Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Mirilla   -   Sección:  

A quien me tenga que encomendar me encomiendo

Nazareth Heredia
Nazareth Heredia
lunes, 26 de marzo de 2007, 11:12 h (CET)
Esta noche, justo antes de que cada uno de ustedes se siente ante la televisión o en una localidad del Bernabéu, hay que seguir un protocolo importantísimo de emergencia, imprescindible en estos casos en que puede darle un infarto al que sea.

Para empezar, completamente necesario un póster de la selección española, bandera de España, escudo o foto de Luis Aragonés, junto a una imagen de San Judas Tadeo, patrón de los imposibles. A continuación es obligatorio la encendida de velas pertinente junto a estas dos imágenes, a ser posible velas rojas. Posteriormente, que cada uno rece lo que sepa, lo que quiera y a quien quiera. El caso es agotar los últimos recursos.

Una vez sentados donde nos pertenezca, con o sin cerveza, aceitunas y patatas delante y con o sin amigos y/o pareja al lado, hay que respirar hondo y lanzar la última súplica con los ojos cerrados y mirando hacia arriba. Llegados a este punto y tras oír o ver el once de España, quedan completamente prohibidas las quejas hacia la alineación y por supuesto insultar al seleccionador. Digamos lo que digamos y hagamos lo que hagamos, no nos va a escuchar.

Importante también tener un cojín a mano, por si tenemos que morder algo debido a la rabia y no sea la lengua, porque corre peligro de sangrar y esas cosas. Vital un botiquín de primeros auxilios por si son propensos a pegar puñetazos en el cristal de la mesa o sufren problemas cardíacos relacionados con la impotencia futbolística. Y por supuesto, el teléfono a mano con el 061 grabado, por si las moscas.

Eso sí, parece que Aragonés ha escarmentado en algunos aspectos y Torres y Raúl no juegan. La selección española, o lo que es lo mismo, medio Valencia CF, intentará poner orden por fin a este caos futbolístico del que vienen siendo protagonistas en los últimos encuentros vitales. Por desgracia, Ramos no juega. Qué quien nos tenga que pillar confesados, nos pille en la defensa.

Ahora, disfruten del partido, sonrían cuando inexplicablemente pierdan el balón o les marquen un gol incomprensible y mantengan la calma. Beban mucho agua y levántense al servicio siempre que lo necesiten. Prohibido meterse con el árbitro. Eso sí, siempre pónganse en lo peor, que es lo acostumbrado y si ganan y juegan bien al fútbol, alégrense como si hubiesen sido campeones de la Eurocopa, porque todo será debido a sus rituales pre-partido de fútbol, créanme.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris