Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Cómo evitar los riesgos en la Red

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 22 de junio de 2014, 11:07 h (CET)
- Expertos de seguridad hacen recomendaciones para un uso más seguro de Internet

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)



El avance de Internet y las nuevas tecnologías ha multiplicado las posibilidades de comunicación y ocio, pero también tiene aspectos negativos, como el ciberacoso, las estafas, la pornografía infantil o la exclusión de las personas con discapacidad. Expertos en seguridad aconsejan sobre cómo evitar esos riesgos al usar dichas herramientas.

La llegada de la banda ancha a la telefonía móvil y la bajada de precio de las conexiones de datos ha supuesto una revolución en el ámbito de las nuevas tecnologías. Ahora, además de los PC y los portátiles, teléfonos, tabletas y otros dispositivos permiten hacer y compartir de inmediato 'online' fotos y vídeos, hablar con personas de otros lugares del mundo en tiempo real, realizar gestiones bancarias, pagos, compras, y un largo etcétera.

Todo ello ha multiplicado las posibilidades de comunicación y hecho más cómodas muchas tareas diarias, pero también tiene sus aspectos negativos. El ciberacoso, la obtención de fotografías o vídeos de contenido sexual o 'grooming' y el uso de esas imágenes como chantaje, tambien denominado 'sextorsion', son algunos de ellos.

Otro de los problemas que se plantea en relación con las nuevas tecnologías es la exclusión de los que más dificultades tienen para acceder a ellas, una brecha digital que afecta más a los mayores y a las personas con discapacidad.

ESTAFAS EN LA RED

A todo ello se suman las nuevas caras que han adquirido las estafas tradicionales, al cometerse ahora a través de la Red, como “las cartas que comunican que se ha ganado un premio de lotería de otro país, pero que para cobrarlo es necesario hacer un pago”, que ahora se realizan por e-mail, explica Ángel Pablo Avilés, un experto en el uso seguro de Internet que trabaja para el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil.

En el ámbito laboral, el experto previene ante ofertas de empleo que encubren actividades fraudulentas como, por ejemplo, las de gestor de cobros, en las que el futuro empleado sólo se encargaría de recibir y emitir traspasos de dinero 'online' a través de su cuenta bancaria, “lo que en realidad supone participar en una actividad de blanqueo de dinero”.

Otros fraudes se cometen mediante “malwares como el Virus de la Policía, un programa que notifica al internauta que se ha detectado pornografía infantil en su dispositivo y debe pagar ‘una multa’ por ello. Hay usuarios que abonan la supuesta sanción, aunque saben que no tienen ese material en su equipo, por vergüenza de contar lo que les ha pasado”, añade Avilés.

La búsqueda del amor por Internet también puede pasar factura, según este experto. “Son muchos los que se enamoran de alguien que han conocido en la Red, que generalmente vive en algún país lejano en vías de desarrollo. Esas personas, que aparentemente van a convertirse en sus parejas, empiezan a pedir dinero para tratar a un familiar enfermo. Cuando ya han obtenido una buena suma, desaparecen, algo que generalmente se oculta”, indica Avilés, que insiste en la importancia de denunciar estos casos porque de otro modo no es posible investigarlos.

PROTEGERSE DE LAS AMENAZAS

Todavía son numerosos los usuarios que no saben cómo actuar ante esas amenazas. Para darlas conocer y ayudar a protegerse de ellas, Ángel Pablo Avilés empezó a escribir hace algunos años El Blog de Angelucho, “donde explico cómo navegar por Internet de modo seguro, por qué no se debe dar alegremente los datos bancarios o hablar con desconocidos a través de la Red, especialmente los menores”.

Dicho espacio nació con el objetivo de traducir a términos sencillos artículos técnicos sobre temas de seguridad en la Red, sobre todo pensando en personas inexpertas. Después, esos contenidos se convirtieron en el libro 'Por una red más segura, informando y educando. Versión 1.0', que se puede descargar de forma gratuita a través de la página web del Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil.

Desde el año pasado, este experto también organiza las jornadas 'X1redmassegura', una cita anual en la que él y un grupo de profesionales, con los que comparte la pasión por la seguridad en el uso de las nuevas tecnologías, enseñan los peligros relacionados con ellas y cómo protegerse a padres, niños, abuelos, personas con discapacidad, empresarios y a todo aquel interesado en este tema.

Para Avilés es fundamental educar en nuevas tecnologías. “Hay que abrir los ojos, porque muchas veces somos nosotros mismos los que decimos a nuestros hijos que se vayan a jugar a su habitación con la tablet, sin saber que así pueden estar expuestos a ciberdepredadores”, subraya.

Este tipo de delincuente, haciéndose pasar por otro niño, “empieza a jugar con los pequeños a diversos juegos 'online' e intercambiar mensajes sobre temas que les gustan. Cuando se ha ganado la confianza de los niños, les pide datos personales y de su entorno, introduce temas sexuales y propone que le manden fotos algo comprometidas. En el momento en que cuenta con suficiente material, el ciberdepredador revela su identidad y amenaza al menor para que siga enviándole esas imágenes, o de lo contrario hará llegar las que ya tiene a sus padres o a su colegio”, explica Avilés.

“Hay niños que si les pasa esto se bloquean y obedecen las órdenes del ciberdepredador, por eso es necesario que les enseñemos que deben contarle a sus padres, profesores o algún adulto de confianza lo que les está ocurriendo”, añade. “También es muy importante que progenitores y profesores conozcan esos riesgos y sepan actuar cuando se producen”, añade.

Por otro lado, hay empresas que, sin saberlo, insertan su publicidad en sitios web dedicados a la pornografía infantil, obtenida de esa u otras formas. Con el fin de “ayudar a compañías y agencias de publicidad a que sus anuncios no vuelvan a aparecer en dichas páginas y así dejen de recibir financiación”, la Fundación Alia2 ha desarrollado la herramienta 'Alia2 Advertisement Control System', según explica Miguel Comín, su presidente.

CIBERACOSO

Pero no sólo son delincuentes los que utilizan las nuevas tecnologías para actividades ilegales. Cada vez es más frecuente el acoso entre adultos o en el ámbito escolar, cometido través de redes sociales, e-mail o mensajes de móvil, en ocasiones con consecuencias graves, como el suicidio de algunos adolescentes que lo sufrían.

Para prevenir este tipo de situaciones o actuar cuando ya se han producido, organizaciones como Protégeles ofrecen “una atención personal, profesional y gratuita a los niños, a los padres y a los centros escolares que acuden a nosotros en relación con el acoso escolar en Internet”, explica su presidente, Guillermo Cánovas. En estos tres últimos años, su entidad ha recibido unas 1.400 solicitudes de ayuda o información a través de su página web Internetsinacoso.com y de su línea de apoyo. “Generalmente son más los niños y sus padres los que contactan con nosotros, pero también están subiendo las peticiones de los centros”, añade Cánovas.

Además de orientar a menores o familiares, esta organización hace un trabajo en paralelo con foros en Internet, redes sociales u otros entornos que estén alojando los contenidos, e incluso con entidades de otros países, si el acosador o el material están fuera de España. Ahora acaban de estrenar la app Protégete, gratuita y descargable desde Google Play y Apple Store, para facilitar esas peticiones de ayuda.

Por su parte, Fundación Alia2 cuenta con “una línea internacional de ayuda a través de teléfono, WhatsApp y la red social española Tuenti que está siendo de mucha utilidad para los chavales y las familias”, según explica su presidente, Miguel Comín.

CUANDO LAS COSAS SE COMPLICAN

Si el 'ciberbullying' se produce entre alumnos que estudian en el mismo centro educativo, los expertos de Protégeles notifican la situación a sus responsables, ya que en ese caso el colegio o el instituto tiene la obligación de intervenir. Afortunadamente, cada vez son más los educadores concienciados que adoptan una actitud proactiva y en cuanto se les comunica un comportamiento de este tipo intervienen, e incluso piden asesoramiento sobre cómo hacerlo, si todavía no tienen protocolos claros para ello.

Sin embargo, aún hay centros que “se muestran reacios a actuar, sobre todo si el acoso ocurre en Internet”, señala Cánovas. En esos casos, su entidad recomienda solicitar las reuniones con los responsables del colegio o instituto por escrito, así como copia de las actas firmadas por los asistentes y de todos los documentos presentados con sello de entrada . “Siguiendo ese procedimiento, la mayoría de los colegios e institutos interviene y se solventa el problema. En estos años, apenas hemos tenido tres o cuatro casos en los que haya habido que denunciar”, destaca Cánovas.

ENSEÑAR DESDE LA INFANCIA

Todos los expertos consultados coinciden en la importancia de enseñar a utilizar Internet de modo responsable y a reconocer sus peligros desde la infancia. Por ello, los talleres impartidos por Protégeles en colegios, los que organiza Fundación Alia2 en centros educativos y campamentos de verano y los que anualmente ofrece 'X1redmassegura' ofrecen esa formación a niños, progenitores y docentes.

Estas organizaciones consideran que el uso temprano de las nuevas tecnologías es beneficioso, ya que es más fácil enseñar a los niños lo que es bueno y lo que no que en la adolescencia, una “una edad de menos comunicación, más confrontación y menos confianza”, señala Guillermo Cánovas.

Otro aspecto que hay que vigilar es el de la adicción. Según el estudio de Protégeles 'Menores de edad y conectividad móvil en España: tablets y smartphones', el 30 por ciento de los niños de 11 años en adelante no apagan su smartphone cuando se van a dormir. Por eso, esta entidad está realizando talleres que recorrerán colegios de toda España para que los más jóvenes aprendan cómo evitar el uso compulsivo de las nuevas tecnologías.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris