Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Michael Rubin


Email: igrussell@gmail.com
Michael Rubin
Últimos textos publicados
El verdadero móvil del secuestro de la embajada norteamericana
Es un error frecuente de concepto decir que la Revolución Islámica condujo a la ruptura de las relaciones irano-americanas
Hoy se cumple el 35º aniversario del secuestro de la embajada norteamericana en Teherán, un escándalo que acabó prolongándose durante 444 jornadas y que tuvo paralizada a la administración de Jimmy Cárter. Aunque la culpabilidad material del secuestro de la embajada recae en los estudiantes iraníes que respondieron al llamamiento del ayatolá Rujola Jomeini, la perspectiva también demuestra que fue un ultraje que no tenía porqué haber ocurrido.

Es un error frecuente de concepto decir que la Revolución Islámica condujo a la ruptura de las relaciones irano-americanas. Cuando Jomeini volvió del exilio el 1 de febrero de 1979, la Embajada de los Estados Unidos seguía abierta. De hecho, que hubiera tantos diplomáticos estadounidenses destacados en Irán y que la sede diplomática fuera secuestrada más de nueve meses después de la vuelta de Jomeini se debió exclusivamente a que Estados Unidos estaba decidido a conservar las relaciones y devolverlas a la normalidad.

¿Qué provocó entonces el secuestro de los rehenes? En muchos sentidos, no tuvo nada que ver con Estados Unidos. Los revolucionarios iraníes cerraron filas en torno al motivo común que combatían - al Shaj - y no en torno a lo que defendían. Jomeini prometía "una democracia islámica". Lo que se materializó no fue ninguna de las dos cosas. A principios de noviembre, las facciones ya empezaban a disolverse, a medida que los radicales se ponían a purgar sus filas de homólogos más liberales o nacionalistas. La víspera del secuestro de la embajada, Steven Erlanger, el joven periodista famoso por su posterior destino de corresponsal diplomático del New York Times, afirmaba que "la fase religiosa [de la Revolución Islámica] toca a su fin antes incluso de oficializarse".

Fue en el seno de esta marea política iraní que las tempranas e ingenuas tentativas diplomáticas de Jimmy Cárter sumieron de lleno a los Estados Unidos. El 1 de noviembre de 1979, el consejero de Interior de Cárter, Zbigniew Brzezinski, se reunió con el Primer Ministro iraní Mejdi Bazargan en los márgenes de un encuentro multilateral celebrado en Argelia para debatir el rumbo de las relaciones. Aunque no estaba autorizado para hacerlo, Brzezinski estrechó públicamente la mano al líder iraní, momento que un fotógrafo captó. Esa fotografía aparecería en la prensa iraní. Los teóricos conspirativos iraníes - que no eran pocos - la utilizaron como prueba de que Bazargan tramaba traicionar a la revolución. Los revolucionarios enarbolaron públicamente los despachos diplomáticos, "papeles del nido de espías", y filtraron de forma selectiva los nombres de los reunidos con el personal diplomático, poniendo fin a sus carreras, por no decir a sus vidas.

En la práctica,la incompetente actuación de Cárter y Brzezinski convertiría la embajada norteamericana en el trasfondo de una partida que inicialmente no tenía nada que ver con Estados Unidos y todo que ver con la intolerancia de Jomeini hacia quienes no compartieran íntegramente su visión. La diplomacia acometida de forma apresurada y descuidada tiene un precio. Bajo el clima incorrecto, dialogar puede perjudicar un montón.

¿Pero por qué se prolongó durante 444 jornadas el secuestro de la sede diplomática? Aquí se pone más interesante: Después de que los revolucionarios iraníes se hubieran apoderado de la embajada, inicialmente planeaban tener secuestrados a los diplomáticos norteamericanos durante 24 o quizá 48 horas, pero antes de llegar la caballería. De hecho, se concibió como una protesta con aspiraciones. Eso cambió después de que el equipo iraní de Cárter celebrara una sesión de emergencia en la Casa Blanca. En un detalle principal de mi libro reciente, Gary Sick, ayudante de Interior especializado en Irán, habría filtrado a la prensa la decisión de Cárter de desechar la opción militar. Cuando los secuestradores tuvieron noticia de esto, explican en sus memorias en persa, elevaron sus exigencias y decidieron optar por el secuestro largo. En ocasiones, las indiscreciones cuestan victorias.

Lo interesante de la premura de Obama por el diálogo diplomático a estas alturas es lo similar de la situación con la vivida hace 35 años. Después de que Obama escribiera al actual Líder Supremo Alí Jamenei en 2009, Jamenei respondió con una cáustica intervención preparada para coincidir con el trigésimo aniversario del secuestro. "Este nuevo Presidente de América dice cosas hermosas", escribía Jamenei. "Nos traslada mensajes constantemente, tanto orales como escritos: `Acercaos y pasemos página, alumbremos un nuevo clima, cooperemos en la resolución de los problemas del mundo'. ¡A este grado ha llegado!"

A continuación advertía a Obama de no poner las esperanzas americanas en formaciones más moderadas. "Los reformistas no pueden tender la alfombra roja a Estados Unidos en nuestro país. Ellos [Estados Unidos] han de saberlo". De igual manera, mientras Obama ha descartado en la práctica la intervención militar, Teherán elevaba el tono de su intransigencia, *cortaba la cooperación con la Agencia Internacional de la Energía Atómica en torno a las labores atómicas militares de Irán en el pasado y aceleraba su programa balístico.

¿Dónde deja esto a Irán y Estados Unidos entonces, 35 años después de que la República Islámica perdiera su control funcional y pusiera de manifiesto su desprecio a las normas de la diplomacia? Jamenei, como Jomeini antes, lleva en la práctica la iniciativa, por lo menos hasta que Estados Unidos elija democráticamente a un líder fuerte y verosímil. ¿En cuanto a Obama? Puede imponer su voluntad y adjuntar firmemente su legado a Irán. Por desgracia, como Cárter antes, no será por las razones que a él le gustaría.
jueves, 13 de noviembre de 2014.
 
Lecciones norcoreanas en la diplomacia iraní
20 años más tarde, Corea del Norte es potencia nuclear, más amenazante que nunca
Han pasado ya más de 20 años desde que la administración Clinton alcanzara su presunto acuerdo nuclear histórico con Corea del Norte. El propósito de la iniciativa diplomática norteamericana era impedir que Corea del Norte tuviera arsenal nuclear, a través de una serie de incentivos y mecanismos verosímiles de garantía. Hoy como ayer, los políticos parecían suscribir la noción de que un mal acuerdo es mejor que no tener acuerdo, a pesar de la retórica en otro sentido. Los negociadores de la época admitieron puntualmente haber advertido que estaban cerrando un mal acuerdo, pero estaban convencidos de que con regímenes comunistas desapareciendo por doquier, el tiempo de Corea del Norte se agotaba. Lo que nunca entendieron del todo en el caso de Corea del Norte como en el de Irán *es la importancia de la ideología para el régimen, y el hecho de que había suficientes incondicionales entre la cúpula y las fuerzas militares del régimen para resolver cualquier duda que opinión pública o reformistas pudieran haber tenido.

20 años más tarde, Corea del Norte es potencia nuclear, más amenazante que nunca. Sus artimañas comenzaron prácticamente en el instante en que firmó el Acuerdo Marco y los acuerdos posteriores. Wendy Sherman, que hoy encabeza el equipo de negociaciones con Irán, reaccionó a las informaciones del Pentágono por aquella época señalando las artimañas norcoreanas condenando a los expertos del Pentágono por inflexibles.

Avanzamos dos décadas: Obama busca un acuerdo con Irán que altere una herencia por lo demás lamentable, mientras funcionarios del Departamento de Estado antiguos y actuales como Wendy Sherman, Jake Sullivan o Bill Burns advierten que una forma de salir adelante a nivel personal es saltarse cortapisas diplomáticas, *tanto si vulnerar esas trabas es inteligente de cara a la seguridad nacional como si no.

Mientras la administración Obama se precipita a sellar un mal acuerdo con Irán, la noticia más reciente de Corea del Norte debería ser un toque de atención. Según la agencia surcoreana de prensa Yonhap:

/Corea del Norte habría botado un nuevo submarino capaz de lanzar proyectiles balísticos, fuentes gubernamentales y militares dijeron el domingo en Seúl, suscitando más inquietud en torno a las constantes amenazas nucleares y balísticas del vecino del Norte. Se sabe que el país comunista "habría finalizado la construcción del nuevo submarino tras importar un submarino de la era soviética de clase Golf y modificarlo", manifestó una fuente del gobierno bajo anonimato. La nave soviética se construyó en 1958 y se apartó de servicio en 1990. "El nuevo submarino tiene 67 metros de eslora y presenta 6,6 metros de batalla, y un desplazamiento sumergido en el rango de las 3.000 toneladas", declara la fuente.

*Aunque Corea del Norte todavía no domina la tecnología del lanzamiento balístico de superficie desde submarinos, se trata de un avance más en la trayectoria que Pyongyang viene describiendo sin alteración.

Volvamos a Irán: Aunque el régimen iraní dice desear la energía nuclear por motivos de uso civil, a primera vista tales afirmaciones no tienen ningún sentido: Irán no tiene reservas nacionales de uranio para alimentar un programa civil del alcance del que dice desear (ocho reactores) durante más de 15 años. Que Irán pueda alimentar su consumo con petróleo y gas mucho más tiempo y con una inversión *mucho más económica *debería arrojar dudas sobre sus intenciones. También el hecho de que Irán se haya puesto a trabajar en el desarrollo tanto de submarinos como de cabezas balísticas, cosas la primera de las cuales nunca ha formado parte del programa bilateral y a las que el Departamento de Estado parece estar dispuesto a hacerse el sueco durante sus negociaciones en el segundo caso.

Aunque el ejército estadounidense lleva a cabo maniobras de reciclaje constantemente, el Departamento de Estado nunca ha llevado a cabo ningún ejercicio de autoexamen a tenor de la razón de que su actividad diplomática *con regímenes disfuncionales haya fracasado estrepitosamente*. El Departamento simplemente nunca ha reconocido error alguno, y por eso los repite de forma constante.

Yo no estoy seguro de que alguien pueda llamar un éxito a las negociaciones americano-norcoreanas fuera de Pyongyang. Más bien han sido una catástrofe multimillonaria de proporciones colosales. Deberían ser un toque de atención, sobre todo cuando los negociadores iraníes han buscado su inspiración en Corea del Norte. Pero de haber algo positivo en las negociaciones, es la lección práctica que deberían representar para los diplomáticos estadounidenses, caso de que escuchen.
miércoles, 12 de noviembre de 2014.
 
Erdogan aspira a ser sultán, no un Putin cualquiera
No hay duda de que Erdogan es tan ideólogo como autócrata, y de que se considera por encima de la ley
El Presidente Recep Tayyip Erdogan, que ha convertido Turquía de aspirante a una democracia en la cárcel de periodistas más grande del mundo, cementerio de mujeres e incubadora del terrorismo, ha decidido llevar a nuevas cotas su culto al personaje inaugurando un enorme palacio nuevo que deja pequeña a la Casa Blanca (visite la comparativa de fotografías v’a satélite que publica el Washington Post para hacerse una idea de la escala). En la descripción del New York Times:

Sobre 20 hectáreas de bosque propiedad en tiempos del padre fundador de Turquía, Mustafá Kemal Atatyrk, el nuevo complejo presidencial tiene casi un millar de habitaciones, una red de tœneles subterráneos y lo œltimo en tecnología de contraespionaje. Es mayor que la Casa Blanca, el Kremlin y el Palacio de Buckingham. El precio divulgado: casi 350 millones de dólares. Luego está el nuevo avión presidencial puntero (en torno a los 200 millones de dólares, se calcula), por no hablar de las nuevas dependencias presidenciales de una mansión de la era otomana con vistas al fósforo, comprado todo para satisfacer las desproporcionadas ambiciones de un caballero: el Presidente Recep Tayyip Erdogan.

No hay duda de que Erdogan es tan ideólogo como autócrata, y de que se considera por encima de la ley. Carga contra quienes voten en su contra, se postulen en su contra o le critiquen. En la mente de Erdogan, los ecologistas que protestan contra la tala de árboles de los últimos espacios verdes del centro de Estambul son "terroristas", pero los que colocan artefactos explosivos en autobuses o decapitan a periodistas y cooperantes presentes en Siria no.

El New York Times pasa a comparar a Erdogan con el regidor ruso Vladimir Putin, comparativa que yo hice hace años en el Wall Street Journal. En aquel entonces, parecía que era lo que quería Erdogan, pero el líder turco en realidad podría desear más. Mucho más. A pesar de una política exterior que ha hecho a Erdogan persona non grata en gran parte de Oriente Próximo (Israel, Egipto, Siria, Irak, el territorio palestino no controlado por Hamás y puede que también Arabia Saud’ y los Emiratos çrabes Unidos), el líder turco sigue consider‡ndose un líder islámico y referente regional Es un sunní sectario hasta el tuétano. Ha anunciado sus intenciones de reformar Turquía segœn directrices religiosas, y ha prometido "alumbrar una generación religiosa". Es muy inteligente con respecto a los símbolos.

Allá por 2005, durante su intervención televisiva mensual, Erdogan sustituyó el fondo tradicional de la bandera turca y el retrato de Mustafá Kemal Atatyrk por una fotografía del mausoleo de Atatyrk y una mezquita. Los turcos entendieron el simbolismo: Atatyrk está muerto, pero el islam es el futuro.

Al construir su Versalles sobre el suelo de Atatyrk, hace lo propio. Atatyrk era el símbolo del laicismo, y Erdogan pretende enterrar el secularismo. Si Erdogan no estaba satisfecho siendo sencillamente primer ministro, y no está contento siendo simplemente el presidente de Turquía, entonces ¿a qué más puede aspirar? Aunque otrora pudiera parecer inverosímil que alguien aspirara a reanimar el sultanato otomano y el califato al que Atatyrk puso punto y final, Erdogan pretende hacer exactamente esto. No se diferencia tanto de Abœ Bakr al-Bagdadi en ideología como en t‡cticas y ambiciones. A pesar de todos sus discursos de restauración del califato panislámico, al-Bagdadi se concentra en el mundo árabe; las metas de Erdogan son m‡s amplias. El líder turco puede o no triunfar, pero probablemente piense que Dios está de su parte: Después de todo, de qué otra forma se puede explicar el meteórico ascenso de un antiguo tendero sin educación superior (en términos seculares por lo menos) a la cima del poder político.

Estados Unidos y Occidente niegan, igual que hasta hace poco negaban muchos turcos de izquierdas. Erdo?‡n puede descansar tranquilo, no obstante. Puede jugar sus bazas de forma deliberada, porque los diplom‡ticos y los periodistas occidentales siempre pasar‡n por alto su jugada hasta que sea demasiado tarde.
martes, 11 de noviembre de 2014.
 
 
Vaya, el tiempo vuela cuando Bin Laden está criando malvas
¿Cuántas veces tiene que reivindicar la autoría de los atentados del 11 de Septiembre Bin Laden para que los artistas de las conspiraciones dejen de culpar a todo hijo de vecino menos a él?
viernes, 7 de noviembre de 2014.
 
Erdoğán y Barzani marean a la prensa con Kobani
Estados Unidos ha presionado a Turquía, aliado de la OTAN, durante semanas para que haga más
jueves, 6 de noviembre de 2014.
 
Engañar a los diplomáticos: ¿Más fácil de decir que de hacer?
¿Obama desea utilizar nuestra voluntad de diálogo como medio de convencer a otros de presionar más a los iraníes?
miércoles, 5 de noviembre de 2014.
 
¡La OTAN se rinde! ¡Larga vida a la victoria talibán!
Escribo ese título medio en broma, por supuesto, pero traslada una idea grave.
lunes, 3 de noviembre de 2014.
 
La crítica se eleva a delito en Turquía
La cuestión va más allá simplemente de las redes sociales y la crítica en papel
viernes, 31 de octubre de 2014.
 
La raíz de los problemas económicos de oriente medio
Las economías árabes hoy se han descolgado de sus homólogas asiáticas septentrionales y podrían acabar muy pronto a la cola
jueves, 30 de octubre de 2014.
 
El Acuerdo Marco de Corea del Norte cumple 20 años
Clinton aspiró a alejar a Pyongyang de su desafío nuclear
miércoles, 29 de octubre de 2014.
 
Vigésimo aniversario del Acuerdo Marco de Corea del Norte
Aviso
martes, 28 de octubre de 2014.
 
Turquía muestra que Europa no es su sitio
"La democracia es como un tranvía"
jueves, 23 de octubre de 2014.
 
El triunfo diplomático precisa de voluntad para abandonar las negociaciones
Obama parece decidido a agravar el fracaso estrepitoso
miércoles, 22 de octubre de 2014.
 
¿Es Kobani en 2014 lo que Varsovia en 1944?
Muchos ciudadanos turcos advierten el cinismo de Recep Tayyip Erdoðán
viernes, 17 de octubre de 2014.
 
El ébola es la gripe española, no el SIDA
Cuando el contagio del SIDA se extendió, hubo categorías concretas de personas expuestas
jueves, 16 de octubre de 2014.
 
El problema pendiente que reviste el despliegue de efectivos regulares
Muchas de las intervenciones que ha ordenado Obama atacan inmuebles vacíos
miércoles, 15 de octubre de 2014.
 
¿Debería de haber límites al desplazamiento del docente universitario?
No hace falta decir que saltarme las lecciones de la administración de Yale fue la decisión correcta
viernes, 10 de octubre de 2014.
 
Las atrocidades islamistas y el final de la indignación
La opinión pública y los islamistas se está acostumbrando a tales actos de brutalidad
miércoles, 8 de octubre de 2014.
 
El problema no es Salaita; es la libertad de cátedra
martes, 16 de septiembre de 2014.
 
No todos los peshmerga son iguales
viernes, 12 de septiembre de 2014.
 
Cualquier estrategia contra el ISIS habrá de asfixiar su economía
jueves, 11 de septiembre de 2014.
 
Es hora de un momento Anwar Sadat en Oriente Próximo
Hay mucho loco en Washington y las Naciones Unidas
lunes, 4 de agosto de 2014.
 
¿Deben seguir aspirando a la presidencia de Irak los kurdos?
Con la elección de Barham Salij como candidato, no está claro que Barzani vaya a poder actuar de nacionalista kurdo y aspirar simultáneamente a seguir siendo un influyente
miércoles, 16 de julio de 2014.
 
¿Es el federalismo administrativo la solución de Irak?
Las charlas más interesantes giran en torno al futuro
martes, 15 de julio de 2014.
 
¿Merece una solución a la australiana la inmigración?
El gobierno australiano se reserva el trato especial en aquellos casos que buscaron de forma activa saltarse los controles fronterizos
lunes, 14 de julio de 2014.
 
¿Serán libres y justas las elecciones de Egipto?
Los estadounidenses deberían de haberse dado cuenta que las elecciones no hacen a las democracias
jueves, 24 de abril de 2014.
 
Las réplicas sísmicas de la debilidad norteamericana
La miopía es una epidemia en Washington, y siempre lo ha sido
viernes, 28 de marzo de 2014.
 
Archivo
27/03/2014 ¿En qué momento se cometieron los errores con Rusia, Turquía e Irán?
13/03/2014 ¿Se interesa Obama por los rehenes estadounidenses?
12/03/2014 Cómo no doblegar a Putin
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris