massachusetts Institute of Technology (MIT) nos cuentan que las personas que han sido agraciadas con un premio de la lotería tienen más probabilidades de declararse en quiebra durante los tres o cinco años siguientes. O sea que esto casi viene a ser como la ruleta rusa: una cuestión de probabilidades tras la cual solo tienes susto o muerte. Pero… ¿y si tocara?

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Y, ¿Ahora qué?

Un escrito de Ángel Pontones

A 75 años de Hiroshima explotó Beirut

La capital libanesa ha padecido mucha destrucción desde que estalló la guerra civil de 1975 y luego con las dos invasiones israelíes, pero nunca antes había sufrido esta clase de destrozo en una época de paz

¿Es posible tanta indignidad?

​¿Nos merecemos los españoles tanta desgracia?

Razón y verdad

En el libro de Schopenhauer se explican también diversas estratagemas dialécticas para ganar en los debates

Voces coherentes

Para levantar el vuelo es preciso cuidar el semillero de las actitudes sociales, desde la franqueza personal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris