Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Lectores
Lectores
J. Romo, Valladolid

En una primavera esplendorosa, de gran verdor, llegó mayo. Desde el siglo XVII, la Iglesia dedica treinta días a la Virgen María, casi siempre en el mes florido. María es la mujer más santa que ha pasado por la tierra, la señora más bella, la madre más tierna. La pequeña pastorcita Santa Jacinta de Fátima, a la que, junto con su hermanito Francisco y su prima Lucía,se le apareció la Virgen mientras guardaban las ovejas ( 13 de mayo de 2017), tuvo reserva sobre las apariciones previas del Ángel de la Paz (1916); pero no pudo ocultar su desbordante alegría por la Señora, y fue amonestada por su prima: “veo que no vas a callar”, y así fue: con inusitado entusiasmo y saltando de gozo, repetía a sus padres: “¡Qué Señora tan bonita…!” Lucía la describió más tarde: "Una Señora vestida toda de blanco, más brillante que el sol, esparciendo una luz más clara e intensa que un vaso de cristal lleno de agua cristalina atravesado por los rayos del sol más ardiente. Estábamos tan cerca, que quedábamos adentro de la luz que la rodeaba, o que ella esparcía".


La Virgen nos quiere a todos un día en el Cielo, en su regazo maternal. En su celo por la paz del mundo y la conversión de los pecadores, la Madre de Misericordia se ha aparecido a personas sencillas en distintos países, y, a través de los videntes, nos pide oraciones y sacrificios por los pecadores. La Virgen, Madre de Dios, es, también, Madre espiritual nuestra. Ella vela por nosotros y, en ella, Consoladora incomparable,podemos verter nuestras lágrimas y desahogar nuestra alegrías. Jesús,desde la Cruz, dijo al Apóstol San Juan, su discípulo predilecto allí presente, en quien estábamos representados: Mujer, he ahí tu hijo.Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió ensu casa” (Jn, 19, 26- 27).

Artículos del autor

​La cúpula judicial, elegida por los partidos dominantes y no por los jueces –hasta el “nuevo” PSOE acaba de rechazar el cambio-, tiene un sesgo político evidente.
​Los habitantes de zonas despobladas pueden tener razón o no en algunas de sus exigencias –yo, en su lugar, no pediría que pase el AVE-, pero es su ocasión de sacar partido de la estrategia electoral.
​Nada más desafortunado en todos los aspectos que la pasada recepción celebrada con motivo del 2 de Mayo.
​La intoxicación ideológica, producida en el País Vasco y Navarra por el entorno de ETA con motivo de la paliza a los agentes en Alsasua, circula entre muchos jóvenes y no tan jóvenes vascos.
​Europa necesita fortalecer sus instituciones y revitalizar su propia identidad, que siempre ha mostrado una gran capacidad de acogida y diálogo religioso y cultural, pero en algunos casos se afrontan medidas que tratan de afrontar algunos aspectos relevantes del problema
​Cierro los ojos y aspiro el olor a tomillo y romero que me envuelve y me eleva a todas partes. Hemos dejado el coche al lado de la mina La Bilbilitana. Estamos en el extremo norte de la Sierra de Algairén, cerca de Alpartir.
Ahora que los antisistema de la CUP han roto amarras, pienso que es hora de que emerja un catalanismo sensato que propugne un candidato libre de cargas judiciales y con un horizonte penal despejado.
​De aquí a las elecciones europeas del 19 la Unión Europea encara una “ventana de oportunidades” para acometer reformas pendientes que garanticen su viabilidad.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris