Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Luciano Sabatini
A un toque
Luciano Sabatini Genta nació en Madrid en 1979, por una de esas lides del destino. Su pasión por el deporte y la comunicación le convirtieron en periodista deportivo. No conviene olvidar que aunque es madrileño de nacimiento, sangre argentina, corre por sus venas por parte de padre y madre, lo que marca su manera de ser y sentir la vida. Romántico geminiano por carácter y por cábala, es un luchador incansable de lo que ama, en lo que implica cuerpo y alma. Ha pasado por la Agencia EFE, Canal +, UEFA.com, y diversos medios, de donde ha intentado rescatar los valores del periodismo deportivo y aprender lo que en la facultad no fueron capaces de enseñarle. Concibe su trabajo de periodista como una labor de comunicación y acercamiento social de una de sus dos pasiones, el deporte. Amante del deporte rey, el fútbol, publica los domingos “A un toque”, columna que define con precisión su postura ante el fútbol y la vida, y donde busca reflejar las verdades que otros no dicen o no se atreven a decir.
Luciano Sabatini
Últimos textos publicados
Bienvenidos a la Copa América de Venezuela
Luciano Sabatini
Hay vida más allá de la muerte, y fútbol más la de la Liga. Aunque el año impar nos deja en Europa sin Mundial ni Eurocopa, en Venezuela se dan cita las selecciones más potentes del continente sudamericano para disputar la competición de equipos nacionales más antigua de la historia: la Copa América.

Doce selecciones lucharán por la Copa, renombrada como Copa América en 1975, hasta el momento Torneo Sudamericano desde su estreno en el lejano 1916. La organización ha agrupado a los participantes en tres grupos, del que tendrán que salir los equipos derecho a estar en cuartos de final. Cada grupo merece una presentación y análisis individual:

GRUPO A
Está conformado por la anfitriona, Venezuela, junto a Perú, Uruguay y Bolivia.
A priori la favorita para ser primera del grupo debería ser URUGUAY (a pesar de su primer tropiezo, 0-3 ante Perú), dirigida por todo un clásico de los banquillos, Óscar Washington Tabárez, que tiene la misión de devolver glorias pasadas a los charrúa, pues son los que cuentan con más títulos (14) junto a Argentina. La delantera formada por Forlán y Recoba será la encargada de marcar los goles que la hagan avanzar.
VENEZUELA quiere seguir progresando en el panorama sudamericano y dar una buena imagen ante su público. El mallorquinista Arango es su estrella, y deberíamos tener mucho ojo con el lateral Rojas.
Julio César Uribe dirige la selección de PERÚ, que ha dado la sorpresa en su debut venciendo a Uruguay. El toque y la pausa marcan a un equipo en el que destacan los delanteros Pizarro, la "foquita" Farfán, del PSV, y Paolo Guerrero.
BOLIVIA es quizás una ed las selecciones de mayor gusto futbolístico, alrededor del balón, pero debe abandonar la condición de cenicienta. La estrella boliviana de los 90, Erwin "Platini" Sánchez será el encargado de dirigir a los Peña, Arce, y compañia.

GRUPO B
Es quizá el grupo más duro del torneo, donde la siempre favorita BRASIL deberá bregar con México, Chile y Ecuador.
La sección canarinha llega mermada por las "deserciones" de sus máximas estrellas, Ronaldo, Ronaldinho, Kaká y Zé Roberto que han preferido tomar vacaciones. Dunga será el encargado de defender el título vigente campeón, y para ello dará la oportunidad de que Robinho, Diego y Dani Alves lleven el peso del equipo. Los centrocampistas de contención copan la convocatoria, y está por ver si el fútbol aguerrido de Dunga convence a la torcida brasileña.
Hugo Sánchez dirige a MÉXICO, que llega tras el fracaso de perder la final de la Copa de Oro ante EE.UU. Muy cuestionado por la prensa, el ex madridista no ha conseguido que su equipo muestre el nivel de juego deseado. Márquez es el general del equipo.
Con Luis Fernando Suárez en el banquillo, ECUADOR intentará mantener la buena imagen que ofreció en el mundial de Alemania. Esta Copa América será el bautismo para jóvenes promesas como Felipe Caicedo, Cristian Benítez o Luis Antonio Valencia.
CHILE llega en medio de una convulsión interna. Su rendimiento es una incógnita que el seleccionador Nelson Acosta debe resolver. Calidad en todas sus líneas con Mark González (Liverpool), Matías Fernández (Villarreal) o Humberto Suazo (Colo Colo).

GRUPO C
Estados Unidos, Paraguay y Colombia intentarán bajar a Argentina de su condición de favorito en el Grupo C.
ARGENTINA debe aspirar a todo en esta Copa América. Por razones históricas (14 veces campeón), por idiosincrasia de un país volcado al deporte rey, y por que es justamente un pueblo que exige títulos tras 14 años de sequía. El "Coco" Basile no ha prescindido de nadie en la convocatoria, o nadie se ha bajado del carro, y se presenta con todas sus estrellas: Abbondanzieri, Ayala, Milito, Gago, Mascherano, Riquelme, Crespo, Cambiasso, etc... La nómina de estrellas y el gusto del entrenador les hace favoritos.
EE.UU., que llega al torneo como invitado, se encuentra mermado tras la edcisión de su técnico, Bob Bradley, de prescindir de sus estrellas que ganaron la Copa de Oro hace escasos días. No estarán Donovan, el volante zurdo Beasley o el defensor Bocanegra.
Por su parte, COLOMBIA, sigue arrastrando la sombra del "pibe" Valderrama, y buscará resultados en la mezcla de juventud, Hugo Rodallega y Edilson Perea, con la veteranía de otros como Iván Córdoba. Jorge Luis Pinto lleva las riendas desde los banquillos.
Para la garra guaraní de PARAGUAY la Copa América es la oportunidad de resarcirse de un fatídico mundial. Para ello cuenta con una amplia lista de grandes delanteros encabezados por Roque Santa Cruz, Óscar Cardozo (Newell´s), y Salvador Cabañas (máximo goleador de la Libertadores con el América de México).

domingo, 1 de julio de 2007.
 
Precaución, amigo campeón
Luciano Sabatini
El sufrimiento, la travesía en el desierto de títulos durante casi cuatro años han dado a su fin para alegría del Real Madrid. Tiempo para los festejos, Almudena, Ayuntamiento y demás, pero también para la reflexión y la toma de decisiones.

La pregunta es ¿Por qué el Madrid ha ganado la Liga? Y la respuesta se antoja compleja. La euforia está muy bien, pero una cosa es clara, el fútbol que ha practicado el equipo no ha sido bueno. Tampoco el equipo goza actualmente de jugadores de un desequilibrio extremo, habiéndose despojado de los Figo, Zidane y Ronaldo. En un análisis futbolístico el Madrid de Capello no funciona. Como es habitual en el italiano, su equipo carece de elaboración en el medio, ni extremos que ocupen las bandas con desborde. A pesar de lo que pueda parecer los dos volantes de contención no arropan a la defensa que no ha sabido juntar las líneas para achicar los espacios ni se ha mostrado segura.

Con nombres propios, Raúl ha jugado la mitad de la Liga fuera de sitio, Cannavaro ha estado irreconocible y delanteros de segunda línea como Carew o Güiza le han hecho un traje domingo sí, domingo también. Capello se ha empeñado en la pareja Emerson-Diarra, lo cual es un atentado al buen fútbol, con la gravedad añadida de dejar en ocasiones en el banquillo al único cerebro creativo que tiene el equipo, Fernando Gago, algo imperdonable. Guti tampoco ha jugado todo lo que merece, como media punta titular por la idea del doble pivote destructivo. Hasta Casillas ha sido puesto en duda por el italiano, asegurando en más de una ocasión que Iker sólo había realizado un par de paradas, cuando el portero blanco salvaba a los suyos con siete intervenciones de mérito por partido (una prueba más de que la defensa no ha funcionado). Y lo peor de todo, es que la afición no es tonta, y se da cuenta de todo.

En el haber del italiano hay que reconocer que el equipo ha recuperado el carácter y la raza que en otras temporadas se ocultaba tras una vergonzosa indolencia. Las remontadas da buena fe de ello. Además, Capello ha sido capaz de devolver un título a la casa blanca, cosa para la que fue fichado. Objetivo cumplido, pero ¿Es eso suficiente? También en los nombres el bueno de Fabio ha tenido ciertos aciertos: Van Nistelrooy ha resultado un gran rematador, un ariete que la apatía de Ronaldo pedía a gritos. Pichichi con 25 goles, muchos de ellos decisivos (Sevilla, Espanyol…), chapeú. Gran temporada también de Sergio Ramos, dándole mucha libertad para subir en el remate, y acierto cada vez que ha dado entrada a Guti, pero se queda a medio camino no contando con él en más ocasiones.

Pero Capello ha cometido demasiados despropósitos para querer llevarse ahora las mieles de la gloria. Es responsable de muchas de las lacras de esta temporada. Acordémonos de que Ronaldo ha abandonado el club por la irrisoria cantidad de 8 millones de euros, cuando el propio Milan había ofrecido 18 tres meses antes. Fabio quiso rescatarle del letargo en Septiembre, y ese intento frustrado ha costado 10 millones a las arcas blancas (o sea, un buen fichaje). Helguera fue marginado del equipo, despojándole del dorsal (¡Para dárselo a Diarrá!) y haciéndole entrenar con los juveniles, para luego contar con él un tercio de Liga como titular. Cassano presente y omnipresente como apuesta personal de Capello, al principio de la campaña resultó un fiasco. Beckham ha pasado defenestrado en la grada más de dos meses por fichar por otro equipo, y rescatado a petición popular para salvarle las castañas al mismo que le castigó. El técnico italiano ha girado como una veleta hacia donde soplaba el tiempo, y como tocado por una varita ha podido pasar las curvas peligrosas derrapando pero sin salirse, sorprendente. Pero si se juega mucho a la ruleta, se acaba perdiendo.

El último y no menos sorprendente de los gestos, es la butifarra que dedicó a la grada del Bernabeu, que por mucho que intentara maquillar con posteriores explicaciones, es un insulto al sustento del club, los aficionados.

Entonces, ¿Cómo se ha ganado la Liga? Con mérito, pero caminando al borde del precipicio, con remontadas en los minutos finales (léase ante Espanyol, Deportivo, Recreativo, etc…), no con victorias basadas en un juego sólido. Además, los blancos deben dar gracias a la tremenda pájara que ha tenido el Barcelona, producto seguramente de su propio ego de campeón.

El Real Madrid no puede esconder sus miserias bajo un triunfo. Pues una liga más o una menos cuando se tienen 30 es importante, pero no imprescindible. Sin embargo la grandeza histórica que se pierde con ridículos en su estadio ante equipos como Recreativo, Levante o Getafe, y la falta de señorío en la temporada es algo que si se olvida se tarda muchos, muchísimos años en recuperar. Entre festejo y festejo, a tiempo está de reaccionar.

jueves, 21 de junio de 2007.
 
Futbolista argentino que empiece con “M”
Luciano Sabatini
Las pistas son gráficas: recibe el balón en corto en el medio, caracolea entre dos adversarios para romper el ritmo y salir como una flecha pisando campo contrario. Desde el momento que regatea a su segundo rival sólo tiene una cosa en la mente, el gol. Directo a él y sin pausas, pasa burlón sobre el tercero y el cuarto, con dos quiebros que le hacen entrar en el área, donde sale el portero al que también convierte en un pelele con un sutil recorte hacia el interior. Entonces queda solo ante la red, a la que envía un pase más que un tiro, y ésta recoge con generosidad. 11 segundos para el ensueño, en los que la emoción pasa de 0 a 100 en una única carrera, en los que el murmullo va increscendo hasta que se dispara el júbilo con un gol de antología, el mejor del campeonato.

¿Ya lo tienen? Por si quedan dudas, una segunda pista: el balón controlado en la medular, acelera para ofrecer un pase a un compañero que devuelve picado por encima de la defensa. Entonces salta ante la salida del portero, el tiempo se para por un instante con ambos jugadores en el aire, la pelota dividida como único juez, la pausa de una foto para la historia. De repente el mundo se acelera, el balón sale en dirección a la portería mientras el portero aún flota en el aire. Un cabezazo certero quizás, anticipándose, pero no; picardía potrera a cambio, la mano antes que la cabeza de uno o los puños del otro. Pero el árbitro no lo ve, y señala el centro del campo mientras unos corren celebrando entre risas incrédulas y otros se apelotonan para protestar al colegiado: “Corré, corré, que no ha cobrado nada”. Ese nada fue la mano de Dios.

Maradona o Messi, Messi o Maradona. Los goles del Diego, los dos en el mismo partido del México 86, y justo ante los ingleses, sirvieron para echarles del mundial, y cobrarse cierta venganza por heridas no cerradas. Además sirvieron para dar gracias a Dios, por el fútbol y por Maradona, parafraseado a Víctor Hugo Morales.

El “pulga”, Lionel Messi, celebra el aniversario de aquellos goles con un calco de los mismos. Ante el Getafe en Copa, un tanto que da la vuelta al mundo, por destreza y preciosidad, pero también por ser como dos gotas de agua al lado del de Maradona 31 años antes. Pero no conforme con ello, semanas más tarde salta ante Kameni para pedir prestado a nuestra memoria y a su dueño aquella mano del 86, la mano de Dios, en un gesto inconfundible, era el Diego.

Cuando uno es niño (y no tan niño), juega a emular a sus ídolos, sueña con ser como ellos. Coge la pelota sin contrarios alrededor en el campo del barrio y empalma de volea con la izquierda para sentirse Zidane en el Hampdem Park de Glasgow, o avanzar con el balón pegado al pie, para amagar y dar de tacón entre las piernas de Berg, como Fernando Redondo en Old Trafford ante el Manchester. Pero Messi lo ha llevado hasta su máximo extremo. Este rosarino de tan solo 19 años ya ha dejado atrás sus etapas en las que no fuera admitido en River Plate por pequeño, por tener que pagar unos costosos medicamentos. Ha sido tocado y bendecido por un ángel. Los que anhelan la resurrección del Diego, ya le llaman, Diego Lionel Armando “Messidona”. La próxima cita para jugar a ser Dios, la Copa América.

miércoles, 13 de junio de 2007.
 
 
Vida en la America's Cup
Luciano Sabatini
sábado, 9 de junio de 2007.
 
La vida en, entre, de y desde la America´s Cup
Luciano Sabatini
viernes, 8 de junio de 2007.
 
La vida en, entre, de y desde la America´s Cup
Luciano Sabatini
viernes, 8 de junio de 2007.
 
Set en blanco para Nadal y Aguirre
Luciano Sabatini
miércoles, 23 de mayo de 2007.
 
Defensa de unas ideas
Luciano Sabatini
miércoles, 9 de mayo de 2007.
 
Defensa de unas ideas
Luciano Sabatini
martes, 8 de mayo de 2007.
 
A la larga o a la corta, meterla es lo que importa
Luciano Sabatini
miércoles, 25 de abril de 2007.
 
Crónica del superclásico
Luciano Sabatini
lunes, 16 de abril de 2007.
 
Ilusión no renovada
Luciano Sabatini
miércoles, 28 de marzo de 2007.
 
No hay liga
Luciano Sabatini
jueves, 22 de marzo de 2007.
 
Rijkaard vs. Capello
Luciano Sabatini
domingo, 11 de marzo de 2007.
 
Apuntes del derbi (segunda vuelta, mismo fútbol)
Luciano Sabatini
miércoles, 28 de febrero de 2007.
 
Piterman, una lacra para el fútbol
Luciano Sabatini
martes, 20 de febrero de 2007.
 
Gago, '5' albiceleste para muchos años
Luciano Sabatini
martes, 13 de febrero de 2007.
 
Retrospectiva del hundimiento blanco
Luciano Sabatini
martes, 6 de febrero de 2007.
 
Con un ojo en los banquillos
Luciano Sabatini
martes, 30 de enero de 2007.
 
Pocos regalos trajeron las Navidades a los grandes
Luciano Sabatini
lunes, 22 de enero de 2007.
 
Adiós Becks, pero la era galáctica se acabó hace mucho
Luciano Sabatini
martes, 16 de enero de 2007.
 
¿Sabe más el “cholo” que Lavolpe?
Luciano Sabatini
martes, 19 de diciembre de 2006.
 
Sevilla F.C. o cómo hacer las cosas bien
Luciano Sabatini
martes, 12 de diciembre de 2006.
 
Reviviendo el espíritu de Sergio Goycochea
Luciano Sabatini
lunes, 4 de diciembre de 2006.
 
El sentimiento frente a la tecnificación
Luciano Sabatini
martes, 28 de noviembre de 2006.
 
El fichaje de Gago destila fútbol
Luciano Sabatini
martes, 21 de noviembre de 2006.
 
Emperador Van Nistelroy
Luciano Sabatini
lunes, 13 de noviembre de 2006.
 
Archivo
07/11/2006 Los nuevos “cinco magníficos” del Zaragoza
05/11/2006 El Celta le birla con buen juego los tres puntos a un Madrid voluntarioso (1-2)
05/11/2006 Capello podría dar descanso a ciertos jugadores y alinear junto a Ronaldo a Beckham y Reyes como titulares
02/11/2006 El Madrid se lleva los tres puntos de rebote (1-0)
31/10/2006 Cirque du Soleil nos sumerge en 'Alegría', un mundo de color y fantasía
31/10/2006 “Los productores”, el éxito de Broadway versión española
31/10/2006 ''Allí donde hay talento lo rescatamos para nuestros espectáculos''
31/10/2006 Las bondades de Aguirre
24/10/2006 La flor de Capello
22/10/2006 El Madrid lava la cara a un Barça irreconocible (2-0)
16/10/2006 Capello y los '50 días en Madrid'
03/10/2006 Pinceladas del derbi
01/10/2006 Empate y polémica en el derbi entre Madrid y Atleti (1-1)
29/09/2006 Madrid y Atlético afrontan el derbi más igualado de los últimos años
26/09/2006 El Madrid frente al Dinamo de Kiev y sus fantasmas
25/09/2006 Boca Juniors, campeón de campeones
18/09/2006 Raúl, objetivo de las discordias
17/09/2006 Reyes saca al Madrid de la apatía (2-0)
15/09/2006 El Madrid a resarcirse del varapalo europeo ante la Real
13/09/2006 El Madrid repite derrota y mala imagen en Lyon (2-0)
12/09/2006 El Madrid busca la revancha en su estreno frente al Lyon
11/09/2006 Juguemos al fútbol ficción
05/09/2006 Madrid y Villarreal naufragan en su debut liguero (0-0)
05/09/2006 Madrid y Villarreal naufragan en su debut liguero (0-0)
05/09/2006 El sevillano es cedido por el Arsenal al equipo blanco
28/08/2006 El nuevo Madrid es… ¡Emerson y Diarra!
27/08/2006 Madrid y Villarreal naufragan en su debut liguero (0-0)
25/08/2006 El Real Madrid se estrena ante un difícil Villarreal
21/08/2006 La cuenta atrás
13/08/2006 La sombra del doping planea sobre Goteborg
06/08/2006 La magia del “kun” Agüero
30/07/2006 Cannavaro, Emerson y otros chicos del montón
16/07/2006 ¿Dónde está Kaká, Sr. Calderón?
09/07/2006 Lippi frente a Doménech
02/07/2006 Un Mundial que está castigando el juego
25/06/2006 El árbitro de las tres amarillas por expulsión
18/06/2006 España, del fracaso al campeón en noventa minutos
11/06/2006 La Argentina de Pekerman
28/05/2006 Ronaldinho no siempre ha sido tan bueno
21/05/2006 Un periodista de lo más jugón
14/05/2006 A tortas con las fechas
07/05/2006 Memphis, cielo e infierno para Gasol
30/04/2006 Con Zizou, el fútbol dice adiós
23/04/2006 Ancelotti, ¿Es éste el hombre?
16/04/2006 Gago, sucesor de Redondo
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris