Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Entrevista   zidane   Juan Carlos Cubeiro   Novela   Real Madrid  

Conociendo a … Juan Carlos Cubeiro

"A veces no retirarte a tiempo, te vuelve viejo, porque estás más en la añoranza que en los nuevos sueños"
Alfonso Miñarro López
@alf_minarro
martes, 12 de marzo de 2019, 15:48 h (CET)


Juan Carlos Cubeiro es Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y Licenciado en Derecho por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). forma parte del plantel de expertos españoles en desarrollo de talento, liderazgo y coaching profesional.

Head of Talent de ManpowerGroup y CEO de Right Management (la empresa de Liderazgo, Coaching y Outplacement de ManpowerGroup). Ha dirigido proyectos de consultoría para más de trescientas grandes compañías, de las que más del 80% son españolas.


Presidente de honor de la Asociación Española de Coaching (AECOP) y miembro del consejo Asesor y Mentor del Área de Coaching de Human Age Institute.


Ha ejercido como docente universitario de liderazgo y dinamización de Equipos en la Universidad de Deusto, así como de Desarrollo de talento y liderazgo en Fundesem.


Ponente internacional en foros de Europa, América y Asia. Habitual colaborador con distintos diarios económicos y revistas especializadas.


Su blog “Hablemos de talento” es todo un referente en el mundo del liderazgo.

Autor prolífico, con más de cuarenta títulos publicados. Su último libro “Liderazgo Zidane” (Editorial Alienta)

Juan Carlos, “El genio que susurraba a los millenials” es el subtítulo de su último libro “Liderazgo Zidane”, ¿El liderazgo entiende de generaciones sociales?, ¿Es aconsejable que el líder se encuentre dentro de un rango de edad próximo al de las personas que lidera?

El liderazgo siempre tiene que ver con la percepción del equipo, con lo cual, si las generaciones son distintas, el equipo es diferente.

El liderazgo también tiene que adaptarse a los tiempos, de ahí el por qué de susurrar en lugar de imponer, pues porque a los millenials no les gusta que les impongan nada, les gusta más que les aconsejen.

Si nos centramos en el caso de Zidane, estamos viendo lo que ha ocurrido. Han pasado por el Real Madrid dos entrenadores. El primero trató de imponerse y duró poco. El segundo ha tratado de imitar el estilo de Zidane, con la salvedad de que algunos jugadores son distintos y no ha acabado de cuajar su modelo.

Con respecto a la otra pregunta, te respondería que no. Se habla mucho de la diversidad generacional, del ecosistema híbrido y lo que sí parece que es fundamental es que cada uno en su edad y sobre todo en su actitud, el líder o la líder, sepa muy bien como comunicar con ellos, es decir, con independencia de la edad del líder, lo que necesita es ser capaz a adecuarse a la comunicación y a lo que requiere cada profesional para que pueda dar su mejor versión, entendiendo cual es la manera de sentir, de pensar y de aprender de otras generaciones.


Son varios los libros que ha escrito con entrenadores de fútbol como protagonistas: Emery; Guardiola; Mourinho y ahora Zidane, ¿Qué suscita su interés por los entrenadores, para emplearlos como modelo de estudio del liderazgo?

Desde que en 2007, junto con Leonor Gallardo, ganamos el premio Everis de ensayo, con el libro “Liderazgo, empresa y deporte” siempre trato de combinar la parte más organizativa con la puramente deportiva.

El deporte me interesa mucho porque tiene las mismas claves que cualquier organización, pero en un tiempo más comprimido. Alguna vez he dicho que es como la mosca de la fruta en ciencia, porque ésta al mutar tan rápidamente es posible entender fenómenos que, de otra manera, necesitarías varias generaciones para verlos.


El futbol al final son 90 minutos, a cara o cruz, donde se conoce el valor de los jugadores en términos de talento, a priori sabes quién es favorito según ese valor y es labor del entrenador conseguir que ese talento, muestre el verdadero valor o se pierda.


El ejemplo más reciente, puede ser que si el Ajax, valiendo la tercera parte que el Real Madrid, ha conseguido su eliminación en Champions, quiere decir que han hecho algo en términos de compromiso, de ilusión y energía, que no ha hecho el equipo teóricamente favorito. Y eso es útil también en las organizaciones.

En el deporte y en cualquier competición, siempre hay un equipo con mentalidad ganadora y otro con una mentalidad inconsciente perdedora y esto puede ser extrapolable al mundo empresarial.


El liderazgo provocador que ejerce Mourinho, nada tiene que ver con la elegancia y discreción del liderazgo de Zidane. El fuerte carácter de Mourinho, ¿Puede ser impostado y una táctica empleada a modo de escudo protector del vestuario frente al foco mediático?

No es que pueda ser. Es impostado.

Cuando escribimos “Código Mourinho”, no hablamos directamente con él, pero si lo hicimos con personas muy cercanas a su entorno y nos dimos cuenta, primero que es un gran adminador de Fernando Pessoa, que como sabes, es el poeta portugués que se inventaba personajes.

En realidad, hay dos “Mourinhos”. Al de las ruedas de prensa le gusta provocar y en mi opinión, es el mejor entrenador del mundo generando el titular que quiere generar.

Si ponemos como ejemplo a Unai Emery, con el que sí trabajé directamente para que escribiésemos “Mentalidad Ganadora”. Unai es muy bueno en el terreno de juego y no está tanto a la altura en las ruedas de prensa.

Volviendo a Mourinho. Es un entrenador al que adoran sus jugadores, que siempre ha tenido un trato exquisito con los presidentes y que en ruedas de prensa suele pactar con el Director General de Marketing, cual es el titular a conseguir.

Es una persona más cariñosa de la imagen que proyecta en las ruedas de prensa. Él lo que busca es su empleabilidad, sabedor que no tiene más de diez o doce clientes potenciales (presidentes de clubes de fútbol). Cuenta con una fama bien ganada de que igual puede estar en la liga española, como la inglesa, la italiana, la portuguesa …


Mourinho, se podrá enfrentar a otros entrenadores, pero nunca lo veremos criticar a su presidente, jamás lo hace, ni criticar a sus jugadores, porque los defiende muy bien.


Juan Carlos, en ocasiones suele referirse a Silvia Damiano y a su planteamiento de liderazgo desde la neurociencia, basado en el modelo i4 (Inspirador, Integrador, Imaginativo e Intuitivo), ¿Hasta qué punto, es de la opinión de que Zidane se sirvió de este modelo para alcanzar las cotas de éxito obtenidas entrenando al Real Madrid?


Admiro profundamente a Silvia Damiano, porque es una grandísima investigadora y ha sabido plasmar en sus libros, uno traducido al castellano como “implícame” o en sus películas como “Make me a Leader”, que es lo que está pasando en el nuevo liderazgo.

Zidane, de manera inconsciente lo practica. Es una persona muy serena, introvertida, pero a la vez inspiradora. Tiene un enorme activo que es su credibilidad, al haber sido uno de los cinco mejores jugadores del mundo.

También es muy integrador con los jugadores, sobre todo los nuevos con los que ya están consagrados, y busca siempre soluciones diferentes en términos imaginativos y por supuesto muy intuitivo a la hora de hacer los cambios. De los últimos entrenadores del Real Madrid, creo que es el mejor en este sentido y a la altura de Vicente Del Bosque, en su etapa de “La roja”.

Suele ser complicado hacer un cambio y que realmente cambie la dinámica del partido y él lo ha conseguido. Me remito a la final de Champions League en Kiev, como integra en el equipo a Bale, a falta de 30 minutos, consiga marcar por partida doble y acabar siendo el jugador más valioso del partido.

El profesor Belbin, al que cita en el libro, habla del “síndrome Apolo” como el fracaso colectivo, a pesar de contar con un equipo plagado de estrellas. En este sentido, ¿El deporte del ciclismo tendría mucho que enseñarnos, al contar con la figura de los gregarios, que trabajan humildemente en beneficio de su líder?
He tenido el honor de conocer a Meredith Belbin y sus investigaciones en Cambridge. Él lo que quería ver era que hacían de especial los equipos que mejor funcionaban y constató que frente al “Síndrome de Apolo” de ser todos los mejores, lo válido es la complementariedad y esto no es fácil.

En el ciclismo hay una variante de esa complementariedad y son esos gregarios de los que hablas, que están poniendo su esfuerzo al servicio del que parece que va a ganar.

El fútbol, no es tanto de tener gregarios. En el Real Madrid en su día se hablaba de “Los Zidanes y Pavones”, pero se demostró que la segunda línea de “Los pavones” no llegó a triunfar nunca, no llegó a cuajar, mientras que “Zidanes”, alguno sí que llegó a hacerlo.

Los primeros galácticos, tampoco tuvieron tantos éxitos. Era una apuesta por la marca, por parte de Florentino Pérez, en la primera etapa al frente del Real Madrid, que finalmente no tuvo tantos buenos resultados en lo deportivo como se esperaban.

Resumiendo, el “Síndrome de Apolo”, siempre hay que tenerlo en cuenta. Posiblemente en el fútbol no aplica tanto el término gregario, pero sí son necesarios jugadores que sean más de esfuerzo que de genialidad.

Si hay una frase de Napoleón Bonaparte, que ha pasado a la posteridad es: “Una retirada a tiempo es una victoria”. Esta frase, Zidane la aplicó tanto de jugador como de entrenador, aun teniendo contrato en vigor, ¿Es aconsejable retirarse en lo alto de la ola, dejando “buen sabor de boca”?
Napoleón cuando pensaba esta frase, lo hacía en términos de batallas y guerras. Para ganar una guerra, hay que se conscientes de que algunas batallas, es mejor no librarlas. Es decir, te retiras de una batalla, para pensar en la siguiente y esto no implica que te retires para siempre.

Lo que Zidane hizo, efectivamente, como jugador y como entrenador, fue decidir él, de forma inteligente, cuál era el momento idóneo para marcharse, en lugar de esperar al último momento para marcharse.

Todos tenemos que ser capaces de gestionar nuestra carrera profesional y saber decidir hasta cuando ha llegado nuestro momento y tratar de forzar, sería falta de humildad.

La salida de Zidane, que en un primer momento, se podría entender como cobardía, en realidad es humildad, al darse cuenta de la dificultad que supondría poder cambiar cosas en el Real Madrid, como a la postre se ha demostrado. En este sentido él sabía mejor que nadie la plantilla que tenía y la que podía quedar.

Por poner un ejemplo, Cristiano ahora es feliz y está ilusionado en la Juventus. Cuando estamos haciendo esta entrevista, no sabemos si eliminarán o no al Atlético de Madrid, pero está batiendo récords en asistencias y goles. Se le ve joven en este sentido porque tiene nuevos sueños.

A veces no retirarte a tiempo, te vuelve viejo, porque estás más en la añoranza que en los nuevos sueños.

La clave en todo esto es que seas tú el que tomes tus propias decisiones, en lugar de que decidan por ti. Sin duda siempre es mejor retirarte en la cresta de la ola, por una parte, porque tu imagen saldrá reforzada y por otra porque evitarás repetirte.

En un equipo deportivo destaca el equilibrio entre músculo (juventud), que asegure el futuro y grasa (veteranía), que como los buenos jamones de bellota le dé sustancia. Llevado esto al mundo empresarial español, ¿Considera que los empleados senior, en general aceptamos de buen grado el aprendizaje intergeneracional, basado en mentoring inverso?
En este sentido, soy muy talibán y me explico. Apuesto muchísimo por el talento senior, por el bien de los profesionales que tenemos experiencia y el de las empresas.

No entiendo esto de la salida por edad. La edad no predice nada porque hay personas que con una determinada edad tiene un nivel de compromiso muy alto, entendiendo el compromiso como la energía que ponemos al proyecto.

Compromiso no solo físico, también compromiso mental, compromiso emocional y de valores.

El talento senior es utilísimo y la diversidad generacional de la que hablábamos antes, lo que llamamos un ecosistema híbrido, donde poder contar en una misma organización con Baby boomers, generación x, millennials y centennials es una maravilla.

El mentoring inverso, es interesante en la medida de que nos puedan enseñar tecnología principalmente. Tengo una hija con dieciocho años y es la que más me enseña. Es mi profesora de tecnología. Lo ve todo con más facilidad y yo estoy más acostumbrado a los manuales de instrucciones.

En el libro “Redarquía. Mas allá de la jerarquía”, cuyo prólogo es de su autoría, José Cabrera afirma que, en un entorno tan cambiante como el actual, es preferible “pedir perdón que pedir permiso”. Si liderar está en las antípodas del “ordeno y mando”, ¿Hasta qué punto el buen líder debe dejar libertad de acción al grupo, sin llegar a convertirse en “El ejército de Pancho Villa”?
José Cabrera tiene una enorme experiencia como primer ejecutivo de Sun Microsystem. Es un canario fabuloso y que como emprendedor está en punta de lanza en tecnología y la propuesta que nos hace en el libro es muy inteligente, al indicar que la jerarquía como tal ya está acabada. Esto no quiere decir que no haya que tener estructura, sino que ésta debe ser en red.

La redarquía se parece más al proyecto de una película o como en el caso del fútbol donde un entrenador está tres o cuatro años, los jugadores van y vienen y si están en un equipo medio pueden ir progresando y por tanto mayor movilidad que la jerarquía tradicional.

Efectivamente, pedir perdón es síntoma de que haces cosas. Las organizaciones que mueren, por ejemplo, clubes que descienden, lo hacen porque están más a no perder, a no cometer errores que a ganar. Por tanto, es importante contar con cultura de la innovación que parte de la iniciativa.

Afirma que en la era del talentismo, el capital se ve desplazado por el talento como activo más valioso y que el reto empresarial se basa en atraer, desarrollar y fidelizar dicho talento, ¿Cómo puede afectar la alta temporalidad laboral a la gestión del talento y a la eficiencia empresarial?
La temporalidad, a veces se llama precariedad, pero es flexibilidad.

En España con el problema de desempleo que tenemos, hay que reconocer que uno de cada tres empleos fijos, previamente lo fueron temporales. Es decir que la temporalidad es la entrada al empleo que legalmente llamamos fijo.

Aunque ahora ya nada es fijo.

Por tanto, tenemos que apostar por la flexibilidad:

- En jóvenes, a los que, si no queremos que se conviertan en “ninis”, hay que dar la oportunidad de trabajar, aunque sea unas horas.

- En madres y otros colectivos que prefieren trabajar menos horas, o durante un tiempo.

- Personas que han perdido un empleo y son recolocados de esta forma.

No es casualidad que los países más avanzados del mundo en términos económicos son aquellos donde la flexibilidad está completamente asumida.

Por ponerte un ejemplo, Venezuela abandonó la flexibilidad y cuando vuelva a una auténtica democracia, volverá a la flexibilidad, ya que ésta está unida a una sociedad libre, democrática y avanzada.

El talento hay que demostrarlo por el valor que pones, ya sea porque tú mismo tengas un portfolio de actividades, una de ellas temporal, o porque seas un intraemprendedor dentro de una organización consolidada, pero el talento hay que demostrarlo siempre. El actor Steve Martin dice que “Tienes que ser tan bueno, o buena en lo tuyo, para que no puedan ignorarte”, ya sea trabajando tres días a la semana, o durante tres semanas, y que digan “yo quiero a este en mi empresa, y lo voy a tener”.

Juan Carlos, en un entorno tan cambiante y de rápida obsolescencia de conocimientos. ¿Considera adecuado acortar la duración de los ciclos universitarios (las llamadas nanocarreras) y que tanto Universidad como Empresa convivan en el mismo ecosistema, como una forma más directa para obtener empleo?
Ya conviven en un ecosistema único. El problema es que aún hay universidades, que son obsoletas en sí mismas, porque viven en una burbuja.

Lo que es cierto es que hay que estar aprendiendo toda la vida. Lo que se ha dado en llamar como “Learnability”.

Ciclos cortos o largos, en realidad lo que uno tiene que aprender es lo que le gusta y cada vez más es una combinación de créditos.

Es necesario incorporar el humanismo a la tecnología y la tecnología al humanismo.

En España, tenemos que favorecer la Formación Profesional y sobre todo la FP Dual, ya que, en mercados como el alemán, el austriaco, el suizo, el 50% del empleo proviene de la Formación Profesional, mientras que en España, aunque en crecimiento, apenas alcanza el 25 % y sin embargo con tasas del 60 % de sobrecualificación, es decir personas con titulación universitaria, con un desempeño en el que no es necesario ser universitario.

Creo que hay que cambiar muchas cosas. Estoy muy de acuerdo con José Antonio Marina, en el sentido de innovar en el modelo de educación, involucrando a padres, colegios, a empresas por supuesto, en definitiva, a la sociedad en su conjunto y lo que vemos es que cada vez son más las instituciones educativas con mucha sensibilidad hacia esto. Es una batalla que vamos a ganar, quizá no tan rápido como quisiéramos, pero lo vamos a conseguir.

Empleabilidad y capacidad de aprendizaje continuo (life long learning) están directamente conectadas. El empleado “Sabelotodo” ha dejado de estar bien considerado, en favor del “Aprendelotodo”, ¿Están nuestras organizaciones preparadas para afrontar el reto de gestionar profesionales responsables de su propio aprendizaje, cuando hasta ahora la tendencia era homogeneizarlo a un patrón prestablecido?

(Risas). Sí, está siendo una frase popular últimamente la de mejor ser un “Aprendelotodo” que un “Sabelotodo”.

Hay cierto miedo en las organizaciones, que pueden pensar que los empleados bien formados, se puedan ir, pero la alternativa de tener personas no bien formadas y poco motivadas es siempre peor.


Hay un dato preocupante y es que únicamente dedicamos al aprendizaje, de media, 24 minutos a la semana, cuando la media de sentarnos frente a la televisión en España es de cuatro horas y media al día.

No digo que la gente deje de ver “Sálvame”, que haga lo que quiera, pero si ese tiempo que dedicas a los cotilleos, lo dedicas a seguir aprendiendo las cosas cambian radicalmente.

Lamentablemente en esta sociedad, la educación no es una de las prioridades según el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas). Aunque si bien es cierto, las empresas que van a sobrevivir son aquellas que se adaptan y se adaptan porque aprenden. En definitiva, pura selección natural.

En una reciente entrada de su blog, hacía referencia a la “Generación Silver”, (personas entre los 50 y los 70 años), aquella a la que en palabras de Gardel “Las nieves del tiempo platearon su sien”. En una Sociedad como la española, decreciente en población y cada vez más envejecida, ¿Considera que el concepto de jubilación no debería seguir atendiendo a una determinada edad preestablecida de antemano?

Muy buena pregunta. Lo cierto es que junto con Japón tenemos un problema demográfico, muy pero que muy serio. Somos un país con una tasa de natalidad de 1,2 hijos por mujer y que desde el año ochenta, no tiene tasa de reposición.

En este sentido, es imperiosa la aportación de la generación Silver o la “Revolución de las canas” como han titulado su libro Iñaki Ortega y el presidente de Mapfre Antonio Huertas.

En este último Davos, hace unos meses, el primer ministro de Japón hablaba del concepto Womenomics (Economía de la mujer) por la necesidad de su incorporación al mercado de trabajo.

No se si la solución está en alargar la edad de jubilación, eso no deja de ser un tema legal, o permitir que el verdadero talento senior, continúe emprendiendo y haciendo cosas.

La semana que viene, se presenta en el Festival de Málaga, la película “Abuelos” que va en esa línea. Una persona de 65-70, por no hablar de un José Antonio Marina o Jorge Carretero, que están formidables, con una cabeza espectacular y una capacidad de acción única, por lo tanto, perder ese talento no nos lo podemos permitir, por falta de demografía. Es imprescindible no perder ese talento de las canas, ya sea en las universidades corporativas o como agentes libres.

Más de cerca

Juan Carlos, ¿Emplea alguna técnica que le permita incrementar la velocidad de lectura para ser capaz de leer un libro a día?, De los últimos leídos, ¿Cuál nos recomendaría?

No, la verdad es que no empleo ninguna técnica especial de lectura. Marina lo suele contar como Inteligencia ejecutiva e Inteligencia Generadora. Cuando practicas mucho algo, y en mi caso suele ser a diario y en papel, suelo subrayar lo que me interesa y si el libro es bueno hago una reseña en el blog.

No es que lea en diagonal, ni uno de cuatro párrafos. Leo muy rápido principalmente porque me concentro, me evado, fluyo. Es cuestión de práctica.

De los últimos libros que he leído y para poner en valor lo que hacemos como profesionales, me ha gustado mucho “Monetízate” de Andrés Pérez Ortega, que se presenta en Madrid el lunes 11 de marzo.

El martes sale a la venta un libro de Tomás Chamorro, todavía no traducido al castellano, sobre por qué hay tantos hombres incompetentes en posiciones de liderazgo. Muy buen libro el de Tomás.

De la Biblioteca de Neurociencia y Psicología, que se puede adquirir en los quioscos, el del pasado domingo, “El cerebro nace o se hace”, que también comenté en el blog, me parece magnífico. Incluye las últimas investigaciones sobre el cultivo del talento y una capacidad divulgativa admirable.

Y por supuesto “Biografía de la humanidad” de José Antonio Marina, que es un grandísimo libro, incluso diría mejor que los dos últimos de Harari, ya que, si bien su primer libro “Sapiens”, fue innovador, “Homo Deus” y “21 lecciones para el siglo XXI”, no tienen el impacto de “Biografía de la Humanidad”.

¿En qué momento del día es más productivo?
Por la mañana. Soy más alondra que búho. No me suelo acostar muy tarde. Soy bastante aburrido en las fiestas vespertinas porque se me agota la batería.

Me suelo levantar a las seis y media, pero a veces me levanto a las cuatro o las cinco, escribo cosas y me vuelvo a dormir.

Su trabajo le permite viajar continuamente, ¿Suele dedicar parte de su tiempo a pasear y conocer las ciudades que visita, al menos en una primera vez?
En la primera vez sí. Pero me está empezando a pasar con las ciudades algo parecido a lo que el otro día en Vigo, decía José Antonio Marina: “Casi todo lo que digo, fue hace mucho tiempo”. Es raro que vaya a una ciudad que no haya ido antes, lo cual está muy bien porque he tenido oportunidad de conocer muchas ciudades, pero cada vez me gustan más las experiencias como tomar un buen pescado en Galicia, o un pulpo entre amigos. Eso me encanta.

El eslogan “Cuando conduzcas, conduce” de una conocida marca de coches, hacía un guiño a la conciencia plena, o lo que es lo mismo, estar atentos al aquí y el ahora, ¿De algún modo le da importancia a vivir el momento presente?
Sí, mucho. Cada vez más. No hay otra cosa que el presente, que por eso es un regalo el presente y cada vez es más importante. Todos estos movimientos de aprovecha el presente o serénate tienen mucha valía.

Parte de los problemas de ansiedad actuales de nuestra sociedad, son debidos a estar añorantes del pasado o estar pensando en el futuro.

Como aficionado al fútbol, y siendo su hija Zoe practicante de este deporte, ¿Suele presenciar los encuentros que ella disputa?
Sí, por supuesto. Trato de no perderme ningún partido.

Está acabando el Bachillerato Internacional y si el próximo año va a estudiar a Estados Unidos, es muy probable que continué jugando, porque el fútbol (soccer) femenino, allí ha eclosionado.

Ella juega en la demarcación de delantero centro y algunos momentos importantes de mi vida, tienen relación con goles que ella ha marcado y alguno que me ha dedicado.

Lo que considero una extraña excepción es cómo a estas alturas, el Real Madrid, aún no tiene una sección de futbol femenino y ojalá lo tenga pronto y pueda basarse en equipos que ya existen, como el CD Tacón, donde Ana Rossell desde la dirección general ha hecho una labor sensacional, en el desarrollo del fútbol femenino.

Una canción de la banda madrileña Los Secretos que lleva por título “Buena vida, mejor vino, ¿Con qué bebida suele acompañar la comida?

Pues con vino, precisamente (Risas). Tenemos la suerte de que nuestro presidente Raúl Grijalba es de La Rioja y es una de las personas que conozco que más sabe de vino y cuando tenemos algún almuerzo de la Dirección, los solemos acompañar con vino, buen vino y no necesariamente caro.

La cerveza también me gusta y la suelo tomar en el aperitivo, pero el maridaje interesante es con el vino.

Juan Carlos, acostumbra a finalizar las entradas en su blog con una canción, ¿Con cuál daría fin a ésta?

Uh, posiblemente con “We are the champions”, pensando en que la generación Silver puede aportar mucho a la hora de ganar los partidos, y porque en términos de metáfora tenemos que ganar el futuro y ser los campeones.

Lo ponía en “Liderazgo Zidane”. Tuve la fortuna de presenciar la final de Glasgow, con el gol de Zidane, la conquista de la novena Champions y este himno mítico de los deportes y de ganar en la vida, nos acompañó desde el estadio, hasta que llegamos al aeropuerto.

También de la película “Ha nacido una estrella”, la canción de “I’ll never love again “, con Lady Gaga porque me parece una película muy buena y una canción preciosa.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Da nuevos pasos…

Un poema de Aurora Peregrina Varela

La mejoría

Un microcuento de Esther Videgain

“Musas de Hispanoamérica”, es un canto de encanto

Su poesía es dedicada “a las maravillas naturales, la historia y los grupos étnicos

Virgen de Fátima

Un poema de Aurora Peregrina Varela

Lucía García, en vivo dolor descubrió el arte literario

“Disfruta de todo lo que puedas, porque la vida es corta y el tiempo no perdona”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris