Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Al borde del precipicio   -   Sección:  

Todos son culpables

Antonio Valencia
Antonio Valencia
lunes, 10 de julio de 2006, 21:54 h (CET)
Una vez acabado el Mundial, volvemos a la rutina del verano futbolístico: jugadores que van, jugadores que vienen, entrenadores que vienen y uno que se va sobre todos los demás: el ínclito Javier Clemente.

Clemente llegó a Bilbao como el salvador de un equipo que naufragaba con seis puntos en la décima jornada de Liga. A trancas y barrancas logró su objetivo, pese a tener una plantilla que, a priori, no debía haber pasado grandes apuros para mantenerse. Pero por el camino también fueron quedando muescas.

Y es que el rubio de Barakaldo no cambia y sigue generando división allá por donde va. De nuevo ha tenido problemas con la prensa (en este caso con el diario "El Correo", el más leído e influyente de Bilbao) y otra vez ha hecho declaraciones altisonantes, como las referidas a su jugador Llorente, pero que en el Botxo se le pasaban por alto en aras de mantener la unidad de toda la sociedad bilbaína en el apoyo al equipo, lo mismo que el estilo de juego del equipo, muy alejado de los gustos del público.

Llegado el final de temporada, el presidente Lamikiz pretendió deshacerse de él, pero el entrenador, con gran astucia, utilizó a esa misma prensa que tanto odia para meterse al público en el bolsillo y conseguir una renovación por la que a últimos de abril nadie en Bilbao daba un duro. A cambio, el mandamás de Ibaigane le pidió moderación con los medios.

Pero la "entente cordiale" saltó por los aires en la concentración de Benasque. Clemente deja caer que la plantilla no es él y el presidente (y buena parte de la masa social) entiende que se está menospreciando a los jugadores. Conclusión en Ibaigane: ya tenemos la excusa; a la calle.

¿Culpables? Claramente los dos: el uno (Lamikiz) porque se la tenía jurada desde final de temporada; el otro (Clemente) por creerse que, estando en el Athletic, puede decir lo que quiera sin que pase nada. Se juntó el hambre con las ganas de comer, y ahora será Félix Sarriugarte el que pilote la nave rojiblanca. Que sea para bien.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris