Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Lupa Deportiva   -   Sección:  

El sueño de Luís César

Adrián Candal
Adrián Candal
lunes, 5 de junio de 2006, 20:42 h (CET)
Cuando hace cuatro temporadas, Luís César Sampedro descendía al Racing de Ferrol las críticas sobre su labor se cernían sobre el entrenador. Ni el Presidente Isidro Silveira, ni la afición confiaban en el gallego. Pero Sampedro es ante todo un gran profesional. Asumió el reto, y el contrato vigente que le vinculaba con el equipo de la ciudad departamental, y al año siguiente lo subió de nuevo a la división de plata. Pero el orgullo del entrenador estaba herido, y en cuanto acabó su contrato no quiso renovar con el Racing y decidió buscarse la vida lejos de su tierra.

Entonces tomó el proyecto del Nástic, que acababa de subir de la Segunda División B.

Y en su segunda temporada, el equipo catalán consiguió bajo su dirección subir a Primera 56 años después. Rubén Pérez, Codina, Miguel Ángel Llera (un defensa pretendido por varios equipos de la liga), el veterano Antoni Pinilla, Lupido y sobre todo el goleador Diego Torres, son los modestos jugadores que hicieron historia el sábado en Xerez. Allí, una campo dónde ya habían ascendido Levante, Celta o Cádiz, no podía ser menos el Gimnástic de Tarragona.

Ayer, casi 12.000 personas se desplazaron hasta la Plaza de la Font en Tarragona para vivir un momento histórico. Y entre los más ovacionados, por su puesto, estaba Luís César, la pieza clave del equipo y del ascenso. Aunque también cabe destacar, que al igual que en Ferrol, no siempre contó con el apoyo del público, pero en este casi sí con el de la directiva.

Ahora Luís César, a buen seguro, podrá cumplir su sueño y entrenar en la Primera División, y con una juventud comparable a la de Víctor Fernández o Pepe Mel en sus días. Todavía tiene que renovar su contrato, pero el Presidente del Nástic, Josep María Andreu ha afirmado estar convencido de que el gallego se sentará en el banquillo rojillo la próxima temporada.

Es el premio a un trabajo bien hecho. A un seguimiento táctico y físico exhaustivo. Luís César ha exprimido al máximo una plantilla, que por calidad y presupuesto, en condiciones normales no hubiera subido a la categoría reina del fútbol español. Comienza la era y el sueño de Luís César.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris