Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Botella al mar   -   Sección:  

¿Hay vida más allá del Madrid?

Fernando Mendikoa
Fernando Mendikoa
jueves, 26 de febrero de 2009, 13:12 h (CET)
Es esta una pregunta que me lleva martilleando la cabeza desde tiempos inmemoriales. Y aunque en todo este período he ido intuyendo cuál sería la respuesta, lo cierto es que aún no he dado con ella. De manera que, al estilo de los buscadores de vida extraterrestre, del santo grial o del elixir de la eterna juventud, nos embarcamos en un viaje con una respuesta incierta, aunque ya digo que a estas alturas uno empieza a temer más o menos cuál será. Y es que, por más que repase y repase hemerotecas y noticiarios, sigo sin encontrar nada más importante que el último corte de pelo de Guti, o la tirita que le han colocado a (pongan aquí el nombre del jugador madridista que ustedes deseen), tras un fortuito encontronazo en el entrenamiento con (de nuevo usen la misma técnica de elección del jugador que les apetezca), y que le mantendrá alejado de los terrenos de juego dos interminables días.

Uno ya se ha acostumbrado (como para no hacerlo, tras decenas de años sirviéndonos ineludiblemente el merengue como aperitivo de cualquier menú deportivo) a entender que el mundo se detiene cuando se trata de repasar hasta la más mísera e insignificante menudencia del club blanco, y que queden para un segundo y hasta tercer plato (cuando no directamente fuera del menú) noticias de más enjundia, pero que para su desgracia (y la de sus seguidores), pertenecen a esos equipos comparsa que acompañan al Madrid en esta, así llamada, liga de las estrellas: o sea, todos los demás. Todo gira en torno al blanco, y lo que sí parece es que este es un color que no pasa de moda…… o que no quieren que pase de moda, quién sabe.

Hay, por otro lado, una curiosa y enfermiza tendencia a presentar cada victoria del rival de turno del Madrid como derrota de este, de forma que jamás son los equipos contrarios los que ganan, sino el Madrid el que pierde. Esto que (hasta cierto punto) es entendible a nivel de competiciones internacionales, por aquello de que los medios deben centrar su atención en el equipo español y no en el extranjero (por muy meritorio que sea el triunfo de este), deja de serlo radicalmente, y de tener por tanto la más mínima lógica y hasta decencia, cuando ese oponente es asimismo de la liga doméstica, al igual que ocurre con el propio equipo blanco. ¿Será que algunos aún no se han dado cuenta de que en esos equipos que juegan la liga contra el Madrid hay también seguidores? Pues les puedo confirmar que sí, que los hay. Sé que les sonará raro, extraño, misterioso, increíble, asqueroso, e incluso una vergüenza: pero los hay.

Y claro: sea cual sea la situación del Madrid, invariablemente es motivo de comentario, charla y hasta de debate nacional. Si está a 12 puntos del Barça, salen los brujos vudús, con alfileres y todo, para pinchar a los culpables de la situación, estén estos en el césped, en el banquillo o en el palco; y se montan tertulias, informativos especiales, reportajes y mesas redondas. Si, por el contrario, la distancia se recorta a 7 puntos, lo mismo, porque en ese caso es que ya tienen la liga a tiro, y que se prepare el Barça, el Liverpool, y si hace falta están dispuestos a enfrentarse de forma consecutiva a todos los que aún siguen vivos en la Champions, para dar aún más valor y relumbre a la 10ª. Nada de eliminatorias que hagan que el resto de equipos se eliminen los unos a los otros: el Madrid contra todos. Y que se preparen, porque están más que capacitados para “chorrear” a quien se ponga por delante (palabra extraída del diccionario del presidente madridista, Vicente Boluda). Así, con un par.

Llegados a este punto final del artículo, les voy a ser plenamente sincero: debo reconocer que estoy casi como al principio. Vamos, que no es que hayamos avanzado demasiado en nuestro propósito de dar respuesta a pregunta tan trascendental, de manera que seguimos albergando más que fundadas dudas al respecto. Lo único que les prometo es que continuaré con mis investigaciones e indagaciones, porque podría suceder (sería raro, pero nunca se sabe) que haya algún no seguidor del Madrid por ahí, y quizá ese extraño individuo (en todo caso, más de uno no puede haber, eso seguro) quiera saber también la solución a dicho misterio. Aunque, visto lo visto, no le puedo asegurar una respuesta definitiva, muy a mi pesar. Una cosa sí sé, y espero que al menos le sirva de guía. Me acabo de dar cuenta de algo ciertamente sorprendente y hasta aterrador: esto del “madridcentrismo” debe de tener algo (o mucho) de contagioso, porque lo único cierto es que, como ven, también yo he acabado hablando del Madrid.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris