Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Las plumas y los tinteros   -   Sección:   Opinión

Cristóbal Colón, de momento

Daniel Tercero
Daniel Tercero
miércoles, 18 de enero de 2006, 00:19 h (CET)
Citar a Cristóbal Colón es motivo, casi siempre, de controversia. Se sabe casi con seguridad que nació en 1451 y que murió en Valladolid en 1506. Y se sabe también, con bastante certeza, lo que hizo desde el momento en que decidió emprender el viaje a un nuevo mundo, aunque él creyese que tan sólo abría una nueva ruta para el comercio con Oriente. Pero todo lo que rodea a Colón es bastante misterioso, su vida privada, su lugar de origen, sus negocios, su carácter… casi nada conocemos de él como persona. De esta manera los investigadores e historiadores siempre han sido proclives a especular o afirmar teorías acerca de su origen humilde, que era genovés, que tenía buenas relaciones con las clases altas de la época...

Un grupo de científicos del Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada, liderados por José Antonio Lorente, quieren demostrar que Colón fue catalán y pirata. ¿Cómo pretenden demostrarlo? Desde la semana pasada están haciendo el análisis de ADN a más de cien personas apellidadas Colom, que es la traducción de Colón en catalán, que se han prestado voluntariamente al proyecto analítico. Una vez analizadas las muestras de los voluntarios, o ‘colones’ del siglo XXI, se realizarán comparativas con la información genética de Hernando Colón, que sabemos fue hijo de Cristóbal. Para que la prueba científica sea más fiable se realizarán análisis de voluntarios de Mallorca y Génova, lugares –o teorías más secundadas- donde se cree que pudiera haber nacido Cristóbal Colón.

Este año se celebrará el V centenario de la muerte del navegante, y los resultados de estas investigaciones, como de otras más, se darán a conocer hacia el mes de mayo con el inicio de la conmemoración oficial. ‘La teoría catalana’ –es decir, la que defiende que Cristóbal Colón nació en Cataluña- cada vez tiene más adeptos, tanto fuera como en Cataluña, y se publican cada vez más obras de divulgación sobre los argumentos que sostienen esta tesis. La mayoría de estos argumentos, cuando no todos, están basados en dudas e hipótesis. Es muy probable que nunca sepamos la verdad, al cien por cien, de su lugar de nacimiento, por ejemplo. Así, los partidarios de ‘la teoría catalana’ sostienen como argumentos a su favor que Colón utilizaba giros y léxico habituales en lengua catalana, que escribió cartas completas en catalán, o que algunos de los lugares descubiertos en América fueron bautizados con nombres catalanes. Tesis por otro lado poco contundentes como para asegurar categóricamente su lugar de origen.

Paralelamente, sorprende ver como de un tiempo a esta parte los historiadores y divulgadores –subvencionados- del nacionalismo catalán empiezan a cambiar sus discursos acerca del descubridor Cristóbal Colón. Hasta hace bien poco, Colón, no era más que un producto del más rancio centralismo castellano del siglo XVI, siendo lo más destacable del marinero el descubrimiento de un mundo nuevo donde España –aquí sí que utilizan la palabra- se encargó de masacrar a los pueblos indígenas. A partir de ahora está teoría se suavizará, al menos en Cataluña, y se presentará un Colón más humano y ‘más de la tierra’.

Pues bien, creo que nunca sabremos el origen real del personaje misterioso en cuestión, pero aunque lo supiésemos la historia no cambiará, por más que algunos se empeñen en ello. Colón descubrió un nuevo continente para los europeos bajo bandera de Castilla que fue quien financió los primeros viajes. Y las atrocidades que se hicieron posteriormente –muchas, demasiadas- debemos verlas con la perspectiva del tiempo. No podemos juzgar la actuación de los conquistadores de América del Sur con la visión de las personas del siglo XXI. Y, por otro lado, y aunque las comparaciones casi nunca son acertadas, no hay más que ver los porcentajes de indígenas, en la actualidad, de América del Sur y compararlos con los de América del Norte para darse cuenta de que un poco más al norte de donde guerrearon los Pizarro, Cortés y compañía se produjeron con posterioridad peores atrocidades. Aunque aquellas actuaciones no pueden justificar estas se deben tener en cuanta siempre.

A todo este embrollo histórico surge ahora otro interrogante –que no es nuevo-: ¿fue Cristóbal Colón el descubridor de América? ¿Quién fue el chino Zheng Hu, entonces? En febrero se conocerán los resultados del análisis científico para conocer si un mapa datado en el siglo XVIII –expuesto esta semana en Londres y Pekín- es copia de otro documento de 1418, por lo tanto anterior al descubrimiento de Colón, en el que aparece dibujado América del Norte y América del Sur, y figura el nombre de este explorador musulmán como conocedor de esas tierras. Todo esto dejando de lado a los seguidores de Leif Ericsson, el vikingo, que afirman que ya en el año 1000 había pisado tierras americanas… ¿Alguien da más?

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris