Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   A Aro pasado   -   Sección:  

La mejor selección del mundo

Antonio Martín
Antonio Martín
lunes, 4 de septiembre de 2006, 21:10 h (CET)
Mi más sincera enhorabuena a la selección de España de baloncesto, que acaba de proclamarse campeón del mundo tras acabar imbatida el Mundial de Japón. El conjunto de 'Pepu' Hernández ha firmado una brillantísima trayectoria y ha dejado en el camino a Alemania en la primera fase, a Serbia en octavos de final, a Lituania en cuartos, a Argentina en semifinales, y, finalmente, a Grecia en la finalísima.

¿Dónde reside la clave del mayor éxito cosechado por el baloncesto español en su historia? El conjunto parte de la figura de un entrenador que no busca el protagonismo y que se centrar en mentalizar a sus jugadores desde el respeto, el trabajo y la constancia. Esa persona es José Vicente Hernández, alguien que perdió a su padre la noche previa a disputarse la gran final, y que en un alarde de contención de sus sentimientos, evitó comentarlo para que los jugadores siguieran concentrados en lo que debían.

España afrontó el encuentro con la sensible baja de Pau Gasol, su mejor jugador. Lejos de salir atemorizados a la cancha frente a un conjunto heleno que había sido capaz de derribar a la todopoderosa selección estadounidense, cada uno de los españoles dio un poco más de sí en beneficio del equipo para suplir la baja de su fantástico pívot. Marc Gasol, su hermano, se encargó de anular en defensa a la torre griega Schortsianitis. Felipe le suplió en tareas ofensivas e intimidando bajo el aro. Carlos Jiménez jugó muchos minutos de cuatro, incluso de cinco, y consiguió hacerse con numerosos rebotes, además de desplegar su habitual intensidad en defensa.

Pero quienes dieron realmente la victoria a España fueron Juan Carlos Navarro y Jorge Garbajosa. Éste último jugará la próxima temporada en la NBA, en el conjunto de los Toronto Raptors. Navarro, en cambio, es posible que siga en Barcelona, aunque su sitio, qué duda cabe, es la liga estadounidense. Los triples de ambos dictaron sentencia y sumieron a Grecia en la más terrible de las tragedias.

Las celebraciones por toda España acaban de comenzar, y en el momento de escribir estas líneas, se prepara un recibimiento por todo lo alto en la Plaza Castilla madrileña tras la llegada del combinado nacional hoy, lunes, al aeropuerto de Barajas. La fiesta no se detendrá. Y que dure mucho. España ha hecho historia, y si no me equivoco, repetirá pronto. Enhorabuena.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris