Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Lectores
Lectores
D. Martínez, Burgos

A los tres años de la publicación de la encíclica Laudato si, Francisco convocaba, la pasada semana, en el Vaticano a personalidades políticas, científicas y religiosas de unos 150 países para unir fuerzas contra el cambio climático y contra un modelo económico que deja en la cuneta a millones de seres humanos. El “ve y repara mi Iglesia” que oyó san Francisco de Asís, se aplica hoy, dice el Papa, a nuestra “casa común”, el planeta tierra, que necesita con urgencia ser reparada para seguir albergando vida.



El Obispo de Roma habló de la responsabilidad de los gobiernos, especialmente los “más poderosos” y “contaminantes”, aunque sin dejar de advertir que la causa última del problema reside en la cultura consumista y la falta de conciencia en las personas de los países ricos por las consecuencias que sus estilos de vida provocan en los demás. De ahí su apelación a una conversión ecológica y a la responsabilidad de los cristianos en promover nuevas actitudes, sin las cuales no habrá cambios profundos y duraderos.

Artículos del autor

​Todos estuvimos pendientes de la operación de rescate que se estuvo llevando a cabo en Thailandia para rescatar a los 12 niños que quedaron encerrados en una cueva.
Me temo que, salvo honrosas excepciones, los jueces españoles sólo son valientes cuando hay que despachar a cualquier pobre diablo que osa enfrentarse a algún banco o agencia de seguros.
​Un mar en calma inunda el valle de Linza a rebosar. El sol, con su natural timidez, no se atreve a asomar la cabeza por encima de las montañas (se pone rojo).
​Hace unos pocos años, que como algunos en estos días hacen un uso ideologizado y partidista del tema de la enseñanza, un padres con hijos e hijas, me decían haciendo la pregunta.
​Al salir de su reunión con Pedro Sánchez en Moncloa, el Presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha insistido en que no descarta cualquier vía para conseguir la independencia e instaba al Presidente del Gobierno español a que se deje de perseguir a gente por sus ideas.
​Los efectos de la actuación del líder de Podemos están siendo perniciosos tanto para la unidad de los partidos constitucionalistas como para el buen gobierno de España.
​Es loable la buena disposición del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para restablecer el diálogo con la Generalitat de Cataluña y su llamamiento a no alimentar la crispación.
​Cesión tras cesión es el único recurso que le queda a Pedro Sánchez para continuar como inquilino en la Moncloa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris