Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

El cangrejo violinista corteja a las hembras con una especie de código Morse

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 31 de mayo de 2016, 18:40 h (CET)
MADRID, 31 (SERVIMEDIA)



Los machos de algunas especies de cangrejo violinista producen vibraciones similares al código Morse cuando intentan atraer en sus madrigueras a las hembras para aparearse y que éstas descifran para intuir el tamaño y la resistencia de sus pretendientes.

Ésta es la conclusión de un estudio realizado por los investigadores japoneses Fumio Takeshita, de la Universidad de Nagasaki, y Minoru Murai, de la Universidad de Ryukyu, y publicado en la revista ‘The Science of Nature’.

Durante la temporada de apareamiento, los machos de algunas especies de cangrejo violinistas construyen un montínculo elevado o semielevado cerca de sus madrigueras. Entonces, se quedan cerca de éstas y agitan distintivamente sus pinzas grandes para atraer a las hembras en la entrada de la cueva.

Los que son capaces de agitar sus garras superiores y durante un periodo de tiempo más largo tienen más éxito en el cortejo. Una vez que una hembra se acerca, el macho emite repetidas vibraciones para atraerla dentro del escondite, con la intención de aparearse.

Takeshita y Murai fueron a la zona intermareal de la isla Nagaura, en Kumamoto (sur de Japón) para investigar cómo estas vibraciones podrían estar ayudando a las hembras del cangrejo violinista ‘Uca lactea’ a dedicirse sobre una pareja preferida.

Los investigadores utilizaron un muñeco femenino para provocar las vibraciones de cortejo de varios machos, que registraron y analizaron después. Entonces, descubrieron que estas señales acústicas consisten en impulsos repetitivos. Una menor frecuencia dominante indica probablemente que el cuerpo o el caparazón del macho es bastante grande y la longitud de los impulsos se reduce ligeramente cuantas más vibraciones se producen.

“Estos factores implican que las vibraciones transmiten información sobre las características masculinas, como el tamaño corporal y la resistencia”, apunta Takeshita.

Por lo tanto, la producción de vibraciones y la onda inicial de una pinza grande en el aire parecen ir de la mano. Son formas con las cuales los machos pueden mostrar su resistencia y la fortaleza a las potenciales parejas.

Observando el apareamiento de cangrejos violinistas, los investigadores también detectaron que las hembras fueron atraídas con éxito en una entrada de la madriguera. Las hembras tenían más probabilidades de entrar en el escondite si los machos producen una mayor tasa de impulsos en sus vibraciones con las pinzas.

“Esto indica que las hembras utilizan las señales vibratorias masculinas para decidir si entrar o no en la madriguera”, añade Murai.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris