Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Martes de Arte   -   Sección:  

Barça 10 - 0 Eto‘o

Daniel Bolufer
Daniel Bolufer
martes, 22 de agosto de 2006, 21:28 h (CET)
Vale que es el principio de la temporada. Vale que a doble partido y con la vuelta en el Camp Nou es más fácil. Y vale que es sólo la Supercopa, pero las sensaciones del equipo son espectaculares y aún no está la plantilla a tope. Favoritos en todas las competiciones, mostrando la eficacia en defensa, la fantasía en mediocampo y la magia arriba, el único rival que puede plantarle cara es la propia falta de ambición por parte de los jugadores. Si los Deco, Ronaldinho, Xavi o Messi no pierden la ilusión y la ambición, poco se podrá hacer ante un equipo que está diseñado para marcar una de las épocas más gloriosas para el espectador culé.

Todo el mundo lo esperaba, pero a nadie se le pasaba por la cabeza que en un día teóricamente feliz, Eto’o hiciera una de las suyas. La polémica suscitada la pasada temporada con la probable incorporación de Henry no dejaba dormir al camerunés, y menos mal que se quedó en Londres, porque si Samuel se enfada por no jugar media parte, en un partido decidido y a cinco días de disputar otra final, no quiero ni pensar si llega a venir el francés.

No es justificable su actitud, porque como el delantero hay como diez compañeros esperando su oportunidad. Giuly, Van Bommel o Iniesta podrían perfectamente jugar como titulares, pero al camerunés se le olvida a veces que detrás de él hay compañeros que entrenan al máximo para luego ver los partidos desde el banco o la grada. Sentido común y respeto, por favor.

Papel secundario para muchos era el que tenía el ojito derecho de Frank la temporada pasada. Hablo de Ten Cate, que era como el psicólogo de un equipo donde cada jugador sabía el rol que desempeñaba en una plantilla ambiciosa y con mucha calidad. Ese papel secundario o menor de Ten Cate fue clave para el funcionamiento del vestuario, pero la marcha del segundo desnuda la parte psicológica del Barça y Rijkaard se multiplica para seguir un orden y una disciplina en el vestuario rota por el camerunés.

Con este panorama enrarecido, el Barça liderado por el Sr. Anderson Luís de Souza busca el segundo título de la temporada con la liga a la vuelta de la esquina. El Madrid sigue con su imagen gris y su juego mediocre, pero Fabio sabe que el equipo funcionará, juega mal o juegue fatal, pero funcionará. Todo aquel madridista que esperaba un Capello al ataque y vistoso se estará pegando cabezazos contra la pared, pero toda persona medianamente entendida en este mundillo del fútbol sabe cómo es el italiano y sus virtudes para sacar los partidos adelante.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris