Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Jorge Hernández Mollar
Artículo de opinión
Jorge Hernández Mollar
“La finalidad de la ley no es favorecer los sueños que destruyen la creación de una vida”

“El Senado argentino entierra el sueño del aborto libre” Así encabeza la noticia un importante diario nacional y he de confesar que me ha producido una extraña sensación de desagrado . Describir como un sueño la práctica de un aborto “libre y gratuito” es lo que más se contrapone al sueño de millones de mujeres en el mundo que desean realizarse en lo más misterioso y emocionante de su existencia : la maternidad y la procreación de un ser humano.


No voy a agotar mi reflexión en consideraciones científicas o incluso éticas y morales. Me basta con detenerme en la simple constatación del primer aliento de vida que nace de la unión natural entre un hombre y una mujer, para comprender que la vida es la consecuencia de un acto biológico que tiene su origen en la entrega generosa y total de dos personas, hombre y mujer, que dicen “atraerse y amarse”


Yo creo que la finalidad de la ley no es favorecer los sueños que destruyen la creación de una vida, con todo lo que ello supone no solo para la reproducción de la especie humana y su desarrollo, sino también para el equilibrio y conservación de la naturaleza, de la que el hombre y la mujer son sin duda, los seres más perfectos.


Evidentementeel afán proabortista que sufre una parte de la sociedad de hoy no es más que el fruto de la colisión de la ley civil con la innombrada y casi olvidada ley natural. Si no existiera más que la ley civil tendríamos que admitir que cualquier valor, incluso aquellos por los que el hombre ha luchado y considerado como cruciales avances en la larga marcha hacia la libertad, pueden ser cancelados por una simple mayoría de votos.


Ignorar la ley natural es cerrar los ojos ante la posibilidad de que ocurran casos como el que acabo de describir sobre la libertad y promover leyes que lesionan las exigencias derivadas del bien común supondría conducir a la sociedad hacia una dirección errónea y peligrosa. Intentemos al menos cambiar a esa sociedad que dice “soñar con un aborto libre y gratuito” por una sociedad que sueñe con dar vida a personas libres, felices y respetuosas con la naturaleza. Empeñarse en ello vale la pena.

Artículos del autor

​“No es un simple gesto protocolario que las primeras visitas oficiales a un país extranjero de nuestros presidentes de gobierno se hayan iniciado siempre con un encuentro con el monarca marroquí en su propio país. Sorpresivamente el Presidente Sánchez rompe esta tradición y prefiere la foto en Francia con su admirado Macron.”
​Dos palabras encierran el leitmotiv de su acción política para revitalizar el partido: optimismo y libertad.”

En la medida que los Estados de la Unión Europea son muy celosos de no desprenderse de su soberanía en materia de seguridad y justicia, pretender la unificación de delitos y de sus correspondientes penas en un Código Penal común, como sería lo deseable, resultaría prácticamente imposible.

​A raíz de los complicados momentos por los que transcurre hoy la vida del Partido Popular, me viene a la memoria la apasionante y a veces convulsa situación por la que atravesó, hace ya más de treinta años.
​En momentos como estos no se debe añadir ni un gramo más de pesadumbre de la que ya padecemos cientos de miles de votantes, militantes y cargos públicos que en su día representamos y representan hoy al Partido Popular en las instituciones nacionales o internacionales.
​Con este pronunciamiento, Joaquín Torra, declaró su voluntad de aceptar el mandato como presidente de la Generalitat en calidad de servil intermediario del fugado Puigdemont.
Con estas palabras el ínclito Pablo Echenique sentenció el 26 de febrero lo que hoy es ya una realidad: que las calles están siendo “tomadas” por el movimiento gramsciano que dirige la nueva generación podemita que irrumpió en el panorama social y político de España a raíz del 15M.
​Dentro de unas horas, si Dios no lo remedia y todo me indica que no lo va a hacer, se producirá el encuentro político-deportivo entre el Club que Vd. preside y el Sevilla Fútbol Club para disputar la tradicional “Copa del Rey”.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris