Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Francisco Rodríguez
Ver, juzgar y actuar
Francisco Rodríguez
La familia está sufriendo grandes cambios

En mi anterior artículo donde traté el invierno demográfico de España a la vista del informe del Instituto de Política Familiar, ya advertí que la evolución de la población está ligada a la nupcialidad y los hogares, en resumen, con la base de la familia.

Tomando los datos que ofrece el citado IPF puede constatarse que la familia ha sido la institución que con más fuerza ha sido combatida por las ideas dominantes que se han ido desarrollando en el último siglo.

Si la base de toda familia era el matrimonio estable entre un hombre y una mujer, el dato inquietante es el descenso vertiginoso de los matrimonios en España. Entre los años 1975 y 2017 se han perdido casi 100.000 matrimonios, han pasado de 271.347 a 173.626, una reducción del 36%, disminución que se hubiera acentuado si no fuera por la inyección de matrimonios internacionales (27.391 en el 2017). La tasa de nupcialidad se ha desplomado y junto con Italia, Portugal y Eslovenia, presentan la tasa más baja de Europa.

Los matrimonios están siendo sustituidos por parejas de hecho, como puede comprobarse en el habla coloquial en el que se dice con más frecuencia “mi pareja” que mi esposa o esposo. Estas parejas, cada vez más, no tienen hijos. Los matrimonios tienen más hijos que las parejas de hecho. De un total de 10 millones de parejas casi cuatro no tienen hijos.

Por otro lado cada vez hay más hogares mono-parentales: unos dos millones de los que 9 de cada 10 se trata de madres con hijos. Estos hogares mono parentales pueden tener situaciones muy diferentes como la viudedad, separación, divorcio o procreación sin pareja.

Hay que notar que los españoles se casan cada vez más tarde: a los 36,4 años de media. España es con Suecia los dos países de Europa donde más tarde se casan.

De los que contraen matrimonio casi el 75% lo hacen exclusivamente por lo civil. Si en el año 2000 eran 52 mil en 2017 son 124 mil.

Estas variaciones en la nupcialidad han dado como resultado que cerca del 50% de los nacimientos son ya extramatrimoniales. En definitiva los matrimonios españoles están sufriendo grandes variaciones tanto en sus aspectos cuantitativos como estructurales.

Esta situación ha significado un aumento de las rupturas familiares. Casi un millón de matrimonios se divorcia al año. Las parejas de hecho no necesitan divorciarse. Cada día se producen 288 rupturas
familiares.

Los divorcios se han duplicado en el periodo 2004 a 2017, lo cual afecta anualmente a unos 90.000 niños (89.700 en 2017), siendo los más afectados los menores de edad ya que 4 de cada 5 rupturas tienen hijos menores.. Los primeros años de matrimonio son críticos pues uno de cada tres matrimonios que se divorcia no ha llegado a durar ni 10 años y el 10% de los divorcios procede de parejas que se habían divorciado anteriormente.

Desde la aprobación en 2017 de la ley de divorcio exprés la población separada o divorciada ha tenido un crecimiento espectacular. Se está produciendo un aumento de la ruptura familiar y cada vez hay más hijos afectados por el divorcio.

Con todos los datos que he aportado de los informes del Instituto de Política Familiar, resulta clara la crisis de la familia, la institución que tradicionalmente era la columna vertebral de la sociedad.

Artículos del autor

En mi artículo anterior ofrecí comentar otro informe del Instituto de Política Familiar sobre la Evolución demográfica de la familia en España en 2019, informe que cualquier persona interesada puede bajarse de la página web de este Instituto.

El Instituto de Política Familiar es una entidad independiente, no vinculada a la administración pública ni a partidos políticos u organizaciones religiosas que busca la promoción y defensa de la familia ante la opinión pública y los poderes públicos. Con periodicidad publica sus informes que cualquiera puede leer bajándolos de su página de internet.

Según el diccionario, la palabra culto es el honor que se tributa religiosamente a lo que se considera divino o sagrado pero cada vez más gente no considera nada como divino y sagrado ni se siente obligada a tributar culto a Dios.

Si nos paramos a pensar, tarea que pocos emprenden y vemos que tanto el rico como el pobre tienen un final similar quizás creamos que todo es una broma de mal gusto. Al final unos huesos y una tumba. ¿Todos nuestros esfuerzos han sido inútiles? ¿Es idéntica la suerte del bueno y el malo?

En nuestros sistemas, que se dicen democráticos, ambas cuestiones se deciden por el gobierno de turno que amplía o reduce nuestra libertad a su gusto. Si tiene suficientes votos para aprobar cualquier ley, ésta puede manipular nuestra libertad y lo mismo cabe decir de la justicia: justo es lo que el gobierno determine como tal, libertad es la que yo te conceda.

Es claro el relativismo que se desprende de sus palabras y que cada cual pueda ver las cosas a su manera no es para alarmarse. Pero si nos fijamos bien, la afirmación de que nada es verdad ni mentira es espantosamente disolvente. Necesitamos creer en algo como verdad pues si ella desaparece de nuestra vida flotamos a la deriva sin norte y sin destino.

Los gobernantes están obligados a gestionar “lo público” en beneficio de los ciudadanos y no en el de la clase gobernante. Me parece perfecto que el gobierno de la nación garantice el derecho a la educación pero nunca a utilizarlo como medida de adoctrinamiento.

La humanidad entera se está enfrentando al problema del dolor que se hace presente en nuestras vidas y del que no sabemos el porqué. Cómo es posible que un pequeño virus nos haya descolocado de nuestras apacibles vidas. Quizás cuando proyectábamos nuestras vacaciones, nuestro negocio, nuestro futuro no nos pasó por la mente que todo podía irse al traste.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris