Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
Jorge García
Fuera de juego

Jorge García
Últimos textos publicados
Líneas para trazar el futuro de Schuster
Jorge García
Las últimas actuaciones del Real Madrid han rozado la vergüenza y provocado que todas las dudas y defectos que la plantilla, el entrenador y el cuerpo técnico pudieran mostrar se transformasen en realidades condenables y fáciles de comprender. Ya no existe el temor a que la plantilla sea corta y esté descompensada. Ahora se tiene la certeza, previa demostración frente a Juventus, Málaga, Irún y Valladolid, de que algo no va bien. Y como siempre pasa en el fútbol, las miradas necesitadas de un responsable a quien culpar y castigar con la máxima contundencia apuntan a Bernardo Schuster.

El alemán ha sido ratificado, lo que significa que le queda muy poco crédito. Si alguien tiene que salir a defenderle significa que existen demasiados ataques. Algunos de ellos, eso sí, justificados. Sobre todo los que se sustentan en la imagen del equipo. Sin embargo, más allá de la proclamación de despido o mantenimiento que puede tener cada uno, es importante contar con unas líneas y unos hechos relevantes para decidir si el alemán debe continuar al mando del equipo madridista.

Falta de sustituto. Uno de los aspectos más importantes que puede haber para decidir si se cesa a Schuster. Actualmente no parece que haya ningún entrenador disponible que esté a la altura del banquillo blanco, que cumpla los requisitos de la dirección (experiencia, contraste internacional, etc) o que pueda aportar algo más o algo distinto a lo que está haciendo Bernardo. Los nombres que se barajan suenan más a parches sin confianza que a la creación de un proyecto nuevo, diferente y mejorado con respecto al actual. Además, la necesidad de adaptación del técnico al equipo y viceversa juega en su contra a estas alturas de temporada.

Marcar el límite del crédito ganado. Schuster tiene o ha tenido crédito. Se lo ganó el año pasado, consiguiendo el campeonato. Más allá de la actuación en Europa o de la falta de competitividad de Sevilla o Valencia, la victoria está ahí y será lo que se recuerde. Fue la Liga de Schuster y así seguirá siéndolo. Sin embargo, el límite de ese crédito conseguido es primordial para decidir si continuar o no con el mismo entrenador. ¿Demostró la temporada pasada su sello en el equipo? ¿Influyó lo suficiente como para ser clave en el triunfo conseguido? Son preguntas necesarias de respuesta para un criterio razonable y completo.
El grado de culpabilidad de Mijatovic. Conviene resaltar primero que la importancia de la actuación de Ramón Calderón en el estado actual del equipo no merece la pena analizarla, porque es el único intocable de la estructura del club. Por mucho que se pudiera demostrar que las cosas no las está haciendo bien, va a seguir al mando. Por lo tanto, sólo nos queda Pedja. Y los resultados de éste no son muy buenos. Todo lo contrario. En verano no se ha trabajado (o gastado) lo suficiente, y se quedó la sensación de que podía haber hecho más.

Sólo Van der Vaart se sumó al barco. Un lateral izquierdo de garantías, un delantero o algún hombre de banda son necesidades que no se cubrieron, y que ahora se pagan. Necesidades que se han transformado en problemas, sólo solucionables en el mercado invernal. Con la lesión de Van Nistelrooy y la demostración de que Marcelo es un jugador muy mediocre, el equipo está demasiado cojo.

Imagen frente a resultados. Cuando se cesó a Capello por Schuster, la intención del club era conseguir lo mismo que con el italiano pero con el buen juego que el alemán mostró en Getafe. La temporada pasada sólo se consiguió lo primero. Con eso se ganó el crédito para que ésta fuera la definitiva: la vez que el Real Madrid volviera a divertir a su afición. Pero nada más lejos de la realidad. El objetivo de jugar bien se ha difuminado, rebajándose hasta el mero cumplimiento de la victoria (100% Capello). Si la decisión se basase sólo en este aspecto, Schuster estaría fuera ya.

lunes, 24 de noviembre de 2008.
 
La sabia decisión de Baptista
Jorge García
Un futbolista debe dedicarse a jugar al fútbol. Una frase clara, simple, incluso tonta. Los jugadores de fútbol, cobran por jugar. O deberían cobrar por jugar. Santiago Ezquerro, por ejemplo, jugador del Barcelona hasta esta temporada, se ha pasado varios años de su carrera deportiva cobrando por ir a entrenar, sentarse en el banquillo y viajar con su equipo. Siendo consciente de su nula participación en el juego culé y de que sus esperanzas de progreso eran fantásticas y utópicas, Ezquerro, sin pudor ni remordimientos, ha rechazado todas las ofertas que le han llegado. Comodidad frente sacrificio. Dinero frente a trabajo.

Pero no es el objetivo de este texto atacar al jugador vasco, en parte porque como él hay muchos más jugadores que optan por ingresar mucho y correr poco, anteponiéndolo a cobrar menos y ser futbolista, profesional, trabajador. Sin embargo, no todos son así. En clara oposición con este tipo de mercenarios se encuentra otro tipo de jugador que busca practicar el fútbol, ganarse el dinero que le dan, cumplir con su profesión. Un ejemplo actual de este tipo de futbolista es Julio Baptista.

La Bestia era consciente de que con la llegada de Van der Vaart su participación en el Real Madrid iba a ser más testimonial que relevante. Y con gran demostración de raciocinio y coherencia, de profesionalidad al fin y al cabo, ha decidido que no quiere cobrar tres millones de euros al año para jugar tres partidos amistosos y alguno de Copa del Rey. Ha preferido buscar un sitio donde jugar que uno donde gastar. Y en principio parece que el destino para seguir haciendo lo que sabe es muy bueno: Roma.

Tenía varias ofertas de Inglaterra, pero su experiencia en las islas con el Arsenal no le dejó un buen sabor de boca. Además, equipos como el Newcastle no son precisamente un seguro de tranquilidad y ambición. Sin embargo, la Roma puede ser el equipo ideal para Julio. Un club con un proyecto serio, ambicioso, que jugará la Champions este año, con una gran plantilla y varios compatriotas y amigos en sus filas. No parece un mal destino. Sobre todo, porque le garantiza justo lo que él busca y muchos rechazan y detestan: jugar al fútbol.

Conseguir un puesto de titular no parece difícil. La Bestia está un escalón por encima de Perrotta, típico futbolista que busca la pelota para dársela a otro, por lo que se cumplen todas las condiciones para que volvamos a ver al futbolista del Sevilla que tanto impresionó. Sin duda parece una sabia decisión.

martes, 19 de agosto de 2008.
 
Comienza el verano
Jorge García
Después de vivir el desenlace de una Eurocopa en la que sólo creían unos pocos locos y que ha acabado eliminando a todos cualquier atisbo de cordura, comienza el verano futbolístico en nuestro país y en el continente en general. A partir de ya, rumores, portadas, culebrones, cifras y debates formarán parte de la actualidad de nuestro balompié. Estos dos meses son los de “temporada alta” para los directores deportivos de los clubes, una profesión deseada por muchos, incluso por el que escribe: máxima comodidad, buen sueldo, y, sobre todo, permiso para gastarte mucho dinero que no es tuyo, en los jugadores que tú quieras. Lo dicho, un chollo.

Capítulo aparte merece la prensa deportiva en estos meses. Con unos medios centrados casi en su totalidad en el fútbol, cosa que me parece lógica y justa, se corre el riesgo de perder el equilibrio cuando el balompié descansa. Los periódicos no tienen ahora ningún paréntesis, y deben de seguir saliendo todos los días. Por eso, la avalancha de nombres, rumores e informaciones sobre reuniones secretas y operaciones revolucionarias aparecerá cada jornada. Es una potenciación masiva y máxima de lo que el resto del año es el recurso a la falta de noticia.

Pero volvamos a los fichajes. La profesión de director deportivo es muy deseada, pero su trabajo y sus consecuencias son transparentes. En cierto modo, puede ir casi a la par que la del entrenador: si no se gana, se ha hecho mal, si se vence, te quedas otro año. Así de sencillo y de complicado a la vez. La importancia del trabajo de este apartado técnico es primordial, clave, necesaria en cualquier club que se precie. Porque deciden cuál va a ser la materia prima de la empresa, sus trabajadores: los jugadores. De ellos dependen las acciones de los dirigentes, los bolsillos de su presidente y las emociones de sus hinchas. Por eso, el nivel de eficacia que tengan sus decisiones es importante.

El año pasado, por ejemplo, se dijo constantemente y con toda la razón que el Atlético de Madrid tenía muy buenos jugadores en su plantilla, pero que ésta estaba descompensada. Sabiendo esto, la mayoría de dardos se dirigían a Javier Aguirre: craso error. La responsabilidad de esa descompensación de plantilla es en gran parte de su director deportivo, que no supo elegir lo que necesitaba su equipo. Quizá los fichajes de Eller, Reyes, Zé Castro o Abbiati no son motivo de orgullo. Esto prueba la importancia suprema de la competencia, experiencia y conocimiento de un puesto de esas características.

Por lo tanto, es su turno, señores directores deportivos. Tienen un puesto deseado por millones de futboleros, ya que si hay 45 millones de seleccionadores nacionales, seguramente también exista el mismo número de aficionados que saben lo que necesita su equipo, a qué jugadores traería, de qué forma jugaría y por quién pagarían una millonada. Por lo tanto, aprovéchenlo, y sean consecuentes de sus actos. Porque de su actuación en verano depende gran parte de los posibles éxitos conseguidos en el invierno.

sábado, 5 de julio de 2008.
 
 
Abran los ojos: Estamos en la final
Jorge García
domingo, 29 de junio de 2008.
 
El peor rival, la mejor victoria
Jorge García
domingo, 22 de junio de 2008.
 
Día de confirmación
Jorge García
domingo, 15 de junio de 2008.
 
Que España vaya de verde
Jorge García
sábado, 7 de junio de 2008.
 
Cuando el que manda se equivoca
Jorge García
domingo, 1 de junio de 2008.
 
Cristiano
Jorge García
domingo, 25 de mayo de 2008.
 
Ahora hay motivos para ser del atleti
Jorge García
lunes, 19 de mayo de 2008.
 
Archivo
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris