Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La Cosa Pública   -   Sección:   Opinión

Arde París

Ekain Rico
Álvaro Peña
miércoles, 9 de noviembre de 2005, 23:49 h (CET)
Como si se tratara de una pesadilla, la ciudad de las luces ha quedado alumbrada por el fuego de la venganza. Venganza por la falta de integración que la sociedad francesa ha venido ofreciendo a tantos y tantos inmigrantes.

Muchos fueron los avisos de que algo no funcionaba en Francia. Le Pen como candidato a Jefe del Estado francés en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales; la baja participación en los sucesivos comicios electorales; o, a modo de otro mero ejemplo más, el varapalo ofrecido por los franceses a las aspiraciones constitucionalistas del resto de europeos, son muestras sintomáticas de una insatisfacción clamorosa.

Y, a pesar de saber como pintan las cosas, el ministro de Interior francés, no tiene otra cosa que calificar de chusma a quienes, bien es cierto que de forma equivocada, lanzan un grito desesperado contra una sociedad que se niega a aceptarles como parte de ella.

Nunca he entendido la violencia como medio de reivindicación política y, para que no se me entienda mal, éste no es un artículo justificador de aquellos que están atentando contra la propiedad privada de los trabajadores. Nada más lejos de lo que quiero.

Sin embargo, mis palabras, sí quieren ser un toque de atención para que, desde la política, comiencen a ponerse en marcha medidas encaminadas a que aquello no llegue a suceder nunca en nuestro país.

Es necesario, sin duda, que las instituciones se impliquen en la integración real de quienes comienzan, en España, una nueva vida. Y es también vital que se fomente el espíritu multicultural en los centros docentes.

Nuestro actual gobierno ha emprendido el camino. Esperemos que, el resto de instituciones, colaboren en la marcha hacia la integración.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris