Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Pedro Luis Ibáñez Lérida
Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. Poeta y articulista.

Entre sus libros de poesía se encuentran  Retazos – I Premio Plumier de Versos-, Ed. Nuño 2.005, Sevilla. Con voz propia  Ed. Nuño 2.007, Sevilla. Recibió eI I Premio del III Certamen Creadores por la paz y la libertad en la modalidad de Poesía por su obra Desde la raíz de hondura secreta. De reciente publicación El milagro y la herida Ed. Voces de Tinta 2.009, Sevilla

Forma parte de la Antología Poetas en Bicicleta, Homenaje a la Bicicleta a través de la Poesía, Ed. Nuño 2007 y Antología El Aljarafe y el vino, Ed. Aconcagua 2008, La caricia del agua, Emasesa, 2009, con Edición y Prólogo de Francisco Vélez Nieto; Poéticos maullidos. Antología Felina, Ed. Los Libros de Umsaloua 2.009., Homenaje a la Velada en honor a Juan Ramón Jiménez, celebrada en el Ateneo de Sevilla en marzo de 1912, Ateneo de Sevilla, 2.009; Para Miguel centenario del poeta Miguel Hernández, Atrapasueños Editorial 2010; Antología Chilango Andaluz, Ultramarina Cartonera 2011; Antología  El vino en la poesía. Selección y prólogo de Francisco Vélez Nieto, Guadalturia Ediciones, 2011; La poesía es un arma cargada de Celaya. Centenario de Gabriel Celaya 1911-2011, Ed. Atrapasueños.

Email: pedrolerida@gmail.com
Pedro Luis Ibáñez Lérida
Últimos textos publicados
Secuencias intermitentes
Tiempos modernos
La hemorragia de accidentes laborales es un síntoma de la patología que sufre nuestra sociedad: 565 trabajadores fallecieron en 2014. Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social el número de accidentes contabilizados en ese mismo periodo ascendió a 482.578. Lo que supuso un aumento con respecto al año anterior del 1,2 por ciento y 3,1 por ciento, respectivamente. La prevención de riesgos laborales es una asignatura pendiente de la democracia en nuestro país. La categorización de la muerte encuentra en el ámbito laboral la doble cara de una misma moneda: siniestralidad y precariedad. Las cifras de desempleo contrastan con la calidad de las contrataciones que se llevan a efecto. Las sucesivas reformas laborales inspiradas por gobiernos de distinto signo político han creado un Frankestein sin alma ni corazón que nos mira impertérrito, mientras la herida en el costado de los trabajadores no cesa de manar. La indiferencia ejerce y se erige en la institucionalización de la crueldad. Los resultados son evidentes: 5,4 millones de personas se encuentran desempleadas, de las que 2,4 millones son parados de larga duración. Otro millón sufre esta situación como mínimo hace un año. Existen 760.000 núcleos familiares que sobreviven sin ningún ingreso. La tan cacareada recuperación económica no alcanza a los pobres. Muchos de los que trabajan viven bajo el umbral de la pobreza. El 24 por ciento de la población activa se encuentra desempleada. España en 2014 fue el país más deficitario de la Unión Europea, detrás de Chipre. Estos datos manifiestan que no existe determinación regeneradora, ni tan siquiera formal, de enmendar este pronunciado descrédito. El sino mortal en el contexto de las relaciones laborales posee el humor negro de reivindicar el puesto de trabajo que puede transformarse en futura tumba. Hace 125 años se proclamó el 1 de mayo como Día Internacional del Trabajo por el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional. En 1886 la reivindicación de la jornada de 8 horas desembocó, tras una cruenta jornada de huelga, en la criminalización de ocho trabajadores. Tres fueron condenados a prisión y los cinco restantes –tres periodistas, un tipógrafo y un carpintero- ejecutados en la horca. La memoria es fedataria del olvido.

La educación acosada. El hostigamiento psicológico al que vienen siendo sometidos alumnos, padres y profesores no tiene límite. El Ayuntamiento de Valencia se arroga el derecho de abandonar a su suerte a 52 niños. Les deniega la beca para poder acceder al comedor escolar alegando el impago de impuestos. Curiosamente estas ayudas cubren entre el 50 y el 100 por ciento de su coste y están destinadas a familias que se encuentran en riesgo de exclusión social y no pueden hacer frente a ciertos gastos. La concepción ideológica con la que el consistorio levantino afronta este desvarío no deja lugar a dudas: mercantilización de los derechos. Aunque no sería descabellado, teniendo en cuenta el perfil de la primera ciudadana de Valencia, su alcaldesa, considerar el desahogo y la provisionalidad como razones para entender este despropósito. Sobre todo cuando apenas habían pasado 24 horas la Concejalía de Bienestar Social corregía esta absurda decisión. Inevitablemente el desarrollo de estos acontecimientos nos lleva a pensar en manos de quienes estamos. La torpeza y la ignorancia definen una actuación, afín a otras tantas, vaciada de contenido y dictaminada por el capricho. La política ejercida desde el pensamiento, el sentido común y la sensibilidad social, reivindicada por los ciudadanos, es equidistante de esta otra dominada por el desconocimiento, la visceralidad y la arrogancia como seña de identidad.

dsxchap

El Museo de la Mierda abre sus puertas. La ciudad italiana de Castelbosco es el lugar donde se situa esta extraña alegoría de la modernidad. Se trata de una instalación ecosostenible en la que su propietario aprovecha los más de 100.000 kilogramos de excrementos que generan las 2500 vacas productoras de queso, para generar energía y convertirse en un lugar de referencia artística. De hecho el museo cuenta con exposiciones de fotografía, pintura y dibujo en las que la mierda es el componente esencial. Esta singular iniciativa contiene en sí misma la proclamación de la heterogeneidad y riqueza del ser humano cuando interpreta la realidad desde una perspectiva innovadora. Por contra el nauseabundo olor que procede de las estancias institucionales de este país es insoportable. Sumidas en un proceso de decadencia y mediocridad, liderado por una clase política absorta en intereses espurios, atenazada por la fidelidad partidista o, sencillamente, incapaz de confrontar con la mentira, el abuso y la corrupción al ser parte implicada en tales desmanes. A pesar de la incorporación a la escena de nuevas formaciones políticas. Éstas parecen estar mediatizadas en tal medida que no logran sacudirse el estigma de lo politicamente correcto y se embargan de la corresponsabilidad para favorecer la formación del gobierno. El contrapunto parlamentario que representan, como expresión más cercana al ciudadano y a la realidad que este vive frente a los partidos de viejo cuño, empieza a erosionarse en Andalucía. La ruptura con la política de antaño debe tener elementos de contradicción y oposición que reflejen esa voluntad. En suma, hablamos de secuencias intermitentes cuya trayectoria y objetivo trasladan confusión e incertidumbre.
lunes, 4 de mayo de 2015.
 
El jovial Sísifo
Juan Goytisolo no pronuncia la literatura en vano

Irrumpe con distinción y estilo la fortaleza literaria de Juan Goytisolo en la ceremonia de entrega del Premio Cervantes. Frente a la extendida y pujante mediocridad, la serena y sólida excelencia.


2904153Lo finito precede. La consecuencia precisa de nuestros actos redunda inexcusablemente en ello. Abundar en otro sino menosprecia la naturaleza de nuestro ser. En el pormenor hallamos la dimensión equitativa del acontecer vital. Es ahí, en ese modo donde se manifiesta el pronunciamiento diferenciador sí despojado de vestiduras, arrobamientos y alabanzas, prevalece la autenticidad del acto. Independientemente que chirríe ante el utilitarismo imperante o la gloria sublimada por la decadencia institucional.

Juan Goytisolo no pronuncia la literatura en vano. Ni tan siquiera se recrea en ella. Sencillamente escribe. La escritura –su escritura- sostiene la enseña que procura la humildad en su oficio, desde el alumbramiento de un pensamiento que se resiste a obviar la realidad con la que pugna. “Llevo en mí la conciencia de la derrota como un pendón de victoria”. La evocación a Fernando Pessoa desmitifica la conciencia distante y distinta del escritor y la hace abrumadoramente humana. Sin embargo ello no destituye el afán premeditado y oportuno de su disertación en la ceremonia de entrega del Premio Cervantes de forjar, A la llana y sin rodeos, el corazón de las palabras hasta moldear la síntesis depurada y la emoción contenida. Justo equilibrio para vencer la indiferencia y asestar el último golpe, no por vano menos preciado, “Desde la altura de la edad, siento la aceptación del reconocimiento como un golpe de espada en el agua, como una inútil celebración”.

Duerme el centinela de la fama como un lirón. Aquélla es como un carro de nieve. Se deshace lentamente, humedeciendo a su paso el efímero rastro, hasta que se evapora. La obstinación en la notoriedad hace estragos. Sólo la literatura –qué discreta y que recompensa más conmovedora si la soledad y la sencillez nos aligera de lo innecesario para abordarla- emerge a la superficie como la madera en el naufragio. Frágil asidero con el que enfrentar el temible oleaje de la gloria mediática. Entonces el ánima machadina prende –“ya conocéis mi torpe aliño indumentario”- y se advierte en el que portan sus ochenta y cuatro años para no desmerecerse a sí mismo y explicitar la estética de lo cotidiano con su renuncia a la excepcionalidad a la que rehúye.

No divaga. Apunta certero. Como don Quijote en su irrefrenable cabalgadura hasta confrontar con los molinos de viento. “Las razones para indignarse son múltiples y el escritor no puede ignorarlas sin traicionarse a sí mismo. No se trata de poner la pluma al servicio de una causa, por justa que sea, sino de introducir el fermento contestatario de esta en el ámbito de la escritura”. Este inabarcable territorio se reduce paradójicamente a un destino, el mismo que tomara Alonso Quijano: ser ciudadano y caballero. Es decir la ensoñación del ideal y la realidad de la insumisión para no desfallecer y aliviar las heridas. La escritura: “lanza en astillero” y “adarga antigua”, símbolos para contender con la descarnada realidad y protegerse de su infinito dolor.

El autor de Señas de identidad no renuncia al inevitable principio y fin al que se consagra: empujar la piedra hasta la cima de la montaña y, tras un trabajo ímprobo, contemplar su descenso para, sin desfallecer, retornar al trabajo ingrato de reiterar el esfuerzo aparentemente estéril. El jovial Sísifo asume la perseverante tarea de empezar de nuevo. Al fin y al cabo el castigo divino al que se enfrenta, es un desafío ante el que no se arredra y con el que vive como razón de ser: el fracaso que lo acompaña sin compasión. Si no fuera así no existirían los “incurables aprendices de escribidor” y esa permanente sensación salobre de sed de escritura que nunca satisfacen. Otros son considerados escritores en la poderosa y altiva ola que sucumbirá plácidamente en cualquier playa desierta.
martes, 28 de abril de 2015.
 
'El barco faro': relatos que percuten belleza y conciencia
La introspección de estos relatos son la secuencia de una capacidad narrativa incontestable por su dimensión psicológica, el trasunto de la realidad y la preciada fabulación que precipita el lenguaje
La lectura nos redime y alivia. En esta afirmación no existe la pretensión maniquea de abundar en los aspectos terapéuticos que, innegablemente, pueden contraer las personas cuando se asoman a una obra literaria. Y no precisamente porque ésta posea y contenga ese fin, sencillamente porque al desentrañar su argumentación ponen en solfa la conciencia del individuo ante su propia biografía. Plano ficticio y contrapalano real plegados por la narración que no deslinda ambos universos. Más bien los vincula e, incluso, los entremezcla, agita y sirve como un todo vivencial y literario. Procura, a modo de ventanal, la visión amplia y nítida del pormenor de un acontecimiento que nos acompaña de uno u otro modo. Es la piedra en el zapato que nos obliga a pararnos y atender ese requerimiento tan insignificante como solícito.

091214central1

El barco faro -Editorial Impedimenta. Traducción de Belén Santana- es el título de la novela corta que es antesala de una serie de relatos que constituyen esta selecta obra. Sin duda una narración que, como deflagración o disparo a quemarropa, atrapa la atención del lector en primera persona para, posteriormente, abordarlo sin contención. El ser humano se enfrenta a sí mismo desde el grado de responsabilidad colectiva e individual que contrae en el reducido espacio de una vieja embarcación, rescatada de la reserva y anclada en el mar Báltico que cumple la misión, tras la segunda guerra mundial, de señalizar una zona marítima peligrosa para la navegación por la existencia de minas y concentración de bancos errantes. La tripulación, habituada a periodos de aislamiento, ve afectado su ordinario quehacer por la llegada intempestiva de tres hombres que pondrán a prueba las verdaderas convicciones que profesan. En este escenario sobresalen Freytag, el capitán del barco, y el doctor Caspary, un imperturbable delincuente que se nos presenta como maleficio esquizofrénico que obra en la indagación psicológica de aquél. Desde el arbitrio de un oscuro pasado, encubre su perspicacia existencial con el fundamento filosófico de la supremacía de quien ostenta la herramiento del poder como amenaza, "Lo que dice no es ninguna novedad, capitán, del mismo modo que hoy en día un revólver puede alterar el orden de las palabras, ya la honda más primitiva sirvió para cambiar el tono de la conversación entre las personas". Y a la que, según sus propias palabras "Todo hombre es igual a su enemigo", se opone su alter ego, el capitán, "Mientras creas que la única posibilidad de un hombre desarmado es negociar con la boca de un fusil, me da igual lo que sepas. Te dire una cosa, chico, nunca fui un héroe, pero tampoco quiero ser un mártir, porque los dos siempre me han resultado sospechosos. Murieron con demasiada facilidad, incluso al morir seguían estando seguros de sus causas..., demasiados seguros, creo yo, y esa tampoco es la solución". Esta visita inopinada, que coincide con la última guardia, provoca un enfrentamiento en el que la responsabilidad de los actos no siempre coincide con el proceder al que, en principio, podíamos entender como el correcto si apelamos a la conciencia en eviterna pugna con la culpabilidad. La violencia contenida es otro condicionante en la postulación de los principios morales y éticos a los que se ven abocados los personajes. Arrojados al proceloso mar de las contradicciones y, como naúfragos, con el deseo de llegar a toda costa a tierra firme. Otros elementos confluyen como el pasado, la soledad, la presunción, la incomunicación, el silencio. La narración en tercera persona posee empatía con la voz queda del capitán. La descripción del paisaje emocional se transfigura en el puramente real que transcurre en el navío preso de su propio destino, sin posibilidad de huida, al albur de las variaciones climatológicas o meramente azarosas, como lo son la de los propios actores de la historia. Un exilio claustrofóbico cuya tensión aumenta en cada página y en el que la atmósfera intempestiva de brumas y tormentas que azotan al barco adquiere unos matices de relato negro en la que la fuerza psicológica de los personajes no ceden un milímetro en sus pretensiones. Esta obra tuvo una versión cinematográfica dirigida en 1985 por el realizador polaco Jerzy Skolimowski. Los otros 9 relatos inciden en otras tantas miradas al ser humano, de menor extensión pero de acentuado estilo, detonadoras de otra realidad que se bifurca para contemporizar, incidir, esperanzar o malograr el decurso de los acontecimientos.

091214central2

Siegfred Lenz -Lyck, Prusia oriental, 1926-Hamburgo, 2014- con un lenguaje directo, sin ambages pero con una riqueza en la aprehensión de lo belleza consciente al que nos tiene acostumbrados, nos presenta esta selección de relatos publicados en 1960, hasta ahora inéditos en español. La pulcritud del autor de Lección de alemán es un rasgo caracterísitico de su prolífica producción literaria. Esta gavilla compuesta por 10 relatos es una muestra de su capacidad introspectiva a la que añade, con veraz inclinación y ponderado apasionamiento, el gusto por insertar en los diálogos la carga de profundidad que se traduce en los ambientes que habitan los personajes. Instintivamente presentados y resueltos desde la alegoría pero también con el componente inexcusable de su propio yo en respuesta al destino que les espera. En su proceder creativo el autor alemán no se inmiscuye aparentemente en la inmersión ética y moral. Su escritura conforma una celosía desde la que el lector asiste como espectador y con la que aquél imprime ese carácter de voyeur a éste para que recomponga el pensamiento en atención a lo que lee. Encajar las piezas argumentales para componer un todo. Entender la relación entre ellas y analizar su proyección en la resolución literaria que nos propone.

Impedimenta hace gala de una cuidada edición de continente y contenido que se agradece con justo veredicto. Incidir en este apartado no es una cuestión discrecional. La exigencia editorial contribuye en gran medida a la atención y respeto a la obra y autor como del lector que se aproxima a ella y se siente reconfortado por la distinción que señala el gusto por este satisfactorio encuentro. La calidad de la obra se acrecienta con la calidad que sustenta el soporte que la contiene.
martes, 9 de diciembre de 2014.
 
 
La resistencia como principio de identidad subjetiva
Reseña de 'Hadjí Murat', de Lev Tolstói
miércoles, 30 de julio de 2014.
 
Rendición de cuentas ante la belleza y el horror
Tras dieciocho años de elaboración y catorce desde su versión definitiva, ven la luz estos cuentos de exultante poder narrativo, cautivadora lectura y simbólico homenaje al arte
miércoles, 23 de julio de 2014.
 
'Elementos de rotación', de Ferrán Destemple
El signo que encierra la mirada escindida
viernes, 4 de julio de 2014.
 
'La muerte oculta', de Javier Sánchez Menéndez
Transpersonal viario de lo esencial
martes, 24 de junio de 2014.
 
'Aura de luz y agua'
Una obra de Francisco Vélez Nieto, tributo y ritual de la conciencia
jueves, 5 de junio de 2014.
 
'El pensamiento atrapado'
La obra de Abel Ros muestra como la reflexión obra contra el estigma de lo inevitable, para ofrecernos espacios de resistencia cívica
miércoles, 19 de febrero de 2014.
 
'Eterno reposo y otras narraciones'
Relatos inéditos que ensanchan el amplio horizonte y rico registro narrativo del autor de 'Vida y destino'
jueves, 13 de febrero de 2014.
 
Eterno reposo y otras narraciones, de Vasili Grossman, el intacto valor de lo humano
Los ocho relatos que componen esta obra, inéditos en España y seleccionados por Tzvetan Todorov, ensanchan el amplio horizonte y rico registro narrativo del autor de Vida y destino
lunes, 27 de enero de 2014.
 
Lolita Sevilla y Elvira Quintillá, miradas póstumas a un cine español irrepetible
En 1953 el embrutecimiento ardía como la fe
martes, 7 de enero de 2014.
 
Y yo me iré. Y se quedará mi voz como eco tardío
sábado, 28 de diciembre de 2013.
 
La literatura como acto de resistencia ante la abyección moral
Su espíritu es origen y causa de libertad y compromiso, también de desdichas, pero sobre todo de integridad
martes, 24 de diciembre de 2013.
 
'Estuario'
El mito del acorazado alemán Admiral Graf Spee es el origen de esta historia, de sugerente trama detectivesca
martes, 10 de diciembre de 2013.
 
'El prestamista'
La obra de Edward Lewis Wallant muestra la capacidad humana de expiar la culpabilidad sobrevenida
miércoles, 27 de noviembre de 2013.
 
'Los hermanos Sisters', de Patrick de Witt
El viaje de dos hermanos, asesinos a sueldo, en plena fiebre del oro. Una aventura que cotiza por valores inusuales en la tradición de este género
jueves, 7 de noviembre de 2013.
 
'Carpe diem', de Saul Bellow
Una magnífica obra del mapa mudo del alma naúfraga
jueves, 31 de octubre de 2013.
 
Libertad, igualdad y fraternidad en franco retroceso
La deportación de la adolescente Leonarda Dibrani define la degeneración del modelo social europeo
viernes, 25 de octubre de 2013.
 
'Futbolistas de izquierda'
La insólita mirada al balompié con un riguroso compromiso ideológico
martes, 22 de octubre de 2013.
 
...nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti
domingo, 6 de octubre de 2013.
 
El desencanto, expresión del panorama educativo en nuestro país
El descreimiento va tomando espacio en las aulas
martes, 1 de octubre de 2013.
 
Macchiaioli, manchas de conciencia en la pintura desde lo rural y cotidiano
Lienzos de una saga cuya conciencia les llevó a implicarse en la guerra de independencia italiana
miércoles, 25 de septiembre de 2013.
 
'Expatriados'
La obra de de Chris Pavone sumerge al lector un retorno al pasado de un ex agente de la CIA
martes, 17 de septiembre de 2013.
 
2013: una odisea del espacio político
El esperpento, género literario que creara Ramón María del Valle-Inclán, se incorpora al escenario político con el nuevo episodio de los ordenadores que evoca al supercomputador Hal 9000
viernes, 6 de septiembre de 2013.
 
Egipto enmudece mientras los sables desenvainan su brillo acerado
Las mezquitas se han transformado en provisionales campos de refugiados
viernes, 30 de agosto de 2013.
 
En tiempos de luz menguante, de Eugen Ruge
Premio Deutscher Buchpreis 2009
lunes, 26 de agosto de 2013.
 
Archivo
16/08/2013 Las bicicletas no son para El Cairo
12/08/2013 Medea en los infiernos
02/08/2013 En los infiernos
30/07/2013 La última noche, de Francisco Gallardo
16/07/2013 Los papeles
11/07/2013 La vida de los otros
08/07/2013 Marco Aurelio. Una vida contenida
04/07/2013 Viaje a la transparencia
02/07/2013 Relámpagos
28/06/2013 Tirititran tran tran
24/06/2013 El fuego que no se extingue
20/06/2013 La muerte anda puntillas
10/06/2013 Pescadores del Sur. Orillas de Carboneras
07/06/2013 Error de aproximación
04/06/2013 Rasguños, de Nieves Chillón
31/05/2013 La dosis del veneno
24/05/2013 Una lánguida resignación
02/05/2013 Los desahucios de la razón
25/04/2013 Los desahucios de la razón
25/04/2013 El corazón del lobo
18/04/2013 Empobrecimiento injusto
11/04/2013 En la senda del ensordecedor silencio
10/04/2013 La levitación
09/04/2013 El principio de Arquímedes
27/03/2013 Música, silencio y violencia
21/03/2013 Maleta de madera
08/03/2013 Recuerdos de un tiempo vivido
04/03/2013 Talismán
21/09/2012 Los miserables
14/09/2012 Pliegues de la ficción
06/09/2012 Náufragos en la balsa de piedra
31/08/2012 El paso de las Termópilas
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris