Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
    
Sociedad

(Ampliación) El 60% de los jóvenes de entre 10 y 24 años de países en desarrollo ni estudian ni trabajan

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 18 de noviembre de 2014, 13:09 h (CET)
- La ONU pide invertir en salud y educación para la juventud

MADRID, 18 (SERVIMEDIA)



Seis de cada diez jóvenes entre 10 y 24 años de los países en desarrollo “ni estudian ni trabajan”, según el 'Informe sobre el Estado de la Población Mundial 2014' presentado este martes.

Elaborado por el Fondo de Naciones Unidas para las Poblaciones (Unfpa), la edición de 2014 de este informe se centra en los 1.800 millones de jóvenes que habitan el planeta, la mayoría de ellos en países pobres.

El 60% de estos últimos ni estudia ni trabaja o lo hacen en empleos “esporádicos”, y 75 millones de jóvenes buscan trabajo en la actualidad.

En rueda de prensa, la responsable de Salud Sexual y Reproductiva de la Unfpa, Laura Laski, subrayó que 500 millones de jóvenes viven con menos de dos dólares al día, y que 175 millones “son incapaces de leer una frase completa de corrido debido a la mala educación que recibieron”.

Además, 58 millones de niños en todo el mundo permanecen sin escolarizar, y 27 niñas menores de 18 años son obligadas a casarse cada minuto.

Los jóvenes representan una cuarta parte de la población total del planeta (más de 7.000 millones), “el mayor porcentaje de la historia”.

Por eso, resulta imprescindible “aprovechar este potencial” e invertir en educación de calidad, acceso a la salud (también a la salud sexual y reproductiva), promoción del empleo juvenil y refuerzo de los derechos humanos.

FORMACIÓN Y EMPLEO

Según Laski, cuando un país consigue reducir la mortalidad infantil “debe inmediatamente comenzar a invertir en educación Secundaria y en salud sexual” para sus jóvenes.

De este modo, se conseguirá que permanezcan más tiempo en la escuela, formen familias después de completar sus estudios, disminuyan las probabilidades de contraer sida y otras enfermedades de transmisión sexual, descienda la tasa de fecundidad y aumente el porcentaje de población con empleo.

Por el mismo motivo se les debe proporcionar una enseñanza de calidad, “ellos serán los innovadores de mañana” y procurar que dispongan de un trabajo, dice.

Si se consigue, el dividendo demográfico de los países (proporción de trabajadores por no trabajadores) crece de forma exponencial, prosiguió Laski, y “este es el momento en que los Estados pueden experimentar un crecimiento del PIB muy relevante” como sucedió en Corea del Sur, con 2,4 trabajadores por cada persona inactiva.

Corea realizó las inversiones que debía en los años 60 y 70 y aprovechó “su dividendo demográfico”, con un incremento del 2000% del PIB en 40 años.

Sin embargo, Filipinas no dio este paso y no consiguió disminuir su tasa de fecundidad, declaró.

Según el informe, ahora es el momento del África subsahariana,que debe iniciar de forma inmediata las inversiones en salud, educación y acceso a la anticoncepción.

El continente concentra la mayor parte de los contagios de sida y de los jóvenes sin escolarizar, lo que pone en riesgo su desarrollo futuro.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris