Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Lectores
Lectores
V. Rodríguez, Zaragoza

Por Agustín de la Herrán Gascón: “La universalidad no se opone a la singularidad, la idiosincrasia, la identidad... ¡Todo lo contrario! Las precisa para realizarse y para realzarlas en clave generosa y profundamente útil. Porque la diversidad es lo real, y la universalidad es la utopía. ¿Cabe, por tanto, una complementariedad mayor? Como ha expresado E. Vera Manzo (1999): “Toda persona tiene por lo menos una identidad, el reto es tener múltiples identidades simultáneamente y protagónicamente en un momento determinado, asumir la que se quiere representar”.


Dicho de otro modo: “Todas las personas debemos ser singulares y universales” (E. Vera Manzo, 1997). Porque la universalidad no “subsume”, en la medida en que es una conquista positiva. Eso sólo lo hacen las imposiciones. La verdadera universalidad es un descubrimiento y después es un anhelo o una utopía necesaria, también se desarrolla de manera concreta y poco a poco.


Y esa unidad, o se realiza desde la diversidad para realzarla, o no es tal, porque, como decía Teilhard de Chardin, la unidad, la verdadera unidad, no confunde, diferencia. La síntesis multicultural se producirá cuando todas las personas asuman el conjunto de valores de la humanidad, su universalidad, y la única diferencia entre las personas serán sus valores singulares configurados en el lugar y tiempo que le tocó vivir. 

Artículos del autor

​Hay cosas de las que no se habla o palabras que no se pronuncian, sin la autorización de quienes ostentan el monopolio de lo políticamente correcto.
​La España de hoy parece ser, para algunos, una mesa de villar partidista. Troceada en grupos autonómicos, yo diría en gobiernos de taifas medievales; dividida por lenguas y dialectos bien pagados y sobre todo bien cobrados.
Es positivo, en Europa y Norteamérica, donde se recoge casi el 100% de los desperdicios, por otra parte, ahora mismo es motivo de grave preocupación que China haya dejado de importar su basura plástica.
​Hoy, lo social es que nos digan lo que tenemos que comer, los hijos que podemos tener, lo que tenemos que estudiar, lo que hay que creer, la historia que hay que saber...
Y​a puestos, reconozcamos que en general, la talla intelectual de nuestros políticos ha experimentado una considerable pérdida de nivel, comenzando por los del partido del Gobierno.
​Pude decirse sin temor a caer en la paradoja que toda política coherente y válida es ante todo idealista, en cuanto que está subordinada a una idea cuya actualización se propone.
​Como subrayaba el Papa en la Eucaristía final, del Sínodo sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional, que se ha celebrado durante las últimas tres semanas de octubre en El Vaticano, es imprescindible dar testimonio coherente del Evangelio.
​Este viernes 9 de noviembre el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo ha condenado por unanimidad a Bélgica por vulnerar los derechos fundamentales.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris