Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Jorge Hernández Mollar
Artículo de opinión
Jorge Hernández Mollar
“La democracia entra por la puerta principal”

“Las universidades deberían favorecer las condiciones para que el pensamiento riguroso y, por consiguiente, el desacuerdo, el juicio independiente y el cuestionamiento de asunciones obstinadas pueda prosperar en un ambiente de gran libertad” Así reza este pronunciamiento en la Declaración de Chicago del año 2015, que nació precisamente para contrarrestar el clima de censura que se vivía y aún hoy subsiste en los ambientes universitarios de los Estados Unidos.

Venimos asistiendo desde hace algunos años a un movimiento de rechazo e intolerancia en algunas universidades españolas hacia quienes, de una forma pacífica y dialogante, desean exponer en esos foros sus ideas o posiciones sobre diferentes temas culturales, religiosos o políticos.


Hace tres años en el recinto de la Universidad Autónoma de Madrid, un grupo de unos doscientos estudiantes impidieron violentamente a Felipe González y Juan Luis Cebrián celebrar una conferencia. Ayer mismo en la Universidad Autónoma de Barcelona la candidata por el partido popular Cayetana Alvarez de Toledo fue acosada, con inusitada violencia, por un grupo de nacionalistas e independentistas en un acto organizado por “S’ha acabat”., con el objetivo de impedir su acceso al recinto: la democracia entra por la puerta principal sentenció acertadamente Cayetana.

Al margen del clima de tensión que normalmente acompañan a las campañas electorales resulta especialmente alarmante que en el seno de nuestras universidades se produzcan estos actos de intolerancia y violencia antidemocrática, en la medida que constituyen un ataque directo a la libertad de expresión y de pensamiento de ciudadanos, asociaciones o grupos políticos que desempeñan sus actividades en un Estado de derecho y que desean exponer e intercambiar ideas o debatir propuestas en un clima de normalidad democrática.


Resulta también paradójico y escandalosa, la hipocresía de quien como Pablo Iglesias, líder de Podemos y de la formación que ha abanderado sonados escraches a personajes públicos, como el que le practicaron a la Vicepresidenta Soraya Sainz de Santamaría o los que Rita Maestre y sus correligionarias podemitas realizaron contra la capilla de la Universidad Complutense de Madrid, diga ahora que se siente compungido por lo acontecido en Barcelona. Su benevolencia y simpatía hacia partidos políticos como Bildu o los catalanistas hoy sentados en el banquillo de los acusados ante el Tribunal Supremo, por graves delitos de rebelión y sedición, le hacen también responsable directo o indirecto de los desmanes de quienes se declaran enemigos de las libertades y la convivencia pacífica entre ciudadanos.


Nadie duda hoy del derecho a protestar si se hace de una forma pacífica y civilizada y menos aún en la Universidad que se supone que es de donde emana la energía intelectual de una sociedad. Escuchar respetuosamente antes de protestar permite el ejercicio de poder discrepar y al mismo tiempo aprender que en definitiva es la sagrada misión de cualquier centro educativo.


Como bien señala el profesor Robert P. George de la Universidad de Princeton “esta disposición a tomarse en serio a las personas con las que discrepamos -y no a la indiferencia relativista- es lo que nos vacuna contra el dogmatismo y el pensamiento de grupo, tan tóxicos para la salud de nuestras comunidades académicas y para el funcionamiento de las democracias”.

Artículos del autor

A estas alturas de mi vida ya no frecuento el incienso ni la loa de personajes públicos dedicados a la política, sean o no cercanos a mi entorno personal. Tengo sin embargo que reconocer con toda objetividad, que me ha sorprendido gratamente el tono de serenidad y seguridad que hoy ha transmitido el Presidente de la Junta de Andalucía Juan Manuel Moreno a los numerosos asistentes del desayuno informativo del que ha sido protagonista. 

He de confesar que aun reconociendo el déficit democrático que hoy existe en los órganos colegiados de los partidos políticos, siempre he desconfiado de quienes se proclaman independientes o provienen de sectores teóricamente neutrales o incluso apolíticos.La sociedad actual necesita hombres y mujeres “políticamente” comprometidos con los nuevos retos que plantean los grandes avances tecnológicos en relación con el empleo, la salud o la seguridad; la sostenibilidad del estado del bienestar; el uso ordenado y racional de nuestros recursos hídricos y energéticos; el respeto medioambiental; la pobreza, la violencia o el acceso en libertad a la educación y a la cultura, además de nuestros compromisos internacionales en un mundo global e interconectado.

Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.” El Art.6 de la Constitución explicita así el papel que tienen que desempeñar los partidos políticos en la vida política española y cuál debe ser también el carácter democrático de sus estructuras y funcionamiento de cara a la participación de sus militantes en los debates y decisiones que conciernen al proyecto político y a las personas que lo defienden y representan en las diversas instituciones del Estado.

En el día de hoy, toda la comunidad mundial y especialmente, nosotros los españoles estamos obligados a reconocer y agradecer a nuestras mujeres el gran bien que han proporcionado y seguirán proporcionando a España y a toda la humanidad; sin ellas el mundo no podría existir…para eso las creo Dios.La mujer es la única en toda la creación, capaz de ofrecer la vida al hombre desde su nacimiento y acompañarle en su largo viaje…hasta el final.

Es bastante evidente que hay determinados medios que ponen especial énfasis en centrar su atención en los abusos a menores en el ámbito de la Iglesia católica cuando lamentablemente se han producido y se producen también casos similares en otras organizaciones o instituciones civiles como han sido los casos de los cascos azules de la ONU que abusaron de niñas en la República Centroafricana en el 2016 o la de algunas ONG como Oxam que fueron “cazados” por una investigación de The Times en el 2011 o casos lacerantes también de agresiones sexuales en el ejército de los EEUU o incluso en el mundo del deporte o los más recientes de las estrellas del cine o de la televisión.No se trata pues de un problema específico de la Iglesia aunque la ausencia de estudios comparativos no nos permite conocer si el nivel de gravedad es inferior, igual o superior a otros ámbitos .

Quizás el ruido y la algarabía de las fiestas navideñas, no nos permite detenernos con un poco de sosiego para preguntarnos qué es lo que verdaderamente ocurrió para que año tras año, los cristianos de toda la tierra celebremos con tanta alegría el tiempo litúrgico dedicado a la Navidad.
​No resulta muy difícil imaginar al “emperador” Quim Torra, tocando la lira mientras contempla el incendio de Cataluña al igual que algunos de los relatores del histórico incendio de Roma atribuyeron al emperador Nerón.
Una vez más los andaluces estamos llamados a las urnas el próximo domingo para pronunciarnos sobre quien o quienes deseamos que gestionen nuestros asuntos durante los próximos cuatro años.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris