Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Lectores
Lectores
G. Hernandez, Vizcaya
Me suelen decir a menudo en casa que soy más considerado con “los de fuera”. Así, cuando a quien me atiende y veo se le acumula la labor, procuro si no es urgente la cuestión no atosigarle y facilitar su trabajo si puedo. Y no me considero por ello un ser especial.

Nuestra sociedad avanzada (en algunos aspectos, que no en otros), se ha acostumbrado demasiado a mirar para sí misma, a exigir y reivindicar, y más bien poco a considerar al otro. También a luchar y tener que defender su puesto de trabajo, y a pelear después para que no lo saturen de funciones o contenidos, poco prácticos a menudo, o puramente justificativos. Asímismo, hay que decirlo, hemos caído en el erros de exigir que las instituciones nos lo resuelvan todo, un todo cada vez mas grueso, que no resulta fácil atender debido a la cada vez mayor parafernalia burocrática y a nuestras frecuentes luchas de poder.

En resumidas cuentas, no paramos de reclamar las soluciones, de otros, y de exigir --y exigirnos según dicen, porque nuestra mentalidad competitiva "lo exige"--, esperando casi siempre que los otros nos organicen cuando necesitamos colaborar. "Colaborar para competir", que leo hoy en prensa como receta de los empresarios.

Así las cosas, es habitual que nuestro talento permanezca a buen recaudo, no vaya a ser que la marabunta caminante sonámbula, cebada televisivamente de imbecilidad, arrase con nuestros dones y talentos, y con nuestros esfuerzos.

Artículos del autor

El lunes, 18 de diciembre, el Papa Francisco autorizó la promulgación de los decretos de diversas causas de canonización.
El pasado día 10 leía en una revista técnica: “Sancionada 1 de cada 3 explotaciones danesas inspeccionadas por bienestar de los cerdos”.
De pequeño me enseñaron que la FE era creer y que la FE era un don del Señor... Ahora de mayor tengo que palpar... palpar...para creer, con la que está cayendo.
Empapado, me desperté sudando. Del cielo de Roma, el Papa había subido al Cielo, al caer su avión, en el que iba a Chile.
En otras circunstancias el acuerdo alcanzado entre Gobierno, patronal y sindicatos sobre la subida del salario mínimo interprofesional hubiera tenido una mayor repercusión informativa.
“La predicación religiosa intenta, a ser posible, eludirlo. El cine y el teatro utilizan la palabra irónicamente o como forma de entretenimiento. La sociología y la psicología intentan desenmascararlo como ilusión o complejo.
Aparcamos nuestro vehículo sideral en el parquin faunístico de Lacuniacha en Piedrafita (Huesca). Nos calzamos las albarcas espaciales.
Tabarnia no es ninguna broma. Es la expresión de una realidad que el nacionalismo intenta disimular desde hace décadas: la gran fractura existente a nivel social, político e incluso lingüístico entre la Cataluña litoral, más industrializada y la Cataluña interior, más nacionalista y rural.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris