Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Nacional
    

El Congreso se negará a reprobar a Iglesias como reclamaba el PP

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 14 de octubre de 2020, 16:26 h (CET)

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)


El Congreso de los Diputados no respaldará la reprobación del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, dadas las posturas anticipadas por los grupos parlamentarios en la moción impulsada este miércoles por el Partido Popular para denunciar los “ataques” al rey Felipe VI por parte del líder Unidas Podemos.


El partido de Pablo Casado defendió hoy en el Pleno una una moción consecuencia de interpelación sobre la gestión política del Gobierno, la defensa del Estado de Derecho y el orden constitucional y aprovechó para pedir al Parlamento que inste al Ejecutivo “a poner fin a sus agresiones institucionales”.


En concreto, buscó la reprobación de Iglesias, al considerarle el “primer instigador de los ataques a la Corona” y reclamó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que destituya de inmediato al ministro de Consumo, Alberto Garzón, por sus “groseras afirmaciones en relación al jefe del Estado”.


La moción, defendida por el secretario general del PP en el Congreso, Guillermo Mariscal, sólo contó con el beneplácito de Vox, Ciudadanos, Navarra Suma y Foro Asturias, según lo expresado por sus portavoces. Esta suma de 153 votos es insuficiente para que pueda prosperar en la votación que tendrá lugar mañana.


Esta iniciativa se registró tras los tuits que Iglesias y Garzón publicaron el pasado 25 de septiembre, cuando el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, reveló que el Rey le había confesado que le habría "gustado estar en Barcelona" en el acto judicial que ese día se celebró en Barcelona, al que el Gobierno no consideró oportuno que acudiera.


Entonces, Iglesias quiso recordar al Rey que “la soberanía reside en el pueblo español del que emanan todos los poderes del Estado" y que "respeto institucional significa neutralidad política de la jefatura del Estado, renovación de los órganos judiciales en tiempo y forma, actuaciones de la fuerza pública proporcionales”. Antes, Garzón juzgó “sencillamente insostenible” la posición “de una monarquía parlamentaria que maniobra contra el Gobierno democráticamente elegido”.


Desde la tribuna de la Cámara, Mariscal censuró que “estos revolucionarios de salón”, refiriéndose a Iglesias y a Garzón, “acosan al Rey de España, que no se puede defender por imperativo legal”. “Esta es la penosa manera que tienen de justificar su silla en el Consejo de Ministros”, denunció.


El dirigente del PP preguntó a los socialistas “hasta cuándo” piensan aguantar “dos gobiernos en uno” y también si “no perciben el aroma totalitario de quien exige respetuoso silencio cuando habla, pero es incapaz de saludar al jefe del Estado”. Para Mariscal, el vicepresidente ha de ser reprobado y el ministro de Consumo cesado por “no defender la democracia” y por querer “llevar a España a la peor versión de sí misma”.


Por parte de Vox, José María Sánchez García anticipó su voto favorable a esta iniciativa del PP, aunque también propuso en una enmienda de adición que la Cámara haga una declaración “de renovación de la lealtad al Rey”. “La Corona representa la unidad nacional, fundamento del orden constitucional”, recalcó.


“BOLCHEVIQUE IRREDENTO”


El diputado de Vox tildó a Iglesias de “bolchevique irredento” y sostuvo que el líder de Unidas Podemos “no cree en España por más que se le llene la boca con la palabra patria”. Aseguró que Vox no repudia ni pretende que se persiga “ningún tipo de expresión de ideas republicanas”, pero indicó que es “un planteamiento inaceptable” que “se estimulen manifestaciones y acciones contra la Corona desde el Gobierno de la nación”.


En nombre de Ciudadanos, Edmundo Bal recriminó los “ataques injustificados que desde Podemos se han realizado a la Jefatura del Estado” y también al Poder Judicial, en la misma línea de lo denunciado por PP y Vox. Igualmente, opinó que los socios del PSOE en el Ejecutivo quieren “una España más débil” y se quejó del “silencio cómplice” de los socialistas.


El portavoz de Foro Asturias en el Congreso de los Diputados, Isidro Martínez Oblanca, valoró que no existen precedentes de un Gobierno que “se dedique a la degradación de otros poderes democráticos y tenga ministros enfrascados en el menosprecio institucional”. Lamentó así el “pertinaz desgaste de nuestros principales símbolos”, que lleva a que “no haya una sola institución del Estado que no esté seriamente dañada” bajo el mandato de Sánchez.


Del mismo modo, el diputado de Navarra Suma Sergio Sayas se revolvió por el hecho de que “los ataques a los pilares de nuestra convivencia se hagan ahora desde el Gobierno” con sus socios nacionalistas o separatistas. Previno así sobre quienes pretenden “acabar con la España constitucional” y criticó que estén contando “con un PSOE entregado, arrodillado y sumiso”.


“ANTAGÓNICO AL ESPÍRITU CONSTITUCIONAL”


La diputada del PSOE Rafaela Crespín, comenzó diciendo al PP que no son ellos quienes legitiman el Estado de derecho sino las urnas y que se delatan en sus intenciones cuando plantean este tipo de iniciativas, que “son lo más antagónico que existe al espíritu de la Constitución”, porque llama al Gobierno elegido enemigo de la España constitucional.


“¡Cuánta añoranza, qué viejo, qué triste, qué pobre!”, exclamó, preguntando al PP si cree que los hijos de la democracia “se van a dejar engañar por la escenificación de lo más superfluo y nocivo”, que a su juicio es lo que representa el intento de reprobar a Iglesias, anteponiendo las prioridades de luchar contra el coronavirus y defender la economía que encarnaría el PSOE


El presidente de Unidas Podemos, Jaume Asens, ironizó que qué mala suerte que la reprobación coincidiera con la ratificación por el Tribunal Supremo de la sentencia del ‘caso Gürtel’, “tan escandalosa que ni sus amigos la han podido tapar” y reiteró la frecuente acusación al PP de que no acepta la legitimidad del Gobierno y la nueva mayoría electoral. “Tienen la cara dura de venir a presentarse como los salvadores de la corrupción”, les espetó.


Asens volvió a recriminar al PP la no renovación del Consejo General del Poder Judicial; consideró al juez de la Audiencia Nacional García-Castellón, que ha pedido la imputación del vicepresidente segundo, como afín a ese partido, y terminó comprendiendo que algunos piensen que “en la foto de Colón faltaba un cuarto, Felipe VI”, y advirtiendo de que si la infanta Leonor no llega a reinar será por culpa de los partidos de derecha. “Primer aviso”, remató, en alusión al que lanzó Vox respecto a la Ley de Memoria Histórica tras ser vandalizada la estatua de Francisco Largo Caballero.


JÓVENES


La diputada de ERC Marta Rosique, comenzó diciendo que “alarma ver cómo el PP se deja llevar por Vox” en contenido y forma, para acto seguido arremeter contra la monarquía y apelar a la reciente encuesta de varios medios que muestra que entre los jóvenes los partidarios de la República casi triplican a los monárquicos. Luego pasó a recordar las represalias sufridas por independentistas catalanes y llamó al Tribunal Supremo “brazo ejecutor de un Gobierno reaccionario”


Dentro del Grupo Plural, la diputada de Junts Miriam Nogueras acusó al PP de haber manipulado durante años la justicia, y coligió que ello les deslegitima para emprender este tipo de iniciativas. “Están fuera de la Constitución, no son quiénes para reprobar”, espetó a los populares, antes de reivindicar la independencia de Cataluña por ser España “un Estado en descomposición.


En el mismo grupo parlamentario, el diputado del BNG, Néstor Rego, situó al PP en la ultraderecha por querer coartar la libertad de expresión cuando va en contra de sus convicciones y a la monarquía como heredera del franquismo. Por ello, avanzó su voto contrario a la reprobación de Iglesias.


Por parte de EH Bildu, Oskar Matute subrayó que no piensa apoyar esta iniciativa por “alguno muy básico” y es que él es de las personas que “piensan que los vascos y las vasas no tenemos Rey”, sino que “tenemos conciencia republicana y por desgracia tenemos que sufrir y pagar las vidas de lujo y dispendio de los Borbones”. “Por conciencia republicana nunca apoyaremos una reprobación a quienes se atreven a mantener la dignidad republicana en alto también en estos tiempos”, apostilló.


En su caso, Joseba Andoni Agirretxea (PNV) consideró que con esta moción el PP “nos retrotrae a esa visión de España que tienen en mente” en este partido. “Su texto rezuma amargura política, mucha bilis y muy poca luz”, espetó, al tiempo que defendió que la libertad de crítica y la opinión política son “lícitas en democracia”.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris