Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Esther Videgain
Esther Videgain
Un poema de Esther Videgain
El cristal de las retinas quedó negro,
opaco, sin luz ni brillo,
sus ojos estaban secos del dolor.

El cristal de las retinas quedó negro,
opaco, sin vida alguna,
sus ojos lloraron cien mil ríos de lamento.

Lentamente, se cerraron para siempre...
sus retinas quedaron en negro luto,
opaco, el cristal de su mirar se rompió en cien mil pedazos amargos.

Artículos del autor

Adrián, tenía cien mil deseos y mil lamentos, los guardaba en su saco viejo...
Había una vez... algo que contar, había una vez... algo que callar.
La luna pasea, por estos mil tormentos, mientras observa mis estrellas negras.
Esta vida acaba de morir, por ser tú el roba corazones, sin piedad mi karma quedó gris luto algo oscuro.
Es esa mera idea, de querer ser aquel viejo karma, de querer ser el único dueño de ese tic-tac de tu corazón tardío y algo acostado en su silencio.
Cara y cruz, en este juego de mil karmas algo fundidos, cara y cruz...
Por mi mente pasean, esos recuerdos que tristemente se van, y ese adiós que es este hasta luego tan odiado.
Digo adiós, a este tormento negro, y a éste que se fue sin más.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris