Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El ciclismo desde la cuneta   -   Sección:  

Histórico

Álvaro Calleja
Álvaro Calleja
@alvarocalleja
sábado, 25 de julio de 2009, 08:42 h (CET)
A Alberto Contador aún le queda por saltar un último obstáculo para anotarse su segundo Tour de Francia. El Mont Ventoux hoy aguarda su llegada. Se ha impuesto con autoridad. No ha dado ni un solo signo de debilidad. Ha demostrado que es el mejor de esta edición de la Grande Boucle y, por ello, la mítica cima francesa no tiene por qué ser un impedimento para que el de Pinto llegue a París de líder y sume el cuarto triunfo consecutivo para el ciclismo español.

El madrileño se paseará, como ya hizo hace dos años, de amarillo por las principales calles de la capital gala. Una imagen que Óscar Pereiro no pudo vivir en su Tour, el del 2006. Floyd Landis se la robó. Como le robó la ilusión de ganar la carrera al terminar la misma. Una espera que le desesperó. Una espera que acabó con la corona de vencedor en su poder un año más tarde de lo previsto.

Previsto, exactamente, no estaba el triunfo de Carlos Sastre en la general del año pasado, pero un arranque de rabia en el Alpe d´Huez acabó con el trofeo viajando a El Barraco para quedarse. Un premio a la regularidad y al trabajo. Al esfuerzo y al sacrificio. Un premio merecido.

Como merecida es también la victoria de Alberto Contador en el actual Tour de Francia. Ha sido el más fuerte en la montaña y en la contrarreloj. Cuando la carretera pica hacia arriba no hay quién le tosa, sólo su propio director le puede frenar, y cuando el crono es el que decide ni una locomotora, Fabian Cancellara, ya puede evitar lo inevitable.

Fue Verbier el escenario escogido para vestirse, esta vez sí, a diferencia de lo que ocurrió en 2007, de amarillo. Ha derrotado a todos. Rivales y “compañeros”. Un ciclista espectacular. El mejor piloto que Fernando Alonso puede elegir para conducir su nuevo bolido. Un proyecto en el que Alberto será el líder, cargo que nunca nadie debió quitarle. El mejor siempre tiene que comandar la nave y decidir sus tripulantes, algo que en Astana no ha sucedido en ningún momento.

A pesar de ello, Contador alcanzará la gloria una vez más. Y Francia ya tendrá que ir acostumbrándose a ver a los españoles en lo más alto del podio de su carrera. Ya van cuatro seguidos y los que quedan…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris