Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Mundo

Tech4Girls, una apuesta por la tecnología como elemento "democratizador" para empoderar a las niñas en Kenia

Agencias
@DiarioSigloXXI
sábado, 27 de octubre de 2018, 09:06 h (CET)
Tech4Girls, una apuesta por la tecnología como elemento
Ampliar la imagen


La presidenta de Youth for Technology, promotora del programa, defiende la tecnología como "un derecho fundamental"

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)
La tecnología es "poder" y es un elemento "democratizador" que puede y debe contribuir al empoderamiento de las niñas y las mujeres en África para que en el futuro ellas tengan las capacidades necesarias para asumir los puestos de trabajo cualificado que ofrecerá el mercado laboral.

Estas son las premisas que fundamentan el proyecto Tech4Girls, un programa organizado por la Fundación Youth for Technology (YTF) para formar a 400 niñas en Kenia en las llamadas materias STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) con el objetivo de alentar sus vocaciones y que estudien estas disciplinas en la universidad para trabajar el sector tecnológico.

La presidenta y fundadora de YTF, Njideka Harry, asegura que la tecnología debería ser considerada "un derecho fundamental", al mismo nivel que el derecho al agua y a la vivienda, porque sin acceso a la tecnología no hay posibilidades de que los jóvenes prosperen y ocupen los puestos de trabajos más cualificados en el sector tecnológico.

"La tecnología es realmente un elemento democratizador. Permite a las personas acceder a información que cambia sus vidas. Por eso la tecnología realmente debería considerar un derecho fundamental. Es tan importante como el agua, la vivienda, el refugio y la ropa porque sin acceso a la tecnología no puedes competir, no al menos con las habilidades del siglo XXI. No puedes competir por una educación o por trabajos", asegura Harry, en una entrevista concedida a Europa Press.

Harry, que se define a sí misma como una defensora de la tecnología como instrumento para empoderar a las niñas en África, creó hace 18 la Fundación Youth for Technology y, desde entonces, por sus clases se han formado en el campo de la tecnología 1,8 millones de niños y jóvenes africanos.

EN DEFENSA DE LAS VOCACIONES CIENTÍFICAS PARA LAS NIÑAS
"Gustarte la ciencia y la tecnología y sentir la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas no es algo necesariamente guay o un área en la que se quieran definir las niñas. Por ello, yo me he puesto como mi misión vital a largo plazo la defensa del uso de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas para las niñas y las mujeres", explica.

Harry abandonó de niña su Nigeria natal para estudiar en Estados Unidos y fue allí donde se percató de la importancia de integrar la tecnología en el sistema educativo para "democratizar" y que los niños de cualquier país puedan llegar al mercado laboral con las "capacidades" requeridas para asumir los puestos de trabajo más cualificados.

"Creo que la tecnología tiene un papel que cumplir independientemente de la industria. Sea en la ingeniería, sea en la medicina, sea en la contabilidad... La tecnología es importante siempre y tiene un alcance más amplio", señala.

Tras graduarse en la universidad e incorporarse al mercado laboral estadounidense, Harry reflexionó sobre "el poder de la tecnología" y su impacto como "elemento democratizador" y fue entonces cuando se lanzó a crear la Fundación Youth for Technology.

De visita en España para presentar los proyectos de su organización junto con la Fundación Esperanza Pertusa, Harry considera que Naciones Unidas debe impulsar la integración de la tecnología en los sistemas educativos en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y sostiene que en esa labor deben colaborar los sectores público y privado.

"Hablamos de reducción de la pobreza, de acceso igualitario a la educación e igualdad de género... Ninguno de esos objetivos puede lograrse sin el uso de tecnología. Creo que para Naciones Unidas es totalmente cierto que esto está en la vanguardia de los temas en discusión en lo que se refiere a hacer la tecnología accesible y asequible para lograr esos objetivos tan ambiciosos", afirma.

Basándose en esos principios, la fundación YTF inició hace catorce meses el programa Girls4Tech, un proyecto para dar formación en materia científica y tecnológica a unas 400 niñas de escuelas rurales de primaria y secundaria en Kenia.

Harry subraya la importancia de la participación en este programa del sector público y del sector privado, por la aportación de recursos y para saber necesidades y objetivos en el mercado laboral y en el sistema educativo, así como la implicación de las comunidades locales.

Además del proyecto Girls4Tech, la Fundación Youth for Technology tiene como "buque insignia" una academia basada en un modelo de aprendizaje virtual para formar en materia tecnológica a niños y jóvenes de 8 a 25 años. Los cursos van desde la iniciación al mundo digital a la impresión en tres dimensiones, pasando por desarrollo de aplicaciones para móviles e Inteligencia Artificial.

"Lo que no podemos hacer es esperar. Lo que no se puede hacer es decir que tenemos que tener todas las infraestructuras en África porque entonces probablemente no deberíamos empezar a enseñar y no deberíamos hacer impresión 3D hasta que no tengamos todos los tejados arreglados en las escuelas. La realidad es que estamos en la cuarta revolución industrial y la gente ya está hablando de impresión en cuatro dimensiones. Nosotros incorporamos la impresión 4D en nuestro currículum en 2014 y ya estamos con ella", explica.

"HAY QUE SUPERAR LAS BARRERAS Y LAS MENTALIDADES"
Harry subraya que "superar las barreras y las mentalidades" para lograr que los jóvenes africanos estén "preparados" y formados para asumir los puestos de trabajo más cualificados.

Preguntada por la reacción de las empresas y del sector público antes programas como el proyecto Girls4Tech en Kenia, afirma que no han detectado "reticencias" pero sí una falta de concienciación sobre la importancia que tiene la promoción de las vocaciones científicas para el futuro de los jóvenes.

En cuanto a los primeros resultados de Girls4Tech, la presidenta de la Fundación Youth for Technology dice que todavía es "demasiado pronto" para hacer una evaluación pero destaca que el mero hecho de que "el 100 por 100" de las niñas hayan seguido estudiando es "una victoria" en un país en el que el matrimonio infantil sigue haciendo "desaparecer" niñas de las aulas. "El 100 por cien van al colegio, no se han casado y esa es una gran victoria", destaca.

Preguntada por el mensaje que enviaría a las niñas y adolescentes en España, Harry asegura que deben tener claro que pueden convertirse en todo aquello que se propongan. "Las chicas no deberían tener miedo a ninguna carrera, tienen que ajustar su mentalidad a esa carrera y completarla con ahínco", concluye.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El CICR alerta de que miles de migrantes atrapados en Bosnia necesitan ayuda urgentemente de cara al invierno

HRW insta a Tailandia a levantar las restricciones a la libertad de expresión

Condenan a muerte al autor del atropello múltiple registrado en septiembre en el sur de China

Migrantes centroamericanos protestan ante el consulado de EEUU en Tijuana

La Policía prohíbe las manifestaciones en Estrasburgo tras el tiroteo

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris