Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Herme Cerezo
Crítica literaria
Herme Cerezo Rabadán nació en Valencia en 1957. Casado y padre de una hija, es Licenciado en Historia Moderna por la Universidad Literaria de Valencia, aunque no ejerce la docencia. Asiduo lector de novelas, hace unos años despertó su interés por escribir sus propios relatos, siempre dentro del terreno de lo breve. Fruto de este trabajo fue la consecución de algunos premios literarios y la publicación de su libro "El perro faldero" en Brosquil Edicions en 2003. Además, ha colaborado como crítico literario en el diario castellonense Mediterráneo y ha sido jurado en diversos certámenes. En septiembre de 2006 vio la luz su última obra "Tranvias, Trolebuses y Autobuses. La Empresa Municipal de Transportes de Valencia" y en la actualidad colabora como entrevistador, articulista y crítico en SIGLO XXI y en varias revistas.
Herme Cerezo
Últimos textos publicados
"La literatura era una asignatura pendiente para mí"
Entrevista al escritor Enrique Vaqué



entrevista19



Enrique Vaqué nació en Melilla. Doctor en Ciencias Químicas y Máster en Administración de Empresas, su labor profesional en el ámbito de las materias primas (café, cacao...) le ha permitido viajar por todo el mundo, desde las selvas del Amazonas hasta las colinas más altas del Camerún. Tiene fijada su residencia en Valencia, Barcelona y París. Tras ganar el Premio Pedro de Estopiñán de Poesía, combina su puesto de ejecutivo de un grupo empresarial químico con clases de posgrado universitario y su devoción por la escritura. Su primera novela publicada fue ‘Los colmillos del trópico’. Ahora se descuelga con ‘Los colmillos del trópico", una novela histórica, que resultó finalista del Primer Premio de Novela Albert Jovell.

El mundo medieval está agonizando. Hasib ibn Al-Sharif, adolescente musulmán de origen humilde, entra al servicio de un famoso médico de la familia real nazarí en busca de una vida tranquila en su Córdoba natal. Sin embargo, su destino se verá bruscamente alterado cuando dos caballeros de la Orden de Calatrava acuden a casa de su señor solicitando sus servicios. Deberán acompañarles para tratar a una dama francesa que se encuentra enferma en el castillo de la Orden, lugar siniestro donde nada parece lo que realmente es. Empieza entonces para él un largo viaje, que le llevará desde los parajes de la Castilla en guerra civil hasta Granada, pasando por La Meca, Pakistán y Constantinopla. Hasib conocerá los desiertos sin límites, los peligros del mar, la sensualidad insaciable de las odaliscas y las insidias de las cortes de Oriente y Occidente. Pero, sobre todo, conocerá a los hombres y mujeres, que ostentan el poder en su tiempo. Bajo estos parámetros, Enrique Vaqué presenta su segunda novela, titulada ‘Los señores del fin del mundo’, editada por Almuzara, sobre la que conversé con él en Valencia hace unos días.

¿Qué hace un licenciado en Ciencias Químicas y Máster en Administración de Empresas como tú escribiendo novela histórica?
Desde niño, la literatura ha constituido parte integrante de mi vida. Con el futuro resuelto y los hijos mayores, llega un momento que te planteas la posibilidad de escribir. Era ahora o nunca. Para prepararme, he asistido a cursos y talleres y me ayudo con la lectura de otros autores. Mi objetivo es mejorar constantemente mis escritos, tanto a nivel de argumentos como de personajes.

Por lo tanto, para ti la escritura tiene algo de segunda oportunidad.
Sin duda. Creo que la mejor manera de definir mi situación es la de aprobar una asignatura pendiente.

¿Cómo tropezaste con la historia que te inspiró ‘Los Señores del Fin del Mundo?
La idea surgió tras la lectura de ‘El nombre de la rosa’ de Humberto Eco. Me impresionó bastante el tema de esos grupos de personas verdaderamente pobres, que se trasladaban de un lugar a otro en la Europa Medieval y que en ocasiones, como atravesaban circunstancias muy difíciles, incurrían en la delincuencia. Después la imaginación me llevó a pensar que esos grupos se encontraban en el campo de Calatrava, donde aparecía un tipo que predicaba un anti-evangelio. La historia fue evolucionando y al final escogí un protagonista, que era un médico árabe, y decidí narrar desde ese punto de vista.

En alguna entrevista has manifestado tu interés por la cultura oriental, ¿de dónde procede esa fascinación?
Creo que me viene de la lectura de los cuentos de ‘Las mil y una noches’, que leí de pequeño y me fascinó. De hecho nunca he dejado de releerlos. De todos modos el orientalismo es una fascinación propia del mundo occidental a través del exotismo de sus manifestaciones literarias o musicales.

2309162

¿Por qué has escogido el género histórico?
Bueno, yo busco qué es lo que voy a decir y cómo voy a hacerlo. En función de eso escojo el género. Por ejemplo, ahora estoy escribiendo un thriller, porque creo que es el registro que mejor se adecúa para la historia que llevo entre manos.

¿La novela histórica rellena huecos de nuestro pasado que nos resultan desconocidos?
Creo que sí, sobre todo en periodos como el de la novela que constituyen una encrucijada. El género histórico representa una forma de interpretar el futuro basándose en el pasado, una forma de encontrar lógica y lucidez a nuestra existencia.

Has utilizado la primera persona como voz narrativa.
El narrador omnisciente es una forma de narrar muy vista. Eso no quiere decir que la primera persona sea una gran innovación, pero su uso me interesaba para tratar de romper el ritmo temporal y que se comprendiese bien la peripecia vital del personaje. En cierto sentido, ésta es una novela histórica de la formación de una mentalidad a partir de una serie de experiencias.

Novelas como ‘Los señores del Fin del Mundo’ suelen requerir un trabajo de investigación, ¿te interesa más este proceso o la escritura en sí?
Es evidente que la investigación es interesante, pero la experiencia de construir un mundo e introducirse en él para describirlo me resulta mucho más atractiva. Es muy importante que el lector conozca las cosas, que las toque. Me motiva mucho más la escritura de la novela que los preliminares.

¿Trabajas con guión o te dejas llevar por los impulsos de la propia historia?
Con guión, por supuesto. Es necesario que el relato tenga una unidad y al mismo tiempo que resulte interesante para el lector. Como la trama me importa mucho, cuando tengo una idea que quiero transmitir, he de elaborar un guión, un esqueleto, para conseguirlo.

En el género histórico el lenguaje utilizado es muy importante. Tú has mezclado formas antiguas y actuales, aliñadas con palabras árabes.
Sí, he intentado seguir una forma de hablar arcaica, pero que resulta fácilmente entendible para el lector del siglo XXI. He imitado el estilo de ‘Las mil y una noches’ y, además de en los pies de página, en el relato he introducido muchas palabras castellanas de origen árabe, como alacrán o alacena, para darle un aire de época al relato. Hay que tener claro que el veintisiete por ciento de palabras castellanas proceden del árabe y que esta cultura formó parte de Europa durante más siete siglos, por lo que no podemos rechazarla.

¿Hay un recuerdo de Scheherezade en el arranque de la novela, no?
Sí, claro, está hecho adrede, es un guiño al libro de ‘Las mil y una noche’, un pequeño homenaje.

2309164

José Luis Corral hizo protagonista de su última novela al médico judío de Fernando el Católico. Tú en ‘Los Señores del Fin del Mundo’ introduces un médico-enfermero de origen árabe, que atendió a Isabel la Católica, ¿no había médicos cristianos en el siglo XV?
El médico cristiano de mayor renombre fue Arnau de Vilanova, pero evidentemente el prestigio que alcanzaron los árabes era conocido por todos. Durante mucho tiempo fueron la vanguardia de la investigación y de la ciencia, lo que les hacía ser los más solicitados. Tras Arnau, se creó una escuela y la medicina llegó a las universidades, al tiempo que comenzaba el declive de los galenos musulmanes.

La cirugía estaba ya muy desarrollada entre los musulmanes.
Efectivamente, la cirugía estaba bastante avanzada gracias al médico andalusí Abulcasís, que operaba de cataratas, extraía piedras del riñón y utilizaba ciertos productos que le permitían aplicar una anestesia básica. Fue un gran práctico, muy habilidoso que desarrolló un instrumental propio para sus intervenciones.

Y también el uso de plantas medicinales.
El uso de plantas medicinales para sanar enfermedades es algo muy antiguo. En el siglo I, el griego Dioscórides ya había elaborado un tratado de hierbas con este fin. En el mundo occidental, hasta el descubrimiento de los antibióticos después de la II Guerra Mundial, la medicación principal la constituían las plantas. A partir de este momento todo cambió, porque unos simples polvos curaban graves enfermedades. Ahora no lo apreciamos porque estamos acostumbrados a utilizar estos medicamentos químicos.

Hasib ibn Al-Sharif, el protagonista, nada más abandonar Córdoba, se ve inmerso en una guerra entre cristianos. Esta realidad de luchas intestinas, desmonta la tradicional imagen de unidad que nos enseñaron en la escuela.
Claro, claro, si la ciudad de Granada aguantó tanto tiempo sin ser sometida fue debido a las continuas guerras entre reinos cristianos. En el momento que Castilla se libra del yugo de Aragón, dejan de contender entre sí y cuando llegan los Reyes Católicos y unen ambas coronas, inmediatamente se toma Granada y se cierra la Reconquista.

¿Hemos cambiado mucho los seres humanos desde el siglo XV hasta hoy?
En realidad, la novela plantea que las cosas han cambiado muy poco, especialmente el poder que unos ejercen sobre otros. Varía el método y las circunstancias, pero se mantiene esa propensión del hombre a conseguir que los demás vivan de acuerdo con un sistema preestablecido. Desde ese punto de vista, ‘Los Señores del Fin del Mundo’ es una invitación a la reflexión y sus conclusiones no son demasiado amables con el ser humano.

¿Entonces podemos establecer cierto paralelismo entre el siglo XV y nuestros días?
No demasiado. De alguna manera, lo que está ocurriendo ahora es una especie de reversión de lo que sucedió entonces. En la actualidad caminamos hacia la dispersión, mientras que en el siglo XV iban hacia la concentración.
viernes, 23 de septiembre de 2016.
 
"Como escritora de novela histórica, has de ser muy rigurosa con la Historia"
Entrevista a la escritora María Gudín



2607161



María Gudín (Oviedo, 1962) se dio a conocer con enorme éxito gracias a su primera novela, ‘La reina sin nombre’ (2006), ambientada en la España goda del siglo VI, a la que siguieron ‘Hijos de un rey godo’ (2009) y ‘El astro nocturno’ (2011). Desde entonces ha estado inmersa en la escritura de ‘Mar abierta’, donde muestra una vez más su habilidad para crear personajes de otras épocas que cobran vida más allá de las páginas. María es médico especialista en neurología y, desde 1992, reside en Ciudad Real, en cuyo Hospital General trabaja. También imparte clases en la universidad. El tiempo que le queda libre lo consagra a leer y escribir.

Dice María Gudín en su blog, que siempre ha inventado historias porque la mente le juega malas pasadas y le invita a evadirse. «La imaginación se me desmanda a menudo, y me introduce en mundos paralelos, lejanos de la realidad o cercanos a ella». En esta ocasión, su mente le ha hecho concebir una historia de amor y aventuras, enmarcada en la Inglaterra de la guerra civil y en un Caribe trufado de piratas.

‘Mar abierta’ (Grijalbo), la nueva novela de la escritora asturiana afincada en Ciudad Real, arranca en el año 1655 en un Santo Domingo, rebosante de bullicio y alegría. Sin embargo, Catalina de Montemayor y Oquendo, la protagonista, se refugia en la penumbra de su habitación. ¿Qué historia esconde su silencio? En 1638, ella y su madre Isabel habían embarcado en un galeón rumbo al Nuevo Mundo para reunirse con su padre y esposo, al que no ven desde hace años. Sin embargo, el destino las llevará a quedar detenidas en Inglaterra, concretamente en Oak Park, la Casa del Roble, propiedad de los Leigh, donde Catalina será acogida como una más y encontrará en Piers, el hijo menor de la familia, el mejor compañero de juego posible. Juntos crecieron y corrieron mil pillerías hasta que una guerra fratricida los separó. ¿Cómo llegó Catalina a Santo Domingo? Hasta aquí se puede desvelar. El resto hay que leerlo en el libro. Como preparación a la lectura, sirva la charla que sigue a continuación, mantenida con María Gudín hace unos días en Valencia, bien resguardados de los rigores estivales de la primera hora de la tarde. Corre el mes de septiembre del año de Gracia de 2016.

María, mucho tiempo sin publicar
Han sido cinco años, desde dos mil once cuando publiqué ‘El astro nocturno’.

Como señalas, has tardado cinco años, pero te ha servido para cambiar de época, para transitar desde los visigodos hasta el siglo XVII.
Lo cierto es que estaba un poco cansada de tanto visigodo y, aunque me ha costado bastante concluir ‘Mar abierta’, he llegado a un momento histórico distinto que me ha resultado muy interesante. Además, me he divertido mucho mientras la escribía.

¿Cómo te tropiezas con esta historia?
Había empezado a escribir sobre marinos vascos, hasta que finalmente me centré en los Oquendo, una saga familiar que alcanzó título nobiliario. A este hecho hay que añadirle que, durante un verano, estuve en Inglaterra. Visitamos Lyme Park, una mansión próxima a Manchester y los guías contaron una historia truculenta, que había ocurrido allí durante la guerra civil inglesa. Aquél había sido lugar de conspiradores realistas y nos enseñaron el salón donde se reunían. De todo ese sustrato, unido a la belleza del paisaje, surgió la novela.

Según leemos en el propio libro, el proceso de documentación ha sido arduo.

1209167

La verdad es que he manejado una información exhaustiva y creo que eso se nota a la hora de escribir. He revisado documentación original inglesa y del Archivo de Indias. Pero también resulta muy importante la peripecia vital de los personajes. De hecho, su historia psicológica es muy rica y la he trabajado a conciencia. Por citar un ejemplo, Catalina, la protagonista, padece un estrés postraumático y desde ese punto de vista cuenta su historia.

Y ¿por qué has incluido en el libro la bibliografía utilizada? ¿Por qué ese interés en revelar las fuentes de información?

Me gusta escribirlo todo, porque no quiero traicionar a los personajes reales. En la novela aparecen muchos de ellos y he escrito lo que se sabe de cierto y lo que no, pero siempre siendo muy rigurosa. Como autora de género histórico, has de decir lo que ocurrió y, en aquellos pasajes de los que careces de información, lo que crees que sucedió. No puedes ser injusta con la Historia. De todos modos, he manejado casi ciento sesenta títulos y, para que no resultase farragoso, he dejado solo los más importantes.

Has utilizado tres narradores en primera persona: Catalina, Piers y la esclava Josefina. Un reto ambicioso, sin duda.
La parte que narra Piers es la que más me costó escribir, porque tenía que introducirme en la mente de un hombre. La de Josefina resultó la más fácil, porque, aunque era una mujer que también arrastra traumas como Catalina, los supera con cierta facilidad ya que es más alegre.

Los tres narradores te brindan la oportunidad de ofrecer una misma historia desde varios puntos de vista.
Sí y es algo complicado de lograr, porque una empieza a narrar donde acaba el otro. Durante la edición de la novela tuve que suprimir algunos párrafos porque se repetían.

Por lo que dices, deduzco que te interesan mucho los personajes. Sí, es cierto. Supongo que en parte eso se debe a mi profesión de neuróloga, pero también a cuando tenía quince años hice teatro y me enseñaron a meterme dentro de los personajes que interpretaba, a hacerlos míos.

En alguna entrevista has comentado que ‘Mar abierta’ es una novela psicológica.
Sí que lo es. Me gustan las novelas en las que te metes en la mente de la gente. Me interesan las personas, lo que piensan, lo que quieren, cómo reaccionan, qué les marcó en el pasado… Y para este tipo de historias me da igual que el personaje sea de un siglo u otro.

Pero también es una novela de aventuras, ¿no?
También lo es, sobre todo la segunda parte narrada por Piers. La primera es más intimista, porque la propia Catalina es quien cuenta su pasado. Sin embargo, hay una diferencia entre los dos, ya que mientras Catalina va hacia atrás, Piers siempre va hacia adelante. Y además de psicológica y de aventuras, esta novela es histórica y de corsarios, piratas y bucaneros. Tiene muchos matices.

Has citado tres palabras claves: corsarios, piratas y bucaneros, ¿todo el mundo tiene claro el significado de estos términos?

1209168

En algún pasaje de la novela son los propios personajes quienes explican lo que significa cada uno de ellos. En resumen, diríamos que los corsarios son los mercenarios del mar; los piratas, los ladrones del mar; y los bucaneros los que practicaban contrabando con el bucán, que era una carne ahumada que vendían a los barcos que navegaban por sus dominios. Los corsarios estaban a sueldo de la corte inglesa y su objetivo era atacar barcos españoles y portugueses que, de acuerdo con el papa, se habían repartido el domino marítimo a partir del Tratado de Tordesillas. Desde ese instante, los protestantes declararon que el mar era libre y comenzaron sus ataques.

Cromwell es casi el telón de fondo de la novela, no aparece mucho, pero está ahí.
Cromwell es un personaje que me fascina, igual que la revolución inglesa. Los ingleses fueron unos adelantados y le cortaron la cabeza al rey cien años antes que los franceses. Supuestamente, a partir de ese momento fueron demócratas puesto que el rey había de pedir permiso al Parlamento para gobernar. Ahora mismo tengo en mi mente la imagen de la estatua de Cromwell frente al parlamento. Los Estuardo fueron unos reyes curiosos y débiles en su mayoría. El único que pretendió hacerse fuerte fue Carlos I y ya sabemos cómo acabó. Cromwell y él tenían en común su fanatismo religioso. El monarca era un rey absolutista y se sentía imbuido por Dios para cambiar el mundo. A Cromwel le ocurría lo mismo y por eso decidió atacar las colonias españoles, ya que decía que los protestantes habían sido escogidos por Dios para desempeñar ese mismo papel.

‘Mar abierta’ tiene también algo de retrato de época.
Eso resulta inevitable, porque cuando hablas de un momento histórico concreto el retrato de esa sociedad sale solo. El XVII fue un siglo muy interesante en el que los viajes a América y los productos que de allí venían cambiaron el modo de vida rápidamente. Y también fue el siglo del fanatismo religioso, de las guerras de religión, en el que cada súbdito había de tener la misma religión que su soberano. Siempre decimos que la Edad Media fue un periodo oscuro, pero la Edad Moderna lo es todavía más.

Acabamos. ¿Por dónde queda María Gudín en la novela?
En ‘Mar abierta’ quizá me identifico más con Piers, que es un hombre de acción. En otras novelas me veo más reflejada en algún personaje femenino, pero en Catalina de Montemayor y Oquendo no me encuentro. Ella está muy traumada, muy hecha polvo, y yo espero no estarlo tanto [risas].
lunes, 12 de septiembre de 2016.
 
«A través de internet hemos creado una sociedad cobarde»
Entrevista a la escritora Clara Sánchez



entrevista19



Clara Sánchez (Guadalajara, 1 de marzo de 1955) pasó su infancia en Valencia y acabó estableciéndose en Madrid. Tras desempeñar otros trabajos, enseñó en la universidad y participó en distintos medios de comunicación. En 1989 publicó la novela ‘Piedras preciosas’, a la que siguieron, entre otras, ‘Últimas noticias del paraíso‘(Premio Alfaguara de Novela 2000), ‘Presentimientos’ (2008), ‘Lo que esconde tu nombre‘(Premio Nadal 2010) o ‘El cielo ha vuelto’ (Premio Planeta, 2013). Su obra, traducida a más de veinte idiomas, la ha convertido en una de las autoras españolas más reconocidas.

Seis años después del éxito cosechado con ‘Lo que esconde tu nombre’, Premio Nadal 2010, la escritora Clara Sánchez ha rescatado de su letargo a los protagonistas, Sandra y Julián, de aquella novela para escribir ‘Cuando llega la luz’ (Ediciones Destino), en la que vamos a conocer qué ha sido de ellos tras su contencioso con los nazis refugiados en la población de Dianium, un remedo de la localidad alicantina de Dénia. Sus vidas han cambiado bastante y Sandra, ahora, es madre de un niño pequeño llamado Janín, mientras que Julián, el cazanazis octogenario, ha ingresado en una residencia de ancianos para no ser descubierto, aunque él ignora que las nuevas camadas ultraderechistas andan tras su pista. Mientras que ‘Lo que esconde tu nombre’ se ocupaba de la aberración moral del nazismo, la nueva entrega ofrece otros elementos propios del thriller, como el sufrimiento de los personajes y sus dualidades.

«Yo no hubiera escrito nunca este libro si no hubiera tenido una relación personal con él. Mis novelas me salen de dentro y son producto de una preocupación o de algo que me ha sucedido», explica Clara Sánchez quien, tras residir durante su niñez en Valencia, vivió en Dénia siete años. «Cuando llegué a Dénia tenía más o menos la misma edad que Sandra en la novela. Yo vivía en el Caminal del Trampolí y a un lado, había un restaurante, en cuya barbacoa ondeaba una cruz gamada, y al otro los apartamentos de Gerhard Bremer, un jerarca nazi al que veíamos por la calle. Tenía fama de bonachón e incluso había contratado trabajadores del pueblo para su servicio». Aquella visión constituyó una fuerte impresión para la escritora de Guadalajara. «Fue como un shock, porque yo vivía muy alejada de estos temas y, de repente, estaba allí, ante mis ojos. Fue un encuentro brutal con la Historia».

Tanto le impresionó que ahora ha escrito de nuevo sobre este mismo tema. «Lo que quiero dejar claro es que ‘Cuando llega la luz’ no es una continuación de ‘Lo que esconde tu nombre’, sino su consecuencia. Entonces, Sandra estaba embarazada y ahora es madre de un niño y Julián ha ingresado en una residencia para la tercera edad porque allí vivió su amigo Salva y piensa que puede descubrir más cosas».

Tras el tiempo transcurrido, el escenario ha variado también. Los jerarcas nazis son ya muy viejos y los que no han muerto viven, como Julián, en una residencia de ancianos. Pero ya hay una nueva generación que viene a sustituirles. «En esta novela aparecen unos neonazis bien organizados, que ya pululaban en la anterior. Es como si el mundo actual me diera la razón, porque ahora mismo los grupos de extrema derecha se están haciendo fuertes en varios países de Europa». El siguiente interrogante surge solo: ¿qué papel juegan los viejos nazis en este relato? «Ellos fueron muy peligrosos porque servían de cobertura, referencia ideológica y liderazgo a la nueva generación, sin olvidar las barbaridades que cometieron en su momento. Por eso en ‘Cuando llega la luz’ los viejos están al fondo del escenario y, en primer plano, nos encontramos a los jóvenes que heredarán el poder cuando sus predecesores mueran».

Entrevista29

Los nazis, en contra de lo que pueda pensar o suponer el imaginario colectivo, tienen una apariencia completamente normal, casi bondadosa. «Eso es algo que vengo contando en mis novelas desde hace tiempo: los monstruos se esconden tras caras agradables. Nos pasamos la vida tratando de descubrirnos los unos a los otros, pero ha llegado un momento en que no nos miramos a los ojos y solo nos dedicamos a las pantallas. No prestamos atención a lo que nos rodea y los monstruos aprovechan esa circunstancia para escabullirse. Vivimos el tiempo de la no atención. A través de Internet hemos creado una sociedad cobarde, en la que a la gente se la despide de su trabajo a través de un correo o en la que las relaciones personales se rompen mediante un «whatsApp». Tal vez, la literatura lo que hace es impedir que muera esa forma de observar los gestos humanos, de mirarnos cara a cara».

En ‘Cuando llega la luz’, a Clara Sánchez el nazismo le sirve de pretexto para tratar otros contenidos. «A mí toda esta peripecia me permite hablar de otras cosas, como la manipulación, la venganza y la traición. En realidad, el germen de la novela se halla en la traición de un jerarca nazi, algo completamente real y constatado». También se desliza a través del estrecho linde que separa la justicia de la venganza y conduce a que, en situaciones límite, una persona pase de ser víctima a verdugo. «No somos radicalmente buenos, nadie lo es. Todo depende de las circunstancias y del contexto en que nos encontremos. También hay amor en la novela, amor en todas sus facetas, pero todo ello lo viven los personajes rodeados de peligro, inmersos en escenarios extremos, lo que les obliga a sentirlo todo de un modo mucho más intenso». Claro que algún personaje no lo percibe de ese modo. «Eso le sucede a Santi, el padre del hijo de Sandra, que no se entera de nada, porque a nadie se le ocurre contarle las entrañas de lo que está sucediendo. En este sentido mientras escribía me recordaba al Cary Grant de ‘Con la muerte en los talones’». Durante la escritura, Clara Sánchez, además, ha descubierto una nueva criatura, Lucy, «que irrumpe en la novela con mucha fuerza y desempeña un papel importante en el desenlace. Es una mezcla de candor y sabiduría que te reconcilia con las personas, porque nos hace apreciar las cosas de primera mano. Ella ha pasado ya a formar parte de mi colección de personajes favoritos».

El protagonista masculino, como hemos dicho, es Julián, un personaje de thriller bastante atípico, porque es mayor y sufre achaques cardiacos, lo que le convierte en un tipo poco apto para aventuras trepidantes. «Muchas características de Julián proceden de mi padre, que le ha prestado su corazón enfermo. Mi padre padecía problemas cardíacos y tomaba muchas pastillas, las mismas que Julián. Pero también le he transmitido una cualidad muy importante como es la de sentirse joven siempre, porque a él no le gustaba ir de viejo, ni que lo tratasen como tal. No soportaba dar pena a nadie, lo odiaba. Como él, Julián tiene una gran capacidad para sobreponerse a todas las pegas que conlleva la vejez». La protagonista femenina, Sandra, alberga aspectos de la propia Clara Sánchez. «En la novela, Sandra estaba embarazada, como yo lo estuve también en los años que pasé en Dénia. Pero de este detalle me di cuenta después de escribir el libro y ahora entiendo que la novela procede de una serie de circunstancias que yo viví».

Entrevista39

Escrita en primera persona, con alternancia de los dos personajes principales, desde el punto de vista del creador, del escritor, recuperar la misma voz y el mismo tono narrativo de la anterior entrega tiene su aquel. «Bueno, eso es algo que vengo arrastrando ya de otras novelas mías, como ‘Presentimiento’. Escribo en primera persona porque me permite muchas cosas, entre ellas crear suspense. Todo lo que ocurre lo cuentan ellos mismos y como son dos, que están dentro del mismo conflicto, los detalles de uno pasan al otro. Así se completa la sensación de realidad para el lector. Hubiera sido más fácil utilizar una tercera persona, que narra de cualquier forma, pero me gusta mucho más la opción que he escogido».

Clara Sánchez es una escritora de indudable éxito, ganadora de importantes premios literarios (Alfaguara, Nadal o Planeta). Sin embargo, no siente el peso de la responsabilidad ante el lector cada vez que publica una nueva novela. «No, lo fundamental para mí ha sido siempre el reto conmigo misma. Yo me marco mis exigencias, que consisten en ser cada vez más natural y más feliz con lo que hago. No escribo por escribir. Necesito que cada mañana me apetezca sentarme e introducirme de lleno en mi trabajo. De hecho, tras el éxito de ‘Lo que esconde tu nombre’, podría haber sacado esta novela enseguida. Pero entonces no me apetecía escribirla y por eso han transcurrido seis años. Estoy convencida de que si lo que escribo me gusta, será más fácil que guste también a los lectores». Es decir, que de miedo al papel en blanco, nada de nada. Sus temores llegan por otra esquina. «Soy escritora desde niña y sé que si te publican de modo discreto y vendes poco, desapareces. Eso me daba mucho miedo, desde luego mucho más que publicar ahora una nueva novela. Por supuesto, siento preocupación mientras estoy escribiendo, pero no es como al principio, cuando pensaba que un fracaso me podía apartar de mi camino».
viernes, 9 de septiembre de 2016.
 
 
‘Apóstoles y asesinos’ de Antonio Soler. ¿Se pueden romper los lindes de la novela histórica?
‘Apóstoles y asesinos’. Antonio Soler. Ed. Galaxia Gutenberg, 2016. Tapa dura, 440 páginas. Precio: 21,90 €
martes, 30 de agosto de 2016.
 
"La leyenda del Groc se ha transmitido de familia en familia a lo largo del tiempo"
Entrevista a Víctor Amela
martes, 16 de agosto de 2016.
 
"Santacruz resultaba un tipo difícil de seguir, usaba seudónimos y era arisco"
Entrevista al escritor Fernando García Calderón
martes, 9 de agosto de 2016.
 
"De pequeños nos enseñaron una historia memorística y repetitiva"
Entrevista al escritor José Luis Corral
miércoles, 3 de agosto de 2016.
 
"El ambiente y el paisaje del País Vasco son muy apropiados para el género negro"
Entrevista a Eva Gª Sáenz de Urturi
lunes, 1 de agosto de 2016.
 
"Todos somos un misterio que, a la vez, resulta fascinante y depresivo"
Entrevista al escritor Pere Cervantes
jueves, 28 de julio de 2016.
 
"Me interesa la naturaleza humana, no la política"
Entrevista a la escritora Tania Padilla
martes, 26 de julio de 2016.
 
"Una novela histórica es un tapiz donde se cruzan personajes y acontecimientos"
Entrevista a José María Pérez «Pedris»
sábado, 23 de julio de 2016.
 
"Me gustan las novelas que emocionen e incluyan cuestiones sobre las que reflexionar"
Entrevista al escritor Andrés Pérez Domínguez
lunes, 18 de julio de 2016.
 
‘El comisario Lascano’, de Ernesto Mallo
Un fresco histórico argentino con disfraz policial
jueves, 14 de julio de 2016.
 
"No soy tanto un inventor de palabras como un curioso que las estudia"
Entrevista al cantautor Luis Eduardo Aute
martes, 12 de julio de 2016.
 
"Ejercer el perdón es un acto liberador"
Entrevista a la escritora Paloma Sánchez-Garnica
miércoles, 6 de julio de 2016.
 
"Me gusta mucho que el lector imagine su propia narración"
Entrevista a la escritora uruguaya Mercedes Rosende
martes, 5 de julio de 2016.
 
El Balonmano de la Comunidad Valenciana celebra su primera gala
Con una larga lista de galardonados
lunes, 4 de julio de 2016.
 
"Para escribir utilizo un guión, pero le soy muy infiel"
Entrevista al guionista Carlos Montero
jueves, 30 de junio de 2016.
 
"Mi novela es para el lector que llega cansado a casa y necesita distracción"
Entrevista a la escritora A.L. Martín
lunes, 27 de junio de 2016.
 
"El franquismo tuvo tiempo de borrar su pasado"
Entrevista al escritor Manuel Rico
miércoles, 22 de junio de 2016.
 
"La Historia es la organización del pasado de acuerdo con los intereses del presente"
Entrevista al escritor Alfredo Conde
viernes, 17 de junio de 2016.
 
"Me interesa mucho explorar estados alterados de conciencia"
Entrevista a Edmundo Paz Soldán
miércoles, 15 de junio de 2016.
 
'Hieronymus Bosch «El Bosco». Visiones y pesadillas' de Nils Büttner
Imprescindible guía para interpretar la obra del pintor holandés
viernes, 10 de junio de 2016.
 
"Esta es una novela sobre el lado oscuro del ser humano"
Entrevista al escritor Toni Hill
lunes, 6 de junio de 2016.
 
"Me interesa mucho la gente común, la que tiene arrestos"
Entrevista al escritor Antonio Pérez Henare
miércoles, 1 de junio de 2016.
 
"Todos escondemos un investigador en nuestro interior"
Entrevista a Reyes Calderón
lunes, 30 de mayo de 2016.
 
"La imagen que tenemos de nosotros mismos no nos gusta"
Entrevista a la escritora Flavia Company
miércoles, 25 de mayo de 2016.
 
Archivo
23/05/2016 "En ‘La conspiración de los mediocres’ he dejado solo lo esencial, el puro hueso"
19/05/2016 "’Memoria instantánea’ es nuestro trabajo más personal"
16/05/2016 "La palabra es suficientemente rica en matices como para crear realidades paralelas"
11/05/2016 "Hace tiempo que debíamos haber comenzado a escribir sobre la Transición"
09/05/2016 "Me gusta narrar siempre en primera persona"
02/05/2016 "He intentado introducirme en el mundo de los sentimientos femeninos"
25/04/2016 "Con mi novela he pretendido viajar a lo más profundo del ser humano"
22/04/2016 "En lo subjetivo, la ficción es más poderosa que la realidad"
18/04/2016 "Gadafi fue un hombre devorado por una gran ansiedad"
15/04/2016 "En literatura hay que armonizar el contenido con la belleza de las frases"
11/04/2016 "El peligro de la vejez es volverse inútil, aburrirse. Siempre hay que hacer algo"
04/04/2016 El libro de los viajes equivocados
01/04/2016 "La literatura es un buen sistema para atrapar aquello que se va o que ya se fue"
21/03/2016 "Mi literatura es comprometida y su sustrato es la reflexión"
16/03/2016 "Trajano fue un emperador pactista, incluso con los pueblos enemigos"
14/03/2016 "La Historia es una ficción tan apasionante que me fascina"
07/03/2016 "Me he llevado muy bien con José de Salamanca"
29/02/2016 "’La casa’ era un proyecto emocional y necesitaba abordarlo enseguida"
08/02/2016 "Creo que mejoraremos la clasificación de la temporada anterior"
07/02/2016 ‘Órdenes sagradas’ de Benjamín Black
18/01/2016 "Cervantes fue víctima de ediciones piratas de El Quijote"
10/01/2016 "Una escritora ha de escribir por impulsos, por lo que le nace en cada momento"
08/01/2016 "Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"
03/01/2016 "La acrobacia verbal literaria me cansa, me interesa la condición humana"
29/12/2015 "A través de mis historias borro los demonios del pasado"
29/12/2015 "Si eres sincera con él, un diario sustituye a un psicólogo"
21/12/2015 "Mis novelas surgen de la observación de la realidad y del regreso a temas anteriores"
16/12/2015 "En la Edad Media, los castillos fijaban los límites fronterizos"
14/12/2015 "Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"
09/12/2015 "La democracia no es un regalo del cielo. Hay que cuidarla, porque se puede romper"
07/12/2015 "Mi novela es una historia de tiros y besos, de amor y violencia"
28/11/2015 "El acoso siempre beneficia a alguien"
25/11/2015 "Escribo cada día para conocer el final de la novela antes que el lector"
23/11/2015 Premio Planeta 2015: Alicia Giménez Barlett y Daniel Sánchez Arévalo pasaron por Valencia
15/11/2015 "Defiendo la ficción como una herramienta para tratar temas reales"
14/11/2015 "En el Mundial espero que lleguemos de nuevo a la final"
04/11/2015 "‘Mi mamá me mima’ es una invitación para visitar la nostalgia"
02/11/2015 ‘La transición perpetua’ de Luis del Val, obra ganadora del I Premio Internacional de Novela Solar de Samaniego
26/10/2015 "Me duele que alguien se quede frío tras leer mi novela"
20/10/2015 "Los lectores me han llevado a escribir ‘El regreso del Catón’"
09/10/2015 "Jugar en el extranjero te hace valorar mucho más lo que tienes aquí"
05/10/2015 "En la novela negra la sociedad se cuenta sus propios miedos"
29/09/2015 "Somos unas afortunadas por jugar balonmano a un nivel tan alto"
22/09/2015 "Para Lina Codina lo más importante en la vida era amar y ser amada"
17/09/2015 "El balonmano me transmite sensaciones difíciles de explicar con palabras"
13/09/2015 “Trato de adaptar mi estilo a cada género literario”
01/09/2015 “Las jugadoras profesionales de balonmano solo tenemos la categoría, pocas viven de este deporte”
13/08/2015 El estilo Negro Zanón
07/08/2015 "Cuando dejamos a la conciencia de los políticos la capacidad de juzgar si lo que ellos hacen es bueno o malo, el sistema falla por su base"
05/08/2015 "Me enseñaron a atacar a los extremos para controlar mejor la situación en la portería y eso es lo que hago"
29/07/2015 Las miserias del coloso americano
28/07/2015 “Escribir es la actividad más estimulante que he encontrado nunca, a veces mejor que el sexo”
27/07/2015 “Una de las cosas más extraordinarias de la creación literaria es que los tipos que tú te inventas viven en la ficción”
22/07/2015 “La idea para escribir la novela me surgió enseguida, la historia la tenía ya muy formada en mi cabeza”
19/07/2015 “He escrito una novela de intriga que también habla de las emociones y los sentimientos”
13/07/2015 “Mi novela habla sobre la represión de los deseos y la búsqueda del sentido de la vida”
01/07/2015 “Dentro de una novela ha de haber algo más, algo que mueva a los lectores por dentro, que les llegue al corazón”
29/06/2015 “He escrito esta novela para contar cómo era mi madre y lo mucho que luchó por mí”
25/06/2015 “Cuanto más te quieres, más estimulas el amor hacia el otro”
23/06/2015 “Mi patria es el tránsito, el viaje, en algún momento tenía que escribir una novela sobre el emigrante”
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris