Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

Podemos aceptaría cambiar la reforma del CGPJ durante su trámite si hay “una alternativa mejor”

Agencias
@DiarioSigloXXI
sábado, 17 de octubre de 2020, 11:03 h (CET)

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)


Podemos estaría dispuesto a modificar la proposición de ley de reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que limita a mayoría absoluta la necesaria para nombrar a 12 de los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) durante su trámite parlamentario, siempre y cuando se ponga sobre la mesa “una alternativa mejor”.


Así lo apuntaron a Servimedia varias fuentes de la dirección del grupo parlamentario de Unidas Podemos, después de que la iniciativa registrada el pasado martes junto al PSOE haya suscitado críticas en las asociaciones de jueces y reparos en la Comisión Europea e incluso entre algunos de los hipotéticos aliados parlamentarios del Gobierno que tendrían que apoyarla para que resulte aprobada, como Más País, ERC y el PNV.


“Nosotros estamos dispuestos a cualquier mejora que cumpla con la Constitución, pero mientras tanto seguimos adelante con la propuesta”, señaló uno de los diputados que han trabajado la iniciativa, aludiendo a que la Carta Magna mandata a los partidos y grupos parlamentarios a hacer posible la renovación del CGPJ cada cinco años. “Teníamos que registrar la ley. Si alguien plantea una alternativa mejor durante la tramitación, podríamos introducirla”, suscribió otro de ellos.


En Unidas Podemos son conscientes de que cambiar la mayoría necesaria para nombrar a los 12 vocales del CGPJ que les corresponde convalidar a las cámaras legislativas no es la solución ideal para evitar el bloqueo de su renovación por el PP. “Nunca es bueno para legislar sobre un caso concreto”, admitió un tercer miembro de la dirección del grupo, quien sin embargo desafió a quienes critican la iniciativa a que planteen otra alternativa al bloqueo.


“No podíamos dejar que la situación se pudriera”, argumentó ante la cerrazón del PP a acordar nombres para renovar el CGPJ cuyo mandato cumplirá dos años caducado al final de 2020. Desde su punto de vista, está claro que los populares no facilitan la renovación porque les beneficia que se mantenga la actual composición del órgano rector de los jueces, que obedeció a la mayoría absoluta que tenía el PP en 2013.


Según las fuentes consultadas, Unidas Podemos no tuvo gran dificultad en convencer al PSOE de la necesidad de introducir esta reforma en la Ley Orgánica del Poder Judicial. “Empleamos la mayéutica”, apuntó uno de los diputados en alusión a la técnica retórica empleada por Sócrates, quien se limitaba a formular a sus interlocutores preguntas para que ellos mismos se toparan con una respuesta evidente.


ULTIMÁTUM AL PP


En el grupo parlamentario hay diversidad de opiniones sobre si la iniciativa del PSOE y Unidas Podemos servirá para disuadir al PP de su empeño en no renovar el CGPJ. “Debería servir, si no quieren quedarse fuera”, apuntó uno de los diputados, quien recordó que la proposición de ley registrada por el PSOE y Unidas Podemos sigue contemplando la posibilidad de elegir a los vocales por mayoría de tres quintos, y sólo en el caso de que no salga adelante se abre otra votación a las 48 horas para la que bastaría la mayoría absoluta. “Nosotros estamos muy tranquilos porque ya saben que no vamos de farol”.


“Sería muy triste que el PP aceptara cumplir la Constitución sólo por esto”, deslizó otra de las fuentes de la dirección de Unidas Podemos, quien no obstante no quiso pronunciarse sobre el “futurible” de si un paso atrás del PP, de forma que se aviniera a facilitar la renovación del CGPJ, provocaría que los dos grupos parlamentarios que sustentan al Gobierno retiraran la proposición de ley.


Otro diputado sí describió la iniciativa como una “pistola sobre la mesa”, que termina forzando al interlocutor a aceptar a regañadientes y bajo coacción lo que no quiso facilitar por las buenas y en cumplimiento de su deber. “Así es la política”, se resignó.


Sea como fuere, todas las fuentes consultadas restaron importancia al riesgo, mencionado por los portavoces de ERC y Más País, Gabriel Rufián e Íñigo Errejón, de que esta misma reforma permita en una futura legislatura al PP y Vox renovar el CGPJ con los aliados parlamentarios con los que eventualmente sumaran mayoría absoluta, dejando así a la izquierda fuera del reparto de jueces.


“No hay ningún escenario peor que el de ahora”, repuso uno de los diputados más directamente implicados en la proposición de ley, dando a entender que la otra alternativa era que la actual mayoría vigente en el CGPJ se mantuviera eternamente ante la negativa del PP a desbloquear la renovación. Otro de ellos puso el acento en que la mayoría absoluta que pasaría a requerirse si prosperara la reforma, no es sólo un pacto de investidura, que sale adelante con mayoría simple, sino que necesitaría un cierto consenso adicional.


Desde la parte socialista del Gobierno, el jueves no daban ningún margen a una modificación de la iniciativa. "La propuesta es la registrada", señaló una ministra. Sin embargo, ayer, el presidente, Pedro Sánchez, no aclaró en un sentido ni en otro si la reforma, que atribuyó al Legislativo y no al Ejecutivo y definió como "ley antibloqueo", podría retirarse en caso de que el PP finalmente se aviniera a pactar la renovación del CGPJ; un acuerdo para el que, declaró, el Gobierno está "más que dispuesto" a sentarse "mañana mismo" con los populares, con "máxima disposición y disponibilidad a ceder".


El guiño de Sánchez se produjo después de que el portavoz de Justicia del PP, Enrique López, a la sazón exmiembro del propio CGPJ y actual consejero del Gobierno de la Comunidad de Madrid, asegurara en una entrevista a 'La Razón' que el PP está "deseando cerrar" el acuerdo para renovar el máximo órgano de los jueces, pero insistiendo en que su partido está "dispuesto a negociar con Sánchez" siempre que "Podemos no esté en la negociación". Sánchez le contestó que el Ejecutivo es de coalición, pero le recordó que con quien tiene que negociar es con el ministro de Justicia, el socialista Juan Carlos Campo.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris