Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Jorge Hernández Mollar
Artículo de opinión
Jorge Hernández Mollar
“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”

En la medida que los Estados de la Unión Europea son muy celosos de no desprenderse de su soberanía en materia de seguridad y justicia, pretender la unificación de delitos y de sus correspondientes penas en un Código Penal común, como sería lo deseable, resultaría prácticamente imposible.


De aquí que la euroorden, que nació para agilizar el procedimiento de extradición, se fundamentó cuando se puso en práctica en la aplicación de la confianza y reconocimiento mutuo de las resoluciones judiciales entre los Estados miembros sin que se pudiera ni debiera entrar entrar en el fondo del asunto, así se acordó y debatió en el seno de la Comisión y Parlamento europeo.



La Corte regional alemana, ha hecho lo contrario y se ha extralimitado al examinar el principio de la doble incriminación, conculcando gravemente el espíritu de la orden de detención y entrega europea.



Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes, que sin duda es inasumible por la justicia española que se vería absurdamente desautorizada para juzgar los delitos que son de su única y exclusiva jurisdicción personal y territorial.


Cualquier decisión que tome el Juez LLarena menos aceptar la errónea y retorcida interpretación de la orden realizada por el tribunal regional alemán sería la correcta. 

Artículos del autor

​A raíz de los complicados momentos por los que transcurre hoy la vida del Partido Popular, me viene a la memoria la apasionante y a veces convulsa situación por la que atravesó, hace ya más de treinta años.
​En momentos como estos no se debe añadir ni un gramo más de pesadumbre de la que ya padecemos cientos de miles de votantes, militantes y cargos públicos que en su día representamos y representan hoy al Partido Popular en las instituciones nacionales o internacionales.
​Con este pronunciamiento, Joaquín Torra, declaró su voluntad de aceptar el mandato como presidente de la Generalitat en calidad de servil intermediario del fugado Puigdemont.
Con estas palabras el ínclito Pablo Echenique sentenció el 26 de febrero lo que hoy es ya una realidad: que las calles están siendo “tomadas” por el movimiento gramsciano que dirige la nueva generación podemita que irrumpió en el panorama social y político de España a raíz del 15M.
​Dentro de unas horas, si Dios no lo remedia y todo me indica que no lo va a hacer, se producirá el encuentro político-deportivo entre el Club que Vd. preside y el Sevilla Fútbol Club para disputar la tradicional “Copa del Rey”.
Todavía existen en España, un país europeo avanzado democrática y socialmente, diferencias importantes en materia de salarios u ocupación de puestos directivos en empresas públicas o privadas. Lo corroboran los datos que facilita Eurostat.
​«Cuando los nervios fallan no hay otra solución que decir: “No puedo más” y matarse, Tenía el deber de suicidarse». Estas palabras se las dedicó Adolf Hitler al mariscal de campo Friedrich Von Paulus. Palabras que él mismo asumió ante el gran fracaso de su vida y de su criminal trayectoria.
No hay historiador que no reconozca que una de las principales degeneraciones del poder en las antiguas Grecia y Roma, vinieron motivadas por la pérdida de principios o valores éticos y morales.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris