Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

El mundo pierde una cuarta parte de su potencial de desarrollo por la desigualdad

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 11 de abril de 2013, 15:27 h (CET)
- Según Naciones Unidas

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)



Los países pierden el 23% de su potencial de desarrollo a causa de la desigualdad, según el informe sobre Desarrollo Humano 2013 de Naciones Unidas presentado este jueves en Madrid.

Dentro de esta pérdida, el 46% se debe además a la desigualdad de género, especialmente grave en Estados como Irán, Siria, Egipto, República Dominicana y Venezuela.

“La inequidad en términos absolutos ha crecido en el mundo”, aunque en lo que se refiere a acceso a la salud y a la educación las diferencias han disminuido, señala el trabajo.

La secretaria general adjunta de las Naciones Unidas y administradora asociada del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Rebeca Grynspan, explicó en rueda de prensa que la mayor desigualdad que revela el informe es debida al aumento en las diferencias de renta, ya que solo en América Latina el crecimiento económico ha ido acompañado de una reducción de la inequidad.

MARGALLO

En la presentación del acto, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, se refirió de hecho a la desigualdad como una de las principales amenazas para asegurar el crecimiento.

Otros “retos” que a su juicio “debemos afrontar” con vistas a mantener el avance de las naciones pasan por “conseguir una gestión ordenada del crecimiento demográfico; luchar contra el cambio climático, a fin de lograr un desarrollo sostenible dentro de los límites del planeta, y fomentar la participación institucional” de los países emergentes en nuevas estructuras de decisión y de los propios ciudadanos.

Con todo, el informe señala que el mundo avanza no solo en cuanto a crecimiento económico, sino en función del Índice de Desarrollo Humano, que además de la renta per cápita tiene en cuenta el acceso a la salud y a la educación.

García-Margallo achacó este crecimiento a la “integración” de los países pobres en un mercado cada vez más abierto, así como a la actuación “proactiva” de los Estados y a la puesta en marcha de “políticas sociales innovadoras”.

LA CLASE MEDIA, COSA DEL SUR

Entre otros resultados, el informe señala que para el año 2030 cuatro quintas partes de las clases medias mundiales vivirán en países en desarrollo, y asegura que el PIB conjunto de China, Brasil e India habrá igualado al de EEUU, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia en 2020.

Lo positivo, apuntó Grynspan, es que este crecimiento ha afectado a muchos otros Estados del sur, sobre todo en Asia, de forma que “se ha creado una cadena de valor que en parte es independiente del norte”.

El comercio entre países del sur ha aumentado hasta suponer un 40% del total, ya que, por ejemplo, la mayor parte de las manufacturas producidas en Asia se exportan a través de China.

La prueba de que este crecimiento económico ha beneficiado a la inmensa mayoría de naciones es que entre 1990 y 2012 todos los países salvo Zimbaue y Lesoto mejoraron sus índices de desarrollo humano, declaró Grynspan.

La pobreza extrema (la que afecta a aquellos que viven con menos de un dólar al día) se redujo a la mitad entre 1990 y 2008, aunque, según Grynspan, “muchos de los que salieron de esta franja siguen por debajo de los dos dólares diarios”.

Junto a Brasil, China e India, 17 Estados han logrado mejoras en su desarrollo humano muy por encima de la media, como México, Chile, Indonesia, Ghana, Turquía, Malasia, Bangladesh, Vietnam o Laos.

Grynspan avanzó que “en el futuro, las principales economías del mundo no serán países ricos, sino Estados en desarrollo, y esto supondrá una gran responsabilidad para ellos”.

“No solo deberán dirigir la economía mundial, sino combatir su propia pobreza interna (el 70% de los pobres del mundo viven en naciones en desarrollo)”, agregó.

SIN NOVEDAD EN EL RANKING

Noruega vuelve un año más a encabezar la clasificación de Estados con mayor desarrollo humano, seguida por Australia, Estados Unidos, Países Bajos, Nueva Zelanda, Irlanda, Suecia, Suiza y Japón. España figura en el puesto 23.

La cola del ránking aparece copada otra vez por países africanos, con Níger como Estado peor situado. A continuación figuran República Democrática del Congo, Mozambique, Chad, Burkina Faso, Mali, Eritrea, República Centroafricana, Guinea, Burundi y Sierra Leona.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris