Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Entrevista   Autores   -   Sección:   Libros

"Margarita Ruiz de Lihory fue una mujer adelantada a su tiempo"

Entrevista a la escritora valenciana Gadea Fitera
Herme Cerezo
lunes, 17 de octubre de 2016, 00:38 h (CET)
La valenciana Gadea Fitera debuta como escritora con su «opera prima» titulada ‘Como arena entre tus dedos’, editada por La Esfera de los Libros. En 2011, con una novela todavía inédita, Gadea resultó escogida entre los diez primeros clasificados del Premio Planeta, aunque asegura «que el hecho de haber quedado finalista no ha influido para nada en la publicación de este libro», en el que narra la apasionada y vehemente existencia de Margarita Ruiz de Lihory, un personaje real del siglo XX. Mujer de fuertes convicciones, llevó una vida consecuente con sus ideas, lo que en más de una ocasión le obligó a soportar el ostracismo de su círculo social. Margarita fue pintora, escritora, periodista, corresponsal, espía, abogada y «amiga íntima de Franco». Sus últimos tiempos, sin embargo, fueron bastante desdichados.

Gadea, ¿qué significa para ti escribir?
La escritura es una forma de sentirme realizada colmo persona. Hay quien necesita trabajar para realizarse y a mí me hace falta escribir.

1710163

’Como arena entre tus dedos’ pertenece al género de novela histórica, ¿qué te atraía de este registro?
Efectivamente, es una novela histórica, pero creo que también es un libro de aventuras, porque la protagonista viaja constantemente y le ocurren muchas cosas. Incluso sus asuntos amorosos los incluyo dentro del concepto aventura.

¿Cómo te tropezaste con Margarita Ruiz de Lihory?
Tomando café una tarde con mi tía Blanca, ella me preguntó si no había oído hablar de la historia de Margarita Ruiz de Lihory. Le respondí que no y ella me contó lo que sabía. Después comencé a rebuscar por Internet y me di cuenta que tenía ante mí a un personaje fascinante.

Decía el otro día una autora, que escribir novelas sobre mujeres obligatoriamente se convertía en un acto de reivindicación feminista, ¿es este tu caso?
A ver, al final parece que todo ha de tener connotaciones feministas y no hace falta. Lo que sí es cierto es que yo he escrito sobre una persona que fue una adelantada a su tiempo, mujer moderna y feminista en una época en que esto no se daba, pero no lo he hecho porque me identifique con ella o porque quiera reivindicar el feminismo.

A la hora de escribir, ¿has pensado solo en entretener o también en enseñar algo más al lector?
Mira, al final lo que todo escritor desea es que alguien lea sus obras y que se lo pase bien. Esta novela, que me parece muy amena, la escribí pensando en lo que me hubiera gustado leer a mí.

‘Como arena entre tus dedos’ está escrita alternando la primera y la tercera personas, ¿por qué?
Margarita poseía una personalidad excesiva, muy complicada. He alternado las dos personas porque corría el riesgo de que ella, como personaje, cayera mal. Con la tercera persona traté de tomar una cierta distancia, al tiempo que con la primera pretendía acercarla al lector y que este la comprendiera mejor, sin justificar su final. Estoy convencida de que para escribir esta historia eran necesarias ambas cosas: empatizar y tomar distancia.

Tu novela es una ficción basada en un personaje real, ¿te has permitido muchas licencias?
Lo que son los hechos principales los he respetado escrupulosamente, pero lo que es el entramado hay que inventarlo, imaginarlo y hacer una ejercicio de ficción porque, como tú dices, hay que tener presente que se trata de una novela.

1710162

¿El hecho de que Margarita abandonase a su marido y a sus hijos para vivir su vida, le salió gratis o, de alguna manera, tuvo que pagar peaje?
Lo pagó totalmente, tanto que le cerraron su círculo social y en Valencia no volvieron a aceptarla. Pero ella fue muy coherente con su forma de pensar y vivir y lo aceptó.

Desde luego una mujer que en 1922 llega a África, sola, que fuma y sale con hombres, debió ser todo un fenómeno.
Claro. Lo más suave que decían de ella es que era excéntrica. La suya fue una conducta impensable en una mujer de aquella época.

Además, vivió una historia de amor con Abd-el-Krim, el cabecilla rebelde marroquí que mantenía en jaque al ejército español.
En eso Margarita también fue muy coherente. Ella quería gloria y fama, y el poder está muy relacionado con todo eso. Abd-el-Krim era el malo malísimo por excelencia, pero tenía poder. Y creo que también poseía una personalidad muy atractiva. Lo suyo debió de ser parecido a liarse en la actualidad con Osama Bin Laden.

Espía, pintora, comerciante, escritora, periodista… ¿en qué faceta destacó más Margarita Ruiz de Lihory?
A ella creo que la que más le gustaba era su vertiente de escritora y de corresponsal de guerra, aunque a mi entender era una mujer superdotada, con unas claras reminiscencias renacentistas, porque sabía hacer de todo.

Después de su huida, regresó a España y en Barcelona vivió la Guerra Civil.
No fue una buena época para ella en absoluto. Aunque era amiga de Franco, pasó mucha hambre, pero como todo el mundo, porque la Guerra Civil, si exceptuamos a cuatro, no fue buena para nadie.

Margarita acabó sus días trastornada, ¿no?
En el fondo, Margarita siempre fue una mujer superlativa, su trastorno le acompañó toda la vida y se fue agravando con el tiempo. El informe psiquiátrico que le hicieron en el año 1950 en el Hospital Penitenciario de Carabanchel no sirve como referencia porque no es como los actuales. Hoy estaría diagnosticada como alguien que no estaba en sus cabales.

La acusaron de mutilar el cadáver de su hija y en el capítulo en el que hablas de ello has incluido los recortes publicados por el diario ABC al respecto.
A mí el morbo por el morbo no me va y no quería que la narración resultase morbosa, porque cuesta mucho imaginarse lo que pudo suceder. Por ese motivo, he preferido pasar un poco de puntillas y relatarlo a través de los interrogatorios policiales. Creo que así queda mucho mejor. Pero tengo claro que, al noventa y nueve coma nueve por ciento, lo que sucedió con su hija fue obra suya. Margarita fue la única que estuvo sola con ella, la única que pudo hacerlo y, además, el hecho en sí es coherente con su vida y con sus creencias.

¿Llevas ya algún nuevo proyecto entre manos?
Sí, pero no te puedo adelantar demasiado, porque de momento todavía solo es una idea. Sé que será una novela histórica, que comienza en 1945, y que la protagonista será una mujer de Zaragoza, que no está basada en ningún personaje real.

Acabamos por hoy: ‘Como arena entre tus dedos’ es una novela muy visual, ¿has recibido ya alguna oferta para llevarla al cine?
No, no, por ahora no tengo ninguna oferta, aunque pienso que la novela quedaría mejor en una serie. De todos modos, cuando la escribí no lo hice con esa idea.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La injusticia

Un microrelato de Esther Videgain

El desencuentro

Un microrelato de Esther Videgain

Un ocaso diferente

Una creación poética de Carmen Muñoz

La muerte

Un microrelato de Esther Videgain

El descuido

Un microrelato de Esther Videgain
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris