Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Justicia   Presión   Política  

Pena de muerte revisable... ya

Las vísceras son tremendamente manipulables
ZEN
martes, 20 de marzo de 2018, 00:56 h (CET)
Posiblemente mis vísceras sean de lo más tonto que tengo en mi cuerpo, después de los dedos meñiques de los pies y los pelos de las orejas. Pero aun así hay que ver la guerra que dan.

Las vísceras son tremendamente manipulables. Los medios de comunicación, Twitter, Facebook y las redes sociales en general me las manipulan como les viene en gana. Y mis vísceras me dicen que la prisión permanente revisable es poco para los asesinos confesos de niños, para los terroristas o para los secuestradores y asesinos de chicas jóvenes en general.

Mi cabeza, que está preparada con un pensamiento jurídico y racional, les dice a las tripas que eso es una barbaridad. Que en Estados Unidos hay pena de muerte y ello no impide que sea una de las sociedades occidentales con mayores niveles de violencia y delincuencia de este tipo. Y, sin embargo, en sociedades como las del norte de Europa que no tienen ni pena de muerte o cadena perpetua (revisable o no), los niveles de delincuencia de alta alarma social son menores (no quiere decir que no las haya).

Entonces mi duodeno, que es una víscera comprendida entre el final del estómago y el yeyuno, y es dónde van a parar los jugos digestivos del hígado y del páncreas, le dice al lóbulo frontal de mi cerebro: “tal vez si a quien hubiesen matado hubiese sido a uno de tus hijos, no serias tan racional y civilizado”. Y tiene una razón “duodenal”, posiblemente no podría ser ni civilizado ni racional. Y si todos pensáramos y reaccionáramos igual que nuestras vísceras triperas, ni seriamos racionales ni civilizados. Seriamos manipulables como en la Edad Media en la que quemaban a la bruja de tu vecina.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad

¿Por qué odiamos?

El odio es una enfermedad del alma que convierte en alimañas a los hombres

Nart o su legitimidad como eurodiputado

La semana pasada se ha sabido que el conocido periodista y abogado, y ahora político, Javier Nart se ha dado de baja de C´s; pero no se ha apeado de su dignidad de eurodiputado

11-S, no estaban todos

Al PP, herederos del centralismo franquista, no les gustaba nada que Catalunya se definiera como “nación”, entre otras cosas, y Mariano Rajoy, al frente de sus mesnadas recorrió España recolectando firmas contra Catalunya y su nuevo Estatut

Siempre hay salida

“Hay que exigir políticas gubernamentales sensatas”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris