Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Las muertes por suicidio bajan en España

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 21 de diciembre de 2017, 11:25 h (CET)
MADRID, 21 (SERVIMEDIA)



Los fallecimientos por suicidio descendieron el año pasado en España un 0,9%, hasta las 3.569 muertes, según la última estadística anual ‘Defunciones según la causa de muerte’, hecha pública este jueves por el INE.



En 2016 se produjeron 15.668 fallecimientos por causas externas (9.807 de hombres y 5.861 de mujeres), con un incremento del 3,9% respecto al año anterior.

El suicidio se mantuvo como la primera causa de muerte externa, por delante de las caídas accidentales (con 3.019 muertes y un aumento del 8,5%) y el ahogamiento, sumersión y sofocación accidentales (con 2.732 y un incremento del 2,2%). Por accidente de tráfico fallecieron 1.890 personas (1.448 hombres y 442 mujeres), lo que supuso un 1,3% menos que en 2015.

Por sexo, el suicidio fue la primera causa de muerte externa en los hombres (con 11,7 fallecidos por cada 100.000 habitantes), seguida de las caídas accidentales (7,0) y los accidentes de tráfico (6,3). Por su parte, las caídas accidentales fueron la primera causa externa en las mujeres (con una tasa de 6,0 por cada 100.000 habitantes), seguidas del ahogamiento, sumersión y sofocación (5,6) y de los suicidios (3,8).

En el año 2016 se produjeron en España 410.611 defunciones, 11.957 menos que en el año anterior (un 2,8% menos). Por sexo, fallecieron 208.993 hombres (un 2,0% menos que en 2015) y 201.618 mujeres (un 3,7% menos).

El 96,2% de las defunciones de 2016 fueron por causas naturales, un 3,1% menos que en el año anterior. Las enfermedades del sistema circulatorio representaron el 29,2% de las defunciones y los tumores el 27,5.

El grupo de enfermedades del sistema circulatorio se mantuvo como la primera causa de muerte en 2016 (con un tasa de 257,9 fallecidos por cada 100.000 habitantes), seguida de los tumores (243,1) y de las enfermedades del sistema respiratorio (100,8).

Respecto al año anterior, los fallecimientos debidos a enfermedades del sistema circulatorio y del sistema respiratorio descendieron un 3,6% y un 9,7%, respectivamente. En cambio, los fallecimientos por tumores aumentaron un 1,4%.

CORAZÓN

Dentro de las enfermedades circulatorias, las isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho…) y las cerebrovasculares volvieron a ocupar el primer y segundo lugar en número de defunciones. En ambos casos se produjo un descenso de muertes respecto al año anterior (del 5,1% y 4,6%, respectivamente).

Por sexo, las enfermedades isquémicas del corazón fueron la primera causa de muerte en los hombres, aunque causaron un 2,5% menos de muertes que en 2015. Entre las mujeres fueron las enfermedades cerebrovasculares (con una disminución del 4,8%). Entre los tumores, los responsables de mayor mortalidad volvieron a ser el cáncer de bronquios y pulmón (con un 2,6% más de fallecimientos que en 2015) y el cáncer de colon (con un incremento del 2,2%).

Estos tipos de cáncer fueron los más frecuentes entre los hombres (el de bronquios y pulmón registró un aumento de muertes del 2,1% y el de colon, del 3,4%). Por su parte, entre las mujeres el cáncer con mayor mortalidad fue el de mama (con un aumento de defunciones del 2,4%), seguido del cáncer de colon (un 0,6% más).

Entre las causas más frecuentes, los mayores descensos de defunciones respecto a 2015 se produjeron en la diabetes (8,8% menos en hombres y 11,8% menos en mujeres) y las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores –que comprende, entre otras, la bronquitis crónica, enfisema y EPOC– (11,0% menos en hombres y 7,5% menos en mujeres).

Por sexo, los tumores fueron la primera causa de muerte en los hombres (con una tasa de 300,9 fallecidos por cada 100.000) y la segunda en mujeres (con 187,4). Las enfermedades del sistema circulatorio fueron la primera causa de mortalidad femenina (272,7 muertes por cada 100.000) y la segunda entre los varones (242,5).

Por edad, la principal causa de muerte entre los menores de un año fueron las afecciones perinatales y malformaciones congénitas (79,4% del total de ese grupo). En los grupos de edad entre uno y 14 años y entre 40 y 79 años, las causas principales de muerte fueron los tumores (28,4% y 44,5% del total, respectivamente). Y entre los mayores de 79 años, las enfermedades del sistema circulatorio (33,6% del total). Por su parte, las causas externas fueron el principal motivo de muerte entre las personas de 15 a 39 años (39,4% del total).

COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Las tasas brutas más elevadas de fallecidos por cada 100.000 habitantes en 2016 correspondieron a Principado de Asturias (1.273,3), Galicia (1.170,5) y Castilla y León (1.163,5). Por su parte, las más bajas se dieron en las ciudades autónomas de Melilla (573,8) y Ceuta (599,6) y en Illes Baleares (694,4).

Las tasas brutas de mortalidad fueron más elevadas en los territorios envejecidos, ya que normalmente hay más defunciones por el efecto de la estructura de la población por edad. Para corregirlo, se calculan las tasas de mortalidad estandarizadas que representan la mortalidad de la comunidad autónoma si todas tuvieran la misma composición por edad. En este caso, las regiones con las tasas estandarizadas más elevadas fueron las ciudades autónomas de Melilla (977,8) y Ceuta (977,2) y Andalucía (942,4). Por su parte, las tasas estandarizadas más bajas se dieron en Comunidad de Madrid (710,1), Castilla y León (761,4) y La Rioja (770,8).

Respecto a las causas de muerte, las enfermedades del sistema circulatorio fueron la principal causa de muerte en la mayoría de comunidades autónomas. Las mayores tasas brutas de mortalidad por estas enfermedades se registraron en Principado de Asturias (413,1 fallecidos por 100.000 habitantes), Galicia (367,5) y Castilla y León (339,9). Si se consideran las tasas estandarizadas, Andalucía registró la mayor tasa de mortalidad por enfermedades del sistema circulatorio (307,2), seguida de las ciudades autónomas de Melilla (285,3) y Ceuta (278,6).

Las mayores tasas de defunciones por tumores se dieron en Principado de Asturias (354,6 fallecidos por 100.000 habitantes), Castilla y León (321,5) y Galicia (320,9). Por su parte, las mayores tasas de mortalidad estandarizadas debidas a tumores se registraron en Cantabria (277,1), Principado de Asturias (269,9) y Extremadura (261,7). Las enfermedades del sistema respiratorio se situaron como tercera causa de muerte en todas las comunidades.

Las tasas brutas de mortalidad más elevadas debido a estas enfermedades se dieron en Castilla y León (143,9 fallecidos por 100.000 habitantes), Principado de Asturias (140,0) y Extremadura (139,3). Por su parte, Extremadura registró la mayor tasa estandarizada de mortalidad debido a enfermedades del sistema respiratorio (116,5), seguida de Canarias (115,3) y Región de Murcia (113,0).



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris