Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Descubren nuevos biomarcadores para detectar el alzhéimer de forma precoz, antes de los primeros síntomas

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 10 de noviembre de 2020, 12:00 h (CET)

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)


Un estudio internacional liderado por el centro de investigación de la Fundación Pasqual Maragall, el Barcelonaβeta Brain Research Center (BBRC), revela que algunos biomarcadores empleados para detectar el alzhéimer en fase avanzada sirven también para diagnosticarlo de manera precoz, cuando aún no han aparecido los primeros síntomas.


En la investigación se analizaron una serie de nuevos biomarcadores de la proteína tau fosforilada (o p-tau, su acrónimo en inglés), uno de los sellos distintivos del alzhéimer, para averiguar si también permitiía de detectar la fase preclínica de la enfermedad.


Según sus resultados, algunos de los biomarcadores recientemente descritos para diagnosticar el alzhéimer en fase de demencia también pueden detectar la fase inicial de la enfermedad en el plasma sanguíneo (es el caso del biomarcador p-tau181) y en el líquido cefalorraquídeo (p-tau217 y p-tau231).


El neurólogo y primer autor del estudio en el BBRC, el doctor Marc Suárez-Calvet, afirmó que estos hallazgos “abren la puerta a desarrollar nuevas formas de detectar la fase preclínica del alzhéimer y a mejorar la selección de participantes para estudios de intervención u observacionales dirigidos a esta fase asintomática de la enfermedad”.


En este sentido, el doctor Thomas Karikari, colíder del estudio de la Universidad de Gotemburgo, señaló que “una de las posibles vías para mejorar el desarrollo de fármacos contra el alzhéimer es probarlos en personas al inicio de la fase preclínica, cuando se producen cambios muy sutiles en el cerebro que son muy difíciles de medir”.


Publicado en la revista científica 'EMBO Molecular Medicine', el trabajo ha contado con la participación de investigadores de la Universidad de Gotemburgo, el Hospital del Mar e Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Fragilidad y Envejecimiento Saludable (Ciberfes).


Sus resultados sugieren que los biomarcadores p-tau181, p-tau217 y p-tau231 sirven para detectar la fase preclínica del alzhéimer, incluso cuando solo se presentan cambios muy sutiles en la patología de la proteína beta amiloide.


Según el impulsor del Programa de Prevención del Alzheimer del BBRC y autor principal del estudio, José Luis Molinuevo, “nuestra investigación sugiere que en la fase preclínica de la enfermedad de Alzheimer se producen cambios muy tempranos en el metabolismo de tau, tras el cambio del metabolismo de la proteína beta amiloide. Ello indica el potencial papel de la proteína tau como diana terapéutica, incluso para la prevención de la demencia asociada a alzhéimer”.


Por otro lado, el doctor Suárez-Calvet remarcó a su vez que el biomarcador detectado en sangre “puede cambiar en los próximos años la práctica clínica, ya que permitirá mejorar el diagnóstico de los pacientes con enfermedad de Alzheimer, tanto en su fase asintomática como sintomática”.


Los investigadores del BBRC seguirán desarrollando esta línea de investigación en un nuevo laboratorio equipado con las técnicas más avanzadas para determinar estos y otros biomarcadores de la enfermedad de Alzheimer.


DIAGNÓSTICO


Muchos años antes del inicio de los síntomas del alzhéimer, en el cerebro se producen dos eventos neuropatológicos que actualmente confirman el diagnóstico de la enfermedad: la formación de ovillos neurofibrilares de la proteína tau y la acumulación de placas de la proteína beta amiloide.


La proteína tau agregada a los ovillos que se forman en el cerebro está anormalmente hiperfosforilada en el continuo de la enfermedad de Alzheimer. Por eso, una de las formas más extendidas para detectar la enfermedad, tanto en la fase preclínica como cuando ya existen síntomas, consiste en medir el biomarcador p-tau181 en el líquido cefalorraquídeo.


En los últimos meses, salieron a la luz diferentes estudios que apuntaban la posibilidad de diagnosticar el alzhéimer y definir el grado de la enfermedad mediante el análisis de otros biomarcadores de la proteína tau. Por ello, la finalidad de la investigación fue comprobar si estos nuevos biomarcadores descubiertos también son efectivos para detectar la fase preclínica de la enfermedad.


La coorte alfa


el trabajo se ha realizado sobre 381 participantes del Estudio Alfa + del BBRC, impulsado por la Fundación 'la Caixa'. Estos participantes tienen entre 45 y 75 años, en su mayoría son descendientes de personas con alzhéimer, y acuden periódicamente al BBRC para realizarse pruebas clínicas, de enfermería, neuroimagen y cognición. No tienen alteraciones cognitivas, pero algunos sí que presentan biomarcadores asociados a la fase preclínica de la enfermedad.


El Estudio Alfa es una de las cohortes más amplias y mejor caracterizadas del mundo dedicadas a la investigación de la fase preclínica del alzhéimer. Gracias a los extensos datos que disponen de los participantes, los investigadores pudieron analizar la presencia de estos nuevos biomarcadores de la proteína tau y contrastarla con mediciones de otros biomarcadores en muestras de líquido cefalorraquídeo, sangre y pruebas de neuroimagen como la tomografía por emisión de positrones.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris