Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Uno de cada tres niños españoles vive bajo el umbral de la pobreza

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 15 de abril de 2014, 13:21 h (CET)
- España es el país europeo con menor capacidad para reducir este problema, según un nuevo informe de Save the Children

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)



El informe de Save the Children 'Pobreza infantil y exclusión social en Europa: una cuestión de derechos' ha revelado que un 36,8% de los niños viven bajo el umbral de la pobreza en España, un problema que las ayudas sociales sólo logran reducir en un 6,9%. Esta circunstancia sitúa al país entre los que tienen menor capacidad para luchar contra este problema de la Unión Europea, sólo superado por Grecia.

Así lo subrayaron la directora de la oficina de Bruselas y Representante ante la UE de Save the Children, Ester Asín, y el director general de la Ong, Andrés Conde, que este martes presentaron en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid el documento. En él, se analizan las cifras de Eurostat desde la perspectiva de los derechos de la infancia y la experiencia diaria de la ONG en su labor de ayuda a la infancia, que en España llegó durante el pasado año a 16.000 niños.

Entre esos datos, destacan que 27 millones de niños están en riesgo de pobreza y exclusión social en Europa, una cifra que ha aumentado en casi un millón entre 2008 y 2012, una situación que está afectando también a los países más ricos como es el caso de los nórdicos.

En España, el riesgo de pobreza y exclusión social afecta ya a uno de cada tres niños, al situarse en el 36,8%. El informe destaca la baja eficacia de las prestaciones sociales, que tan sólo consiguen reducir en un 6,9% ese porcentaje.

Si se tienen en cuenta las ayudas sociales que reciben esas familias, los afectados se reducen al 29,9%, una de las tasas más elevadas de población infantil bajo el umbral de la pobreza, que sólo supera Rumanía. Además la capacidad de España para resolver esta situación es una de las más bajas de Europa, sólo Grecia la tiene menor.

Si se tiene en cuenta además de los ingresos familiares, el nivel de empleo de los padres y el de privación material, la tasa de pobreza y exclusión social en España alcanzaría a 2.800.000 niños, el 33,8% de los menores españoles.

En lo que se refiere a la eficacia de las prestaciones sociales en la lucha contra la pobreza infantil, el documento de Save the Children destaca el caso de Irlanda, un país que ha sufrido efectos similares en su economía como consecuencia de la crisis, y que sin embargo ha conseguido reducir la pobreza infantil del 49,1% a 17,1%, 32 puntos.

MEDIDAS URGENTES

Por eso desde la ONG reclaman al Gobierno español medidas urgentes, “elaboradas desde los derechos de la infancia y con conocimiento de sus necesidades”, señaló Ester Asín, directora de la oficina de Bruselas de Save the Children.

Por su parte, el director general de Save the Children, Andrés Conde, subrayó que "acabar con la pobreza infantil es un problema de Estado” y destacó entre esas medidas una muy concreta, “que se amplíe la prestación para familias con hijos a cargo, para que llegue a todas las que se encuentren en riesgo de pobreza, y que aumente su cuantía”.

Una de las consecuencias de la pobreza infantil en España es el abandono escolar temprano, que afecta al 25% de los alumnos, cuando la media de la UE es del 13%. Ester Asín consideró este hecho muy grave ya que "el acceso a la educación es fundamental para garantizar la igualdad".

Ese mal dato está muy relacionado con los escasos recursos que les quedan a las familias para dedicar a la educación de sus hijos después de pagar los gastos de vivienda, ya que los hogares españoles dedican más del 40% de sus ingresos a costes de vivienda, mientras que la media de la UE es un 11%. Esto también supone que son numerosos los hogares españoles que no pueden pagar actividades culturales y de ocio.

La principal causa de la pobreza infantil en España es la falta de empleo, pero sobre todo la falta de empleo de calidad, ya que el que hay "no garantiza que no haya pobreza", añadió Asin.

Todo ello contribuye a una desigualdad cada vez mayor "que es causa y consecuencia de la pobreza infantil en España", y el riesgo es que este problema pueda "perpertuarse" y que los niños españoles que "nacen pobres sean pobres el resto de su vida", concluyó.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris