Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

El incendio de La Granja ha afectado a algunos lugares de interés geológico

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 7 de agosto de 2019, 18:36 h (CET)

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)


El incendio forestal que ha asolado en los últimos días la vertiente septentrional de la Sierra de Guadarrama en el término municipal del Real Sitio de San Ildefonso (Segovia), donde se incluye la población de La Granja, ha afectado a algunos Lugares de Interés Geológico (LIG), como pequeños manantiales fisuales y coluviales, y ha deteriorado algunos relieves en gnises pseudograníticos.


Así se concluye de un análisis preliminar realizado por el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) dado a conocer este miércoles. Esta entidad, perteneciente al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, reclamó que se examinen algunos procesos potencialmente activos y se articulen medidas correctoras y preventivas para evitar mayores daños futuros a la gea, esto es, formaciones rocosas y sus relieves.


El IGME indicó que el incendio "no ha afectado significativamente" a muchos Lugares de Interés Geológico, lo que evita la destrucción de los afloramientos rocosos por fractura debido al efecto térmico del fuego o su tinción por el humo y las cenizas, pero sí ha afectado a pequeños manantiales fisurales y coluviales (fuentes próximas a la pista de subida a Fuente Infante) y ha deteriorado algunos relieves en gnises pseudograníticos, como lanchares, berruecos y peñas.


POSIBLES EFECTOS


Por otro lado, el IGME subrayó que tras el incendio pueden ocurrir procesos geológicos desencadenados por lluvias y tormentas que pueden ocasionar daños y pérdidas a corto y medio plazo, como la erosión concentrada por arroyada en la zona quemada, con pérdida de suelos fértiles y arrastre de cenizas y fragmentos de vegetación quemada a los arroyos, que verán aterrados sus cauces y colmatados sus pozas y azudes.


Además, indicó que la impermeabilización del suelo hará disminuir el umbral de escorrentía y pueden generar avenidas e inundaciones con más caudal con la misma lluvia, y que, al haber menor sustentación de los suelos por las raíces, habrá mayor susceptibilidad a los desprendimientos de roca y los flujos de tierras y derrubios.


También señaló que pueden contaminarse las aguas superficiales de los arroyos por las sustancias producto de la combustión, y las aguas subterráneas por infiltración de cenizas y restos del incendio, y que puede cambiar la permanencia de la cubierta nival invernal y primaveral y el régimen hídrico de los arroyos del Chorro Grande, de las Flores, Morete y Carneros, todos ellos del río Cambrones y cuyas aguas finalizan en el embalse del Pontón Alto.


Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris