Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Rafa Esteve-Casanova
Contar por no callar
Rafa Esteve-Casanova nació en Valencia y estudió Relaciones Laborales y Derecho. A finales de los 60 escribe críticas, entrevistas y artículos en El País, Noticias al Día, Avui y Liberación, y participa en un programa de crítica musical en RNE. Sus poemas han sido publicados en volúmenes de homenaje a los poetas Vicent Andrés Estellés, Joan Valls Jordá y Joan Brossa. Entre sus numerosos premios cabe citar el 'Vila de Xabia', 'Mare de Deu del Olivar' y el 2º premio del certamen de narrativa del Ayto. de Valencia. Fue secretario de Organización de Unitat del Poble Valencià y estuvo entre 1987 y 1991 en el grupo EU-UPV en el Ayto. de Valencia. Actualmente escribe artículos de opinión político-social en los que hace gala de una sutil ironía. Es colaborador del diario Levante y publica los jueves y domingos en Siglo XXI la columna ‘Contar por no callar’, así como artículos vinculados a la música.

Twitter: @rafaesteve
Rafa Esteve-Casanova
Últimos textos publicados
Rita Barberá, la mujer sin vergüenza
La alcaldesa que desafió al PP
El verano del año 1991 Rita Barberá vio cumplido su deseo de ser Alcaldesa de València. Los valencianos mayoritariamente, que no con mayoría, habían votado a Clementina Ródenas, candidata del PSPV-PSOE que había gobernado la ciudad desde la dimisión del anterior alcalde Ricard Pérez Casado. Y aunque Rita no tenía los votos suficientes para ostentar la vara de mando de la ciudad, para llegar al sillón más alto del Ayuntamiento contó con una fuerza hoy fagocitada por los de la gaviota carroñera, Unión Valenciana. UV fue una creación de la derecha, en más de un caso sus militantes y seguidores rozaron actitudes de extrema derecha, para conseguir desestabilizar a los votantes, especialmente del socialismo, mediante mentiras y esgrimiendo como banderín de enganche el denominado “peligro catalán”, señuelo que todavía hace un par de días esgrimía y agitaba en sede parlamentaria valenciana la actual mandamás del PP valenciano hablando, aún a estas alturas, de un tema como el anti catalanismo que, se ha demostrado, ya no arrastra a las masas valencianas. Los votantes valencianos han tardado más de veinte años en hacerlo pero ya se han despertado de los cantos de sirena de un PP que durante dos décadas ha estado esquilmando al pueblo de València.

Mediante el llamado “pacto del pollo”, el nombre viene de que para su constitución hizo de mamporrero un conocido industrial del sector avícola, Rita Barberá y Vicente González Lizondo se repartieron los cromos y el pastel del poder. Para una fue la alcaldía de la capital del País Valencià y para el otro la Presidencia de les Corts (el parlamento valenciano). Pero en aquel momento el PP ya le dio a UV el abrazo del oso y, elección tras elección, los defensores de las “esencias valencianas” fueron engullidos por las voraces ansias de la gaviota carroñera. UV se plegó a los designios de un PP, en el que Rita siempre ha gobernado aún sin ocupar el primer lugar. Para quedarse con el santo y la peana de los unionistas el PP utilizó las listas electorales y los cargos, todavía hoy entre sus parlamentarios y militantes destacados figuran algunos nombres provenientes de UV que no tuvieron vergüenza alguna para vender su militancia por un plato de lentejas en forma de un cargo con un buen sueldo.

Y Rita Barberá se erigió en ama y señora de la ciudad, presidía procesiones, visitaba los mercados, inauguraba plazas aunque la urbanización del barrio no existiera, vetaba periodistas en actos municipales, lo sé por propia experiencia, y se daba baños de multitudes haciendo crecer el número de sus seguidores, que nunca llegaron a conocer la verdadera Rita, aquella que les abrazaba por la calle, que les hacía creer que con ella al frente la ciudad sería conocida en todo el mundo. La Rita que está en las hemerotecas, a una Rita altanera, sin reconocer errores, con un punto de chulería ante sus contrincantes políticos a los que despreciaba. Rita siempre pensó que la ciudad era suya, al fin y al cabo los votantes la premiaban cada cuatro años con unas mayorías absolutas insultantes. Pero llegó un día en el que los votantes cambiaron de opinión, Abraham Lincoln decía “se puede engañar a todo el mundo algún tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempos” y los valencianos, hartos de que les cuenten cuentos, decidieron hace poco más de un año enviar fuera del Ayuntamiento a la que había sido su alcaldesa durante más de veinte años. Aquella fue la noche triste de Rita Barberá que, expresivamente al conocer los resultados, decía a uno de sus conmilitones, “qué hostia, qué hostia”. Y no sabía que lo peor todavía estaba por llegar.

Con el paso del tiempo la soberbia, las malas maneras y los trapicheos han dado con quién se creía intocable, en los pasillos judiciales. Y para nada han servido las tretas indignas de Rajoy y sus palmeros colocándola en el Senado para ampararla bajo el paraguas del aforamiento. El auge y caída de la ex alcaldesa de Valencia tiene ciertas similitudes con el mafioso Al Capone al que la justicia nunca pudo llevar a la cárcel por sus muchas fechorías pero que, finalmente, acabó sus días en Alcatraz por evasión fiscal. La que fue llamada “alcaldesa de España”, la que Aznar, Rajoy y el PP en pleno admiraban, la que se daba golpes de pecho en cualquier evento religioso en la Catedral valenciana, la que presidia procesiones sonriente y saludando a un lado y otro de la calle, ha caído en desgracia y por mil miserables euros ha truncado su carrera política, imputada, ahora se dice investigada, por blanqueo de dinero. Y es que, visto lo visto, y ante tantos antecedentes parece ser que el PP lleva años cometiendo delitos electorales financiándose ilegalmente y repartiendo sobres con billetes de 500 euros provenientes de comisiones por adjudicación de obras y contratos.

Rita Barberá ha dejado al PP con el culo al aire, y también a Ciudadanos, que ayer se llenaban la boca hablando de decencia política y hoy ya aceptan que Rita no fuera expulsada, gaviotas y naranjitos son igual, la ética no la conocen, y sus principios son como los de Groucho Marx, “si no le gustan estos , tengo otros principios”. En el PP las primeras horas fueron de desconcierto, y, creo, que también de cierto paripé y sobreactuación teatral, una diputada indicaba a Rita que dimitiera “echando leches” mientras Rajoy callaba y pedía el plasma por si tenía que presentarse ante la prensa y dar explicaciones. Rita iba en el AVE camino del Senado, alguien la avisó y bajó en la estación de Cuenca para volver a València y meditar qué tenía que hacer, y lo hizo a media tarde, un simple comunicado diciendo que se daba de baja en el partido pero que seguía en el Senado. Inconcebible tal desprecio a los valencianos, ella cree que el escaño es suyo, pero en realidad ningún valenciano, de manera directa, la ha votado para tal puesto. Fue nombrada senadora por el Parlament valenciano en el cupo que correspondía al PP, ahora no es posible revocar el nombramiento y hasta el mismo PP de València ha firmado, junto con el resto de partidos parlamentarios, una declaración reprobando la actitud de la ex alcaldesa.

Primero Bárcenas retira la acusación contra el PP, ahora Rita se queda con su escaño del Senado, y cuando estoy acabando de escribir aparece una nota que indica que, tal vez, Francisco Camps, “el curita”, también está implicado entre los nombres que aparecen en la “Operación Taula” por la que cayeron Rus, anterior presidente de la Diputación, y todos los concejales del PP en el Ayuntamiento de València menos uno de ellos. Algo huele a podrido en las calles Quart y Génova. Me pregunto cómo es posible que en unas hipotéticas terceras elecciones vuelva a ser el PP el partido más votado. Si una parte del electorado es un electorado secuestrado y la Ley d’Hont favorece a algunos partidos en los distritos electorales pequeños es hora ya de que aquellos que se reclaman representantes del progreso y la izquierda se pongan a trabajar, aparquen sus diferencias y aprieten el acelerador de un país que, entre unos y otros, lleva un año con el freno de mano puesto. No creo que la mayoría de los ciudadanos españoles se merezcan el triste espectáculo que nos están dando unos y otros, ni tampoco que durante cuatro años más tengan que sufrir el ordeno y mando de un PP que, está bastante claro, miente continuamente, no cumple con su programa electoral y en el que nadie dimite y se va a su casa. Un Presidente, aunque sea en funciones, que en los últimos días, con el caso Soria, ha mentido a los electores en cualquier otro país con una democracia plena ya estaría en casa leyendo el Marca y fumando un Cohiba.
viernes, 16 de septiembre de 2016.
 
Manel Joseph presenta nuevo disco
Canciones para todos los gustos
El día 16 de este mes el cantante Manel Joseph presentará su nuevo disco titulado “Que en som d’animals”, el lugar elegido es el Centre Artesà Tradicionàurios de Barcelona y estará acompañado por “Gran Caimán”, el grupo de amigos que viene apoyándole desde que en 2012 decidió editar su primer disco en solitario.

1509162

Manel Joseph nacido en el barrio barcelonés de Gràcia en 1948 lleva, podríamos decir que desde siempre, muchos años en el mundo de la música. Durante años fue el cantante y animador de la Orquestra Platería con la que ha recorrido pueblos y ciudades haciendo bailar sin parar al personal. Antes de cumplir los veinte años ya había formado el grupo musical “Dos + Un” junto con los hermanos Ia i Jordi Clua, eran los momentos de lo que se denominó música progresiva catalana y ellos estaban en esa onda. Después ha acompañado a multitud de cantantes y grupos catalanes como Pau Riba, Màquina, Miralsol-Colores, la Rondalla de la Costa o Gato Pérez, entre otros. Hasta llegar en 1974 a la formación, junto con otros músicos de la Orquestra Platería, grupo que le dio a conocer al gran público. La Platería nació una noche entre copa y copa en la barra del mítico Zeleste, de la calle Argentería, por entonces Platería, de Barcelona. Aquella barra con su desaparición se llevó muchas cosas, entre otras el que la orquesta que tomó el nombre de la calle donde estaba Zeleste fue una idea de Sisa y Gato Pérez para poner música a una noche de fin de año. Cuatro años más tarde grabaron su primer elepé en el que estaba incluida la canción “Pedro Navaja” de Rubén Blades, tema desconocido por aquellas fechas y que supuso un gran éxito para la Platería.

Pero los tiempos pasan y cambian y ahora Manel Joseph se ha decidido a grabar un disco con temas muy trabajados en los que brillan letras interesantes y música que ha bebido de los ritmos afro latinos y rumberos y que ha contado con la colaboración de Xavier Batllés y Narcís Vidal. En la elección de los temas que forman esta grabación ha primado también el recuerdo a los amigos, a los que están y a los que se fueron como Marià Albero y Carles Flavia.

En el CD hay canciones para todos los gustos, cantadas en catalán, todas menos dos, castellano como es el caso de “Cara de luz” dedicada a su compañera, y latín como la tradicional “Salve Regina” que ya en los años 80 vacilaba con Carles Flavià acerca de que algún día registraría este tema que muchos recordamos todavía, como el mismo Manel Joseph, de nuestros tiempos escolares en colegios religiosos. Entre las letras hay que destacar la rumba “Tot” que es toda ella una continua reivindicación contra todo lo que estos años nos han estado quitando con los recortes dictados desde la austeridad europea, i también el tema “No volem esperar com abans” del valenciano Marià Albero “cridem lo que és injust, som el què som i bé ho sabeu”. En este disco trilingüe, ahora que algunos quieren desde su monolingüismo volver trilingües a los bilingües, queda demostrado que incluso con aires rumberos o brasileiros se pueden decir cosas interesantes, y más si los músicos son de la categoría de los que han acompañado a Manel Joseph en la grabación . Escúchenlo y si el 16 están por Barcelona no dejen de acercarse al Centre Artesà Tradicionàrius de Gràcia.
jueves, 15 de septiembre de 2016.
 
Con la Diada crecen los problemas
Rajoy desprecia cuanto ignora
Este domingo, una vez más, como cada 11 de Setiembre centenares de miles de catalanes salieron a las calles para, de manera festiva y pacífica, celebrar su fiesta nacional. Aunque mucha gente lo ignore la celebración de la Diada no es una cosa nueva, la primera celebración fue una misa en Santa María del Mar para recordar a los mártires que murieron en 1714 defendiendo Barcelona contra las tropas borbónicas de Felipe V, un año antes el Centre Català había enviado un memorial al rey Alfonso XII sobre los problemas “morales y materiales de Catalunya”, y entonces como ahora la prensa madrileña hizo mofa de las reivindicaciones catalanas. En 1901 se produjeron las primeras detenciones de manifestantes, el 1914 se conmemoró también la creación de la Mancomunitat de Catalunya, primera institución de autogobierno desde 1714 cuyo Proyecto de Estatut de Autonomía fue rechazado por las Cortes españolas sin siquiera discutirlo. La dictadura de Primo de Rivera prohibió los actos y un decreto firmado por Alfonso XII sancionaba con 500 pesetas de multa y seis años de prisión la exhibición de banderas que no fueran la española. Con la llegada de la República en 1931 volvieron los catalanes a ofrecer honores a Rafael Casanova cada 11 de Setiembre. Pero el fin de la guerra iniciada por el dictador Francisco Franco acabó con las celebraciones autorizadas del 11-S hasta 1976 en que, a pesar de los impedimentos de las autoridades, todavía franquistas, se celebró una Diada “tolerada”.

Durante los negros años de la dictadura franquista fueron muchos los catalanes que, en la clandestinidad, celebraban su día nacional simplemente pasando por el lugar donde estuvo la estatua de Rafael Casanova. En estos 130 años han pasado Gobiernos de España, Borbones tanto en el Palacio de Oriente como en la Zarzuela, han pasado dos dictadores. Primo de Rivera y Franco, pero nunca han conseguido que centenares de miles de catalanes olviden sus reivindicaciones de poder decidir con quién quieren estar y si desean que sus impuestos sean dilapidados desde gobiernos de Madrid o administrados por los políticos elegidos por ellos mismos. Pero es desde el año 2010 cuando las celebraciones de la Diada han tomado nuevo auge y se han convertido en demostraciones del deseo del pueblo catalán.

La intransigencia de los principales políticos españoles y, especialmente, de los gerifaltes del Partido Popular ha hecho de Catalunya un problema que no debería existir, los problemas y las discrepancias políticas se resuelven con la política, el dialogo y nunca con la fuerza y la amenaza de los tribunales de justicia y el Código Penal. Unos tribunales utilizados por el Gobierno de Mariano Rajoy a su antojo rompiendo totalmente con la división de poderes pues en estos momentos en España hay tribunales, como el Constitucional, al servicio del poder Ejecutivo donde incluso se ha llegado a dar el caso de nombrar un Presidente de tribunal militante del partido en el Gobierno sin que nadie se rasgara las vestiduras mientras alevosamente se asesinaba a Montesquieu. Desde la Meseta a Catalunya, desde hace algún tiempo, tan sólo llegan aires de desprecio gubernamental, desprecio que el PP ha intentado y en algún caso conseguido inculcar a una parte de la ciudadanía, poniéndose al frente del boicot a los productos catalanes o haciendo que el TC destrozara el Estatut aprobado en referéndum y también por el Parlament catalán, Estatut que el diputado Guerra, al que no se le ha conocido en casi cuarenta años otra profesión que vivir de la política, presumió de haberlo “cepillado”. Y, a pesar de eso, y contra todo eso, los ciudadanos catalanes salen masivamente cada 11-S pacíficamente a las calles para reivindicar el derecho a decidir su futuro.

Los políticos españoles cada vez que se habla de hacer un referéndum para conocer la opinión de todos los catalanes se oponen esgrimiendo la Constitución, un texto de 1978 que fue redactado y firmado con las pistolas de los mandos del Ejercito sobre la mesa indicando que los ponentes tenían que dejar bien claro que España era la única nación y que nadie podría separarse de ella, y si alguien lo quería intentar ellos estarían con sus tanques, aviones y resto de armamento para impedirlo. Yo a eso le llamo golpe de estado, y la Constitución dio paso a una democracia disfrazada y nadie recuerda esa sagrada Constitución para reivindicar los artículos que hablan del derecho al trabajo digno y a la vivienda, deben ser menos importantes para esos políticos que con el sueldo que les pagamos, y algunos con sobresueldos en sobres negros, no tienen problemas de trabajo ni de vivienda.

En estos momentos España sigue sin Gobierno casi un año y después de dos elecciones, y la “culpable” es Catalunya. La derecha no quiere ni oír hablar de referéndum, ellos todo lo hacen por una España unida, grande y libre, más o menos como la del dictador Franco. Los socialdemócratas del PSOE andan embarullados entre ellos, desde el Sur, Andalucía y Extremadura, llegan aires que quieren hacer el juego a la derecha y que prefieren una España en manos del PP, ese partido imputado por tramposo y lleno de maleantes, unos ya en la cárcel y otros esperando el turno. Y Pedro Sanchez, el Secretario General, se encuentra entre dos fuegos ya que necesita los votos de los diputados independentistas y cree, y los suyos le hacen creer, que perdería votos en España. Y Podemos, que últimamente tan sólo ha subido en las periferias gracias a la unión con partidos nacionalistas y de izquierdas, hoy habla del derecho de los catalanes a decidir y mañana se desdice, en fin que tampoco sabemos a qué carta juega en el tema catalán.

Y el domingo salieron a la calle un millón de personas, le pese a quien le pese y, especialmente a la “poncia” Delegada del Gobierno en Catalunya, Llanos de Luna, a la que tendrán que enviar a repasar las Matemáticas del día en que en clase enseñaron a contar ya que, al parecer, se fue de fiesta. Un millón de personas que no iban contra nadie, un millón de catalanes que quieren tener relaciones de buena vecindad con España, un millón de ciudadanos que no quieren ser súbditos de un Gobierno que invierte lo que la ley le obliga a hacer y que, año tras año, oculta las balanzas fiscales para que el personal no sepa el importe de los impuestos catalanes que no retornan a Catalunya, un millón de ciudadanos que lo único que piden es poder votar y que no entienden cómo no les dejan cuando según la prensa madrileña y los capitostes de los partidos dicen que los independentistas son cuatro gatos, un millón de personas que no entienden el miedo de los poderes y los partidos estatales a que hablen las urnas.

Tal vez la nota de prensa de Associated Press sobre la Diada de ayer pueda abrirles los ojos a algunos y les explique el porqué de la negativa a que se pueda decidir en Catalunya, la nota decía “centenares de miles de catalanes separatistas se manifestaron ayer para mostrar su soporte al rompimiento con España, cosa que dejaría al estado español sin la región más poderosa y prospera de las que lo integran”.

Y hablando de número no quiero dejarme entre el teclado del ordenador estos, que también son importantes para saber porqué algunos tienen miedo a autorizar la consulta: Manifestantes: un millón de personas pidiendo el derecho a decidir. Unionistas: C’S 600 asistentes a una paella, PP 100 asistentes a una suelta de globos i extrema derecha 23 asistente. Creo que es bastante clarificador. Los que se manifestaron en Barcelona, Lleida, Tarragona, Salt y Berga se pagaron de su bolsillo el viaje y las camisetas, así como la comida. Los otros no lo sé. Lo que sí sé es que Rajoy, aunque sea Presidente, seguirá teniendo un problema con Catalunya por no saber ni querer afrontarlo por medios políticos en lugar de intentar meter en la cárcel a los dirigentes catalanes.
martes, 13 de septiembre de 2016.
 
 
Los macarras de la política
Más votados y más corruptos
lunes, 5 de septiembre de 2016.
 
El penúltimo chantaje marianista
Turrones con urnas
jueves, 25 de agosto de 2016.
 
Mariano y Albert, vaya par de trileros
Rivera no tiene quien le escriba
jueves, 18 de agosto de 2016.
 
El País Valencià en un libro
“I tu què en saps”, una lección de historia
miércoles, 6 de julio de 2016.
 
En el casino de España gana la banca
Volvieron a fallar las encuestas
jueves, 30 de junio de 2016.
 
O Mariano, o Rajoy, es lo que hay
Elecciones, el día de la marmota
jueves, 16 de junio de 2016.
 
Dancausa, la hija del falangista
En el PP no reniegan de su estirpe franquista
viernes, 20 de mayo de 2016.
 
Elecciones, todos contra Podemos
El harakiri del PSOE
viernes, 13 de mayo de 2016.
 
Ciudadanos, a las urnas
En dos meses más de lo mismo
sábado, 23 de abril de 2016.
 
Patriotas del dinero
Emboscados en la mentira
sábado, 16 de abril de 2016.
 
Debajo del Panamá hay un filón
Más de un defraudador con el culo al aire
jueves, 7 de abril de 2016.
 
Mariano Rajoy a verlas venir
Tres meses y seguimos sin Gobierno
miércoles, 30 de marzo de 2016.
 
P. S., cuidado con los idus de marzo
Teatro en el hemiciclo
martes, 1 de marzo de 2016.
 
Tan sólo falta la alcaldesa de España
Caída en picado de Rita Barberà
martes, 16 de febrero de 2016.
 
La cueva municipal de Ali Babá
Valencia dijo basta
martes, 9 de febrero de 2016.
 
Cataluña ya tiene gobierno
Finalmente hubo acuerdo
viernes, 15 de enero de 2016.
 
El noble arte del regalo
Cómo dejar temblando la tarjeta de crédito
viernes, 8 de enero de 2016.
 
La CUP, una piedra en el camino
Un anunciado jarro de agua fría
domingo, 3 de enero de 2016.
 
Catalunya, muletas para Rajoy
El PP se hace líder del unionismo
martes, 3 de noviembre de 2015.
 
Un Borbón en Estrasburgo
Felipe VI, Santiago y cierra España
jueves, 8 de octubre de 2015.
 
Por Navidad, urnas
Elecciones con paga extra
martes, 6 de octubre de 2015.
 
Tontos, listos e ignorantes
Mentiras interesadas
viernes, 2 de octubre de 2015.
 
Elecciones y justicia
El PP se esconde entre las togas
miércoles, 30 de septiembre de 2015.
 
Por fin llegó el 27-S
Un nuevo camino para Catalunya
sábado, 26 de septiembre de 2015.
 
Archivo
08/09/2015 Felipe González juega con cartas marcadas
28/07/2015 Siempre nos quedará la CUP
15/07/2015 Rita y Fabra al cementerio de elefantes
18/06/2015 Nuevos aires en la política valenciana
23/05/2015 Castellterçol, época de cambios
12/05/2015 'Un sol esglaiat', de Sico Fons
05/05/2015 Alí Babá pasea por Xàtiva
21/04/2015 Un mal Rato lo tiene cualquiera
07/04/2015 El PP en el túnel del tiempo
17/03/2015 Del “caloret” fallero al escote procesional
10/03/2015 Ovidi Montllor, más que nunca
09/03/2015 La Valencia desaparecida de Rafael Sena
04/03/2015 “Frágil”, los poemas de una mujer fuerte
24/02/2015 El caloret de Na Rita
20/02/2015 Contar por no callar
21/01/2015 Mal comienzo de año en el Palau de les Arts
23/12/2014 Serrat, banda sonora de la vida
19/12/2014 Mari Loli, los corruptos sois vosotros
06/12/2014 Juntos, pero no revueltos
20/11/2014 Rajoy, viajante de comercio
13/11/2014 Urnas y lágrimas de alegría
22/10/2014 Nino Bravo más allá de la biografía
05/09/2014 Los malos modos de la virreina
03/09/2014 Golpe de mano a la política municipal
20/08/2014 Del 11/9 al 9/11
14/08/2014 Castelló, un caro aeropuerto de capricho
30/07/2014 Pujol confiesa mal y tarde
23/07/2014 El PP valenciano honra su herencia franquista
04/06/2014 El adiós de un rey cansado
31/05/2014 Bofetada al bipartidismo
16/05/2014 Felipe González, torpedo al PSOE
10/05/2014 Cotino, un sheriff al sur del Sénia
03/05/2014 Nos quieren dormir con cuentos
17/04/2014 Vuelve Camps y vuelven los trajes
12/04/2014 Portazo en las narices
12/04/2014 Portazo en las narices
12/04/2014 Portazo en las narices
01/04/2014 España campeona en pobreza infantil
25/03/2014 Suárez, de camisa azul a blanca
21/03/2014 Un Rato que se hace eterno
28/02/2014 La Nación en estado comatoso
17/02/2014 La tarjeta azul del PP balear
10/02/2014 Señoría, no me consta
24/01/2014 Rampa para una Infanta ignorante
17/01/2014 Díscolos en el PSC
09/01/2014 Crónica General del Sexo Oral
20/12/2013 El día que murió el delfín de Franco
17/12/2013 Ya hay fecha y preguntas
07/11/2013 El Partido Popular rompe su juguete
04/10/2013 Presupuestos contra el bienestar social
04/10/2013 Presupuestos contra el bienestar social
25/09/2013 El cachondeo de las Instituciones
04/09/2013 El ex Conseller Blasco más cerca de la cárcel
23/08/2013 Camada negra en el Partido Popular
24/07/2013 Gafo se ahogó en la piscina
18/07/2013 E-mails, SMS y un pendrive
16/07/2013 Bárcenas, de honrado a delincuente
04/07/2013 Las rebajas de Montoro
03/07/2013 Metro Valencia, sin responsables
02/07/2013 El bochorno de doña Espe
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris