Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La Cosa Pública   -   Sección:   Opinión

Borriquito como tú, tururú

Ekain Rico
Álvaro Peña
lunes, 14 de noviembre de 2005, 00:55 h (CET)
Es curioso ver cómo la derecha más reaccionaria de Europa –el PP, por si a alguien no le había quedado lo suficientemente claro–, sigue en su dinámica de abanderar las reivindicaciones más casposas y ultraconservadoras.

Veía yo el telediario –os aseguro que era el de una cadena no muy cercana al gobireno socialista– cuando, de repente, uno de los convocantes de la manifestación contra las reformas educativas se atrevió a decir lo que realmente pensaba: el verdadero problema de estas reformas es su falta de respeto a la enseñanza religiosa.

Y es que, hoy día, hay quien sigue confundiendo respeto con pleitesía.

Nuestra sociedad, no es ya la ultracatólica España postfranquista que dividía a las personas entre los buenos –católicos– y los malos –los demás–.

España es, por fin, una sociedad avanzada dentro de un mundo globalizado que, más pronto que tarde, acabará derrumbando toda muralla que se oponga al multiculturalismo y, con ello, toda visión exclusivista de entender el sentimiento religioso.

La jerarquía católica, mantenida en unos privilegios que no le corresponde, llama a la rebelión desde sus púlpitos, simple y llanamente, porque como conservadores que son –a los hechos me remito– se niegan a aceptar una realidad: todo maximalismo religioso está condenado al fracaso.

Amén.
Noticias relacionadas

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente

Pedro Sánchez no aprende

Su irresponsabilidad es un hecho hasta el punto de estar organizándose el partido para celebrar un cónclave y hacerle ver las desventajas y la insensatez de presentar ahora una moción

Verdad y política, dos caminos enfrentados

No existe razón alguna válida donde la política pueda hacer excepción de su exigencia de verdad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris