Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Ciencia

Andrés Gomberoff conecta "emocionalmente" la ciencia con los Beatles y la gastronomía en 'Física y berenjenas'

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 9 de noviembre de 2017, 13:05 h (CET)
Andrés Gomberoff conecta
» Ampliar la imagen


MADRID, 9 (EUROPA PRESS)
El físico chileno Andrés Gomberoff trata de "provocar" al lector y a "motivarlo a profundizar más" sobre ciencia en 'Física y berenjenas', libro con el que explica algunos de los hallazgos científicos más conocidos y más importantes de la historia a través de hechos cotidianos y de la cultura popular.

"Podemos ver el hierro en un clavo o en el rojo profundo de un tártaro de atún; podemos experimentar el 'efecto Doopler' sonoro en el estridente paso de una ambulancia por la carretera, o escuchando la voz de Lennon en la canción 'Tomorrow never knows'; podemos introducir la segunda ley de la termodinámica a partir de una frase técnica y precisa, o a partir de una cita de una película de Woody Allen", resume el autor en una entrevista con Europa Press, que asegura que "sólo conectando al lector de manera emocional, éste puede "aprender, disfrutar y recordar".

Estas son algunas de las referencias que el lector podrá encontrar en 'Física y berenjenas'. Combinando hechos históricos --principalmente descubrimientos científicos-- con ejemplos de muy diversa índole, Gomberoff acerca al público a los principios fundamentales de la química, la física, las matemáticas o la mecánica cuántica.

Según afirma Gomberoff, la idea de escribir este libro reside en que los relatos científicos tienen que provenir "del placer cotidiano" y de "la observación alegre" de los alrededores, ya que, de este modo, fomentará el interés de quien lea el libro por la ciencia.

El autor dice no entender por qué la sociedad, en general, tiene "animadversión" por algo "tan bello, tan humano y tan apasionante como la física", pero se atreve a comparar la respuesta con lo que sucede con una berenjena: "La respuesta es similar tanto para la física como para las berenjenas: falta de tradición gastronómica o cultura científica, malos cocineros o profesores".

El físico reconoce que no se pueden explicar los "detalles" científicos porque no se puede, por ejemplo, "capacitar al público general para que haga predicciones cuantitativas sobre las órbitas de un par de estrellas de neutrones". "Pero podemos transmitir las ideas generales y sus orígenes, del mismo modo que un buen contable nos puede relatar, con pinceladas gruesas por qué pagamos los impuestos que pagamos, sin que necesitemos ni deseemos entender los detalles del complicado cálculo que hace", señala.

Según él, sólo hace falta interés para entender la ciencia, ya que, indica que, al igual que la música o la literatura, es un "producto de la cultura" y, por tanto, "no viene en los genes". Por este motivo, considera que lo "importante" es tener "una guía que despierte ese interés". "Queremos ver científicos que muestren pasión y felicidad por lo que hacen. Que jueguen, que muestren cómo la curiosidad los mueve y cómo experimentan el éxtasis del descubrimiento", añade.

MÁS CIENTÍFICOS COMO CARL SAGAN
Precisamente, así define a Carl Sagan, el famoso científico y divulgador televisivo responsable de la serie 'Cosmos', que además es una de sus inspiraciones, del que destaca su "pasión" por la comunicación de la ciencia, su "logro" de "poner la ciencia en prime time", y "mostrar que no era necesario ser un anciano 'nerd', distraído, despeinado para ser científico". En definitiva, según el autor, que transformara la ciencia en algo "cool".

De hecho, Gomberoff defiende fervientemente que la ciencia puede llegar a convertirse en algo 'mainstream' y destaca la labor que tienen los medios audiovisuales, como el cine y la televisión, a la hora de "despertar la curiosidad científica en los más jóvenes". "La ciencia es un ingrediente sabroso y atractivo para el cine y la televisión, y una sociedad científicamente alfabetizada debería exigir ingredientes diversos, que incluyan ciencia, en su gastronomía fílmica".

No obstante, advierte de los peligros que conlleva estar expuestos a la ciencia por la televisión o Internet. "Ahora bien, la televisión e Internet son una fuente inagotable de tontera pseudocientífica", critica el científico, que propone "combatir" esto con una "vacuna": la Educación.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Las operaciones financieras en el sector biotecnológico crecieron un 17% en 2017, según ASEBIO

El sector de la biotecnología creció un 17% en 2017, cuando alcanzó 149 millones de euros, según ASEBIO

Catawiki subasta un meteorito de condrita carbonosa de casi un kilo y de 24.000 euros de valor

Rubén Costa, único investigador español que participará en la reunión del Foro Económico Mundial en China

FJI/Precarios ve "inútil" el plan de retorno de científicos propuesto por el Gobierno porque no hay estabilización

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris