Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Yemen se desangra con un 75% de su población necesitada de ayuda urgente

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 20 de julio de 2017, 12:10 h (CET)
- Su embajador en España pide ayuda ante la “fatídica tríada” de la situación política, el hambre y el cólera

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)



La crisis humanitaria en Yemen se ha agravado recientemente porque cerca de 20,7 millones de personas, que suponen el 75,5% de la población del país, necesitan actualmente ayuda urgente debido a la “fatídica tríada” del conflicto tras el golpe de Estado de los hutíes aliados del expresidente Ali Abdalá Saleh, el hambre y la epidemia de cólera.

Por ello, el embajador de Yemen en España, Nabil Khalid Maisery, convocó este jueves una rueda de prensa en Madrid para lanzar un mensaje humanitario que ayude a aliviar la situación de la población de ese “antiquísimo país”. “Yemen no puede enfrentarse solo a esta situación y todo el mundo debe colaborar”, sentenció.

Khalid Maisery indicó que Yemen sufre “la peor crisis humanitaria del mundo”, ya que el país está “devastado por una de las mayores crisis de hambruna y por la peor epidemia de cólera”, y apuntó que 20,7 millones de personas se encontraban a principios de este mes en necesidad de ayuda humanitaria urgente debido a “la epidemia del cólera y a la grave inseguridad alimentaria”, lo que consideró “alarmante”.

El embajador comentó que Yemen “está sangrando” por una “fatídica tríada” de situación política, hambre y cólera. Indicó que el golpe de Estado de 2014 ha desencadenado la destrucción de infraestructuras, el cierre de escuelas (dos millones de niños no van a clase) y la falta de personal y recursos en las instituciones sanitarias (14,8 millones de personas carecen de asistencia sanitaria básica).

Además, dos millones de desplazados internos y “un gran número” de ciudadanos han abandonado el país; 14,5 millones de personas no tienen acceso a agua potable y saneamiento; se han propagado enfermedades y epidemias como la malaria, la fiebre tifoidea, el cólera y la fiebre del dengue; 4,5 millones de desplazados, retornados y refugiados necesitan refugio de emergencia, y 11,3 millones de personas necesitan seguridad y protección.

En cuanto al hambre, comentó que 17 millones de yemeníes tienen dificultades para comer (de los cuales, siete millones están amenazados de hambruna); 4,5 millones de niños y mujeres embarazadas y lactantes padecen de desnutrición aguda; 462.000 niños están en situación de desnutrición aguda grave y, según Unicef, cada 10 minutos muere un niño por enfermedades curables como el cólera, el sarampión o la polio. “Estos números dibujan el peor panorama que ha vivido Yemen a lo largo de su historia”, apuntó.

Y respecto al cólera, subrayó que se han producido 338.969 casos desde que la epidemia comenzó a propagarse el pasado 17 de abril y 1.784 muertos por esta enfermedad en 21 de las 22 gobernaciones del país. “La mitad de los infectados son niños, cada 35 segundos un niño se ve infectado por el cólera y 30 niños mujeren diariamente por dicha epidemia”, añadió.

CIVILIZACIÓN ANTIGUA

Por ello, Khalid Maisery reclamó el apoyo de la comunidad internacional para aplicar la resolución 2216 del Consejo de Seguridad de la ONU, que constituye la “hoja de ruta” para establecer al seguridad y la estabilidad en Yemen, y para movilizar toda la ayuda humanitaria posible “Con el fin de paliar los alcances” de la crisis.

El embajador recalcó que Yemen forma parte del “triángulo de las viejas civilizaciones de Oriente Medio”, junto con Mesopotamia y Egipto, desde donce ha salido “gran parte de los mayores aportes a la civilización humana”.

Por último, comentó que Yemen ha disfrutado históricamente de una importancia estratégica que permitió ponerse en contacto con griegos, indios, antiguos egipcios, asirios, babilonios, el norte y el este de la península arábiga y las costas de África oriental, todo lo cual ha enriquecido la cultura yemení. “Todo este legado está condenado a la desaparición: tanto el elemento humano como el territorio y la herencia cultural”, concluyó.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris