Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Isaac Bigio
Análisis internacional
Isaac Bigio
Para los enemigos de Irán esta es una justa acción

En el tercer día de la tercera década del tercer milenio Donald Trump asesinó al principal comandante militar iraní, el general Qasem Sulaimani.


Esto es un hecho sin precedentes. Desde que hace 41 años se inició la revolución islámica persa nunca ninguno de sus altos mandos fue ejecutado extrajudicialmente, y menos por un país que no le ha declarado formalmente la guerra.

A Sulaimani y a algunos dirigentes de las 150,000 milicias iraquíes se les quitó la vida con misiles lanzados desde un dron contra su auto que salía del aeropuerto civil internacional de Bagdad el 3 de enero.


Para los enemigos de Irán esta es una justa acción pues se elimina a una persona responsable de haber hecho que dicha república chiita haya logrado tener aliados militares suyos que dominen Irak, Siria, Líbano, Gaza y el norte de Yemen. Para el Telegraph, el diario más afín al primer ministro británico, si bien a Boris Johnson no le consultaron de dicha acción y puede que él no comparta ese tipo de represalias, es hora de hacer causa común con Washington contra el enemigo común.


Este asesinato se ha dado a 2 meses de las elecciones generales de Israel del 2 de marzo y a 11 meses exactos de las que se van a dar en EEUU el 3 de noviembre. En ambos comicios no andan bien Benjamín Netanyahu y Donald Trump, grandes aliados, quienes comparten también el hecho de estar siendo sometidos a duros procesos legales que buscan condenarlos judicialmente y quienes vienen perdiendo en las encuestas. Con este tipo de bravatas ambos halcones van a buscar repuntar en los sondeos y evitar ser derrotados en las urnas.


Sus partidarios aducen que Irán es una dictadura teocrática totalitaria que ha fomentado el terrorismo y que desestabiliza al medio oriente. Los adversarios de Trump y Netanyahu sostienen que Irán, pese a las limitaciones que se le atribuye, tiene elecciones multipartidarias, mientras que los sauditas y otras petro-monarquías arábigas nunca han tenido comicios para elegir a sus jefes de Estado, los mismos quienes son los que han armado y financiado a AL Qaeda, al Estado Islámico de Irak y Siria (Daesh) y a otros grupos terroristas sunitas.


Desde que en 1979 una movilización popular derrocó al Shá de Irán, los EEUU han tratado por todos los medios posibles de deponer al nuevo régimen nacionalista. En 1980-88 Washington y sus aliados occidentales y árabes armaron y financiaron a Saddam Hussein para que Irak invada Irán. En esa guerra, que costó un millón de vidas y donde Occidente no cuestionó que Hussein utilice sus gases para exterminar miles de civiles kurdos y soldados persas, no se pudo derrotar a Irán.


Más bien, los persas sacaron provecho de las intervenciones militares norteamericanas en Afganistán e Irak, desde el 2001 y 2003, respectivamente, para eliminar a sus enemigos que se encontraban a su este y oeste y poder imponer en los nuevos gobiernos asociados chiitas suyos en puestos de poder.


Mientras Irán dejó que EEUU bombardee a Irak y Libia cuyos gobiernos seculares panarabistas “socialistas” fueron considerados como sus adversarios, saltó para defender a Bashir Assad, su gran socio en Siria. Junto con Rusia y las milicias chiitas de Hizbola, el principal partido y ejército miliciano del Líbano, Irán logró salvar a Assad y derrotar a las fuerzas apuntaladas por EEUU y las petro-monarquías arábigas.


Irán se ha convertido en el único país del mundo que ha logrado establecer una red de socios militares en todo su entorno. Ellos a esto le llaman el “Eje de la Resistencia”, el cual se extiende desde el oeste al este empezando en las zonas fronterizas de Líbano con Israel dominadas por Hisbola, el gobierno de Hamas en la franja palestina de Gaza, pasando por la mayor parte de Siria e Irak y terminando en zonas de Afganistán, además de tener una fuerte presencia en el norte de Yemen dominado por las milicias chiitas Houthis.


EEUU ha ejecutado al general Qasem Sulaimani, a quien lo ven como el gran genio militar que ha desarrollado dicha red. Trump dice que él no quiere la guerra sino prevenirla.


No obstante, se trata de una declaración no formal de guerra contra Teherán. Los ayatolas y sus socios regionales han dicho que van a vengar dicha muerte, pero ello no implica que vayan a lanzar inmediatamente un ataque contra bases norteamericanas en la región. La estrategia de Sulaimani fue siempre la de movimientos menores que gradualmente vayan minando militarmente a EEUU y sus aliados.


Posiblemente, el curso de acción que inicialmente tome Teherán sea generar una fuerte presión diplomática para aislar a Trump combinada con fuertes protestas en el medio oriente y una estrategia centrada en demandar la inmediata retirada de todas las tropas norteamericanas en Irak bajo el argumento que ya acabó la guerra contra el Daesh y que no se puede permitir que Washington siga pasando por alto la soberanía nacional iraquí.

Artículos del autor

Cada primero de enero se realiza en el centro de Londres el gran desfile de año nuevo. Este evento empezó en 1967 como el desfile del lord alcalde de la ciudad de Westminster pues semanas antes se produce el del lord alcalde de la City de Londres.

En Londres ocurrió un incidente que es bastante revelador acerca de la situación política en Latinoamérica, aunque en esta región no ha sido tan comentado. Éste se dio teniendo como figura estelar a Luis Almagro, el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), justo cuando el parlamento británico se disolvía. Ahora que éste se ha renovado tras las elecciones navideñas puede que deba ser tomado en cuenta en las altas esferas políticas.

Estamos celebrando la festividad más popular, globalizada y consumista de todos los tiempos. Ésta se da para conmemorar el nacimiento del personaje más importante de la historia universal, aquél que divide a ésta en dos periodos: antes y después de Cristo.

Desde que Inglaterra y Escocia crearon el Reino Unido en 1707 Gran Bretaña nunca ha sufrido una invasión o un cambio violento en el poder. Sin embargo, ahora en esta isla se desencadena una nueva guerra civil. No es esta una lucha fratricida entre Inglaterra y Escocia, cuyos gobiernos mantienen una relación pacífica pese a sus grandes diferencias y a los intentos de Edimburgo de separarse.

Apenas éste apareció, Morales tuvo que renunciar pues los altos mandos militares y policiales se lo demandaron.Tres institutos de investigación muy serios, incluyendo uno en la capital de EEUU, emitieron sus propios informes cuestionando la parcialidad del apresurado reporte de la OEA. Almagro ha desestimado esas críticas y antes tildó de “espías” a algunos investigadores del propio equipo de la OEA que no avalan sus conclusiones.Gracias a Almagro ahora en Bolivia hay una nueva presidenta de facto que ya lleva más de un mes en su cargo, la cual se pasó por garrocha la constitución, no convoca aún a elecciones, ha hecho varias masacres, quiere romper con toda la política externa y el multiculturalismo del único estado del mundo que se reclama plurinacional, y ha decidido procesar al presidente saliente Evo Morales y a varios de sus partidarios por los delitos de terrorismo.OEAAlmagro sostiene que su rol es el de intervenir en varios países para democratizarlos, aunque él nunca hizo eso en EEUU cuando en 2016 esta potencia se convirtió en la primera en la historia mundial en nominar a un presidente que perdió en las urnas con casi 3 millones de votos de diferencia frente a su contrincante.

Los resultados de las elecciones generales navideñas en Reino Unido tendrán fuertes consecuencias para la política mundial.

El nuevo gobierno “interino” boliviano ha decretado una orden de arresto al ex presidente Eco Morales por los cargos de “sedición, terrorismo y financiamiento del terrorismo”. Hace todo esto después de haber nombrado como su portavoz en el exterior a “Tuto” Quiroga.

Y, finalmente, tuvimos un segundo referéndum sobre la UE (Unión Europea). En uno ideal de este tipo los electores debieran responder si estuviesen de acuerdo con el Brexit del gobierno o por otro, o seguir quedándose en la UE. La opción que sacase el 50% más uno sería la triunfadora.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris