Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Autores   Literatura   Entrevista  

"En Mejores líderes me inspiré en escritores como Daniel Coyle o Adam Grant"

Conociendo a … Pedro Díaz Ridao
Alfonso Miñarro López
@alf_minarro
domingo, 16 de junio de 2019, 09:48 h (CET)

FotoPedropiktochart


Pedro es conferenciante en el área de Management, facilitador y compagina su trabajo en su empresa de formación 3’59 con la docencia en la Escuela Universitaria Real Madrid, donde imparte clase de Habilidades Directivas y emprendimiento, y dirige el Real Madrid Global Executive MBA, formando a gestores deportivos, emprendedores y ejecutivos que lideran organizaciones de todo el mundo.


Además, entiende que todo proyecto debe tener un impacto social (uno de sus primeros proyectos de emprendimiento fue inspirasports.org, organización sin ánimo de lucro con la que fue galardonado con el premio Jóvenes Emprendedores Sociales de la International Youth Foundation en 2011).


Preocupado por proporcionar apoyo a deportistas profesionales para una segunda “vida útil”, una vez concluida su carrera deportiva, ha desarrollado diversas iniciativas como la plataforma challenge359.es.


La unión de dos de sus pasiones, los viajes y la fotografía social y paisajística, le brindó la ocasión de conocer otras culturas, visitando más de cuarenta países y realizando series sobre temas de actualidad como la inmigración, las desigualdades o los conflictos bélicos ya extinguidos.


Como autor, ha publicado “Mejores Líderes” con Lid Editorial, en el que comparte los conocimientos adquiridos en años de investigación, analizando los rasgos de personalidad necesarios para convertirse en un buen líder, potenciando la creación de proyectos innovadores. Además, su blog SPARK sobre Management, Educación, Liderazgo y Emprendimiento, cuenta con lectores en más de cien países y ofrece una mirada diferente al campo de la gestión de personas y proyectos.


También ha colaborado, junto a varios autores en otros dos libros, “Instintos laborales” y “Emociones laborales”, de la colección Acción empresarial de Lid Editorial.



Pedro, en ”Mejores Líderes”, desgrana ocho cualidades que bien empleadas, hacen posible convertirnos en líderes más completos, ¿El orden, en las que ha desarrollado dichas cualidades, tiene cierta intención, o es más bien aleatorio?

Uno de los motivos principales de escribir este libro, fue la tesis para mi doctorado basado bajo dos paraguas como son el liderazgo y el emprendimiento social.

Para mí lo importante es que las personas pasen a la acción, bajo la premisa de crear proyectos que tengan impacto social y que mejoren la sociedad.


Me inspiré en escritores, que personalmente me gustan mucho y que mezclan el managemnet con la Psicología, pero con mucha investigación y rigor, como son Daniel Coyle o Adam Grant.


Para mí, lo más complejo de escribir el libro, quizá haya sido explicar conceptos que pueden ser complejos, de forma sencilla.


El orden de los ocho capítulos responde a cómo concebimos el trabajo en 3’59: Siempre en espiral, empezando desde uno mismo (autoconocimiento) para después impactar en nuestros equipos, y ahí tiene cabida la creatividad, cómo gestionamos el riesgo, etc. Por eso el libro empieza con cualidades intrapersonales y termina poniendo foco en cómo nuestros proyectos pueden impactar en los demás.


El prologuista de su libro, el mítico jugador del Real Madrid y de la selección española de fútbol, Emilio Butragueño, afirma que el primer paso para aprender, consiste en declarar que uno no sabe y no avergonzarse por ello, ¿Cuál cree que es la diferencia entre vivir desde el aprender o desde el saber?

Yo lo llamo el “mal del experto”, cuanto más sabemos, mayor es el reto de declarar que uno no sabe. “Si soy experto en algo, ¿no debería saberlo todo?”.


Pero también saber de cosas diferentes. Conozco gente que se ofende cuando otros “tocan” su parcela, como si fuera un campo exclusivo de ellos. Y esto les hace precisamente anclarse a una determinada área y no mirar más lejos de ella. Es cierto que hoy en día, no está muy bien visto que alguien sea experto en varias disciplinas a la vez y que a priori no estén relacionadas entre si. Cuando es al contrario. En mi caso trabajar en varias cosas diferentes me ha hecho entender muchas cosas.


Creo que nuestra primera clave como mejores líderes es nuestra capacidad de aprender, de los de arriba y también de los de abajo, y sobre todo de conectar desde disciplinas diversas. La vulnerabilidad (ej: declarar que no sabemos) es una cualidad fundamental para crecer en todos los ámbitos de la vida.


Desde mi punto de vista, hay que tener clara la diferencia entre un experto y un maestro. Mientras que el experto es aquel que sabe mucho, el maestro sabe mucho, pero además se concibe como un eterno aprendiz.



Pedro, se dice que no hay malas respuestas y sí malas preguntas. Para elaborar “Mejores Líderes”, ha tenido ocasión de entrevistar a muchas personas relacionadas con el mundo del deporte. Ahora que tambien en muchas ocasiones juega el papel de entrevistado, ¿Detecta facilmente si el entrevistador trae los deberes hechos, o improvisa más de la cuenta?, ¿Qué tienen en común los entrevistadores que le dejan una huella agradable?

Desde luego en el caso de esta entrevista puedo dar fe de que has hecho los deberes! Creo que conoces más sobre mí que mucha gente que me rodea, jeje.


Para mí, una buena entrevista tiene que estar formada por la mezcla de dos ingredientes , por una parte , preparación por parte del entrevistador y por otra , tambien fundamental, dejar hueco para la improvisación, para que la conversación fluya por donde surja. La que manda es la conversación, no entrevistado y entrevistador.


Por poner un ejemplo, el otro día entrevisté a Felipe Reyes y acabé saltándome el guión de preguntas que llevaba, porque la conversación lo pedía. Y creo que fue la parte que tanto nosotros como el público más disfrutó. Para mí lo importante es entender que lo que importa es la conversación, por encima de los interlocutores.



Se habla de learnability, como la curiosidad y la capacidad de aprender nuevas habilidades para mantenerse empleable, ante los rápidos cambios en métodos de trabajo y procesos tecnológicos. Comenta que lo importante, no es tanto en qué nos formamos, sino el hecho de continuar formándonos. En todos su años como docente, ¿ Ha detectado cambios en la edad media de sus alumnos?

Como dice mi gran amigo Álvaro Merino, los alumos de grado siempre tienen la misma edad, pero los profesores cada vez son un año mayores y por tanto cada año se produce un hueco mayor entre la edad del profesor y la del alumno. Esto lo que implica es que cada año, es más dificil conectar con personas que siempre tienen dieciocho y hay que hacer un mayor esfuerzo, que quizá es lo que te mantiene más fresco por otro lado.


En postgrado sin embargo, los grupos de edad son más heterogéneos.


En nuestro caso particular, que nos dedicamos a dar formación a nivel ejecutivo, pues imagínate el abanico de edades con el que estamos acostumbrados a tratar (personas que pueden tener desde dieciocho hasta sesenta años).


Creo que es bueno que aclare que sí veo importante que nos formemos en aspectos estratégicos para nosotros (ej: dónde quiero estar, qué herramientas necesito para llegar allí), pero sobre todo lo importante es que la formación (aprendizaje) sea continua, constante. Yo cada año me marco un reto de formación. Claro, no todos los años elijo hacer un doctorado o un MBA, pero cada año incorporo herramientas nuevas a mi mochila, sobre todo porque en mi campo es fundamental. Si no, te pasan por la derecha como un Ferrari., pero, sobre todo, porque me apasiona aún más ser alumno que ser formador/profesor.



Afirma que manejarse en otros idiomas, aparte de mejorar la empleabilidad, permite cuestionarte las ideas para tomar mejores decisiones. En el dominio de idiomas extranjeros, los españoles, por ejemplo, no solemos estar a la altura de los ciudadanos de los paises nórdicos, ¿Qué medidas cree que podrían incorporar en la sociedad española para, al menos tener una competencia bilingüe casi completa?

Para mí los idiomas son fundamentales, no ya por los motivos obvios: comunicarnos con otras culturas y tener mayores posibilidades (empleabilidad), sino porque nos permiten entender que las cosas pueden ser de varias maneras y esto hoy en día es un superpoder que escasea. Hay medidas sencillas que se podrían tomar como mejorar la calidad y la oferta de la programación en TV y el cine, o aumentar la oferta de películas subtituladas (solo hay que mirar a Portugal para ver el impacto que esto tiene en un mejor nivel de inglés de la gente). Facilitar a los expertos de nuestra sociedad recursos para que puedan impactar mejor en los jóvenes es también fundamental (ej: bajar el ratio de alumnos por profesor para que tanto los profesores como sus asistentes nativos podrán impactar más y mejor en los estudiantes).



En “Mejores Líderes”, cuenta que vio cumplido uno de sus propósitos, que consistía en hacer una excursión con raquetas de nieve, acompañado por un experto. Como sabrá, la última atracción turística se trata de escalar cimas como el Everest. Recientemente, se vivió el día más concurrido, con más de 200 “alpinistas”,tratando de alcanzar su cima, que costó la vida a alguno de ellos, ¿ Qué opina de hacer negocio de la naturaleza y de hacer de un deporte tan exigente como el alpinismo, una atracción de feria?

Sin ser experto en la materia, creo que, como en todo, hay que encontrar el equilibrio.


El hecho de mercantilizar la naturaleza, en realidad es un choque de dos fuerzas. Por una parte, gracias al turismo, países como Nepal consiguen dar trabajo a muchas familias y por otra, y no menos importante, también es fundamental concienciar a la gente sobre el cuidado de nuestro entorno, y a la vez debemos proteger estos entornos y mantener en lo posible la pureza de algo tan fascinante como el contacto con la naturaleza y la superación del ser humano.


Difícil buscar ese “equilibrio imperfecto”, pero estoy seguro de que como dice Kilian Jornet, con una mejor regulación, se podrá encontrar este equilibrio que permita ambas cosas.



Pedro, comenta que la práctica deportiva y las acciones de voluntariado, nos hacen más creativos, ¿En qué se traduce esta creatividad?, ¿Personalmente qué le ha aportado el voluntariado?

Muchas veces pensamos en los beneficios que tienen acciones como el deporte o el voluntariado para nuestra salud y nuestro bienestar. En mi doctorado intenté ir un paso más allá y demostrar que además de esto, nos ayudan a desarrollar competencias claves para, por ejemplo, lograr ir a una entrevista de trabajo con mayor seguridad o convertir una idea en un proyecto real.


Un dato interesante que extraje de las investigaciones realizadas para el doctorado es que las personas que practicaban deporte, tenían más probabilidades de crear una empresa exitosa, en los próximos cinco años, gracias en parte a la resiliencia que genera la práctica deportiva, en el deportista.


Además, el deporte y el voluntariado nos ayudan a relacionarnos con gente muy diferente a nosotros, algo que no entrenamos mucho y que va a ser cada vez más importante en los entornos laborales, donde la diversidad está cada vez más presente. Si me relaciono siempre con la misma gente, será difícil que sepa gestionar el trato con gente que piensa muy distinta a mí. Y en el trabajo no solemos elegir nuestra compañía.


Personalmente el voluntariado me ha aportado muchos aprendizajes, entre los que destaco un cambio de mirada hacia las personas sin hogar. Ahora lo primero que hago cuando me cruzo con una persona sin hogar, es mirarlo por si lo conozco. Es como buscar a un amigo entre la multitud. Es una mirada apreciativa.


Es importante relacionarnos con personas diferentes, y creo que lo estamos entrenando demasiado poco.


En “Mejores Líderes”, recoge la siguiente frase del biógrafo Walter Isaacson, como: “La revolución pasa por conectar disciplinas entre sí”. En el sistema educativo español ¿Qué sentido tiene continuar segregando, por ejemplo, el Bachillerato en modalidades como “Ciencias”;” Artes” y “Humanidades y Ciencias Sociales”, ¿en lugar de ofrecer al alumno una formación más abierta?

Para mí este punto es fundamental. Creo que al igual que ahora se pueden estudiar grados dobles de disciplinas diversas y antes era imposible de concebir, el siguiente paso será poder mezclar aún más disciplinas en la educación secundaria. Es importante tener la posibilidad de explorar distintas disciplinas sin atarnos a una en concreto, porque si ahora pensamos a lo que nos dedicamos, seguramente cualquiera que sea nuestro trabajo, tiene un poco de Letras y un poco de Ciencias… Y qué mejor ejemplo que Leonardo Da Vinci para explicar los beneficios que esto tiene… Todos tenemos un lado científico y un lado artista…



En un entorno en continua transformación, las redes sociales han modificado el modo en el que nos comunicamos, dejando caduca la teoría de “los seis grados de separación”, ¿De qué modo saca provecho a esta potente herramienta, a nivel profesional?

No me considero el mejor ejemplo de aprovechamiento de las redes sociales, pero intento que como mínimo sea un lugar en el que cualquier persona pueda contactar conmigo y poder continuar la relación puntual que pueda tener con alguien que acuda a una conferencia o a un taller. Creo que es importante y valioso que podamos establecer este tipo de contactos y he tenido la suerte de conectar con personas muy interesantes gracias a estos medios y prueba de ello es el encuentro que estamos teniendo hoy tú y yo.


Si hay algo que me gusta de las Redes Sociales es que te ayudan a expresarte en “distintos lenguajes”, ya cada una tiene su propio lenguaje adaptado a su tipo de público, que no siempre es el mismo.


Las Redes sociales tambien me han permitido conocer a personas que han aportado mucho valor a “Mejores Líderes” y tampoco tengo que olvidar que comencé a escribir gracias a ellas.


Pero me gustaría poder dedicar más tiempo a compartir contenido, a través de mi blog SPARK, que dejé un poco abandonado con la elaboración del libro, y que ahora tengo la intención de retomar.



La sintonía de la vuelta ciclista a España del año 1983, corrio a cargo del grupo “Azul y Negro” y llevaba por título “No tengo tiempo”, ¿Qué nos propone , para no volver rrecurrir a esta frase como excusa, ante cualquier requerimiento?

Fíjate que está totalmente conectado con lo que acabo de decirte. Si pretendemos atender a todas nuestras facetas de la vida (trabajo, familia, amigos, descanso), es obvio que debemos hacer elecciones y esto nos implicará renunciar a otras cosas. Pero también es bueno que tengamos presente que estas decisiones y renuncias son temporales y no deben condicionarnos de forma permanente. En momentos puntuales podemos renunciar a pasar tiempo con los amigos o a practicar deporte, pero esto no supone que sea siempre así. Creo que es bueno que hagamos autonálisis cada cierto tiempo para modificar pequeños hábitos. Y todo pasa por entender que no podemos llegar a todo, no somos superhéroes. Los que nos quieren, sabrán aceptarlo.


En mi caso, considero que gestiono mejor el tiempo que algunas personas, pero peor que otras, también. Suelo dormir menos que otros, pero siendo consciente de que tengo que cuidarme y sobre todo me rodeo de personas que me pueden ayudan a hacer cosas, porque proyectos como un libro, un programa de formación, un máster, nunca son el logro de una sola persona.


Un factor clave, que a mí personalmente me va muy bien es la Coopetencia , o colaborar con tus competidores y nuestro sector de la formación es muy dado a ella. Por ejemplo cuando me solicitan un proyecto, que honestamente no puedo hacer, recomiendo a alguien que sí lo pueda hacer, del mismo modo, que en otras ocasiones han hecho conmigo.


Más Personal



Puestos a elegir, ¿Qué plato típico de Cuevas de Almanzora prefiere degustar “El guiso de pelotas” o “La ensalá asá”?


¡¡¡Guau!!! ¡Me dejas perplejo! difícil elección!!!


Diría que pelotas en invierno y ensalá asá en verano con un buen gazpacho y tortilla ☺ Aunque el mejor plato de mi pueblo son las migas, hay que probarlas!! Eso sí, solo se comen cuando llueve, que no pasa mucho…jejejeje.

Aunque también digo, que hay una ley no escrita, que dice que la primera vez que uno visita Almería, siempre llueve.




La cercanía de la playa y disponer de un embalse, en su pueblo natal, le han permitido la posibilidad de practicar actividades acuáticas, ¿Ha aprovechado esta oportunidad siempre que ha podido?


Curiosas contradicciones…Me encanta el mar, pero soy un pésimo nadador. De hecho, tengo muchos traumas de la infancia al respecto…Pero lo que es innegociable es visitar el mar cada vez que voy a mi Cuevas natal. Y tenemos la suerte de tener unas playas de ensueño en Almería…Los problemas parecen menores cuando uno está en la orilla del mar…



En “Mejores Líderes”, hay muchas referencias a entrenadores y jugadores de baloncesto, ¿Es este su deporte favorito, como practicante y espectador?


Siempre digo que hay dos tipos de persona. En este caso, están los que iban para deportista y se lesionaron y los que admiten que no eran lo suficientemente buenos. Yo soy de los segundos ☺ Los dos deportes que he practicado de forma más seria han sido baloncesto y tenis, por el vínculo familiar que me une a él. En ambos competí, pero solo a nivel regional.


Entre el baloncesto y tenis no sabría cuál quedarme… Aunque quizá el apunte que haces me lleva a pensar que el baloncesto está muy presente. Tomo nota y el siguiente libro tendrá más ejemplos de tenis.


Es cierto que en estos últimos años he tenido mucho contacto con jugadores y entrenadores del mundo del baloncesto, tanto en España como en la NBA, después de vivir dos años y medio en EE. UU, de ahí que haya varias referencias en el libro. Por ejemplo, hace unas semanas, coincidí con Ettore Messina y he de decirte que es un pozo de sabiduría.


Por último, creo que todos deberíamos practicar un deporte individual y uno colectivo, porque ambos nos dan mucho, pero nos dan cosas distintas, física y sobre todo mentalmente.



En su libro, recoge esta frase con vistas a una nueva y exigente temporada deportiva “La necesidad de sembrar en pretemporada, para recoger los frutos en la temporada”. Para Pedro, ¿Cuándo es el mejor momento de hacer su particular pretemporada?


El mío es en verano sin duda. El entrenamiento invisible es fundamental para rendir más.


Si bien Navidad es un periodo de desconexión y de familia, no es un periodo de reflexión para mí. El descanso veraniego por un lado y el tiempo que nos permite poder reflexionar con serenidad son dos aspectos fundamentales. Mis años los mido de agosto a julio porque es en agosto cuando puedo pararme de verdad, a pensar y “dibujar” qué me gustaría hacer el próximo año. No hay nada como un paseo por la playa (solo o acompañado) para inspirarse y empezar a imaginar qué nuevos proyectos queremos llevar a cabo. Y también decidir cuáles vamos a dejar de lado para hacer hueco a los nuevos.



Pedro, de adolescente y en periodo estival, trabajó vendiendo productos agrícolas en mercados. Sin ser consciente de ello, potenció sus habilidades sociales y de orientación al cliente, ¿Cuáles fueron dichas habilidades?, ¿Qué importancia le otorga a aprender a vender?

A mí, me gusta conectar con las raíces, no solo no me avergüenza, sino que siento orgullo, de las cosas que me han sucedido.


Pongamos por delante que me considero un muy mal vendedor. Sin embargo, es cierto que se me ha dado bien en muchos ámbitos, pero por un solo motivo: no le vendería nada a nadie que no compraría yo. Esto lo tengo muy presente en cada cosa que hago, ya sea cuando vendía en el merrcado durante los veranos de mi infancia (no eran verduras sino zapatos), cuando presento una solución de formación a una empresa, o cuando entrevisto a un alumno potencial para el Global Executive MBA. El respeto a la gente (y a su inversión) es fundamental y cuando actúas con coherencia, el interlocutor lo nota. Por ejemplo, como te comentaba antes, no tengo ningún reparo en recomendar a la competencia si veo que le puede venir mejor a la persona o que yo no soy el indicado para lo que están buscando. Creo que esto no me hace mejor persona, es como debemos actuar.


Hay mucha gente que vende lo que no compraría para su hijo. Y esto para mí es innegociable.


Cuando un vendedor pone la excusa de los resultados y de que le obligan a vender determinada cantidad , a lo mejor, es el momento de plantearse cambiar de negocio, porque es cierto que cuando hablas de otra forma, acabas vendiendo mucho más, sin renunciar a tu esencia. Cuando renuncias a tus valores, te quedas desnudo.


Me gustaría comentarte la anécdota de que en la adolescencia, estuve viviendo un año en Reino Unido y tuve varios trabajos, uno de ellos en Burger King. Curiosamente, veinte años después di una conferencia a altos directivos de esta compañía en España y cuando puse un ejemplo de un aspecto técnico de las barbacoas me ayudó a empatizar aún más con ellos porque vieron que conocía su realidad. Por eso para mí, todo suma.



Hace más de quince años, se sintió atrapado por la fotografía, ¿Cómo surgió esta idílica relación?, ¿Es el complemento ideal a su otra pasión por los viajes?


La fotografía ha sido una forma de expresarme durante mucho tiempo y empecé a apasionarme por ella mientras estudiaba en la Universidad de Berkeley, donde adquirí mi primera réflex digital.



Comencé a enganchar los viajes con la fotografía y comenzaron a decirme que les gustaban mis fotografías y me animaban a exponerlas. En parte el hecho de que te pongas a hacer fotos y que a la gente le gusten tus fotografías, te puede hacer fotógrafo, ¿Por qué no?


Empecé a hacer exposiciones en cafeterías y sitios pequeños, después las hice en algún museo y paralelamente, comienzan a comprarme fotos, y esto me permitía autofinanciar mis viajes.


Invertí también en mejorar mi equipamiento, así como en formación, entre otros con José María Mellado, curiosamente también almeriense y que fue el primer fotógrafo en tener una fotografía en el Museo Reina Sofía.



Y hablo en pasado porque por desgracia en mi desarrollo profesional y familiar ha sido una de las cosas que he tenido que dejar de lado para poder centrarme en otros aspectos.


Lo digo con pena porque es algo muy importante para mí, pero no me costó aceptar que debía ser así. Ahora me quito el “gusanillo” haciéndole fotos a mi hijo, pero para que veas, ya ni sé dónde tengo la cámara réflex…



Atrás quedan esos años de viajes y de exposiciones por nuestro país… Pero ahora tengo una nueva ilusión: viajar por estos y otros destinos con mi familia. Conocer el mundo junto a ellos me apasiona. Mientras tengamos proyectos que nos ilusionen, que vivan los cambios…

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Árboles amados

Un poema de Aurora Varela

El olvido

Un poema de Esther Videgain

Pistola blanca

Un poema de Aurora Peregrina Varela

Escribo porque sí, y escribo

Un poema de Aurora Varela

Novio de hermana

Un poema de Aurora Paregrina Varela
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris