Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Francisco Rodríguez
Ver, juzgar y actuar
Francisco Rodríguez
Hay que ver si los partidos quieren resolver problemas o solo vencer a los contrarios

El Instituto de Política Familiar hizo públicas el pasado día 19 sus propuestas para una política Pública con Perspectiva de Familia, son 100 medidas de apoyo a la familia que esperamos tengan en cuenta los partidos que se presentan a las próximas elecciones generales, municipales, autonómicas a la hora de confeccionar sus programas.

La familia es la institución básica de la sociedad que está sufriendo los mayores ataques desde las ideologías que se dicen progresistas, sin duda, neo marxistas quisieran hacerla desaparecer para que el individuo pueda ser manipulado y adoctrinado desde los poderes públicos al quedarse sin las referencias y valores de la tradición familiar.

Las funciones que desempeña la familia son vitales y sin ella desaparecería la sociedad, razón por la cual necesita más que nunca de una protección especial por parte de las autoridades públicas que, en muchas ocasiones, en lugar de protegerla la están erosionando.

Una verdadera protección a la familia representaría el cumplimiento del mandato constitucional mediante políticas activas que promuevan un apoyo efectivo para el cumplimiento de sus funciones, por ejemplo, reconociendo a los padres el derecho a tener el número de hijos que deseen, eliminando los obstáculos de toda índole a los que se enfrentan.

Asimismo reconocer e impulsar el derecho de los padres e hijos a una estabilidad conyugal y familiar, con políticas activas de formación y orientación familiar que eviten el escandaloso número de rupturas conyugales que se vienen produciendo desde la implantación del divorcio exprés, cuyas víctimas son los menores.

Reconocer el derecho a la conciliación de la vida laboral y familiar y arbitrar medidas efectivas para ello que se detallan entre las cien medidas propuestas, así como el derecho de los padres a la libre elección en la educación de sus hijos, eliminando obstáculos y evitando adoctrinamientos desde los poderes públicos.

También se propone conseguir un pacto de Estado sobre la familia, la natalidad y la demografía con visión de futuro, evitando vaivenes electorales y con garantía de una política común. Las bajas tasas de natalidad están produciendo un claro envejecimiento de la población al no alcanzarse el nivel de reemplazo con graves incidencias respecto a las prestaciones de la seguridad social y la dependencia de los mayores.

También se señalan entre las medidas la necesidad de una convergencia gradual con Europa respecto al gasto social en familia, que solo alcanza el 1,3% del PIB mientras que en la UE es el 2,4% y la necesidad de una redistribución más equitativa de las prestaciones destinadas al concepto “familia”, o el incremento de la prestación de la ayuda directa por hijo a cargo hasta alcanzar la media europea, por ejemplo.

Se señala también la necesidad de una política decidida de revisión de la fiscalidad con una perspectiva familiar en la adquisición de bienes y servicios, incluida la vivienda y muchas medidas más que no caben en este pequeño artículo pero que pueden leer directamente descargando el documento.

Insisto en que merece la pena estar atentos a los programas de los partidos que concurren a las elecciones y comprobar si son receptivos a los problemas familiares que a todos nos afectan.

Artículos del autor

Las manifestaciones del día de la mujer no me gustaron nada sino que me desagradaron profundamente. Lejos de ser una celebración festiva era una explosión de odio contra el hombre, contra la familia, contra la Iglesia. Los puños y los gestos amenazantes, los carteles soeces, las pintadas y grafitis blasfemos.

Cuando, tras el hundimiento de la UCD, comenzó a gobernar el partido socialista bajo la presidencia de Felipe González, el dicharachero vicepresidente Alfonso Guerra dijo aquello de que los socialistas iban a dejar una España que no la iba a conocer ni la madre que la parió. Los cambios que se produjeron durante la larga presidencia de González pienso que los aceptamos sin mayor problema.

Recuerdo que a mediados del pasado siglo un cantante argentino, Alberto Castillo, cantaba un vals de mucho éxito: Todos queremos más, el que tiene un peso quiere tener dos, el que tiene cinco quiere tener diez, el que tiene veinte busca los cuarenta, el de los cincuenta quiere tener cien.

Han explicado que su viaje a la política era de ida y vuelta y que cierran su vuelta para volver a sus respectivas profesiones, trabajadora social y profesor de la Universidad de Granada respectivamente.Es posible que haya más políticos que hayan decidido hacer lo mismo y sería bueno saberlo, ya que la idea más generalizada es que quienes entran en política tratan de mantenerse en ella todo el tiempo posible para gozar de las prebendas del cargo, del pesebre presupuestario, y ascender dentro del partido en que militan y que son las cúpulas de los mismos los que deciden listas y puestos.Pienso que sería muy bueno que nadie pudiera optar a un cargo político si no ha ejercido con éxito un trabajo conocido, al que puede volver en cualquier momento.

Los independentistas catalanes tratan de mantener que la democracia está por encima de la ley lo que resulta absurdo, pues la democracia significa el poder de todo el pueblo frente al sistema aristocrático en los que el poder se ejercía por los que se consideraban o eran reconocidos como “los mejores”, el sistema absolutista del monarca que se consideraba delegado de Dios mismo y reinaba “por la gracia de Dios”, o el sistema dictatorial en el que una persona o un partido concentra todo el poder. 

Quizás esté equivocado y las cosas no marchen tan mal.Siempre he pensado que la política tenía como finalidad esencial buscar las mejores soluciones para el bien común, el bien de los andaluces, de los extremeños, de los catalanes o de los gallegos, pero tengo la impresión de que los gobernantes de cada trozo de España lo que tratan es de imponer sus ideas, sus intereses, su manera de ver la vida a todos los que se encuentren dentro de su ámbito de acción utilizando para ello los medios de adoctrinamiento que tengan a su alcance.En lugar de colaboración entre las diversas de formaciones políticas para superar los problemas, parece que siempre tiene que haber enfrentamiento, acoso al que piensa diferente al que se le coloca una marca amarilla como a los judíos bajo el nazismo, se le señala con algún adjetivo denigratorio: facha, nazi, extrema derecha, franquista y otros por el estilo buscando su destrucción.La forma más efectiva de manipulación ya está inventada por el neo-marxismo: destruir las instituciones que sostienen al individuo, la familia, la religión, la propiedad para dejarlo inerme frente al poder.

​Cada día me sorprende más el mundo en el que vivo. La ola de generosidad y altruismo que ha mostrado el triste suceso del niño de Totalán me ha conmovido y alegrado el alma.
​Entiendo que siguiendo el Evangelio, y a través de la virtud de la caridad, pueda llegarse a la fraternidad universal pero cada vez recibo más mensajes que ofrecen llegar a tal fraternidad al margen de Dios.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris