Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Nuria Palma Bononand
Nuria Palma Bononand
Entrevista a Fernando Sapiña, profesor de Química Inorgánica de la Universidad de Valencia

Fernando Sapiña

En conmemoración al Año Internacional de la Química y a la celebración del Centenario del Premio Nobel de Marie Curie, las asociaciones científicas han apostado este año 2011 por potenciar y dar a conocer al público las contribuciones beneficiosas que aporta la química para mejorar nuestra calidad de vida y el bienestar de la Humanidad.

Bajo el lema “Química: nuestra vida, nuestro futuro” se pretende incrementar la apreciación de la química como herramienta fundamental para satisfacer las necesidades de la sociedad.

En primer lugar y a nivel divulgativo, ¿qué es la química?

La química es la ciencia que estudia la materia, sus propiedades y sus cambios. Toda la materia está compuesta por átomos de distintos elementos.

¿Qué problemas le resuelve a la Humanidad esta ciencia?

El suministro de agua potable, los medicamentos y los nutrientes de los alimentos son ejemplos claros donde la química tiene un papel protagonista.

En primer lugar, la química ha hecho posible la potabilización del agua. Una innovación que nos hace vivir mejor y aumentar nuestra esperanza de vida. Damos por hecho el suministro de agua potable y solamente cuando viajamos a otros países nos damos cuenta de la importancia de poder tener acceso a este bien. El agua potable evita que podamos contraer enfermedades y, a largo plazo, si hemos tenido menos enfermedades, nuestra esperanza de vida es mayor.

En segundo lugar, esta ciencia es necesaria para obtener medicamentos, como analgésicos, antidepresivos o anticancerígenos. Esto también evita que podemos contraer enfermedades.

Además, hay que destacar que los procesos químicos son claves para obtener alimentos para los 7.000 millones de habitantes de la tierra. La química ha mejorado los nutrientes y la calidad de los alimentos.

No hay que olvidar tampoco la seguridad al volante. El airbag, sin ir más lejos, es un dispositivo que nos protege cuando hay un impacto y que, al detectarlo, provoca una reacción química.

¡TODO ES QUÍMICA!

La química es la clave en el mundo en el que vivimos. Es la ciencia que nos rodea. Se encuentra entre nosotros, por todos lados, incluso en el aire que respiramos.

¿También tienen el origen en la química el jabón, el champú, los detergentes…?


Parque Científico UV

Sí. Estos productos contienen, entre otras sustancias, los tensioactivos, unas moléculas que tienen afinidad por el agua y las grasas y, gracias a ellos, el jabón, el champú o los detergentes eliminan las grasas y lo que está sucio. Por tanto, el jabón, por ejemplo, deja nuestras manos limpias libres de impurezas.

¿El hecho de cocinar es una operación química?

También. Los cambios en el color y el sabor que surgen cuando cocinamos alimentos nos indican que existe una transformación química. Además, gracias a la química, los alimentos se digieren mejor y se eliminan los agentes patógenos que pueden provocarnos infecciones.

¿Está en la química el origen de los colores y de los perfumes?

Efectivamente. El color surge de la interacción entre la luz y la materia y esa luz está compuesta por distintas radiaciones con propiedades diferentes. Por tanto, cuando la luz del Sol llega a una naranja, no todas las radiaciones se comportan igual. Por poner un ejemplo, una parte de ella la absorbe la fruta y la otra parte se dispersa. Las luces resultantes son diferentes, es decir, el color es distinto. Por tanto, nosotros percibimos el color naranja de la naranja, a través de la retina, por la luz que se refleja en ella.

Otro ejemplo similar es el siguiente: si cortamos por la mitad la naranja, hay unos compuestos aromáticos que pasan al aire y llegan hasta nuestro olfato. Por tanto, estos compuestos se introducen en nuestra nariz cuando aspiramos el aire e interaccionan con los receptores del olfato (situados en la parte superior de la nariz). Esta interacción es de tipo químico y el resultado es la transferencia de esos compuestos al cerebro. Es aquí cuando    nuestro cerebro identifica el olor de una naranja como tal.                            

¿Qué innovaciones aporta la química para crear un mundo más sostenible?

Para ello es necesario reducir la presión sobre el medioambiente. La química nos ofrece la posibilidad de obtener alimentos, energías y materiales con un menor impacto ambiental. ¿Cómo? En el caso de los alimentos, la química puede proporcionar fertilizantes que proporcionan los nutrientes a las plantas en los momentos y en las cantidades adaptadas a sus necesidades. En el caso de la energía, la química hace que podamos aprovechar las fuentes de energía renovables mediante el desarrollo de nuevos materiales. La química también puede desarrollar vías de reciclaje de materiales de mayor eficacia.

¿Qué connotaciones negativas tiene la química?

El mal uso de la química tiene que ver con el uso que hacen los seres humanos de ella. De esta manera, se han utilizado productos en el mercado que, años más tarde, han mostrado un impacto ambiental negativo. Por ejemplo, los clorofluorocarbonos, utilizados antes de la II Guerra Mundial en aires acondicionados, neveras, etc.,  se acumulaban en la atmósfera y, al llegar a la estratosfera, contribuían a la destrucción de la capa de ozono. La radiación ultravioleta que llega del Sol y que, en un principio, es absorbida por la capa de ozono, interaccionaba con estos compuestos. Cuando lo supimos, paramos su producción y parece que la capa de ozono se ha estabilizado.

Otro ejemplo es el insecticida DDT, utilizado después de la II Guerra Mundial. Este producto se acumulaba en el medio y provocaba problemas en cuanto al desarrollo de los huevos de las aves y también en nuestros cuerpos. Este compuesto y sus derivados podían afectar al funcionamiento de nuestro organismo. Se prohibió su fabricación y aplicación aunque en ciertos países en vías de desarrollo, donde la malaria tiene mucha incidencia, se está considerando si es viable su uso para poder controlar el mosquito que transmite esta enfermedad.

La nueva legislación ambiental europea pide, para los nuevos productos químicos que se quieran poner en el mercado, información sobre el impacto que pueden causar y que pueden afectar a la salud de las personas, a los trabajadores y al medioambiente. En definitiva, cada vez hay sistemas de control más estrictos para evitar que lleguen al mercado productos dañinos.

¿Cómo se explica que nosotros mismos, los seres humanos, seamos química?

Toda la materia está constituida por átomos. Nuestro cuerpo es un conjunto de átomos y moléculas. Por tanto, somos química.

Algunos autores dicen que pueden llegar a tener miedo a la química.

Es una afirmación sin sentido ya que nosotros somos química. Supongo que quieren decir que tienen miedo a algunas aplicaciones químicas y, en este caso, deberíamos conocer de qué aplicación estamos hablando concretamente. A todo esto hay que añadir que las posiciones “quimiofóbicas” de la sociedad están basadas, en muchos casos, en mitos y leyendas.

Avances químicos

¿Qué es la nanotecnología?


Oro líquido

El prefijo “nano” se refiere a una medida de longitud: al nanómetro, que es la millonésima parte de un metro. Cuando la materia se presenta en estas dimensiones aparecen propiedades nuevas. Por ejemplo, en forma de nanopartículas esféricas de 12 manómetros de diámetro el oro tiene un color rojo. Y estas propiedades pueden utilizarse para idear nuevas aplicaciones (a escala nanométrica) que pueden ir desde medicina, pasando por las tecnologías, información y comunicación hasta llegar al mejor aprovechamiento de la energía.

¿Cuáles son los retos más importantes de la química?

Desde el punto de vista práctico, la química puede hacer coches más limpios y obtener más alimentos de una manera más sostenible. Desde el punto de vista teórico, determinar cómo el ambiente influye en nuestros genes o entender cómo funciona nuestro cerebro y cómo se generan las memorias.

¿Se debería invertir más en el sector químico para su investigación?

No sólo en química, sino en ciencia. La innovación basada en los nuevos conocimientos científicos es uno de los factores que contribuyen al crecimiento económico. Sólo de esta manera podremos cambiar nuestro modelo productivo y salir reforzados de esta crisis económica.

La química siempre estará para echarnos una mano…

Artículos del autor

Era y es un asunto que me interesa desde hace mucho tiempo. Y, más todavía, cuando Televisió de Catalunya me ofreció la oportunidad de hacer prácticas formativas en su sede en Barcelona. Hablo del cierre de las emisiones de TV3 en la Comunidad Valenciana.
La física cuántica barcelonesa, de 33 años, apuesta por viajar a un mundo de ciencia ficción, a un mundo paralelo donde la fantasía y la veracidad se pueden combinar. Habla de la llamada “física cuántica”, con el objetivo de ver la vida desde otra perspectiva.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris