Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Santi Benítez
El arte de la guerra
Santiago Benítez Montero nació en Gran Canaria. Estudió Filosofía en un absurdo intento de hallar respuestas, pues asegura que lo único que encontró fueron más preguntas. Con 23 años y por absoluta casualidad entró a trabajar en la ONG Nómadas, para la que ha dedicado sus esfuerzos durante 13 años. Su profesión le ha hecho viajar por numerosas zonas en conflicto del planeta, en las que ha visto lo mejor y lo peor del ser humano. Divide su tiempo entre Canarias, Marsella y Londres. En su columna 'El arte de la guerra', que se publica todos los miércoles y domingos, trata temas de interés político y de actualidad desde una perspectiva humana y progresista.

Blog/Web: http://suntsunomadas.blogspot.com
Santi Benítez
Últimos textos publicados
Ilegalización ¡Ya!
Santi Benítez
Timothy Garton Ash, como siempre tan acertado, ha descrito en su último artículo el problema que supone no saber con exactitud cual es la definición de quién es el enemigo en un mundo aprestado a defenderse. Y tiene su importancia, porque, en el caso del terrorismo yihadista, si ese enemigo no está bien definido se corre el peligro de que inocentes sean metidos en el mismo saco que los terroristas, o que los Estados aprovechen esa falta de definición para deshacerse de personas determinadas y organizaciones incómodas aprovechando esa abstracción legal. La Unión Europea (UE), y las democracias que la forman, tienen el mismo problema para definir a los enemigos de la Democracia que pululan dentro de sus fronteras. Es sencillo hacerlo con los grupos neonazis, facistas, racistas y xenófobos, y las organizaciones políticas que les dan cobertura. El problema aparece cuando se intenta definir a esos mismos descerebrados que dicen estar en el polo ideológico opuesto - aunque yo no lo veo así, no creo que, ideológicamente, estén tan separados, bajo mi punto de vista son el mismo perro, con diferente collar-.

Existe una premisa que es insoslayable para un demócrata; dentro de la Democracia cualquier punto de vista es defendible, incluso el cambio de sistema, ya sea hacia el fascismo, o hacia la anarquía, siempre y cuando esa defensa se haga dentro de los parámetros de respeto por las ideas contrarias, y dentro del juego democrático. La defensa de cualquier punto de vista mediante la violencia, o la apología de la violencia, convierte a quien la hace en enemigo de todos los demócratas. Da igual que la violencia, o la apología de la violencia sea ejercida por alguien que dice ser de extrema derecha, de extrema izquierda o nazionalista radical. Eso no es relevante.

Muy pocos Estados de Derecho tienen tan claro en su ordenamiento jurídico cual es la definición de terrorismo como el español. Y lo ha demostrado con la sentencia a los responsables del 11M, dando una lección magistral de como se ha de comportar un Estado de Derecho que respeta escrupulósamente las leyes que imperan en su ordenamiento jurídico. Es más, se podrá estar o no de acuerdo con la sentencia, pero nadie, en justicia, podrá decir que no se haya dictado con las leyes en la mano, respetando los derechos de los acusados y el dolor de las víctimas y sus familiares. Sin embargo, nuestro Estado de Derecho tiene problemas para incluir, a través de la Ley de Partidos; que tan bien define que partidos políticos pueden llegar a representar a los ciudadanos en las urnas y cuales no; quienes son los enemigos de nuestra Democracia, y quienes no.

Pilar Rahola decía una gran verdad el otro día: "Existe un gran problema dentro de nuestro ordenamiento jurídico y nuestra Democracia, cuando unos caricaturistas terminan delante del juez por hacer su trabajo, que es hacernos reír a todos, y resulta que los grupos de extrema derecha y extrema izquierda, amparados por organizaciones y partidos políticos, campan por sus respetos en las calles de nuestro país, atacando a ciudadanos y a las fuerzas de seguridad del Estado, destruyendo mobiliario público, escaparates y coches, sin que seamos capaces de ilegalizarlos y hacer caer sobre ellos el peso de la ley". Es muy cierto que la Ley de Partidos no es ambigua, y deja muy claro que los partidos políticos que amparan a los violentos, aquellas organizaciones que hacen apología de la violencia, ya sea antisistema o racista, deben ser ilegalizados y sus actos punibles. Y aquí quiero que quede claro esa definición legal de terrorismo a la que antes aludía. Cuando hablamos de violentos organizados y armados, que agreden a personas y atacan a las fuerzas de seguridad del Estado, estamos hablando de terroristas. Nuestro ordenamiento jurídico no hace distinción entre etarras, antisistema, o neonazis. Y si no hace esa distinción ya es hora de que se actúe en consecuencia.

La Democracia no se puede permitir el lujo de dejar pasar la violencia, o la apología de la violencia por el origen que tenga. Y aquí tengo que hacer una pregunta a los legisladores y las fuerzas de Seguridad del Estado. ¿Cómo es posible que un neonazi como David Duke, reconocido representante del Ku Klux Klan y la supremacía blanca pueda estar en nuestro país ejerciendo como tal, e incluso anunciando una conferencia? o, lo que es peor, ¿Cómo es posible que se permita un acto racista como esa conferencia, anunciado por parte de una librería española? Es inevitable que haga una analogía al respecto, ¿Qué habría ocurrido si una librería española hubiera hecho lo mismo, anunciando una conferencia y firma de libros por parte de Josu Ternera?

Timothy Garton tiene razón, aunque aquí no adolecemos de falta de definición sobre quien es el enemigo de la Democracia, si que adolecemos de falta de acción y reacción ante sus actos. Y eso debe cambiar.

Ilegalización y persecución legal de grupos violentos, organizaciones y partidos políticos que les dan cobertura, ¡Ya!

Suena de fondo "In the name of Democracy", de Sassy Lady.

Buenas noches, y buena suerte...

jueves, 29 de noviembre de 2007.
 
Hay que ser consecuente
Santi Benítez
No sé con exactitud quien me lo recomendó, aunque sé que fue en un artículo que leí en la blogosfera - me hubiera gustado recordar quien para poner un enlace a su blog-, la cuestión es que he visto el programa 360º. En esta ocasión trato sobre la ilegalización de los grupos de extrema derecha y los partidos que les dan cobertura. Sin embargo, he de reconocerlo, siendo como es un programa de Antena 3, tocaron varios argumentos bastante interesantes.

Es evidente, que lo tenga claro todo el mundo, que cuando hablo, y lo he hecho en varios artículos, de la ilegalización de grupos de extrema derecha y de los partidos que les dan cobertura, no limito ese razonamiento a esos grupos por ser de extrema derecha, lo hago porque no es lógico que grupos violentos, organizados y armados sean legales. De igual forma, si existen partidos políticos que les dan cobertura, tampoco es lógico que nuestro Estado de Derecho los admita como legales. Pero digo exactamente lo mismo con los grupos de extrema izquierda y las agrupaciones políticas que les dan cobertura. Me estoy refiriendo a las armas requisadas por la policía nacional en la última concentración contra la extrema derecha entre aquellos que, se supone, protestaban contra la violencia de esa misma extrema derecha - navajas, estiletes, cuchillos, ¿¿¿hachas??? ¿Quién demonios va a una manifestación cargando con un hacha?-.

En la tarde de ayer sábado más de mil jóvenes se manifestaban en las calles de Madrid, supuestamente, contra la extrema derecha y la muerte de Carlos Palomino, el menor asesinado por un neonazi. Al final esa manifestación terminó en disturbios organizados por grupos antisistema que lanzaban piedras y botellas contra la policía y quemaban contenedores a lo largo del recorrido. Es evidente que los grupos de extrema izquierda están aprovechando el apelativo de antifascista en las manifestaciones para otro tipo de cosas. Por poner un ejemplo los gritos que daban nada tenían que ver con la muerte de Carlos Palomino, se hacían arengas en contra de la democracia. Es decir, mismo perro, diferente collar. Y aquí quiero recordar a un grupo terrorista que usaba ese mismo apelativo, Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre, terroristas como ETA, como aquellos que asesinaron a los abogados en Atocha, asesinos como el de Carlos Palomino. Mismo perro, diferente collar.

No tengo ningún escrúpulo al decir que cuando se habla de que esas personas son de izquierdas, se me revuelven las tripas. En ese mismo programa estaba el Presidente del Sindicato de Estudiantes, que intentó, de forma verdaderamente penosa y vergonzante, convencer a los televidentes de que esos violentos estaban a sueldo de la policía (¿...?). Creo, con sinceridad, que la izquierda debe hacer una reflexión acerca de que es lo que pedimos del Estado de Derecho con respecto a los grupos de extrema derecha y los partidos que les dan cobertura, si seguimos pensando que los grupos de extrema izquierda tienen más derecho a crear violencia, destruir moviliario público y atacar a ciudadanos y fuerzas del Estado, que aquellos que queremos ilegalizar. Y si de verdad lo creemos es que tenemos un verdadero problema de raciocínio.

Suena de fondo "Sonatine I - Act of Violence", de Joe Hisaishi.

Buenas noches, y buena suerte...

lunes, 26 de noviembre de 2007.
 
¡Vendo Sábanas barratas!
Santi Benítez
No, la doble erre del final no es una errata. Cuando era muy pequeño pasaba por casa un señor hindú que, a voz en grito, anunciaba “¡Vendo sábanas barratas!, ¡Muy barratas!”. A mi lo que me gustaba de él era su color de piel, y el olor que desprendía que, como niño que era, mi imaginación asociaba a los reyes magos, por lo del incienso y la mirra. También llevaba tohallas, calcentines, jerseys, camisas, trajes de señora, relojes… Y la realidad es que no era nada “barrato”. Cómodo sí, porque, como decía mi madre para justificar sus compras, se ahorraba uno el tener que bajar a la ciudad a buscar ciertas cosas. No sé que tal sería la calidad de la mercancía que vendía. Mi memoria no llega a tanto. Lo cierto es que ese reclamo, el de ¡Vendo sábanas barratas!, junto al exotismo de aquel hombre alto, fuerte, de ojos marrón claro y pelo lacio y negro como el carbón, hacía estragos en las economías familiares de la zona - las malas lenguas añadían que hacía estragos en alguna que otra cosa familiar, o por lo menos las vecinas se pasaban las siguientes semanas hasta su vuelta sacándole las túnicas de pellejo a alguna incauta que lo invitaba a pasar a su casa a tomar agua-.

Somos latinos y, como pueblo, cuando escuchamos eso de ¡Vendo sábanas barratas! el vello de los brazos se nos eriza mientras nos relamemos pensando que podemos encontrar el chollo ese del que vende duros a cuatro pesetas. Para darnos cuenta luego, claro, que los duros valen 5 pesetas y a nosotros nos han costado diez, no cuatro. Pero lo disfrutamos igual. Tiene que ver con nuestra idiosincracia.

Rajoy no tiene la pinta de aquel vendedor de mi infancia, no se acerca ni de lejos, pero, en esta última convención política, ante un abarrotado pabellón Madrid Arena, ha usado el grito de ¡Vendo sábanas barratas! Aunque alguien debería decirle que eso funciona cuando la inmediatez y cercanía del furgón donde se tiene el género abobanca a quien quiere comprar. Para las elecciones generales todavía quedan unos cuantos meses, y hay tiempo más que de sobra para reflexionar sobre en que quiere uno gastarse los fistulines, y si compensa el gastárselos en el género del vendedor ambulante.

A bote pronto sólo hay que echar un vistazo a la anterior propuesta hecha por el PP, guarderías gratuitas para todo el mundo, para darse cuenta de que si se lleva adelante esa rebaja del IRPF que Rajoy ha prometido para aquellas personas que ganen menos de 16.000 euros, la financiación de la primera propuesta recaerá en lo que recauden los ayuntamientos para llevarla adelante. Es decir, no hay que ser Einstein para darse cuenta de que si la rebaja del IRPF propuesta resta al Estado sobre los 5.000 millones de euros, esos ingresos tendrán que ser recaudados por la vía de la cercanía municipal. Todos pagamos contribución urbana y basura, los que cobran menos de 16.000 euros también, de eso nadie queda excento. Y, por poner un ejemplo, en el ayuntamiento de Salamanca ya se han puesto las pilas. El consistorio municipal quiere subir un 85% el bonobus, 45 euros más de contribución, 17 euros más de basura y un 14% de subida para el agua.

De igual forma, si el Estado recauda 5.000 millones de euros menos al año, tampoco habrá que ser muy avispado para darse cuenta de que habrá servicios públicos que se resentirán. Hagan memoria. Ahora mismo, para conseguir que la Educación Pública vuelva a los niveles de cobertura en becas y servicio que tenía en 1996 tendrán que pasar 10 años - dicho por Solbes, que de otra cosa no, pero de números sabe un montón-, porque es tal la desafectación y falta de inversión que sufrieron durante los ocho años de gobierno del PP que es imposible arreglarlo en una legislatura. Pero no crean que eso sólo pasó con la Educación pública, también la Sanidad, servicios como mantenimiento de carreteras, fuerzas de seguridad del Estado, o las cuadrillas anti incendios - en este último caso la drástica reducción presupuestaria costó vidas-, se vieron afectados.

Eso sí, la propuesta de Rajoy esconde una bajada del 3% para las rentas más altas - no podía ser de otra manera viniendo de quien viene-. Alguien dirá “hombre, si es un 3% de mierda” (¡Ja!). 3% sí, pero de mierda nada. Les voy a poner un ejemplo para que lo entiendan: En una renta alta de unos veinte millones de las antiguas pesetas al año, la reducción es de seiscientas mil pesetas. Vamos, que Rajoy quiere pagarle las vacaciones a alguien que gana 20 millones de pesetas al año con la pensión anual de un pensionista que cobra una no contributiva. Toda una aportación fiscal que seguro interesa a esa mayoría silenciosa que cobra 20 millones de las antiguas pesetas al año.

Ustedes verán. Hagan cuentas y si les compensa, pues ya saben.

Suena de fondo “If i was a rich girl”, de Guen Stefani Feat.

Buenas noches, y buena suerte…

jueves, 22 de noviembre de 2007.
 
 
Tócamela de nuevo, San...
Santi Benítez
martes, 20 de noviembre de 2007.
 
¡No pasarán!
Santi Benítez
jueves, 15 de noviembre de 2007.
 
Anda que...
Santi Benítez
miércoles, 7 de noviembre de 2007.
 
Ad Nauseam
Santi Benítez
lunes, 5 de noviembre de 2007.
 
A Gabriel Cortina, responsable de prensa del colegio Monte Tabor (Pozuelo de Alarcón)
Santi Benítez
jueves, 1 de noviembre de 2007.
 
Callados... como putos
Santi Benítez
lunes, 29 de octubre de 2007.
 
Taliban Mix
Santi Benítez
jueves, 25 de octubre de 2007.
 
Jesús Camp, soldados de dios
Santi Benítez
lunes, 22 de octubre de 2007.
 
No existe una vida digna si no se puede morir dígnamente
Santi Benítez
jueves, 18 de octubre de 2007.
 
Respeto
Santi Benítez
domingo, 14 de octubre de 2007.
 
Perder la vida, y seguir vivo
Santi Benítez
miércoles, 10 de octubre de 2007.
 
Sota, caballo y... rey
Santi Benítez
domingo, 7 de octubre de 2007.
 
Brujería
Santi Benítez
miércoles, 3 de octubre de 2007.
 
Herriaren trauskilak
Santi Benítez
domingo, 30 de septiembre de 2007.
 
EpC y el nazional catolicismo que nos queda
Santi Benítez
miércoles, 26 de septiembre de 2007.
 
Contra la extrema derecha, ley de Memoria Histórica ¡Ya!
Santi Benítez
domingo, 23 de septiembre de 2007.
 
Puedes dejar de creerlo, pero...
Santi Benítez
miércoles, 19 de septiembre de 2007.
 
Liturgia
Santi Benítez
domingo, 16 de septiembre de 2007.
 
¿Dónde están mis leones y jirafas?
Santi Benítez
miércoles, 12 de septiembre de 2007.
 
Personas, ¿Oyó? ¡Personas!
Santi Benítez
lunes, 10 de septiembre de 2007.
 
Insomnia
Santi Benítez
miércoles, 20 de junio de 2007.
 
15 de junio
Santi Benítez
domingo, 17 de junio de 2007.
 
Cuando los buitres vuelan
Santi Benítez
martes, 12 de junio de 2007.
 
De licencias y derechos humanos
Santi Benítez
domingo, 10 de junio de 2007.
 
Archivo
07/06/2007 Vuelta al país de Oz
04/06/2007 Inmigración
30/05/2007 Que si quieres arroz, Catalina...
27/05/2007 Ciudadano
23/05/2007 Bagdad
16/05/2007 Rzeczpospolita Polska
13/05/2007 La Ramona...
09/05/2007 Corruptio - Corruptionis
06/05/2007 Bush Imperator
19/04/2007 ¿¿¿Y estos quieren gobernarnos???
16/04/2007 La esquizofrenia estacional
12/04/2007 Hannibal Lecter, Bukowski, el marxismo y batatasuna
09/04/2007 Blogs + Ciudadanía, y la brecha digital
04/04/2007 Quien salva a un ser humano...
29/03/2007 Pero ¿Y lo que nos reímos?
26/03/2007 Show must go on
22/03/2007 Talibanado derechón
19/03/2007 Qué ganamos, y qué hemos perdido
15/03/2007 Memoria
12/03/2007 Contradicciones vitales
08/03/2007 Asalto al Estado de Derecho
05/03/2007 La rebelión 'cívica' de la extrema derecha
01/03/2007 Prostitución, la globalización de la explotación sexual
26/02/2007 Iranian Soap
22/02/2007 Kosovo, la carretera inacabable
19/02/2007 Amenazas
15/02/2007 Spanish idiot
12/02/2007 Señor Otegui...
07/02/2007 Realidad confusa
04/02/2007 Cuestión de piel
01/02/2007 Demasiado, desde luego...
28/01/2007 Ad ignorántiam
24/01/2007 Verdades verdaderas
21/01/2007 Nada cambia
17/01/2007 El síndrome 'Torquemada'
14/01/2007 Por la paz, y contra el terrorismo
12/01/2007 ¿Que se mantiene el qué?
07/01/2007 Míe usté qué personaje...
03/01/2007 ¡Dios! Cómo se puede ser tan imbécil
29/12/2006 Movistar se pone la bandera de las tibias cruzadas
25/12/2006 Mañana es Navidad
21/12/2006 Prueba de credulidad humana
18/12/2006 ¿La libertad de prensa la hace los medios, o aquellos que escriben en ellos?
14/12/2006 Justicia poética
10/12/2006 Terrorismo
07/12/2006 Testikuluak
04/12/2006 Creer que puede ser, o no, no hay término medio...
29/11/2006 Las mentiras se pagan en las urnas
27/11/2006 De Gallardos y Esperanzas
22/11/2006 ¿Quintacolumnismo periodístico?
20/11/2006 Orgullo gay o la pluma del nacionalcatolicismo
18/11/2006 De Big Brother y pingüinos
13/11/2006 Guerras, mentiras y elefantes
08/11/2006 ¿Agresión escolar? pero, ¿por parte de quién?
05/11/2006 Marbella connection
02/11/2006 La 'España' rancia no quiere extranjeros
31/10/2006 Y una leche...
26/10/2006 Nazis del siglo XXI
22/10/2006 Ladrones
19/10/2006 ¿De la paz? Un verdadero premio Nobel de Economía
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris