Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Productividad
Etiquetas:   Autores   Entrevista   Coaching  

Conociendo a... José María Gasalla

"El ser humano no está hecho para estar equivocandose constantemente"
Alfonso Miñarro López
@alf_minarro
miércoles, 29 de agosto de 2018, 09:08 h (CET)

JoseMariaGasalla 080José María Gasalla, es Ingeniero Aeronáutico, Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales. Posee el Diploma de Estudios Avanzados en Psicología Social, cuya línea de investigación es la Confianza y el Compromiso.


Consultor Internacional de reconocido prestigio en áreas de cambio y desarrollo de las organizaciones, evaluador del proceso de acreditación de Coaches de AECOP (Asociación Española de Coaching).


Autor de diversas publicaciones, donde la confianza forma parte del denominador común., entre las que destacan: 

“Confianza. La clave del éxito personal y empresarial”, “Quien lidera confía”, ”Asunto: Confianza y compromiso”,Ganar confianza,coaching a un adolescente” y “Empréndela contigo mismo desde la confianza”.


Si os apetece conocer más sobre José María Gasalla, podéis acceder a su blog: gasalla.com


Entrevista

Antes de comenzar con la entrevista, me gustaría agradecer a Cipri Quintas que ejerciese de conector presentándome a José María Gasalla y que además tuviese el detalle de obsequiarme con su último libro, del que el propio Cipri es prologuista.


Defines a los emprendedores como activistas con vocación de servicio a los demás y en busca de un mundo mejor, ¿Qué valores deben predominar en estos emprendedores? ¿El emprendedor debe ser consciente de que su actividad es una carrera de fondo repleta de obstáculos y sabedor de que las recompensas no son instantáneas?


Bueno, no se los valores que predominan en un emprendedor, pero sí te podría contar los que tendrían que predominar.

Yo he estado metido en el mundo de la empresa desde hace 40 años y me doy cuenta de los valores que para mí deberían primar ; van por una parte en la línea de una justicia distributiva que no he encontrado en muchas empresas, va en la línea de un humanismo que significa respetar a la persona como persona, que no siempre aparece en muchas empresas, va en la línea de la valoración del esfuerzo, el rendimiento e incluso en ciertos momentos la capacidad de sacrificio y eso me lo enseñó mi padre y me lo enseñó mi primera carrera en aeronáuticos. Había que sacrificarse, aunque no le vieses sentido en ese momento y finalmente mi tótem, que es el de la confianza, es decir que, en la empresa las personas puedan desenvolverse en un ambiente de confianza que les permita ser mucho más ellas mismos.


Con respecto a la otra pregunta, creo que es como ser conscientes de la vida. La vida es una carrera de fondo. Hay gente que dice “Yo quiero quemar la vida”, “Si tengo dinero, me lo gasto todo” o “Si puedo aprovechar esto, me da lo mismo las consecuencias”.

Creo que un emprendedor debe mirar simultáneamente al suelo y al horizonte y ese horizonte es un largo plazo, creando “branding”, creando relaciones y una línea de productos y servicios. Lo demás para mí es especulación.


Cultivar la cultura de la experimentación o lo que se ha dado en llamar tener mentalidad “Beta permanente” donde el fallo cuanto más rápido se produzca mejor, supone nuevos modelos de gestión empresarial, como la “metodología Lean”. A grandes rasgos, ¿Cuáles son los principios sobre los que se basa dicho modelo?


El modelo Lean en definitiva significa un aplanamiento de la organización de cara a actuar con más velocidad. En efecto, estamos inmersos en entornos que requieren ser muy rápidos. Y a nivel de innovación es lo que acabas de decir, si te equivocas hazlo rápido y barato, y de nuevo vuelve a experimentar pero no me hagas una superinversión y no me tardes mucho, porque no habrá lugar a ello.


Estamos ahí. Es decir experimento, si sale bien continuo adelante, si sale mal, no pasa nada. Es una forma de practicar, de coger conocimiento y después equivocarse un poco menos.


¡Pero ojo! En algunos momentos estamos exagerando y estamos hablando de que lo importante es errar, errar,errar. Veo que ahí tambien podemos tener problemas, al afectar psicológicamente a la persona. El ser humano no está hecho para estar equivocandose constantemente.


José María, como si del principio de conservación de la energía se tratase, cuando hablas de la relación entre confianza y control, sueles emplear la expresión Confianza x Control=Constante ¿Consideras que las empresas españolas son generadoras de “espacios de confianza” y que flexibilizar el presentismo laboral, puede ser un primer paso?


Sí, sin duda. Una expresión típica es “el ojo del amo engorda al caballo”, que significa que tienes que estar viendo lo que está trabajando este y el otro y el de más allá.Y eso ya se acabó o ...tiene que irse acabando.

No voy contra el control. Voy contra el hipercontrol y es tremendo el gasto que representa el hipercontrol en tiempo del vigilante y en el aspecto psicológico de la persona controlada. Significa que el desarrollo de esa persona va a depender de que haya un jefe mirando qué es lo que hace. Luego la flexibilidad es crítica.

En la empresa consultora que tenía, los consultores no tenían horario fijo. Podían trabajar con el cliente, en su casa, en el avión, en el tren…Tenían claro en qué proyectos estaban metidos y qué objetivos tenían marcados y eso implica confianza y en muchas ocasiones delegar funciones.

A pesar de estar ya en otras realidades distintas, todavía en muchas organizaciones se sigue con el management tradicional de planificar, organizar, coordinar y controlar.

Cuando vamos a planteamientos Lean, lo que hay que potenciar es la autorresponsabilidad de cada individuo, sin necesidad de que alguien esté encima de cada uno controlando.


Socrates es considerado el “Padre del Coaching”, porque ante una pregunta, lanzaba otra pregunta, o como se suele decir “respondía a la gallega”. Desde tu doble papel de gallego y Coach ¿Qué beneficios aporta este tipo de técnica en un proceso de Coaching?


Es la base. El Coach no tiene que decir al Coachee lo que tiene que hacer o dejar de hacer. El único que va a gestionar su realidad es el propio Coachee. El Coach lo que tiene que hacer es ayudar a la reflexión de su cliente, ayudarle a pensar, a darle vueltas, a buscar nuevas opciones, nuevos caminos.

En efecto el Coach debe devolver la pregunta. Imagina que el Coachee le pregunta al Coach ¿Qué debería hacer? Y el Coach en ese caso debe ser “gallego” y decirle ¿Tú que crees?

Para mí Sócrates, en efecto es el gran patriarca del Coaching y la pena es que no tenemos nada de él por escrito, pero seguro que un libro de él hubiese sido el primer gran manual de Coaching.


En el libro “Empréndela contigo mismo desde la confianza”,entre las experiencias propias que cuenta, está la anécdota de una formación impartida por el profesor Itamar Rogovsky en la que argumentaba la necesidad de pagar la formación con la finalidad de que el participante sacase el mayor provecho. Aunque solo sea una cantidad simbólica, ¿Estás de acuerdo con pagar por la formación?


Fíjate es una gran paradoja y la paradoja ha guiado mi vida. La paradoja es la aparente contradicción pero que sin embargo es complementaria.


Te diría que hay que facilitar al máximo el aprendizaje de todos y al mismo tiempo habría que corresponsabilizar a cada uno en su propio aprendizaje.


He observado que cuando en la empresa se “regala” la formación, hay mucha gente que no la valora. El ejemplo palpable está en la formación en la modalidad e-learning, ¿Qué porcentaje de personas acaban los cursos que comienzan en e-learning? Pues cuando tienen que pagar algo y si no terminan no se les devuelve el dinero, se ha visto que el índice de personas que los finalizan aumenta. Es decir, a la gente lo que le importa “es rascarse el bolsillo”, no importa la cantidad, aunque sea un precio simbólico de 5 euros, lo que cuenta es que uno vea que está poniendo algo.

Cada vez creo menos en la formación y sí en el aprendizaje, el modo que el sujeto cambia. El sujeto de la formación es el profesor, mientras que el sujeto del aprendizaje es el alumno, y ese alumno debe responsabilizarse de su propio desarrollo.


Yo noto una gran diferencia cuando doy clase aquí en España y cuando la doy en Centroamérica (Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Panamá), allí el ansia de aprender es tremenda y la segunda derivada, el agradecimiento por esa posibilidad es muy grande.


Para mí aprender implica cambiar, no acumular conocimiento y si tú después de un proceso de aprendizaje, ves que las personas no han cambiado, significa que no han aprendido nada.


Por eso veo fundamental que la formación sea totalmente voluntaria y que el alumno se corresponsabilice. Con lo cual, si tiene que pagar algo, no lo veo nada mal.


José María, un buen profesor, no solo debe ser conocedor de la materia que imparte, además debe ser un buen comunicador. Con tu larga experiencia en la docencia universitaria, ¿Qué dotes comunicativas aplicabas para hacer atractivas sus intervenciones en el aula?


Yo diría que hay un elemento crítico que es la emocionalidad. Es decir, se ha descubierto neurológicamente que lo que más llega y se retiene es através del hipotálamo, y eso es emocionalidad. Sin embargo, tradicionalmente nos han enseñado desde el neocortex, desde la racionalidad, dando información y conocimiento plano,intentando que no se transluciesen las emociones de los alumnos y menos aún las de los profesores.


Lo primero que tiene que hacer un buen profesor es meterle emocionalidad, y provocar la emocionalidad del que está escuchando. De esa manera los alumnos se involucran en el proceso de aprendizaje, si no, la retención de las ideas es mínima. En definitiva cualquier profesor debe aprender a transmitir desde lo emocional, llegando al auditorio desde esa emocionalidad.


Otro concepto importante es el juego, lo lúdico, lo que se ha dado en llamar gamificación. A la gente le gusta jugar,sale nuestro niño oculto y entonces en ese juego la gente se involucra.

Por último y no menos importante es que la comunicación no sea de sentido único. Que pueda facilitar la capacidad del coloquio, de la pregunta y la participación.


Una de las frases de Nelson Mandela, del que recientemente se ha cumplido el centenario de su nacimiento, dice así:” La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”. Con tal contundencia y a tu modo de ver ¿La educación en nuestro país debería dejar de ser utilizada como “un juguete”, a merced de los gobiernos de turno e independiente de los intereses partidistas?


Totalmente. A los políticos, como hacían conmigo de pequeño los pondría de rodillas y cara a la pared cuando se les ocurre volver a cambiar la ley de educación por su cuenta.


Creo que debería haber un pacto nacional por la educación. Por lo menos en un 95 %, ya que en definitiva todos sabemos que un pueblo educado se va a gestionar de forma muy diferente a un pueblo sin educación.


Cuando voy a Brasil, que suelo ir allí con mucha frecuencia a dar conferencias, les digo que sus prioridades están claras: primero “educação”, segundo “educação” y tercero “educação”. Aquí en España sucede lo mismo. Nos hemos preocupado mucho y nos sentimos muy orgullosos en decir: Esta generación es la mejor preparada de todas, ¿Por qué? Porque tenemos un porcentaje de títulos universitarios tremendo, superior incluso que el de Alemania. Pero veo al pueblo alemán más educado que al español. Luego no está clara esa correlación. Más universitarios no resuelven el tema de la educación.


Yo particularmente, profundizaría mucho más en las primeras etapas educativas y después me iría a las especializaciones técnicas profesionales y no aspirar a que todo hijo de vecino acabe siendo universitario. Es un tema de educación social y que también haya padres que no se sientan desgraciados porque su hijo no ha acabado una carrera universitaria ¡No pasa nada! ¿Que carrera universitaria tenía Steve Jobs?


Diría que la educación es la médula de cualquier país y cuando no hay educación aparecen problemas de todo tipo: De seguridad, de criminalidad, de no aceptación de la diversidad, de no respeto a lo cívico… De ahí la necesidad de invertir en educación y mantener esa inversión un gobierno tras otro para que haya una columna vertebral fuerte con el fin de conseguir una sociedad mejor para todos.


Ante una profunda crisis personal, ¿Renacer cual ave fénix de sus cenizas requiere romper con los órdenes preestablecidos hasta ese momento?, ¿Es necesario un “cambio de aires”, fijando una nueva residencia y focalizándose en nuevas actividades y relaciones?


Creo que no es necesario, pero a veces lo facilita. Es verdad que cuando cambias de aires ves cosas que antes no veías, pero indudablemente el gran cambio es el cambio mental interior.


Insisto, a veces un cambio de entorno te facilita ese cambio interno, aunque hay personas que siguen igual tras un cambio de entorno. Esto es similar a alguien que cambia de empresa porque piensa que su anterior empresa es un desastre, que sus jefes no le quieren…Y en la nueva empresa les sucede lo mismo. Yo suelo decir que nada cambia, si yo no cambio, es decir el primer impulsor del cambio es uno mismo, aunque como seres humanos solemos ver con más facilidad la posibilidad del cambio en otros que en nosotros mismos.


En la frase “Si quieres, puedes”, es condición sine qua non querer intentarlo, pero además ¿Qué otros atributos debemos poner en la ecuación? ¿Consideras una certeza esta frase?


Sí,ojo.Hay que tener mucho cuidado con esos planteamientos maximalistas de “Si quieres, ya puedes”, similares a The Secret. No estoy de acuerdo con eso de que, por el mero hecho de querer una cosa, ya lo vas a conseguir.


Es necesario una serie de planteamientos, como tener una visión de qué es lo que quieres, ¿Qué vas a ir haciendo para conseguir eso?, ¿Qué recursos necesitas?, si te vas sintiendo satisfecho con lo conseguido hasta ahora, ¿Qué compañeros de viaje necesitas?...


Es decir, es muy arriesgado solo aplicar el dicho “Si quiero, ya puedo” para conseguir lo que uno se proponga.


Otro dicho popular archiconocido es el que dice “La curiosidad mató al gato” ¿Hasta que punto crees que dichos de este tipo dejan una impronta en nuestro cerebro que nos coartan el acto de observar y la búsqueda de nuevos saberes?


Estamos rodeados de dichos, pero afortunadamente también de contradichos.


¿Qué nos querían decir con esa frase?, Oye, tú tranquilito, estás a lo que estás, haz lo que se te dice, no seas curioso, agacha la cabeza, no seas inquieto.


Yo me autodenomino como un animal curioso. Eso proviene de Itamar Rogovsky, que nos lo dijo en uno de sus cursos, y me encanta ser curioso.


Ser curioso significa ser incorformista con la realidad que tienes ante tus ojos, tener satisfacción, disfrutarla pero al mismo tiempo tratar de mejorarla. Si no hubiese sido por esa curiosidad, no habriamos descubierto America. Es necesario cuestionarse cosas como ¿Qué hay detrás del funcionamiento de esta tecnología?, ¿Qué hay detrás del éxito de esta empresa?


Yo diría que un emprendedor empresarial o de la vida tiene que ser curioso, todo lo contrario de lo que dicen de ese pobre gato.


En primera persona

José María, en tu libro “Quien lidera confía” indicas que para tener autoconfianza, entre otras cosas, debemos aprovechar nuestro ocio, haciendo de él un receso creativo. José María ¿Qué actividades realizas en su tiempo de esparcimiento?


Pues por una parte algo físico y un par de veces por semana voy a pilates, que me va muy bien para estirar mi gran esqueleto, caminar y ahora en verano nadar.


Mis dos meniscos de rodilla me los terminé rompiendo, uno jugando al baloncesto con cincuenta y dos años y el otro jugando al pádel, con lo cual ya no me puedo permitir esos lujos. Me sigue apasionando el baloncesto, pero no me atrevo a volver a saltar a una cancha.


Y después también me gusta compartir con mi mujer alguna serie de televisión, aunque no le podemos dedicar mucho tiempo a esto.Preferimos jugar a juegos de mesa ...


En este mismo libro mencionado anteriormente, escrito en coautoría con Leila Navarro, presentais como compañeros domésticos a Sayuri, una gata siamesa y a Balão, un Golden retriever. En su caso, ¿Cuentas en casa con alguna mascota?


He tenido precisamente gatos y perros y además de forma conjunta. La verdad es que se llevaban bien. También he tenido en alguna ocasión periquitos. La realidad es que me gustan los animales, pero en esta etapa de mi vida me conformo con los animales humanos, que son muy complejos y para mí tienen más atractivo precisamente por esa complejidad.


Esta reflexión me recuerda el libro “Animales domésticos” de mi amiga Teresa Viejo.Recomendable.


José María, ¿Cuál es tu vinculación actual con el deporte en general? Tiempo atrás fue árbitro, jugador y entrenador de baloncesto y nuevamente en su libro “Quien lidera confía” del que además de autor es protagonista, montaba en bicicleta y practicaba submarinismo.


Siempre me ha gustado mucho el deporte. He intentado, y ahí me siento un poco derrotado, que no fracasado, al intentar inculcar el espíritu del deporte en mis hijas.


De niño el deporte me vino muy bien porque me abrió a otros compañeros, me hizo sentirme valorado y psicológicamente me reforzó, pues tenía mucho complejo de inferioridad y me sentía muy débil.


El deporte me ha dado la vida, y he ofrecido conferencias de como aplicar el aprendizaje del baloncesto en la empresa. Como curiosidad te diría que cuando hacía selección de personal, detectaba rápidamente las personas que habían jugado al baloncesto y se veía que estaban dotados de unas competencias diferenciales muy interesantes.


Con lo cual, mi relación con el deporte es intentar impulsarlo, sacar sus virtudes y criticar lo que se está viendo con el fútbol, que bajo mi punto de vista se está desvirtuando de las grandes enseñanzas que aporta el deporte como el esfuerzo, el compañerismo y la aceptación de la derrota como camino de aprendizaje.


Alguna vez has comentado, que son cuatro sus libros de cabecera. Uno de ellos “El hombre en busca de sentido” de Viktor Frankl, considerado por la librería del Congreso de Washington como uno de los diez libros más influyentes en EE. UU ¿Nos podría desvelar cuales son los otros tres libros?


Pues mira, son libritos pequeños. Uno es “El principito” de Antoine de Saint-Exupéry, un aviador y a mí me atrae todo lo relacionado con la aeronáutica.


Otro es “Alicia en el país de las maravillas” de Lewis Carroll y el cuarto lo cambio a veces. He tenido “El caballero de la armadura oxidada” de Robert Fisher, pero en alguna ocasión he tenido alguno de Hermann Hesse “Demian” o incluso “Lobo estepario” en cierto momento. Es decir, tengo cuatro, pero alguno de ellos lo voy rotando.


También tengo mucho cariño por “El Quijote”, porque en el colegio, en las comidas un compañero subía a una especie de púlpito y nos leía un capítulo y de vez en cuando me viene a la cabeza y lo tengo ahí cerquita.


Los griegos tenían dos acepciones para hablar del paso del tiempo. “Chronos” como el transcurso del tiempo físico, sin más y “Kairós” para cuando se está inmerso en una actividad apasionante y se tiene la sensación de fluidez ¿Cómo vences José María la batalla a Chronos, en pos de Kairos?


Con chronos he tenido muchas luchas entre otras cosas porque considero que durante etapas largas de mi vida he sido “Workaholic”. Trabajaba demasiado y eso era todo Chronos y a Kairós lo tenía muy debilitado. Desde hace unos diez años le he dado una relevancia muy grande a Kairós. Incluso mis planteamientos profesionales ahora intento que estén imbuidos del Kairós, en el sentido de que cada una de mis conferencias sea un divertimento, que sea pasárnoslo bien, disfrutar, convirtiendo algo que en principio tenía que ser Chronos en Kairós y así el tiempo vuela y te recoge en su vuelo.


Algunas veces me preguntan, José María ¿Cuándo coges vacaciones?, y contesto que estoy de vacaciones siempre, porque me lo paso bien con lo que hago y también aprovecho para relajarme.


Tradicionalmente Kairós ha tenido mala fama, porque se relacionaba con la falta de productividad. Mi tesis es que con el Kairós puedes ser muy eficiente y productivo haciendo que el tiempo no te atosigue, disfrutes de ese tiempo y aportes un valor en ese tiempo.


¿Qué ha supuesto para ti tener como “faro” a su padre? Hombre con una historia sin parangón, ávido de conocimiento, que comenzó la Universidad una vez jubilado, que con más de ochenta años estudiaba “Para el futuro” y que no dejó de estudiar hasta meses antes de su fallecimiento, ¿Estudiar es un buen método para mantenerse joven mentalmente?


Pues es parte de mi vida continuamente. Es verdad que cuando me paro con él, viene mi madre también a mi recuerdo

pero él ha sido mi impulsor. Mi madre era como más pasiva, la que guardaba la retaguardia y mi padre era un emprendedor, un activista del conocimiento. Para mí, como dices ,ha sido el faro, la guía.


Por un lado, me siento muy orgulloso y por otra, siento mucha responsabilidad. Es decir, si mi padre aguantó hasta los noventa años yendo a la universidad, pues yo tendré que superarlo, digo yo. No puedo abandonar antes de los noventa.

Es un desafío. Mi padre me enseñó que se puede seguir hasta el momento en que te mueras, pues,¿ por qué no seguir si mi cabeza me aguanta y el cuerpo también?.Es cuestión de seguir siendo joven mentalmente.


A mí cuando me preguntan que cuando me voy a jubilar, les contesto que estoy viviendo en el júbilo.


Tu último libro “Empréndela contigo mismo desde la confianza”, cuenta con muchos aforismos, ¿Los considera éstos un método pedagógico?, ¿Hay alguno especial que puedas considerar tu mantra?


Sí. Esto es como la meditación, puedes basarte en alguna frase, reflexión, idea a partir de la cual puedas abandonarte y quedarte en modus meditación.


Siempre digo que lo que han dicho otras personas te ayuda a reflexionar y hasta qué punto estás alineado con eso que dicen, es útil para ti y útil para transmitir a otros. Por eso en mis libros suelo incluir muchos aforismos, frases, dichos, cuestionamientos.


Tenemos que cuestionarnos mucho más porque uno de los peligros del ser humano es caer en la inercia, en el mecanicismo, en el seguir sin saber por qué seguimos o peor aún ,en posesión de la única verdad.


Me gustan muchos, pero antes mencionaste a Viktor Frankl y una de sus frases que he interiorizado es la que dijo cuando estaba internado en el infierno de Auschwitz: "Me podrán quitar todas las libertades menos una, que es la actitud con la que me presente ante cualquier cosa que me pueda suceder o que me puedan hacer ".

La actitud depende de cada uno de nosotros. Uno se puede derrumbar y quedarse ahí pataleando, lloriqueando o por el contrario recibir el golpetazo, llorarlo, pero después levantarse y seguir con ánimo adelante.


Otra frase propia que intento ir diciendo por ahí es: "Aprender es vivir y solo se vive si se sigue aprendiendo" ¡Y ojo! creo que hay mucha gente muerta en vida que me dice, José María yo ya no quiero aprender nada más, ¿Para qué? y te das cuenta de que se mueran hoy o dentro de cinco años va a ser lo mismo. Permanecerán en ese mismo estado, sin aportar nada y sin querer que le aporten nada.Una lástima.


José María, por último. Con una vida repleta de experiencias y aprendizajes, ¿Hay algún desiderátum que estés persiguiendo actualmente?


Es curioso porque a veces vamos perdiendo las utopías y vamos incrementando nuestro escepticismo. Cuando somos jóvenes nos preguntamos ¿Cómo me encantaría cambiar el mundo?, con el paso del tiempo decimos, bueno me conformo con cambiar a cuatro que tengo en casa, hasta que al final te das por satisfecho si consigues cambiar algo que no te gusta de ti mismo.


De cara al futuro, quiero seguir cambiándome a mejor y como soy muy sensible al valor de la justicia, no entiendo el mundo en el que vivimos y tampoco entiendo por qué hay personas que nacen, en las situaciones que nacen... sí me gustaría sentir más justicia y aportar todo lo que pueda en ese sentido.


Cuando voy por las favelas en Brasil o por las chabolas que rodean cualquier gran ciudad del mundo, o en la India, hay sitios terribles y me pregunto ¿Por qué esa gente nace en estos sitios?, ¿De dónde viene este desequilibrio a priori? Hay gente que está predeterminada. Sale uno de un millón de las favelas de Rio o de Salvador de Bahía, y te preguntas ¿Cómo ha salido ese genio?, pero la inmensa mayoría siguen allí en la miseria. Por eso si tuviese que pedir un deseo a los Reyes Magos, es que hubiese más justicia en el mundo, tanto desde la realidad que va creando el mundo, como desde el origen, del nacimiento de unos niños y niñas.


Veo niños preciosos que viven en un entorno de felicidad y amor y sin embargo hay otros que no reciben amor nunca. Y si no han recibido amor, es difícil que lo den. Esa sería la utopía, pero la más real es intentar seguir mejorando, para poder seguir aportando valor a otros.Pues...me considero una persona muy afortunada. Y por eso, me gusta agradecer todo lo que he recibido.


Y,en este momento ,te agradezco Alfonso todo tu esfuerzo en preparar esta entrevista y el tiempo y oportunidad que me has ofrecido.Muchas gracias.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cinco claves para que las empresas de hoy seduzcan a los millennials

Claves que deben tener en cuenta las empresas de hoy en día para conseguir captar y retener el talento joven

¿Qué factores llevarán a los Despachos Profesionales a alcanzar el éxito en la era digital?

Guía práctica sobre los retos a los que se enfrentan las asesorías del futuro y las claves para superarlos

¿Es necesario en conflicto en los equipos? Sí

El conflicto nos hace crecer como grupo, como comunidad, como empresa o como pareja, el conflicto es nuestra fuente de crecimiento y conviene normalizarlo, más allá de vilipendiarlo o negarlo

Cinco aspectos que debe tener en cuenta un director financiero para liderar el crecimiento de su empresa

Los CFO pueden usar su conocimiento del gasto operativo para guiar las inversiones de manera favorable

Seis claves para realizar una reunión eficaz

Las reuniones son necesarias para lograr equipos de trabajo coordinados y efectivos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris