Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Aurora Peregrina Varela Rodriguez
Aurora Peregrina Varela Rodriguez
Un poema de Aurora Varela

Siempre la misma rutina

me fastidia.
Siempre tu amor con medidas
me enfría.
Que el amor son puertas abiertas
y se ama al rico y al pobre
al sano, al enfermo.
al plebeyo, al noble.
Que el amor un campo abierto sea
noble de fresca brisa,
noble de esperanza,
firme en su luz, y su luz, eterna.
Que nos amemos todos
y amor sean puertas abiertas
cielo azul sin medida,
olvido de la melancolía,
que el que ama su alma llena
de flores frescas y eternas.
No hay rutina en un amor limpio
palabras sinceras,
caminos abiertos a la vida,
mirarse a los ojos y no sean mentiras.

Artículos del autor

Sueño la luna y el sol y las estrellas en la tarde de gloria llena para mí, sueño gritar... libertad, ya lo sabéis, sueño sin detenerme a pensar. He triunfado en medio de la adversidad de cartón piedra y seré dichosa por haber conseguido, por fin, la paz. Llenar páginas blancas para decir lo que siento, lamento profundo y clima descontrolado. Páginas escritas por una analfabeta que siente pena de sí misma y plashhh, quiere irse, por eso tiene el pasaporte en su mano derecha.

Coruñés que la envuelve en franco amor verdadero, 

hermana envuelta en sueños de amistosa luna crema.

Me gusta viajar, es algo maravilloso, el día tres de febrero voy a Castellón, son diez horas de viaje en autobús, pero creo que merecerá la pena… No sé que habrá allí, pero allá voy. Cuatro días para recorrerse la zona, preciosa, compensa, por eso voy, viajo por 180 euros de costo. Irá mucha gente mayor, de más de 60 años, yo tengo 32, pero no me importa.

Laca en el pelo y perfume en la ropa para conquistarle, porque me gusta él.

Las luces se apagan para mí, no quiero vivir, el que nació para amarme queda atrás, pues no puede ayudarme, no me podrá socorrer. Es algo a lo que debo enfrentarme sola, el triunfo o el fracaso será solamente mío. En realidad, estamos solos en la vida, en ocasiones ni la familia puede ayudarnos.

Confidente y valiente, es un Sol por buena gente.

Me acosté y no dormía, probé todas las posturas, me levanté a escribir aún a sabiendas de que lo hacía mal y sin tiempo, quizás por eso, perdiéndolo por completo, tanto oro como es. Me recosté sin haber aprendido a olvidarme de usted y sufrí como el sol de noviembre cuando lucha contra las nubes para transformarse en el rey.

Tuve muchísima tos, tosí cuanto quise y mi alma hice pedazos, me rompí toda, tuve tos y mi vida se partió en mil trozos con ello, lamento, tormento y arruga en los bellos ojos, que ya no me podré sacar jamás.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris